COLECTIVO MAR Y CUECA

COLECTIVO MAR Y CUECA 

UNA NARRATIVA ARTÍSTICO – POLÍTICA
marycueca-50
Mar y Cueca nace el 2017 desde la investigación y a través de las letras. Como una forma de participación social y como expresión política. Es una creación artística. Comprometida con la sociedad actual y la Memoria. Entregando nuevas formas de visualización y diálogo. Un discurso tiene un rol artivista, donde artista y espectador comparten una concepción amplia de lo político que permite la interrelación de las distintas realidades sociales y culturales.
marycueca-1
Mar y Cueca nace desde las páginas travestidas y contestatarias de Pedro Lemebel; de sus relatos tercermundistas, de sus crónicas y de su visión crítica de un país sin libertades. La calle, la esquina, la infancia guacha, las travestis, las negras, las putas, los colas, los inmigrantes, el sida, los comunistas. Todo aquello que nos hace aparecer en las noticias cuando nos matan. Los incorrectos, los de los cuerpos equivocados, los marginales, los olvidados, los torturados, los abusados, los desaparecidos. Los que hablaron y los que hicieron callar a la fuerza. Todo eso es Mar y Cueca.
marycueca-30
Distintos públicos y escenarios. Trabajar con organizaciones de mujeres inmigrantes; organizaciones que se encausan en la prevención del VIH; conocer el mundo de la prostitución y el travestismo; recorrer la Historia y la Memoria y hacernos entender cuál es nuestro rol y nuestra forma de hacer y ser disidencia. Mientras la sociedad sigue escondiendo todo lo distinto. Matándolo.
marycueca-5
“SOY YO”
Un texto dramatizado original de Colectivo Mar y Cueca y videoperformance registrada para Chile Visible por Andrés Valenzuela.

Un manifiesto que nos invita a reflexionar sobre las normas machistas que nos entrega la sociedad, sobre los privilegios de ser hombre, autónomo y cis. Un cuestionamiento a esa “normalidad” para la que algunos no nacimos. Con la que no soñamos. Simplemente; porque no nos representa. No soy eso. Soy Yo.

“Hoy decido ser.
Y tomo mi origen en mis manos.
Me miro en el espejo y soy yo mismo.
Con todo lo que arrastro.
Por todo eso soy y quiero ser.
Por lo que hago; por lo que respiro.
Porque renazco.
Porque me encuentro conmigo en cada paso.
No sigo las huellas de otros.
No me cobijo en las sombras ajenas.
Tengo una filosofía, tengo un corazón
y, quizás, hasta tengo un espíritu”.
(FRAGMENTO)
Video y fotografías: Andrés Valenzuela.
marycueca-8

 

PATO VEGA transición en aislamiento.

Entrevista realizada a PATO VEGA en Chile por nuestro corresponsal CANO DIAZ

Transición en tiempos de aislamiento.

Cano Diaz Pato Vega

ESCUCHA AQUI EL AUDIO

  Ir a descargar

Las Bocas (Cuentos Homoeróticos)

Las Bocas

de Rodrigo Malmsten.

images

@RodrigoMalmsten

Es una serie de cuentos homoeróticos que prensentamos en este sitio para ayudar un poco a pasar estos momentos dificiles que nos toca vivir. Silvio es el primero de un total de 11 micro relatos de alto contenido erótico… a disfrutarlos.

 

Silvio

Verano, Playa del Carmen, Caribe.Mexico

A los 20 años, decidí ir a México, mi madre me había regalado el viaje, para aprender sobre la cultura de ese hermoso pais.

Llego al Caribe, todo era azul, el mar, el cielo, las bellezas de sus playas blancas.

Unos kilómetros mas lejos de las playas familiares, se encontraba una playa nudista, gay, y entre pájaros, médanos y árboles, se reunían y se daban los encuentros maravillosos entre hombres, en la búsqueda del amor, del placer, del acontecimiento inaudito del ser gustado, deseado, y gustar, de otros desconocidos, que como yo, estaban alli, buscando cuerpos, jóvenes, adultos.

Durante el crepusculo, decidí nadar, desnudo en esas aguas de color turquesa. El sol acariaba el mar, mi pelo largo por los hombres, mi piel. Yo nadaba en el mar caribe de las costas de la península de Yucatan, desde la costa se vislumbraba la Isla de las Mujeres y la isla Cozumel.

Yo etretenido en esa imágen, en ese cielo, sin temor, solo, en paz conmigo mismo, observaba la maravilla de la vida, el perfecto encanto de nuestra madre natura.

Comienzo a nadar, unos minutos mas tarde, veo a mi lado, la cabeza de un hombre rubio, de ojos azules, de boca pudiente, voluptuosa y generosa, que me saludaba en italiano… de unos 45 años. Yo tenia 20, me sentia pequeño ante él, ante su desparpajo.

