Exigen a gobiernos de la región proteger a las personas LGBTI+ durante la pandemia de COVID-19

gaylatino-sobre-coronavirus

Desde GayLatino exigimos a los gobiernos de las naciones latinoameticanas impulsar acciones de protección a las personas LGBTI+ durante ésta pandemia, no solo en materia sanitaria sino incluyendo además políticas públicas en el ámbito de la economía, el trabajo y la vivienda, con especial foco en las personas de nuestra comunidad en situación de calle, vulnerabilidad y pobreza. La cuarentena y el distanciamiento social no serán posibles si hay personas LGBTI+ con baja expectativa de vida, expulsadas de sus hogares, sin ingresos, sufriendo la violencia y la discriminación.

La experiencia del VIH puede ser de utilidad en tiempos de COVID-19, si bien es importante recalcar que ambos virus son diferentes. Por un lado, el VIH es más difícil de transmitir y su periodo de incubación es mucho más largo. No obstante, la respuesta de los gobiernos a nivel mundial fue lenta e ineficaz y esto costó incontables vidas. El VIH nos deja unas lecciones que instamos desde GayLatino a aplicar en las diferentes políticas de América Latina:

1. Actuar rápido y pensar en los peores escenarios:

Las personas transmiten mayormente el nuevo coronavirus justo después de contraerlo y antes de demostrar síntomas, tal como ocurre con el VIH. Por eso es importante actuar rápido para prevenir y poner a disposición testeos de manera masiva. Conocer la situación de cada persona frente al COVID 19 salva vidas. Está comprobada también la eficacia del distanciamiento social y otras medidas tales como cancelar eventos grandes, suspender las clases,evitar las aglomeraciones, etc. Ese distanciamiento social requiere medidas afirmativas de los Estados que amortigüen el efecto que la caída de la actividad económica va a producir en todos los sectores de la economía, pero con especial virulencia en los sectores de la informalidad. Las y los trabajadores sexuales y les trabajadores no registrados o que se encuentran en situación de precariedad deben ser el centro de esas políticas.

2. A la larga nos afecta a todas las personas:

Al igual que como pasó con el VIH, el coronavirus no se limita a poblaciones claves sino que puede terminar afectando a toda la población en general si no hay medidas de prevención pensadas para todas las personas. El trans odio y el homo odio fueron (y siguen siendo aún) graves obstáculos en materia de respuesta al VIH- En el caso del coronavirus, lo es la xenofobia. La respuesta a la pandemia debe hacerse en base a la ciencia y evidencia, no a los prejuicios. Está comprobado que la discriminación y los prejuiciso socaban las condiciones para una ciudadanía plena y repercuten en numerosos ámbitos sociales y comunitarios, exponiendo particularmente a estos grupos a los efectos de las pandemias.

3. La salud pública es innegociable y crucial:

En los países desarrollados, el financiamiento a la investigación y la sanidad encabezadas por los Estados permitieron que el VIH sea hoy una enfermedad crónica más, no una pandemia devastadora. La salud es un derecho humano, y por tanto no puede estar sujeta al arbitrio y codicia de los mercados. La experiencia de países que han eliminado o desfinanciado su sanidad pública para beneficiar al sector privado ha sido nefasta. Un ejemplo de ello en la región es Argentina que durante el gobierno de Cambiemos, con la eliminación del Ministerio de Salud afectó especialmente a la población con VIH. Sin sanidad pública, no podemos hacer frente a las pandemias.

Así como con el VIH, al nuevo coronavirus debemos responderle desde la ciencia. Además, la garantía de todos los derechos humanos para todas las personas es fundamental y debe ser transversal a toda respuesta a la pandemia: políticas públicas son también indispensables para abordar la desigualdad que vivimos las personas LGBTI+.

Necesitamos que los Estados inviertan en sanidad pública, investigación científica y políticas que garanticen los derechos humanos. Hoy más que nunca.

