Violencia policial en la Drag Fiesta

Por medio de un operativo policial desmesurado fue clausurada La Drag Fiesta. Más de 30 uniformados, sin orden de allanamiento, participaron en una razzia que se suma a un clima de persecución contra la población lgbti que no para de crecer.

ed09fo01_0

¿Cuántos policías hacen falta para clausurar una fiesta drag independiente y autogestionada? Ya nos vamos a enterar. Antes un par de datos. Desde hace un par de años en La Plata se viene realizando La Drag Fiesta, según Ulises Rojas (La Chaco), unx de sus organizadorxs, “La Drag Fiesta nace a principios del año 2015. Con Ari Dipaoli desde hace años veníamos activando en cuestiones de disidencia maricotortatrans. Sentíamos que desde que se había dejado de realizar La Fiesta Felina, no encontrábamos un lugar en la noche platense. Teníamos nuestras amigas, maricas y trans artistas con las que veníamos realizando actividades, Ale Paiva y Felipe Benedetti, (Arami & Lila) y después se sumaron Elías Gadan y Matías Rodríguez (Color & Petra Diphusa). La fiesta fue creciendo año a año, hasta sumar a todas las que conforman hoy el staff de la fiesta: Caramelo, Quimey Ramos, Sónica Satana, Abi Satana, Gloria”.

El sábado 8 de julio, en el Club Cultural Casa Unclan se realizaba una edición más (ya van varias en el 2017) que llevaba el tema “Proletarias del mariconaje drag unidas contra la hétero cis burguesía” con el que se realizaba según Ulises “una crítica a la cis heteronormatividad en todos los espacios de militancia, los partidos políticos y en los medios de comunicación”. La fiesta transcurría como siempre hasta que pasadas las cuatro de la mañana irrumpieron agentes de la Secretaría de Convivencia y Control Ciudadano, en un operativo en conjunto con la Policía Bonaerense y la Policía Local. Lxs trabajadorxs del Club Cultural Casa Unclan, en su comunicado de repudio denunciaron que “la interrupción del evento fue acompañado por una violencia simbólica, directa y discursiva por parte de las autoridades, al decidir ellos mismos que las expresiones de las artistas drag no son una actividad cultural.”

Leer nota completa

Fuente: pagina12.com.ar

Anuncios

Argentina creó el Observatorio de Crímenes de Odio hacia la Comunidad Trans y la comunidad LGBT

bandera trans puño.jpgA través del trabajo conjunto de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT) y la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de la Argentina (ATTTA), en articulación con la Defensoría del Pueblo de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, comenzó a funcionar el Observatorio de Crímenes de Odio hacia la Comunidad Trans y la Comunidad LGBT en la Ciudad.

Este espacio tiene por objeto generar información y datos concretos empíricos que visibilicen la violencia que vive cotidianamente el colectivo trans en la Ciudad para así promover el acceso a todos los derechos de la comunidad trans a través de propuestas de políticas públicas y legislativas en la Ciudad de Buenos Aires.

Hemos podido detectar que los crímenes de odio hacia la población trans se han acrecentado en todo el país. Nuestra preocupación como militantes de la diversidad y por los derechos humanos se canaliza en acciones concretas para acompañar los múltiples ataques hacia nuestras/os compañeras/os. De esta forma pensamos y estamos trabajando en un  Observatorio de Crímenes de Odio hacia la Comunidad Trans y la comunidad LGBT en general, que actúe en todo el país, a través de la articulación con la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina (ADPRA), entidad que reúne a todas las defensorías a nivel nacional.

“Las compañeras y los compañeros trans viven situaciones de violencia a diario. Hemos podido detectar, en este último tiempo, muchas denuncias en las redes sociales y en las comisarías de varias localidades del país, hechas por mujeres trans que han sido violentadas. Necesitamos un espacio como este para contar con datos para mostrarles a los funcionarios y a las funcionarias el grado de violencia que hay hacia esta población y que necesitamos accionar conjuntamente con políticas públicas de manera urgente”, expresó Marcela Romero, Presidenta de la FALGBT.