-Ciao, come va ?

-Bene- Respondo, el hombre comenzó a nadar en círculos, como si fuese un predador de aguas profundas, o un pájaro en un cielo húmedo y transparente. Yo en el medio y el rondándome.

Me atemoricé y decidí salir del agua, me dirigí a la playa blanquísima, bajo ese crepusculo inaudito que parecía eternizarse entre mis labios y mis ojos.

Cuando apenas pongo el pie, en la arena, Sergio, el hombre, me toca, me agarra, yo me suelto, me muerde dulcemente el culo.

Yo salgo, pienso que impertinente, que atrevido, pero era asi. En aquel juego de la carne y los corazones rotos.

Sigo caminando, cojo una toalla, me seco. Sergio se me acerca, yo no podia casi respirar de la emoción, de la sorpresa de la belleza de ese hombre, fuerte, alto y  simpático, de corazón sensible y generoso. Comienza a preguntarme de donde venía.

De Buenos Aires, le digo.

 – E te ?

– Io sono italiano

-Questo lo so- respondo.

– De dove-

– De Venecia-

– Venecia, che bello, che belleza, me piace tanto quella cita, ma no sono mai andato li. Un giorno lo faro, saro li.

Muchos años después, había de recordar, frente al duomo de Venecia, esa conversación, ese encuentro, con la nostalgia de un viejo, pero yo solo tenia 30 años. Y Sergio, un hombre, todo un hombre.

Sergio rie, ante mi inocencia y mi credulidad.

Hablamos de Frida Khalo, de los artistas mexicanos, de Playa del Carmen, que en ese momento, era una playa con pocos hoteles, y pocas gentes, mucho mas grande que Tulum, y mas habitada, pero no era como ahora, poseia una magia, un hechizo, una belleza única. Por lo menos en esas playas hermosas, generosas, y enternas.

Sergio, pregunta mi nombre.

-Come ti chiama ?

-Alfonso- Respondo.

-Che nome bello, me piacerebbe invitarti a cena, a casa. Vuoi ?

-Si- dije

Estabamos sentados en la arena, sobre una toalla color azul, contemplandonos, besandonos lentamente, casi con fragilidad y poetica violencia. Me acaricio la nuca, con suavidad, sus grandes manos viajaban por mi espalda, por mis brazos y mis piernas. Las lenguas iban y venian, en la profundidad de la tarde.

Los mexicanos nos espiaban desde lejos con curiosidad adolescente, detrás de los arbustos.

Observaron con desperpapajo, nuestro rotundo, nuestro deseo, nuestro fuego, nuestros sexos. Su cuerpo desnudo sobre el mio, su gran cuerpo, sus brazos fuertes, su boca profunda.

Recuerdo a Sergio, como si lo tuviera a mi lado.

Unos minutos después, nos levantamos, el cielo ya oscurecido, solo iluminado por estrellas brillantes y grandes, bajo la luna, y desde el corazón de nuestras bocas.

Me invita a su casa, los muros blancos, una gran mesa de madera, un candelabro de plata mexicana, libros, muchos libros, y fotos, el era fotografo marino. Y era cierto, su belleza se asemejaba al de un hombre de agua, un apolo de las profundidades.

Minutos después, nos sentamos en el living, desde las ventanas, los cortinados blancos, parecían, ángeles lujuriosos, bailando en la noche, había encencido, varios velones, y velas mas pequeñas.

Estabamos sentados en el living, se dirgió a la cocina y preparó una ensalada de palta, y otros frutos exóticos, rojos, violaceos, azulados, amarillos. Abrió una botella de vino. Sirvió dos copas y me dió una, sonriendo y acariciándome con una sola mano.

Sus ojos profundos, azules, comenzaron a besarme profundamente, me acerqué en silencio, una música de mariachis se escuchaba, desde la playa. El mar a lo lejos y yo y mi deseo de fuego, sobre el.

Nos besamos, abrazamos, lentamente introduce su lengua en mi, en mi boca, sobre mis labio, me acaricia la espalda, me gira, me acomoda, me invitada a desnudarme por completo, sacando, lentamente toda mi ropa, primero la camisola, luego el short.

Me puso en cuatro patas, mi boca contra la almohada, y sus manos y su lengua besando mi ano lampiño, solitario, y deseoso. La cabeza de su pena, rozaban los labios de mi culo, mi vulva, el interior de mi culo, besaba y mordía mis nalgas con pasión, me dió vuelta, me besó, ma lamió lentamente, abriendo con sus manos mi boca, sedienta de deseo y de lujuria.

Yo besaba y gritaba de placer, el también, me somete, me circunda, me desea, me profana, me restaura, me penetra lentamente, su pene era contundente, voluptuoso e impresionante.

