“Casa del Orgullo”, nuevo espacio LGBT+ en la ciudad de Buenos Aires

artículo publicado por La Nacion

Desde el 4 de abril la ciudad de Buenos Aires tendrá su Casa del Orgullo. Se trata de un espacio ubicado en el barrio de Constitución que plantea la posibilidad de practicar una mejor convivencia, de sumar un lugar de integración para el colectivo de personas lesbianas, gays, bisexuales y trans (LGBT) que ha sido históricamente relegado. Allí se pretende valorizar la diversidad sexual y promover el encuentro a través de grupos de reflexión de gays y lesbianas, de talleres de yoga, danza, teatro, entre otros, brindar asesoramiento jurídico, por mencionar algunas de las actividades que propone la Casa.

CasaOrgulloBA2

La Casa del Orgullo está ubicada en el barrio de Constitución

La idea está impulsada por el gobierno porteño. David Cohen, director general de Convivencia de la Diversidad de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Ciudad, comentó que la intención es trazar políticas públicas que tienen ver con ir atendiendo las distintas necesidades que van acercando las asociaciones de la sociedad civil. “Así como hace dos años inauguramos la primera casa trans de la Argentina, un lugar de referencia para las personas trans, hoy abriremos la Casa del Orgullo, que estará a cargo de dos organizaciones que se especializan en familias diversas y en adultos y adultas mayores”, dijo. Se trata de la Asociación de Familias Diversas de la Argentina (AFDA) y de Puerta Abierta.

Según explicó el funcionario, es clave para el trabajo avanzar en la cogestión entre el gobierno de la Cuidad y las organizaciones civiles, ya que la organización advierte problemas que al gobierno no llegan y al revés. “Notamos que más allá de las situaciones de homofobia puntuales, también se trata de una cuestión cultural que hay que trabajar”, comentó Cohen. “A partir de una legislación de vanguardia como la que tenemos, de políticas públicas que se vienen consolidando, nos encontramos frente a la necesidad de seguir haciendo cosas que alimenten la integración. Nuestra ciudad tiene que ir tendiendo a una perspectiva más amplia, más integradora. Hay una deuda pendiente con la diversidad sexual y en estos espacios apelamos a interpelarnos como ciudadanía, como personas que cohabitamos en esta ciudad”.

La licenciada en Psicología Graciela Balestra, presidenta de Puerta Abierta, se mostró feliz por el reconocimiento que implica este desafío para la organización que conduce. Este año cumplen 20 años brindando atención psicológica especializada en diversidad sexual, que se materializa en terapia, supervisión terapéutica, grupos de reflexión de varones gays y de mujeres lesbianas y la coordinación del centro de jubilados gays, un espacio único en la Argentina. “En la reunión con la Secretaría de Derechos Humanos coincidimos en la dificultad que tienen los adultos mayores en cuanto a su absoluta soledad en la que viven muchos y la falta de lugares de distracción y encuentro. Porque dentro de todo los más jóvenes pueden ir a bailar a un boliche o hasta tienen Tinder u otras aplicaciones para conocer gente, un mayor no tiene cabida en esos lugares”, explicó Balestra, con años en experiencia con adultos mayores. Según dijo, en la Casa del Orgullo harán lo mismo que en Puerta Abierta pero ampliado.

Las actividades proyectadas hasta ahora son grupos de reflexión para varones gays, lesbianas, jóvenes y adultos mayores; biodanza; taller de teatro, de canto, literario, de videocelular (apuntado a los más jóvenes). También estará abierto para la presentación de libros, charlas, conferencias, capacitaciones sobre diversidad; habrá visitas guiadas a colegios interesados en aprender sobre diversidad sexual (en la casa habrá una línea de tiempo con los hitos del colectivo LGBT y cada sala llevará el nombre de un activista relevante). También habrá supervisión de terapeutas. LEER NOTA COMPLETA

Argentina tiene el primer centro para jubilados LGBT

Los adultos mayores LGBT ya tienen un lugar a donde pasar su retiro sin ser discriminados ni señalados, fue una iniciativa de una mujer gay.

s_100065_10925_NormaCastillo1Rr

Norma Castillo presidenta de “Puerta Abierta” (Fotos: Juan Ignacio Calcagno).