“El Observatorio nos brinda la oportunidad de tener datos, elementos que son muy necesarios al momento de reunirnos con las instituciones para trabajos conjuntos, profundizando la igualdad de derechos y de oportunidades para la población trans y la población lgbt en general”, sostuvo Esteban Paulón, Vicepresidente de la FALGBT.

“Ante los reiterados casos de crímenes de odio hacia las compañeras trans, hemos tomado la iniciativa de generar este espacio, con una fuerte incidencia militante desde las organizaciones y articulada con la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, como también con la Asociación de Defensores del Pueblo de la República Argentina. De esta forma podremos trabajar a nivel federal en pos de generar herramientas para revertir la violencia que viven cotidianamente las personas trans y la población lgbt en general”, manifestó María Rachid, Secretaria General de la FALGBT.

Victoria Liendro: Mujeres Trans en Argentina

Reportaje publicado por: Mario Peiró para ElTribuno.info

multimedia.normal.930ced356b922a94.766963746f7269616c69656e64726f5f6e6f726d616c2e6a7067.jpgVictoria Liendro: Dirigente de la comunidad Trans de Salta.

Victoria Liendro es una luchadora incansable por los derechos del género transexual en la provincia de Salta. Y ahora su objetivo primordial es poder lograr el apoyo político y dirigencial para obtener instrumentos legales que pongan fin a la discriminación en el deporte en nuestra provincia.
¿De qué se trata tu iniciativa?
Se trata de un proyecto de inclusión de “Mujeres Trans de la Argentina”. Buscamos conseguir que las entidades de deportes avalen la no discriminación en los ámbitos deportivos de ninguna especie y eso está en línea con el Comité Olímpico Intenacional (COI), en su comunicado de dejar participar a las personas trans en los Juegos Olímpicos de Río 2016.
¿Cómo la llevarías a cabo?
La idea es formar un panel con profesionales de los distintos medios de comunicación y deportivos, como así también de las distintas esferas gubernamentales. El objetivo principal es que la Secretaría de Deportes dictamine en algún momento la “no discriminación” de las chicas trans en el deporte. También sería bueno, en un segundo debate, incluir a los estudiantes de la carrera de Comunicadores Sociales de las universidades y de terciarios, para que opinen sobre esto, como así también a los profesores de educación física, que están en permanente contacto con todos los deportistas.
¿Con qué respaldo contás?
De mucha gente y entidades. Además, Soledad García, la exleona, que está por realizar un torneo de hockey en San Luis. Y saludo esta iniciativa porque hay chicas trans jugando en dos equipos puntanos y además porque no tienen ningún problema, al margen de que no están federadas. Cabe destacar que este proyecto no está dirigido a una especialidad en particular, sino que apunta a todas las prácticas deportivas. El tema también lo plantee a la Subsecretaría de Género de la Provincia, donde les pareció brillante.
¿Qué falta por lograr?
Sería bueno haya una resolución del área municipal sobre esta iniciativa. Además, el objetivo es que haya un compromiso de la dirigencia de los clubes para abordar la no discriminación en sus instituciones.
¿Hubo alguna señal de algunos de esos sectores?
Sí, por supuesto. La iniciativa recibió el respaldo del secretario de Derechos Humanos, Federico Uldry, a quien le pareció una idea muy viable.
¿Hay otros proyectos a nivel país?
Hay iniciativas similares en San Luis, para la inclusión del deporte. Hay una chica trans que está convocando a todas las chicas trans del país, porque quieren hacer un torneo federal de hockey para octubre. El año pasado se hizo en Rosario de Santa Fe un torneo federal de fútbol, otro gran paso para la integración que merecemos.