Fuente: https://www.redgaylatino.org/gaylatino-exige-a-gobiernos-de-la-regi%C3%B3n-proteger-a-las-personas-lgbti-durante-la-pandemia-de-covid-19/

ILGALAC ANTE LA PANDEMIA DE CORONAVIRUS Y SUS EFECTOS EN NUESTRA REGIÓN

coronavirus

ILGALAC hace un llamado a adoptar una perspectiva antidiscriminatoria y de derechos en la implementación de las medidas que los Estados de la región realicen ante la pandemia de COVID-19 tomando en cuenta la desigualdad que viven las personas LGBTI+ en nuestros países.

Nos encontramos atravesando un tiempo muy complejo a nivel mundial. Hace unos días atrás la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el nuevo virus COVID-19 alcanzó la fase de pandemia global. Muchos Estados están declarando la Emergencia Nacional y medidas de aislamiento social. A la crisis sanitaria se le añade una crisis económica global inédita; una convergencia de factores que ponen al mundo en alerta.

ILGALAC es una red de grupos locales y nacionales dedicados a la conquista por la igualdad de derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex (LGBTI) y su liberación de todas las formas de discriminación existentes. Por lo tanto y ante este panorama de gran dificultad exhortamos a la presencia absoluta de los Estados de toda la región Latinoamericana y Caribeña y hacemos un llamado a cada gobierno para que tome medidas con perspectiva de género y diversidad sexual, teniendo en cuenta que en la gran desigualdad que atraviesa a la región nuestras realidades implican una mayor vulneración de derechos.

Es fundamental asegurar el acceso a los servicios de Salud y la medidas de prevención, dos campos en los cuales ya hemos detectado impactos desiguales hacia las personas LGBTI+.

Instamos por sobre todas las cosas a respetar los Derecho Humanos de nuestras comunidades teniendo en cuenta la identidad y la expresión de género, orientación sexual y las características sexuales de todas las personas. Se deben considerar las intersecciones y los contextos así como la situación de las personas que viven con VIH/SIDA, de aquellas privadas de la libertad, población en centros de asistencia social, en situación de calle, les migrantes, personas en situación de prostitución, trabajadores y trabajadoras sexuales y personas refugiadas que requieren acceso a servicios de salud de manera eficaz.

Reconocemos que la mayoría de las personas LGBTI+ laboran en el sector informal y sin cobertura médica, y ante esto es indispensable adoptar medidas, públicas y privadas para que los impactos en las economías de las personas LGBTI+ no sean aún más graves.

Exhortamos a las personas empleadoras y empresas que faciliten los medios, en la medida de lo posible, para que las personas trabajadoras realicen teletrabajo o reprogramen sus horarios, sin que ello afecte su estabilidad laboral. Los Estados deberán redoblar esfuerzos para informar alternativas, números de contacto y de seguridad ciudadana para proteger a las mujeres, niñas, niños, adolescentes ante el confinamiento establecido para que este no se convierta en violencia domestica

Por otra parte, promovemos el Derecho a la información y su debido acceso a todas las poblaciones mediante todos los medios y formas de comunicación, nuestros idiomas, lenguas indígenas y lenguaje de señas. A su vez, exhortamos a los Estados a fortalecer las redes de contacto y seguridad ciudadana para proteger a las mujeres, niñes y adolescentes ante la política de confinamiento establecido para que estas situaciones no deriven en contextos de violencia de género.

Debemos caminar estos tiempos con la convicción de que un Estado presente es la única alternativa para garantizar el acceso a la Salud pública de las personas LGBTI+ y que es la herramienta necesaria para erradicar las desigualdades en las cuales están emplazadas nuestras comunidades y que hoy hacen a nuestras vulnerabilidades insostenibles.

