Sylvia Rivera – Celebrando el Orgullo LGBT

“No me quiero perder ni un instante de esto. ¡Es la revolución!”.

Sylvia Rivera

Sobre los Disturbios de Stonewall

Sylviarivera2

Sylvia Rae Rivera (nacida el 2 de julio de 1951 y fallecida el 19 de febrero de 2002) fue una activista LGBT estadounidense. Rivera fue una miembro fundadora del Gay Liberation Front y la Gay Activists Alliance y, junto a su amiga Marsha P. Johnson, ayudó a fundar STAR (Street Transvestite Action Revolutionaries), un grupo dedicado a ayudar a mujeres callejeras transexuales sin techo.

SylviaRivera4

Rivera nació y creció en la Ciudad de Nueva York y viviría la mayor parte de su vida cerca de esta ciudad. Era de ascendencia puertorriqueña y venezolana. Fue abandonada por su padre biológico José Rivera en los primeros años de su vida y su madre se suicidó cuando Sylvia tenía tres años. Rivera fue criada desde entonces por su abuela venezolana, quien no aprobaba su comportamiento afeminado, particularmente cuando comenzó a llevar maquillaje durante su cuarto año de primaria.1​ Como resultado, Rivera empezó a vivir en las calles a la edad de once años, donde se unió a una comunidad de drag queens, término con el que se denominaban en las décadas de los ´60 y ´70 a las personas trans.

SylviaRiveraStar

Su activismo comenzó con la Guerra de Vietnam y los movimientos de derechos civiles y feminista, y llegó a su punto máximo en los tiempos de los Disturbios de Stonewall. Frecuentemente hablaba sobre su experiencia en el Stonewall Inn la noche de los disturbios. También luchó por los derechos de los jóvenes puertorriqueños y afroamericanos, particularmente en los Young Lords y Black Panthers.

En diferentes momentos de su vida, abusó de sustancias controladas y vivió en la calle. Sus experiencias le llevaron a enfocarse en activismo por aquellos que la sociedad (y muchas veces la comunidad gay) dejaban atrás.

“El infierno no conoce la furia de una drag queen despreciada.”

SylviaRivera3

En mayo de 1995 intentó suicidarse lanzándose al río Hudson ​Murió la madrugada del 19 de febrero de 2002 en el Hospital St. Vincent de Nueva York debida a complicaciones de cáncer de hígado.​ La activista Riki Wilchins comentó, “De muchas formas, Sylvia fue la Rosa Parks del movimiento transgénero moderno, término que ni siquiera se acuñó hasta dos décadas después de Stonewall”.

Durante los últimos cinco años de su vida, Sylvia reinició su actividad política, dando más discursos referentes a los Disturbios de Stonewall y la necesidad de unidad entre personas transgénero para luchar por su legado histórico como personas en la vanguardia del movimiento LGBT. Viajó a Italia para la Millennium March en 2000 donde fue aclamada como la Madre de todas las personas TLGB (Transexuales, Travestis, Transgéneros, Lesbianas, Gays y Bisexuales).​ A principios de 2001, restableció la organización STAR y continuó en su activismo hasta su muerte

SylviaRiveraWay

En 2005, la intersección de las calles Christopher y Hudson fue renombrada “Sylvia Rivera Way” en su honor. La intersección se encuentra en Greenwich Village, barrio en el cual Rivera comenzó su activismo y a unas pocas cuadras del Stonewall Inn

El siguiente video está incluido en el sitio https://transexualidad-euskadi.blogspot.com/2006/04/sylvia-rivera-todava-la-recordamos.html

 

“Casa del Orgullo”, nuevo espacio LGBT+ en la ciudad de Buenos Aires

artículo publicado por La Nacion

Desde el 4 de abril la ciudad de Buenos Aires tendrá su Casa del Orgullo. Se trata de un espacio ubicado en el barrio de Constitución que plantea la posibilidad de practicar una mejor convivencia, de sumar un lugar de integración para el colectivo de personas lesbianas, gays, bisexuales y trans (LGBT) que ha sido históricamente relegado. Allí se pretende valorizar la diversidad sexual y promover el encuentro a través de grupos de reflexión de gays y lesbianas, de talleres de yoga, danza, teatro, entre otros, brindar asesoramiento jurídico, por mencionar algunas de las actividades que propone la Casa.