Fuente: ElTribuno.info

Argentina. Pena y dolor por la muerte de La José

Una crossdresser apareció asesinada en Florencio Varela. Los medios hablaron de “varón vestido de mujer”, las organizaciones denuncian el recrudecimiento de la violencia machista.

La José, una persona trans de 32 años, apareció brutalmente asesinada en la localidad de Florencio Varela, provincia de Buenos Aires, Argentina. La noticia nos pone otra vez en alerta por la violencia hacia nuestro colectivo trans. La José salió a bailar y nunca más volvió. Su asesinato nos preocupa y nos ocupa la reiteración de muertes violentas de nuestras compañeras en el último tiempo.
Nos alarma que nuevamente una persona trans sea golpeada y asesinada, y también que los medios de comunicación sigan desinformando cuando hay un hecho de violencia o muerte relacionada con la comunidad trans. El diario Crónica puso en su tapa del 23 de febrero: “Conmoción por cazadores de travestis”, como si nuestras compañeras fueran animales. Además, en la nota central, firmada por Fernando Vázquez, se hace referencia a “un travesti”, lo que genera más confusión a pesar de los insistentes pedidos e informes de las organizaciones LGBT que instan al periodismo a prestar mayor atención al momento de referirse a la identidad de género de las personas. Finalmente, consideramos que la nacionalidad de La José no aporta ningún dato relevante, el que en el contexto y tono de la nota expresa también tintes xenofóbicos cuando dice “travesti peruano”.
Diego-Lereah21

Fotos: Diego Lereah

La Jose Zalazar Maturano apareció muerta el domingo a la mañana en una esquina de Florencio Varela. Tenía el cráneo quebrado, la columna torcida y tajos en la cara. El ataque contra su cuerpo no se detuvo: en los medios la trataron de “peruano travesti” y varón “vestido de mujer”. Las organizaciones de diversidad sexual denunciaron un “recrudecimiento de la violencia machista” y el acecho contra una nueva víctima: los Crossdressers.

La Jose trabajaba de limpieza en la Casa del Niño y del Adolescente de la Boca. Le gustaba cocinar y diseñar su propia ropa: una vez fabricó quince delantales que repartió entre los chicos y las maestras de la institución. Tenía buena relación con todos, preparaba tortas de cumpleaños, colaboraba en las clases sobre cultura africana -explicaba las diferencias de los Orishas, espíritus y dioses de la religión yoruba- y los viernes regalaba budines de pan. “Era absolutamente sincera con nosotras, siempre nos hablaba de sus sueños y deseos. Quería ser cocinera”, dijo a Cosecha Roja Analía Vera, una de las directoras de la Casa de la Boca.

El viernes 19 de febrero, como la agencia de limpieza para la cual trabajaba le dio un traslado, La Jose fue a la Casa de la Boca para despedirse de los chicos y las directoras, que habían sido sus compañeras por más de dos años.

-No me abracen tanto que la semana que viene, vuelvo- dijo.

Sus familiares contaron a la policía que el sábado a la noche salió vestida de varón a Fenata, un bar en el centro de Florencio Varela. A las cinco de la mañana se despidió de sus amigas con las que había salido a bailar y empezó a caminar en dirección a su casa en el Barrio Las Cinco Esquinas. Un vecino declaró a la policía que esa mañana escuchó un auto, en la intersección de las calles 513 y 542, que arrancaba rápido: una esquina, escondida por ligustrinas, a pocas cuadras de la Estación Dante Ardigó del tren General Roca.

La mañana siguiente, la Comisaría 2 de Florencio Varela recibió una denuncia: el cuerpo de La Jose estaba boca abajo, le habían destrozado el cráneo, quebrado la columna y tenía tajos de cuchillo por toda la cara. La encontraron vestida con un top, una pollera corta y tacos altos. Aunque la bombacha a la altura de las rodillas, la investigación determinó que no fue violada.