Me puso boca abajo, nuevamente en cuatro patas, me metió los dedos, uno a uno, me besaba, y luego sentí la cabeza de su pene, penetrándome, me decía cosas, mientras me cogía.

Hicimos el amor hasta la madrugada, hicimos el amor, sin parar y hasta que el alba se puso roja, como asi mi culo, abierto al amor y a la perversion de Sergio, que seguia penetrándome, cogiéndome… hasta el dia de hoy, en donde la memoria se hace carne.

mas historia en: www.rodrigo7malmsten.blogspot.com

man-sitting-alone-on-beach-sunset-slow-motion_rmkhhusc_thumbnail-full01

La Peste Global por Pietro Salemme Silvert

Revista BRUTAL

Keith-Haring-Ignorance-=-Fear-1989-x2048.jpg

Cuando en los años 80s el SIDA sacudió al mundo, se estigmatizó a la comunidad LGTB, era la peste rosa, el virus que atacaba a homosexuales y drogadictos, y que se vinculaba al sexo.

Los gobiernos tomaron diferentes posturas: negarla, restarle importancia, mirar hacia otro lado, mentir.

La información es escasa, mucho no se sabía. Y había miedo. Y las muertes seguían. Círculos de amigos de la comunidad se veían diezmados, quienes sobreviveron a la década del 80 y 90 hablan siempre de verlos caer uno a uno.

Entonces, se decia que abrazar contagiaba, que compartir un vaso contagiaba, que besas contagiaba. Luego las campañas y la información anunciaron todo lo contrario. La Comunidad LGTB fue la condenada socialmente. Aun cuando comenzaron los casos en personas heterosexuales, aun cuando con los años, creció el contagio en la comunidad heterosexual y bajó en la comunidad lgbt, simplemente porque tomaron conciencia mas…

Ver la entrada original 341 palabras más

Exigen a gobiernos de la región proteger a las personas LGBTI+ durante la pandemia de COVID-19

gaylatino-sobre-coronavirus

Desde GayLatino exigimos a los gobiernos de las naciones latinoameticanas impulsar acciones de protección a las personas LGBTI+ durante ésta pandemia, no solo en materia sanitaria sino incluyendo además políticas públicas en el ámbito de la economía, el trabajo y la vivienda, con especial foco en las personas de nuestra comunidad en situación de calle, vulnerabilidad y pobreza. La cuarentena y el distanciamiento social no serán posibles si hay personas LGBTI+ con baja expectativa de vida, expulsadas de sus hogares, sin ingresos, sufriendo la violencia y la discriminación.

La experiencia del VIH puede ser de utilidad en tiempos de COVID-19, si bien es importante recalcar que ambos virus son diferentes. Por un lado, el VIH es más difícil de transmitir y su periodo de incubación es mucho más largo. No obstante, la respuesta de los gobiernos a nivel mundial fue lenta e ineficaz y esto costó incontables vidas. El VIH nos deja unas lecciones que instamos desde GayLatino a aplicar en las diferentes políticas de América Latina:

1. Actuar rápido y pensar en los peores escenarios:

Las personas transmiten mayormente el nuevo coronavirus justo después de contraerlo y antes de demostrar síntomas, tal como ocurre con el VIH. Por eso es importante actuar rápido para prevenir y poner a disposición testeos de manera masiva. Conocer la situación de cada persona frente al COVID 19 salva vidas. Está comprobada también la eficacia del distanciamiento social y otras medidas tales como cancelar eventos grandes, suspender las clases,evitar las aglomeraciones, etc. Ese distanciamiento social requiere medidas afirmativas de los Estados que amortigüen el efecto que la caída de la actividad económica va a producir en todos los sectores de la economía, pero con especial virulencia en los sectores de la informalidad. Las y los trabajadores sexuales y les trabajadores no registrados o que se encuentran en situación de precariedad deben ser el centro de esas políticas.

2. A la larga nos afecta a todas las personas:

Al igual que como pasó con el VIH, el coronavirus no se limita a poblaciones claves sino que puede terminar afectando a toda la población en general si no hay medidas de prevención pensadas para todas las personas. El trans odio y el homo odio fueron (y siguen siendo aún) graves obstáculos en materia de respuesta al VIH- En el caso del coronavirus, lo es la xenofobia. La respuesta a la pandemia debe hacerse en base a la ciencia y evidencia, no a los prejuicios. Está comprobado que la discriminación y los prejuiciso socaban las condiciones para una ciudadanía plena y repercuten en numerosos ámbitos sociales y comunitarios, exponiendo particularmente a estos grupos a los efectos de las pandemias.