La solidaridad, la empatía y la puesta en valor de la diversidad son las únicas que nos ayudarán atravesar la complejidad de este tiempo.

ilgaLAClogos2

Fuente: https://www.ilga-lac.org/…/pronunciamiento-de-ilgalac-ante…/

Terapia de conversión. ILGA World publica una extensa investigación

ILGA World publica una extensa investigación global sobre las leyes que prohíben esta práctica desacreditada

Ginebra, 26 de febrero de 2020 – Un informe pionero publicado hoy por ILGA World ha puesto de manifiesto cómo, gracias a la incansable incidencia de activistas, supervivientes y organizaciones en el terreno, los Estados y les profesionales de la salud de todo el mundo se están pronunciando en contra de las llamadas “terapias de conversión”. Sus esfuerzos conjuntos son cruciales para proteger a las personas de un sinfín de prácticas pseudocientíficas que siguen teniendo un efecto destructivo en la vida de muches desde una edad muy temprana.

boy-erased-identidad-robada-pelicula-online-kvs--620x349@abc

Fotograma de la pelicula “Boy Erased”, basada en un hecho real sobre terapias de conversión.

Poniéndole límites al engaño – Un estudio jurídico mundial sobre la regulación legal de las mal llamadas “terapias de conversión” es una extensa investigación mundial sobre las leyes que prohíben estas prácticas desacreditadas tanto a nivel nacional como subnacional.

En el informe también se explora el vasto campo de las técnicas que se han utilizado en el pasado – y que se siguen utilizando en la actualidad – para tratar de modificar la orientación sexual de las personas lesbianas, gays y bisexuales, para evitar que les jóvenes trans realicen su transición o para hacer que las personas trans detengan o reviertan su transición, o para obligar a que nuestras expresiones y funciones de género se ajusten a los estereotipos sociales binarios de masculinidad y feminidad.

“En febrero de 2020, tres Estados miembros de las Naciones Unidas (Brasil, Ecuador y Malta) promulgaron leyes a nivel nacional para restringir las denominadas ‘terapias de conversión'”, explica Lucas Ramón Mendos, Oficial Superior de Investigación de ILGA World y autor del informe. “Las jurisdicciones subnacionales de otros tres Estados miembros de las Naciones Unidas (Canadá, España y Estados Unidos) han hecho lo mismo, con la esperanza de allanar el camino para que otros se muevan en la misma dirección. Durante demasiado tiempo, la experimentación y el abuso han tenido lugar bajo el manto legitimador de la medicina, la psicología y la ciencia”.

A lo largo del siglo XX, les profesionales de la salud mental recurrieron a la experimentación médica, la lobotomía, la castración, el reacondicionamiento masturbatorio, la terapia de aversión química y de electrochoque, la hipnosis y otras técnicas brutales e inhumanas en sus intentos de modificar la orientación sexual, la identidad de género y la expresión de género.

A menudo, les niñes y adolescentes han sido las principales víctimas de estas prácticas: en muchos casos, la incomodidad por la falta de conformidad con el género de le niñe ha sido la causa de gran parte de las motivaciones de les xadres y cuidadores para someter a sus hijes a “terapias de conversión”, ya que el hecho de no comportarse con los modelos socialmente dominantes de expresión de género, identidad de género u orientación sexual se presenta como un problema que hay que “prevenir” y “corregir”.

La protección contra tratamientos ineficaces y crueles similares es, lamentablemente, tan urgente como siempre: como se detalla en el informe, en numerosos países se siguen aplicando prácticas espantosas – incluidas “terapias” de electrochoque, internamientos forzados en “clínicas” y exorcismos – que empujan a personas de diversas orientaciones sexuales, identidades y expresiones de género a vivir vidas miserables y de autodesprecio, hasta las extremas consecuencias de cometer suicidio.

“Nuestra investigación muestra que, hoy en día, las principales fuerzas impulsoras de estas prácticas nocivas son les líderes religioses y los prejuicios. Muches han terminado buscando una ‘terapia de conversión’ para elles mismes, ya que percibían su orientación sexual e identidad de género en conflicto con su religión”, continúa Mendos. “Es vital que prestemos especial atención y escuchemos a les miembres de nuestras comunidades con experiencias vividas de fe”.