CasaOrgulloBA2

La Casa del Orgullo está ubicada en el barrio de Constitución

La idea está impulsada por el gobierno porteño. David Cohen, director general de Convivencia de la Diversidad de la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Ciudad, comentó que la intención es trazar políticas públicas que tienen ver con ir atendiendo las distintas necesidades que van acercando las asociaciones de la sociedad civil. “Así como hace dos años inauguramos la primera casa trans de la Argentina, un lugar de referencia para las personas trans, hoy abriremos la Casa del Orgullo, que estará a cargo de dos organizaciones que se especializan en familias diversas y en adultos y adultas mayores”, dijo. Se trata de la Asociación de Familias Diversas de la Argentina (AFDA) y de Puerta Abierta.

Según explicó el funcionario, es clave para el trabajo avanzar en la cogestión entre el gobierno de la Cuidad y las organizaciones civiles, ya que la organización advierte problemas que al gobierno no llegan y al revés. “Notamos que más allá de las situaciones de homofobia puntuales, también se trata de una cuestión cultural que hay que trabajar”, comentó Cohen. “A partir de una legislación de vanguardia como la que tenemos, de políticas públicas que se vienen consolidando, nos encontramos frente a la necesidad de seguir haciendo cosas que alimenten la integración. Nuestra ciudad tiene que ir tendiendo a una perspectiva más amplia, más integradora. Hay una deuda pendiente con la diversidad sexual y en estos espacios apelamos a interpelarnos como ciudadanía, como personas que cohabitamos en esta ciudad”.

La licenciada en Psicología Graciela Balestra, presidenta de Puerta Abierta, se mostró feliz por el reconocimiento que implica este desafío para la organización que conduce. Este año cumplen 20 años brindando atención psicológica especializada en diversidad sexual, que se materializa en terapia, supervisión terapéutica, grupos de reflexión de varones gays y de mujeres lesbianas y la coordinación del centro de jubilados gays, un espacio único en la Argentina. “En la reunión con la Secretaría de Derechos Humanos coincidimos en la dificultad que tienen los adultos mayores en cuanto a su absoluta soledad en la que viven muchos y la falta de lugares de distracción y encuentro. Porque dentro de todo los más jóvenes pueden ir a bailar a un boliche o hasta tienen Tinder u otras aplicaciones para conocer gente, un mayor no tiene cabida en esos lugares”, explicó Balestra, con años en experiencia con adultos mayores. Según dijo, en la Casa del Orgullo harán lo mismo que en Puerta Abierta pero ampliado.

Las actividades proyectadas hasta ahora son grupos de reflexión para varones gays, lesbianas, jóvenes y adultos mayores; biodanza; taller de teatro, de canto, literario, de videocelular (apuntado a los más jóvenes). También estará abierto para la presentación de libros, charlas, conferencias, capacitaciones sobre diversidad; habrá visitas guiadas a colegios interesados en aprender sobre diversidad sexual (en la casa habrá una línea de tiempo con los hitos del colectivo LGBT y cada sala llevará el nombre de un activista relevante). También habrá supervisión de terapeutas. LEER NOTA COMPLETA

Frente de Liberación Homosexual – FLH – Celebrando el Mes del Orgullo LGBT+

FRENTE DE LIBERACION HOMOSEXUAL

img-2-small580

El Frente de Liberación Homosexual (FLH; heredero del Grupo Nuestro Mundo, fundado en 1967) fue una asociación de defensa de los derechos de los homosexuales de tendencia izquierdista y revolucionaria, fundado en el barrio de Once de Buenos Aires en agosto de 1971.