En Argentina se ha abierto el primer centro de retiro para adultos mayores LGBT en el mundo, se trata del Centro de Jubilados Puerta Abierta.

El espacio, ubicado en el barrio porteño de San Cristóbal, funciona como lugar de encuentro de hombres y mujeres que conversan, acompañados por psicólogos, y organizan actividades como viajes, talleres de teatro, cine debate, bailes y festejos de cumpleaños. Su presidenta, Norma Castillo, expresó que “es una forma de visibilizar nuestro orgullo por la elección de vida que nos hace felices”.

Norma Castillo es la presidenta del primer centro de jubilados para lesbianas, gays, bisexuales y trans (LGBT) de Argentina y probablemente del mundo. “Ojalá llegue el día en que podamos ir a cualquier centro de jubilados y no sentirnos como si fuéramos raras. El centro Puerta Abierta es una forma de visibilizar nuestro orgullo por la elección de vida que nos hace felices, donde podemos compartir nuestras experiencias y sentir que no somos las únicas a las que les pasa. Somos como una familia”, dijo a Infojus Noticias Norma.

Puerta Abierta es un espacio cultural que funciona hace 16 años, en el barrio porteño de San Cristobal, y desde hace seis que también sirve como lugar de encuentro para el centro de jubilados. Norma explicó que “el espacio está abierto a todas las personas, aunque se aclara lo de la diversidad sexual porque no está culturalmente implícito”. En Argentina, hay unas seis millones de personas jubiladas y pensionadas, según estadísticas oficiales de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES).

En el centro de jubilados LGBT se reúne todas las semanas un grupo de mujeres y uno de hombres y charlan. Los acompañan especialistas en psicología. “A los viejos nos sacan la sexualidad y esto de decir ‘soy mayor, tengo nietos y además la paso bien acompañada’, es relativamente nuevo. Yo tengo 73 años y como la mayoría de los que vienen a Puerta Abierta tuve un pasado hetero y formé una familia, pero un día me animé a decir lo que me pasaba. Somos de una generación que creció con la idea de que era un horror ver a un hombre con otro hombre, que era algo que se debía castigar. Y sacarte de la cabeza esos prejuicios tan instalados no es fácil, pero hacerlo acompañados es mejor”, dijo Norma.

Puerta Abierta tuvo una presencia fuerte durante la campaña por la ley de Matrimonio Igualitario (26.618), aprobada en 2010. Además de las reuniones semanales, en los encuentros organizan  otras actividades como viajes, talleres de teatro, cine debate, bailes y festejos de cumpleaños.

Norma y Cachita

Norma empezó a salir con Ramona “Cachita” Arévalo hace 35 años y, apenas sancionada la ley de Matrimonio Igualitario, se casaron. Antes, con la ley de Unión Civil en la Ciudad de Buenos Aires, ya se habían unido en los papeles. “Cuando la conocí a Norma yo también tenía 37 años. Entonces nos dimos cuenta que estábamos enamoradas, aunque no sabíamos cuánto iba a durar”, dijo Cachita en el living de su casa, que tiene en las repisas y las paredes huellas de amor a través del tiempo: fotos de la fiesta del casamiento, de vacaciones y con amigos.

En 2015, Norma fue nombrada “Personalidad Destacada de los Derechos Humanos” por la Legislatura porteña. Al agradecer el reconocimiento, mirando a Cachita en primera fila, llamó a involucrarse con la visibilización: “Tenemos que buscar la libertad, el vivir bien. Y vivir bien significa hacer el bien a tu alrededor y compartirlo con los demás. Y sentirte que sos una persona, como nos sentimos cuando pudimos casarnos. Nosotras estuvimos juntas y enamoradas durante treinta años. ¿Por qué eso va a ser algo malo?”.

El grupo de mujeres se reúne en Puerta Abierta los martes y el de hombres los miércoles, de 20 a 21.30. La dirección es Alberti 1052. C.A.B.A.

Fuentes: Infojus Noticias