2020 podría ser un año importante en la lucha contra las “terapias de conversión”. “Se han introducido proyectos de ley para restringir estas prácticas mal informadas en los cuerpos legislativos nacionales de al menos 10 países”, explica Julia Ehrt, Directora de Programas de ILGA World. “Seis casos judiciales en todo el mundo fueron litigados con resultados positivos. Les funcionaries de los Estados y los organismos gubernamentales se están pronunciando, junto con los órganos de derechos humanos. Y, hasta la fecha, más de 60 asociaciones de profesionales de la salud en 20 países han repudiado los esfuerzos por ‘cambiar’ la identidad de género, la expresión de género o la orientación sexual de una persona.

La reforma jurídica es sólo una de las muchas vías que pueden explorarse para abordar las ‘terapias de conversión’: nuestro informe incluye una amplia gama de herramientas que les defensores de los derechos humanos pueden utilizar en sus esfuerzos de incidencia”.

A medida que más y más sobrevivientes encuentran el valor y la fuerza para salir adelante, nuestras comunidades están más decididas que nunca a poner fin a la “terapia de conversión”.

Nuestras vidas están en juego“, recuerdan Luz Elena Aranda y Tuisina Ymania Brown, CoSecretarias Generales de ILGA World. “Durante siglos, se nos ha dicho que necesitamos ser remendades, ser cambiades, moldeades para que encajemos en un binario. Desde una edad muy temprana, muches de nosotres llegamos a interiorizar que algo necesita ser silenciado. Los intentos de convertirnos en personas que no somos se nos siguen imponiendo en nombre de la religión, la cultura, la ciencia e incluso por buenas intenciones mal informadas. Demasiadas vidas han sido arruinadas, o terminadas, y muchas más lo serán si no actuamos ahora. Esperamos que nuestra investigación pueda concienciar y contribuir a detener algo que ha dañado tan profundamente a nuestras comunidades“.

Cifras clave (a febrero de 2020):

  • 3 Estados miembros de las Naciones Unidas (Brasil, Ecuador y Malta) han promulgado leyes a nivel nacional para restringir las llamadas “terapias de conversión”
  • En otros 3 Estados miembros de las Naciones Unidas, algunas jurisdicciones subnacionales han promulgado prohibiciones o restricciones a estas prácticas: Canadá (3 provincias y varias ciudades), España (5 regiones) y los Estados Unidos de América (19 estados, Washington DC, Puerto Rico y numerosas ciudades y condados)
  • En 5 Estados miembros de las Naciones Unidas (Argentina, Uruguay, Fiyi, Nauru y Samoa), las leyes de salud mental prohíben diagnosticar a les pacientes exclusivamente con base en la orientación sexual y/o la identidad de género: estas leyes actúan como prohibiciones indirectas
  • 10 países han introducido proyectos de ley en sus órganos legislativos nacionales para restringir estas prácticas. En varios otros países, entre ellos Australia, Canadá, los Estados Unidos y México, algunas jurisdicciones subnacionales siguen examinando esos proyectos de ley
  • Se han litigado al menos 6 casos judiciales en 3 países diferentes con resultados positivos
  • La Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Asociación Médica Mundial y la Asociación Mundial de Psiquiatría – así como más de 60 asociaciones de profesionales de la salud repartidas en más de 20 países – han repudiado los esfuerzos por cambiar la identidad de género, la expresión de género o la orientación sexual de una persona.

Descargue el informe de ILGA World
Poniéndole límites al engaño – Un estudio jurídico mundial
sobre la regulación legal de las mal llamadas “terapias de conversión”

en español en inglés

Nota: les sobrevivientes de estas practicas pueden encontrar partes de este informe perturbadoras

 

¡Grita tu nombre!

Por @psicologocano

5f12f6a79fc26f219b6480f91f63ceea

Las reiteradas detenciones injustificadas por parte de carabineros de Chile, obliga a quienes son testigos de ese injusto proceder a gritar desesperadamente ¡grita tu nombre! frase que entre líneas pretende salvaguardar la vida de la persona, lamentablemente no detiene el oscuro camino de violencia que inicia esa detención.