En 1971, en medio de un clima político nacional fuertemente convulsionado (golpe de estado de Onganía, Cordobazo, etc.) se produjo la conjunción del Grupo Nuestro Mundo con una serie de intelectuales que decidieron crear una agrupación nueva; a su fundación acudieron intelectuales como Manuel PuigJuan José SebreliBlas MatamoroNéstor Perlongher, Juan José Hernández y el mismo Anabitarte. Sin embargo tales fundadores se retirarán tras la llegada del grupo Eros – integrada por Néstor Perlongher, Marcelo Manuel Bénitez, Eduardo Todesca- quienes radicalizarán la lucha política del Frente.

A lo largo de sus años de existencia, ideológicamente el FLH penduló entre el peronismo llamado de izquierda (Montoneros, JP, etc.) y el comunismo. Si bien en sus orígenes la agrupación pretendía ser simplemente un movimiento de opinión de tendencia marxista, con el tiempo y el ingreso de una decena de estudiantes universitarios ideológicamente de izquierda e incluso anarquistas, ésta acabó convirtiéndose en un grupo de agitación.

Ya en su primer Boletín, que reflejaba el debate interno del FLH, se reclamaba por un lado a las fuerzas revolucionarias del momento que incorporaran a sus programas de lucha las reivindicaciones del campo homosexual, mientras que en otra sección se escribía críticamente acerca de las experiencias de las revoluciones socialistas en relación a su colectivo.

SOMOS-marco

  • TÍTULOSOMOS.
  • FECHAS LÍMITE: n° 1 (diciembre de 1973) – n° 8 (enero de 1976).
  • LUGAR DE EDICIÓN: Buenos Aires.
  • MEDIDAS: 22 x 17 cm. 
  • EDITORIAL: [FLH].
  • DIRECTOR: [s.d.].
  • COLABORADORES: Héctor Anabitarte, Marcelo Manuel Benítez, Zelmar Acevedo, Alejandro Jockl, Néstor Latrónico, Néstor Perlongher, Rodolfo Rivas (probable seudónimo de autor desconocido), Eduardo Todesca.
  • TEMAS: Frente de Liberación Homosexual – Movimiento Homosexual – Feminismo – Revolución sexual – Homosexualidad e izquierdas
  • NOTAS: Revista del Frente de Liberación Homosexual (FLH) de la Argentina, constituido en 1971 y disuelto en 1976. Entre el número 2 (febrero de 1974) y el número 5 (diciembre de 1974), salió de manera trimestral. Estaba impresa por fotoduplicación. Junto con la salida del número 5, se publicó la segunda edición de Sexo y Revolución, texto originalmente distribuido en noviembre de 1973. A partir del número 7 (diciembre de 1975), siguiendo con la numeración de la revista, SOMOS se publicó como boletín informativo mensual en hojas mecanografiadas y abrochadas. Debido a la represión y violencia hacia los homosexuales, la revista se editó y distribuyó de manera clandestina y los textos no llevan firma individual o están firmados con seudónimo.

También entabló relaciones con las agrupaciones feministas de la época, como la Unión Feminista Argentina y el Movimiento de Liberación Femenina.

Además de los intelectuales que participaron en su fundación, el FLH nutrió sus filas de una cantidad que osciló en el centenar de militantes en su momento de apogeo, casi todos ellos pertenecientes a sectores de bajo nivel económico. Esta cifra se alcanzó entre septiembre de 1972 y agosto de 1973.

Los miembros del FLH aportaban una pequeña cuota mensual. Estos aportes, sumados a la recaudación provenientes de la organización de fiestas para el ambiente, eran utilizados para las publicaciones, materiales, e incluso para enviar víveres o enseres a homosexuales presos.