La hermana de La Jose fue la primera en advertir que su hermana no aparecía durante la tarde del domingo. Ambas eran hijas de un matrimonio de peruanos instalados en la zona sur del Conurbano hace varios años, nacidas en la Argentina. Fue ella quien reconoció el cuerpo por la marca de una operación de apendicitis.

La investigación de la fiscal Gisela Olzanieki de la Unidad Funcional Nº 3 de Florencio Varela apuntó a una “pandilla de varones homofóbicos” que viene amenazando a las mujeres transgénero de la zona. “Lo más grave es que la policía tenía conocimiento de un grupo de varones que estaban hostigando a las gays y travestis de la zona. Llegaron tarde”, dijo a Cosecha Roja Martín Ianfranco del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación. Vinculó el crimen a un marco de “recrudecimiento del machismo” y discriminación a las personas de diversidad sexual.

El crimen de la Jose no alcanzó. Algunos medios titularon “conmoción por cazadores de travestis” hicieron foco en la nacionalidad y hablaron de un “hombre vestido de mujer” o “travesti peruano”. La Organización Trans La Plata repudió los términos con que la prensa Crónica trató el crimen: “El diario Crónica vuelve a cargar sus tintas sobre nuestros cuerpos y sexualidad diversas con discursos discriminatorios y xenófobos”, escribieron.

El conflicto sobre la orientación sexual de La Jose Zalazar se extendió a las redes sociales. Desde el Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (MAL) advirtieron que en un crimen de esta naturaleza machista y transfóbica se debían moderar los comentarios de los portales de noticias. Desde la Comunidad Homosexual Argentina dijeron que se trataba de un crimen de odio contra los Crossdressers: un hombre que cultiva “la femineidad como valor en la estética visual y el fetiche de las ropas de mujer”, según la definición del sociólogo Carlos Figari, aunque el Crossdresser se presenta públicamente como un varón. “La Jose estaba en un proceso de ir asumiendo su transexualidad”, dijo a Cosecha Roja Marcelo Marquéz de la asociación Varela Diversa.

Para ir a trabajar, la Jose se vestía de un modo neutro, con un jean y una remerita. “Llevaba el pelo corto de una forma muy femenina. Le importaba mucho verse bien, se lo teñía y decía que era hermoso”, contó a Cosecha Roja la directora de la Casa del Niño de la Boca. Analía Vera contó que una vez se le acercó un chico y le preguntó:

-No entiendo qué es la Jose ¿nena o nene?

Como la Jose estaba presente se acercó y le contestó:

-Yo soy Jose, cada uno es lo que es.

El INADI en sus recomendaciones sugiere a los periodistas que “la única manera respetuosa de aludir a las personas trans es respetando su identidad de género, es decir, usar el pronombre (masculino o femenino) con que se designan estas personas”.

Según Aministía Internacional, tres mujeres transgénero son asesinadas por mes. El Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación, OTRANS de la Plata, la CHA y la Asociación Travestis, Transexuales y Transgéneros de la Argentina advirtieron una ola de crímenes contra las mujeres transgénero en el Conurbano.

Repudiamos los continuos actos de violencia y los asesinatos hacia la comunidad trans. Exigimos el esclarecimiento de la muerte de La José y reclamamos justicia. También volvemos a insistir en el respeto que esperamos de los medios al instante de comunicar porque nos parece importante que puedan ceñirse a la identidad autopercibida por cada persona, como lo contempla la Ley de Identidad de Género.
Fuentes: Prensa FALGBT y Cosecha Roja.

Otra chica trans muerta en Neuquén

0001840667

El cuerpo fue encontrado en un desagüe a 1,5 km de la ruta 22 en Roca. (PatagoniaFotoPress)

Una travesti fue encontrada sin vida en un desagüe de la zona rural de Roca, a unos 1500 metros al sur de la Ruta 22. Aunque no pudo ser identificada y los resultados de la autopsia se conocerán hoy, se cree que sería de Neuquén.