Entre los detenidos vemos mujeres embarazadas, adolescentes, ancianos e incluso, ya superando toda realidad de la inhumanidad, un joven con síndrome de Down.

Estas señales por parte de la institución represora solo dejan en evidencia la falta de criterio y preparación para enfrentar a una población que se levantó a decir basta de abuso, no más desigualdad y por último la urgencia de terminar con un sistema asfixiante que va robándonos la vida cada día que pasamos en ella.

Chile dijo no a los distintos atropellos que se viven en todo el país y en cada región. Desde el robo del agua y por consecuencia la muerte de animales y perdida de ríos, hasta la contaminación inescrupulosa de Quintero – Puchuncavì, en donde la población literalmente respira muerte. Avanzando más al sur vemos como criminalizaron la Araucanía, en donde la policía ha jugado un rol más vergonzoso que el mismo robo al interior de la institución, el cual sigue sorprendiendo por sus nuevas cifras.

Carabineros de Chile, esos que bajo el eslogan “un amigo en tu camino” se ha trasformado en los verdaderos verdugos del pueblo. Su general Mario Rosas, no ha estado a la altura de una policía profesional y preparada, dejando al descubierto sus más bajos instintos, desconocimiento absoluto de los elementos que se usan para reprimir o mejor dicho “matar” a la población. Cuerpos mutilados, quemados, violados y en algunos casos desaparecidos. Todo bajo la protección de la impunidad y el apoyo absoluto e incondicional del gobierno del 6%.

Carabineros no se ha detenido a evaluar su actuar y mientras toman conocimientos de sus violaciones a los Derechos Humanos, continúan con este actuar en las distintas poblaciones que conforman el Santiago de la dignidad.

Entre las poblaciones atacadas por parte de los efectivos se encuentran lo Hermida y la granja, bastiones de la lucha contra la Dictadura sangrienta de Pinochet, esa dictadura que arrojaba cuerpos al mar, mataba, secuestraba, quemaba y torturaba durante sus 17 años de oscuridad. Cuerpos sin vida recorrían las aguas del rio Mapocho, casas de tortura y fosas con más de algún cuerpo brutalmente acribillado.

Hoy el actuar de la verde institución no ha sido distinto, caso secuestro como el de Nicolás Ríos Verdugo, el cual fue tomado por sujetos, subido a un vehículo particular y posteriormente dejado en prisión preventiva por una jueza tan cuestionable como la policía, los abogados dicen que fallo bien y puede ser que así sea, no soy abogado, sin embargo, se deja la puerta abierta a que la institución del orden naturalice este actuar y lo haga una práctica habitual. Las redes sociales, la mejor verdad, han mostrado detenciones en las maleteras de vehículos, sin olvidar la maniobra para aplastar entre los dos autos institucionales al joven Oscar Pérez de 20 años, el cual quedo con grave daño.

Así como la ciudadanía molesta veía la puerta giratoria frente a la delincuencia y las clases de ética para ladrones de cuello y corbata, hemos sido testigos que esta misma puerta ha funcionado entre los criminales de la institución, dejando al pobre sin justicia y reforzando la privación en derechos de todos los que deseamos vivir en dignidad.

Un viernes 6 de septiembre del 2013, el Poder Judicial reconoce “dejación de funciones” y a su vez la Asociación Nacional de Magistrados que agrupa a más de mil jueces avanzaron en nobleza y se atrevieron pedir perdón. El tiempo ha avanzado y hoy vemos un actuar similar a la “dejación de funciones” que reconocieron en dictadura.

Con una policía que cuenta con el apoyo de un gobierno errático, ambicioso, desconectado de la demanda social y sin representatividad, sumado a la justicia tuerta del poder judicial solo nos hace sentir indefensos y vulnerados. Jueces que ocupan estrategias de políticas oscuras y que advierten con querellas al parecer no ha entendido que Chile despertó.