10569027_10208417902182032_3315434355440928273_n

Los activistas se agrupaban en células de hasta diez personas, además de simpatizantes externos. Los grupos más importantes fueron Nuestro MundoEros (encargado de las volanteadas y pintadas), Profesionales (encargado de la elaboración del material teórico y de una encuesta malograda sobre homosexualidad), Safo (lesbianas), Bandera Negra (anarquistas) y Emanuel (de tendencia cristiana). La primera agrupación lesbiana, “Safo”, ha sido vista con ciertas reservas, sin embargo recientemente la activista prostituta lesbiana Ruth Mary Kelly fue vinculada a dicho espacio.

Si bien el grueso del accionar del FLH se desarrolló en Buenos Aires, también consiguió realizar acciones en Mar del Plata, además de contar con simpatizantes en Mendoza y Córdoba.

Con motivo de la asunción presidencial del candidato peronista Cámpora, el 25 de mayo de 1973, durante una manifestación de apoyo, el ingreso del FLH a la Plaza de Mayo, en la primera aparición pública de esta organización, fue recibido al grito de “¡No somos putos, no somos faloperos, somos soldados de FAR y Montoneros!“. Esta humillación pública de la asociación fue clave para su desarticulación y desmovilización, que duró años.

Durante el autodenominado Proceso de Reorganización Nacional, la dictadura militar que gobernó al país los años siguientes, los homosexuales desaparecidos fueron objeto de especial ensañamiento por parte de sus captores en los centros clandestinos de detención, al mismo nivel que los detenidos judíos (situación que no quedó plasmada en el informe de la CONADEP, el Nunca Más, por presiones del sector católico de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, según declaró el rabino Marshall Meyer).

Este contexto adverso hizo que finalmente los últimos integrantes del FLH decidieran poner fin a las actividades en 1976, registrándose una fugaz refundación de la agrupación en el extranjero, de nula proyección.

Algunos de los lemas del FLH fueron:

  • Amar y vivir libremente en un país liberado.
  • El machismo es el fascismo de entrecasa.
  • Machismo = Fascismo.
  • Para que reine en el pueblo el amor y la igualdad (lema que llevaba el FLH en su pancarta el 25 de mayo de 1973, cuando fueron repudiados e insultados por los militantes de FAR y Montoneros. Es una cita de la Marcha Peronista).
  • Por el derecho a disponer del propio cuerpo.
  • Soltáte.

 

Fuentes: Wikipedia / America Lee / Espacio Memoria y Derechos Humanos

Nuestro Mundo – Celebrando el Mes del Orgullo LGBT+

NUESTRO MUNDO

ARGENTINA

000019916

Grupo Nuestro Mundo fue “el primer intento de organización homosexual en Argentina” según lo describe Néstor Perlongher en el artículo sobre el Frente de Liberación Homosexual (FLH), incluido en Prosa plebeya Ensayos 1980-1992 (Colihue, Buenos Aires, 1997). Este grupo de defensa de los derechos de los homosexuales fue creado en Argentina en 1967.Se considera el primer grupo creado para este fin en América Latina.

La asociación fue creada en noviembre de 1967 en la localidad de Gerli, un suburbio obrero del Gran Buenos Aires, todavía bajo la dictadura del general Juan Carlos Onganía. Fue fundado por catorce personas, la mayoría activistas de gremios de clase media baja. El líder era un comunista expulsado del partido por homosexual. El año exacto de fundación, que muchas veces se confunde con 1969, puede ser corroborado por las primeras publicaciones de Nuestro Mundo y por los testimonios de Hector Anabitarte, uno de sus fundadores.

Según el artículo ya citado de Néstor Perlongher, durante dos años enviaron incesantemente panfletos e informes sobre la liberación gay a los periódicos porteños. En agosto de 1971, junto con otras 5 organizaciones formaron el Frente de Liberación Homosexual (FLH). El FLH llegó a integrar diez grupos, además de Nuestro Mundo, eran Eros, Profesionales, Safo (grupo de lesbianas), Bandera Negra (anarquistas), Emanuel (cristianos) y Católicos Homosexuales Argentinos los más importantes. El FLH también editó hasta 1976 la revista Somos, la primera de su tipo en Argentina.