3. La salud pública es innegociable y crucial:

En los países desarrollados, el financiamiento a la investigación y la sanidad encabezadas por los Estados permitieron que el VIH sea hoy una enfermedad crónica más, no una pandemia devastadora. La salud es un derecho humano, y por tanto no puede estar sujeta al arbitrio y codicia de los mercados. La experiencia de países que han eliminado o desfinanciado su sanidad pública para beneficiar al sector privado ha sido nefasta. Un ejemplo de ello en la región es Argentina que durante el gobierno de Cambiemos, con la eliminación del Ministerio de Salud afectó especialmente a la población con VIH. Sin sanidad pública, no podemos hacer frente a las pandemias.

Así como con el VIH, al nuevo coronavirus debemos responderle desde la ciencia. Además, la garantía de todos los derechos humanos para todas las personas es fundamental y debe ser transversal a toda respuesta a la pandemia: políticas públicas son también indispensables para abordar la desigualdad que vivimos las personas LGBTI+.

Necesitamos que los Estados inviertan en sanidad pública, investigación científica y políticas que garanticen los derechos humanos. Hoy más que nunca.

Fuente: https://www.redgaylatino.org/gaylatino-exige-a-gobiernos-de-la-regi%C3%B3n-proteger-a-las-personas-lgbti-durante-la-pandemia-de-covid-19/

ILGALAC ANTE LA PANDEMIA DE CORONAVIRUS Y SUS EFECTOS EN NUESTRA REGIÓN

coronavirus

ILGALAC hace un llamado a adoptar una perspectiva antidiscriminatoria y de derechos en la implementación de las medidas que los Estados de la región realicen ante la pandemia de COVID-19 tomando en cuenta la desigualdad que viven las personas LGBTI+ en nuestros países.

Nos encontramos atravesando un tiempo muy complejo a nivel mundial. Hace unos días atrás la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró que el nuevo virus COVID-19 alcanzó la fase de pandemia global. Muchos Estados están declarando la Emergencia Nacional y medidas de aislamiento social. A la crisis sanitaria se le añade una crisis económica global inédita; una convergencia de factores que ponen al mundo en alerta.

ILGALAC es una red de grupos locales y nacionales dedicados a la conquista por la igualdad de derechos de las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex (LGBTI) y su liberación de todas las formas de discriminación existentes. Por lo tanto y ante este panorama de gran dificultad exhortamos a la presencia absoluta de los Estados de toda la región Latinoamericana y Caribeña y hacemos un llamado a cada gobierno para que tome medidas con perspectiva de género y diversidad sexual, teniendo en cuenta que en la gran desigualdad que atraviesa a la región nuestras realidades implican una mayor vulneración de derechos.

Es fundamental asegurar el acceso a los servicios de Salud y la medidas de prevención, dos campos en los cuales ya hemos detectado impactos desiguales hacia las personas LGBTI+.

Instamos por sobre todas las cosas a respetar los Derecho Humanos de nuestras comunidades teniendo en cuenta la identidad y la expresión de género, orientación sexual y las características sexuales de todas las personas. Se deben considerar las intersecciones y los contextos así como la situación de las personas que viven con VIH/SIDA, de aquellas privadas de la libertad, población en centros de asistencia social, en situación de calle, les migrantes, personas en situación de prostitución, trabajadores y trabajadoras sexuales y personas refugiadas que requieren acceso a servicios de salud de manera eficaz.

Reconocemos que la mayoría de las personas LGBTI+ laboran en el sector informal y sin cobertura médica, y ante esto es indispensable adoptar medidas, públicas y privadas para que los impactos en las economías de las personas LGBTI+ no sean aún más graves.

Exhortamos a las personas empleadoras y empresas que faciliten los medios, en la medida de lo posible, para que las personas trabajadoras realicen teletrabajo o reprogramen sus horarios, sin que ello afecte su estabilidad laboral. Los Estados deberán redoblar esfuerzos para informar alternativas, números de contacto y de seguridad ciudadana para proteger a las mujeres, niñas, niños, adolescentes ante el confinamiento establecido para que este no se convierta en violencia domestica

Por otra parte, promovemos el Derecho a la información y su debido acceso a todas las poblaciones mediante todos los medios y formas de comunicación, nuestros idiomas, lenguas indígenas y lenguaje de señas. A su vez, exhortamos a los Estados a fortalecer las redes de contacto y seguridad ciudadana para proteger a las mujeres, niñes y adolescentes ante la política de confinamiento establecido para que estas situaciones no deriven en contextos de violencia de género.

Debemos caminar estos tiempos con la convicción de que un Estado presente es la única alternativa para garantizar el acceso a la Salud pública de las personas LGBTI+ y que es la herramienta necesaria para erradicar las desigualdades en las cuales están emplazadas nuestras comunidades y que hoy hacen a nuestras vulnerabilidades insostenibles.

La solidaridad, la empatía y la puesta en valor de la diversidad son las únicas que nos ayudarán atravesar la complejidad de este tiempo.

ilgaLAClogos2

Fuente: https://www.ilga-lac.org/…/pronunciamiento-de-ilgalac-ante…/