Así como no se soltará la dignidad tampoco se soltará la justicia. Por un Chile digno, igualitario en donde la vida y las riquezas se queden con el pueblo, este estallido no se detendrá.

Fuerza primera línea, fuerza y conciencia pueblo chileno.

22 de enero de 2020

IMG_20191230_065605_100

La batalla de Chile. Un estallido social

Por @psicologodiaz

IMG-20191025-WA0101

El 18 de octubre del 2019, la gente despierta distinta, posiblemente la contaminación de sus aguas o la falta de la misma en otros sectores los levanta de su cama con sed de justicia.
Todos a la calle, todos gritando justicia, bajo el eslogan #chiledesperto. Nuestro país se preparaba para hacer frente a las desigualdades y abusos mas inverosímiles que el gobierno y el Estado habían articulado para nuestra clase trabajadoras.
Quienes dieron el punta pie inicial a esta revuelta, fue el jardín de las alegrías, esos pequeños pingüinos que mañana y tarde saben como luchar, después de una fuerte criminalizacion a sus necesidades, de la incansable violación a los derechos humanos de estos NNA. Ningún ministro salio en su defensa si no mas bien para remarcar la criminalizacion de los actos.
Por nuestra parte ya estábamos acostumbrado a la violencia, al borde de naturalizarla, eramos un pueblo errático, dubitativo, y porque no decirlo, muchas veces cobarde.
Los estudiantes dieron el paso inicial de esta posta de justicia e igualdad, el resto de la sociedad sin necesidad de inscribirse en esta carrera estudiantil tomo el desafió, sumándose a las demandas. El pueblo había despertado de años de injusticia.
Las villas dormitorios creadas en democracia ya no serian el receptáculo de cuerpo inerte, Chile había despertado. En santiago ese 18 de octubre comenzó con fuerza, la misma que se transmitió al resto de las regiones. Las demandas se unieron y decidieron esta vez salir en bloque de estallido social.
Todo el sistema de este paradisiaco país estaba en crisis, las jubilaciones por medio de las
AFP, la salud por medio de las ISAPRES y el sistema publico, la movilización encaraba las
licitadas a empresas de la electricidad, agua, gas… Todo y todo parecía entraba al saco que lleva el pueblo en su espalda, seria esparcido en las calles para iluminar las noches de fuerte batalla.
El gobierno acuso recibo y lanzo todo su poderío militar y policial contra pueblo, y no para detenerlo. PIÑERA MANDO A MATAR AL PUEBLO, si no lo mataba el sistema con sus nuevas políticas, lo haria el Estado a través de sus armas, alguna vez el ejercito de Chile contara otras historias.
Ojos caían por las calles de Chile, otros aparecían en medio de incendios, mujeres violadas, hombres violados y las desaparecidas de la guerra civil que Chile se había declarado. Estamos en guerra dice el mandatario electo con la menor representatividad de Chile, solo un latifundista podía llamar guerra al avance de un pueblo auto convocado, ahí no había cabezas que cortar, pues el pueblo se levanto sin partido y sin políticos. Una responsabilidad cae como pregunta para quienes dicen ser nuestros representantes, ya que esta acción ciudadana no los requería, clara señal que los representantes en su gran mayoría solo se representan así mismo y no a quienes vivimos el día a día en el chile de desigualdad e injusticia, del cual ellos muchas veces son simples observadores. Los caídos fueron apareciendo, el Instituto Nacional de Derecho Humanos comienza a dar las cifras que ellos registraban. Al 19/del 10 2019, un boletín del instituto declara, Total acciones judiciales, 138, las que se dividen en 13 recursos de amparo, 5 querellas por homicidio, 18 querellas por violencia sexual, 92 querellas por torturas y 10 de otras querellas. Un total de 3712 personas detenidas, 1233 personas heridas en hospitales, si bien las cifras nunca serian las ultimas, estas si serian el comienzo de lo que posteriormente muchos definen como un infierno. A su vez el colegio medico, junto con sumarse a las movilizaciones en conjunto con otros gremios, hace un llamado a sus pares a trasparentar las cifras, ya que los heridos eran muchos mas de lo que señalaba dicho Instituto de Derechos Humanos.
En esto días, el tiempo de los ojos caídos y la unión social sigue, el país no se va a detener y como la mejor novela de Baradit; el ejercito contra su pueblo, que al parecer son las únicas tristes veces que se ha levantado.
Lo que el ejercito y policía no recuerda es que todas las luchas de chile la ha ganado el pueblo, hombres y mujeres que habitaban en esta tierra, hombre y mujeres con sangre de pueblo originario, hombres y mujeres que han resistido la impotencia de la desigualdad. Han sobrevivido como patipelados, frente a un gobierno displicente.
Las luchas deben seguir, en memoria de los que no están, deben seguir por los de hoy y por el futuro de los que vendrán, para poder entregarles una tierra libre, soberana, digna. Para que la pobreza se quede en algún libro de historia y que sea siempre leída para no volver a ella.