El FLH y todos los grupos homosexuales se disolvieron en 1976 tras el golpe de Estado que instauró en el poder a la dictadura militar autodenominada Proceso de Reorganización Nacional, ya que eran uno de los grupos perseguidos mediante el terrorismo de Estado que ejercía el gobierno de facto.

Fuente: Wikipedia

Carlos Jáuregui – Mes del Orgullo LGBT+

CARLOS JÁUREGUI

oacFhZBMfZaYfBn-800x450-noPad

Carlos Luis Jáuregui (1957 – 1996) fué un activista LGBT argentino, primer presidente de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) entre 1984 y 1987. Alejado de la misma, en 1991 fundó además la asociación Gays por los Derechos Civiles y en 1992 encabezó la primera marcha del Orgullo Gay Lésbico en Buenos Aires. Ayudó a impulsar el primer proyecto de unión civil y la inclusión de la orientación sexual en la cláusula anti-discriminatoria de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires. Además, presentó dos querellas contra el arzobispo de Buenos Aires Antonio Quarracino por discriminación. Jáuregui basó gran parte de su activismo en la búsqueda de visibilidad mediática y la política de «darse a conocer», por lo cual escribió en diarios, participó en programas de televisión y publicó el libro Homosexualidad en Argentina.

Jáuregui fue además profesor de historia, especializado en historia medieval.​ En 1996, a los 38 años, murió a causa de sida, enfermedad de la cuál habían sido víctimas también su hermano Roberto Jáuregui y su pareja Pablo Azcona.​ Tras su fallecimiento, una plaza en el barrio porteño de Constitución se nombró en su memoria y el 20 de agosto, día de su muerte, se estableció como el «Día del Activismo por la Diversidad Sexual». Una estación del subterráneo de la ciudad de Buenos Aires lleva su nombre desde el año 2017. Su historia fue llevada a la televisión en un capítulo del unitario Historia clínica, personificado por Gastón Pauls.

72513_captuba02

Era el hermano mayor de Roberto Jáuregui, también homosexual y cara de la Fundación Huésped, que falleció a causa del sida en 1993. A los dieciséis años se enamoró de su primer novio, Matías, con quien estaría durante cuatro años. Posteriormente diría sobre el descubrimiento de su sexualidad y los miedos al reproche social: «Estos que me cuestionan y que me critican, indudablemente, son una basura, ¿pero acaso necesito del permiso de los otros? Si este es mi deseo, es mi vida… ¿a quién voy a pedir autorización para vivirla como quiero? ¿que voy a hacer? ¿Ocultarme, esconderme?» y que finalmente eso «no era para mí»

Entre 1975 y 1979 cursó la carrera de historia de la Universidad Nacional de La Plata y entre 1977 y 1980 fue ayudante de la cátedra de historia medieval.​ Tras graduarse fue profesor de historia argentina en la misma universidad y de instrucción cívica en un colegio secundario. A principios de los ochenta cursó un posgrado sobre historia medieval en el École Pratique des Hautes Études de París y viajó por Europa y Estados Unidos, donde realizó un curso de sociología urbana en el Webster State College. En 1982, de regreso en Argentina, ejerció brevemente en el profesorado de La Plata y luego se mudó con su padre a Buenos Aires, donde comenzó a ejercer como profesor adjunto de geografía histórica en la Universidad del Salvador.

Estuvo de pareja con Pablo Azcona, con quien convivía y, tras la muerte de este en 1988, no pudo retener su departamento por no estar casados. Al respecto, Jáuregui dijo «Yo sentía que ese lugar me correspondía y, de hecho, si hubiésemos estado casados legalmente me hubiera correspondido […] Años atrás, la represión policial era nuestra principal preocupación. A partir del sida, nuestro mayor problema es la herencia». Entró en una depresión y comenzó a hospedarse transitoriamente en casas de amigos. A principios de los 90, comenzó a convivir con su amigo César Cigliutti y la entonces pareja de este Marcelo Ferreyra, con quienes se quedó hasta su muerte.