Cerca de las 13, un hombre y su hijo caminaban por la calle Setimio Romagnoli y vieron un cuerpo dentro de un desagüe.

En un primer momento atinaron a tratar de brindar algún tipo de auxilio, pero rápidamente se dieron cuenta de que la persona ya estaba muerta.

Inmediatamente llamaron al Comando Radioeléctrico y en cuestión de minutos la zona estaba llena de patrulleros de la Subcomisaría 47, del barrio Mosconi.

Al lugar también llegó la jueza Natalia González y el personal de Criminalística para buscar pisadas o cualquier otro rastro que sirviera para la investigación.

A simple vista, los peritos no pudieron determinar si el cuerpo tenía signos de haber sido atacada violentamente. “Por lo que pudimos ver, no tenía heridas en el cuerpo”, comentó una fuente ligada a la investigación.

“Estaba boca abajo, semisumergida en el agua, que no llegaba a los 50 centímetros”, explicó.
Con respecto a las características, se supo que era joven y que medía cerca de 1,75 de estatura. “Al ser encontrada tenía puesta una mini colorada con una cadenita de cinto y una musculosa con rayas negras”, describió el investigador bajo reserva.

El cuerpo fue rescatado del desagüe y trasladado a la morgue judicial de Roca, donde se espera que hoy se le practique la autopsia requerida por la jueza.

Desde la Asociación de Trans y Trabajadoras Sexuales de Roca reconocieron que no era una compañera de esa ciudad y creen que sería de Neuquén.

fuente: lmneuquen.com

Hombre Trans humillado en un aeropuerto.

Dijo que se sentía como un criminal cuando personal de la aerolínea se puso el par de guantes para ” inspeccionar ” lo

body-scan-imageSer trans es algo complicado, ya de por si es difícil la situación de nacer en un cuerpo con el que no te identificas, pertenecer a una minoría, la aceptación de tus seres queridos y el entorno, se añaden esos momentos cotidianos por el que todos pasamos, como puede ser tener que enseñar nuestra documentación en un control o un cacheo, que pueden tornarse aun más desagradables si cabe. Un pasajero trans ha demandado a una aerolínea australiana al considerar que fue humillado cuando en un control rutinario de acceso a la nave, tras pasar por el escáner, el personal de seguridad le quitó su prótesis genital.

De acuerdo con el pasajero, el escáner de cuerpo completo mostró la prótesis genital que portaba, por lo que inmediatamente procedió a explicar su condición de trans y que por ese motivo llevaba ese pene. El integrante de seguridad aseguró que tenía que llamar a su supervisor mientras tomaba un par de guantes y supuestamente comentó que no iba a tocar “eso” con sus manos desnudas. Obviamente es una cuestión de higiene mutua el portar guantes, pero si ese comentario se produjo, era totalmente gratuito y de mal gusto. Según el pasajero, parecía que estaba más interesado en montar una escena que en aligerar el incómodo proceso. Tras ser llevado a un cubículo y extraerle la prótesis, le hicieron rellenar un formulario y le observaron mientras volvía a colocársela.

El incidente, que sucedió en 2015, es objeto de una denuncia tramitada a través de la Alianza LGBTI nacional dirigida a la comisión del aeropuerto y la seguridad aérea. Aunque asegura que ya está acostumbrado a estos roces.

Pero no es la única denuncia interpuesta por el mismo motivo, a lo largo y ancho de los aeropuertos de todo el mundo se repiten con frecuencia estas situaciones, tanto es así que existe un hashtag en Twitter para estos casos llamado #travellingwhiletrans – Viajar siendo trans-. La seguridad es algo fundamental, y más en estos momentos de histeria colectiva fruto del contexto internacional, pero si que es cierto que a veces se echa en falta algo más de tacto y sensibilidad con los pasajeros.

Vía | Gay Star News