Chile. Un ojo por un banco de plaza.

@psicologodiaz

20191025_182709

Los datos de Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile y el colegio de oftalmólogos han sido lapidarios al momento de señalar y condenar los daños al cuerpo que ha dejado la desmedida represión de las fuerzas de Estado. Los cuales saltándose cada protocolo para enfrentar la crisis, han estado haciendo una verdadera guerra con el pueblo de Chile.
En ocasiones es imposible no imaginar la existencia de un campo de concentración en donde se encuentran todos los desaparecidos de la sangrienta dictadura de Piñera.
Los medios de comunicación y sus distintos interlocutores, hacen lo suyo para criminalizar y dividir a la ciudadanía, para suerte nuestra Chile despertó y quienes en el día de ayer gozaban y vivían de la credibilidad del pueblo, hoy han quedado al descubierto como simples monigotes de la derecha chilena. Verdaderas marionetas de quienes han sumergido al pueblo en esta molestia, y que al parecer no se acerca un pronto final.
Hoy 29 de octubre, después de un fuerte actuar por parte de los jóvenes mas violentos de las marchas, pero no descolgados, sino parte de nuestras marchas, dichos medios evacuaron toda su molestia en ellos.
Quiero dejar claro “no estoy por la violencia” sin embargo que yo no este contra la violencia no detiene la violencia que el Estado ha ejercido contra el pueblo, secuestros a media noche, violaciones, y cientos de víctimas que han perdido un ojo y en algunos casos mas que eso.
La sociedad de oftalmología ha manifestado su cansancio frente a esta situación, levantando su grito de alerta, los médicos hoy se movilizan para manifestar su molestia, si los servicios de salud estaban colapsadas, las victimas de esta dictadura los han colapsado aun mas, no tan solo con sus heridas sino también con el dolor de ver sus caras de jóvenes, niños que han puesto el rostro, el cuerpo y sus ojos.
Mientras la prensa derechista y bien pagada, esa misma que dijo “sabíamos que había desigualdad pero no que les molestaba tanto” hoy se centra en los destrozos en el centro de Santiago y mantiene su incansable practica de criminalizar la manifestación ciudadana, así como lo hacen con todo lo que les molesta a la derecha que entretienen, poco hablan de los cientos de niños que han perdido un ojo y de las secuelas que tendrán toda su vida, poco hablan de los atropellos e incluso muchas veces preguntan en tono de duda. señores periodista los invito atrabajar con ética, dignidad y verdad. Suelten la mano que les da de comer para que puedan volar en el ejercicio de la profesión libremente.
No hay nada que pueda pagar un ojo de un adolescente que podía ver el mundo desde la ingenuidad de su propia utopía, si para ustedes un mueble de AFP vale mas que la vida,
entonces son otra corrosión que debemos extirpar.

Aca no ha sido ojo por ojo diente por diente.
Un pueblo armado con olla lucha contra un fusil