En 1981, participó en su primera marcha del Orgullo Gay en París, lo cual fue según él años después: «el motor que decidió mi posterior militancia en el movimiento gay porque, a partir de ese momento, yo empecé a pensar que en la Argentina había que hacer algo. Ahí, en Francia, yo era testigo de cómo era posible vivir en una sociedad libre». Además dijo «Lloré como nunca cuando vi la primera marcha […] Tuve la certeza de que había descubierto algo que era lo que realmente quería hacer. Así dejé la investigación y dediqué mi vida a la militancia gay»

Carlos1

Durante un operativo de la policía en el cual se arrestó a varios homosexuales en la discoteca Contramano, instó a resistir pacíficamente y a cantar el himno nacional, pero fue detenido por «resistencia a la autoridad» y luego absuelto tras una apelación. En 1987 abandona la CHA en busca de un activismo más radical, molesto con que la organización se «institucionalizó» y en desacuerdo con el nuevo enfoque basado principalmente en el sida. Posteriormente se unen sus compañeros Marcelo Ferreyra y César Cigliutti, actual presidente de la misma, y en 1991 fundan la asociación Gays por los Derechos Civiles (Gays DC). Desde ahí, se impulsó el primer proyecto de unión civil para hacerle frente al tema de la herencia que lo había afectado años atrás. El proyecto fue presentado por el diputado Héctor Polino, del Partido Socialista, pero finalmente no fue aprobado.

En 1992, junto a varias organizaciones, encabezó la primera marcha del Orgullo Gay Lésbico en Buenos Aires, que contó con alrededor de trescientas personas y a la cual la CHA se opuso originalmente. Más adelante, Cigliutti diría que «a pesar de las broncas, nunca dejamos de tener un sentimiento de pertenencia a la CHA».​ En 1994, el cardenal y arzobispo de Buenos Aires Antonio Quarracino dijo que los homosexuales deberían ser «encerrados en un ghetto […] son una sucia mancha en el rostro de la Nación». Jáuregui presentó una querella, pero no fue exitosa porque la orientación sexual no estaba incluida en la ley anti-discriminatoria. Poco antes de su muerte, impulsó la prohibición de la discriminación por orientación sexual en la nueva Constitución de la Ciudad de Buenos Aires. Una semana después de su muerte, activistas LGBT entraron a lugar donde sesionaba la Convención Estatuyente con fotos de Jáuregui y el acompañamiento de la prensa, reclamando la inclusión de la cláusula anti-discriminatoria, la cual fue aprobada días después por unanimidad. Buenos Aires se convirtió así en la primera ciudad latinoamericana en condenar la discriminación por motivos de orientación sexual. Seguiremos luchando por alcanzar una vida más digna, porque sin libertad sexual no existe libertad política […] En una sociedad que nos educa para la vergüenza, el orgullo es una respuesta política. Carlos Jáuregui.

Murió a causa del sida el 20 de agosto de 1996, a los 38 años. Una procesión fúnebre en la que participaron decenas de personas partió desde la Plaza de Mayo al Palacio del Congreso, para luego tener su destino final en el Cementerio de la Chacarita. Frente al Congreso, Patricia Gauna dijo que Jáuregui «seguirá presente en cada uno de nuestros gritos para derribar este muro que el poder ha levantado para discriminarnos»

En 2008 se puso su nombre al auditorio de la sede del INADI y en 2010, tras un proyecto de la diputada Diana Maffía, una plaza del Barrio de Constitución en Buenos Aires fue nombrada en su memoria. La diputada dijo que el activista «fue el primer militante que trabajó como un derecho humano la discriminación a la diversidad sexual».

Ese mismo año, se nombró en su memoria al Primer Festival Nacional de Teatro LGBT, organizado en San Miguel de Tucumán.

000928_1

En 2012, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó un proyecto de ley presentado por la legisladora Gabriela Alegre y redactado junto a la CHA, que estableció el 20 de agosto, día de la muerte de Jáuregui, como «Día del Activismo por la Diversidad Sexual». Al respecto, Pedro Paradiso Sottile, un activista LGBT, dijo «Carlos Jáuregui fue y es un referente para muchas/os de nosotras/os, impulsándonos al activismo público con orgullo. Proponer el día del activismo por la diversidad sexual en su homenaje, es un acto de amor y de reconocimiento, para alguien que puso el cuerpo y su vida por la lucha contra la discriminación de las personas LGTBI y la igualdad»

El presidente de la CHA, por su parte, expresó «Carlos Jáuregui le dio su propia identidad y visibilidad a toda nuestra comunidad gay, lésbica, travesti, transexual, bisexual e Intersexual (GLTTBI). Fue la primera persona que dio su nombre y apellido a nuestros reclamos de igualdad de derechos en Argentina […] Muchos de nosotros nos sentimos dignamente y sólidamente representados por Carlos. Esta ley intenta devolverle de alguna manera su valentía, generosidad y entrega»

En 2010 se publicó el libro sobre su vida Orgullo. Carlos Jáuregui una biografía política, escrito por la activista feminista Mabel Bellucci.

En 2012, su historia fue llevada también a la televisión en el capítulo Jáuregui, el mismo amor, los mismos derechos del ciclo Historia clínica.

En julio de 2016 un diputado por la Coalición Cívica Ari en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, Maximiliano Ferraro, planteó el nombramiento de la estación “Santa Fe” de la Línea H del Subterráneo de la ciudad ya mencionada, a pocos días de su inauguración, como la “Estación Carlos Jáuregui”. Fue aprobado por unanimidad como Ley Nro. 5778 y fue inaugurada el 20 de marzo de 2017

 

En noviembre de 2016 Lucas Santa Ana, director y guionista, presenta en el Festival Internacional de Cine LGBTIQ Asterisco, en la Ciudad de Buenos Aires, el documental El puto inolvidable. Vida de Carlos Jáuregui. 

Fuentes consultadas.

Wikipedia

Television Pública

 

Marsha P. Johnson – Mes del Orgullo LGBT+

Marsha P. Johnson

Marsha Johnson

Marsha P. Johnson

Una de las drag queens y street queens más conocidas de la ciudad, Johnson ha sido identificada como una de las más importantes activistas en los enfrentamientos con la policía durante los disturbios de Stonewall. A principios de la década de 1970, Johnson y su buena amiga Sylvia Rivera cofundaron la organización Street Transvestite Action Revolutionaries (STAR; Revolucionarias activistas travestidas callejeras); juntas eran una presencia visible en las marchas a favor de la liberación gay y otras acciones políticas radicales. En la década de 1980, Johnson continuó su activismo de la calle como organizadora respetada y marshall de ACT UP. Junto con Rivera, Johnson era «madre» de la Casa STAR, juntando ropa y comida para ayudar apoyar a las jóvenes drag queens, mujeres trans y otros chicos callejeros que vivían en los muelles de la calle Christopher o en su casa, en el Lower East Side de Nueva York.

4813_sylvia_and_marsha-2.png

Marsha P. Johnson y Sylvia Rivera

En una ocasión, delante de un tribunal, el juez preguntó a Marsha, «¿Qué significa la ‘P’ del nombre?»; Johnson contestó su respuesta habitual «Pay it No Mind» («No le hagas caso»).​ Esta frase se convertiría en su distintivo.

Screen-Shot-2017-09-12-at-3.34.30-PM

Marsha P Johnson retratada por Andy Warhol

En 1974 Marsha P. Johnson fue fotografiada por Andy Warhol, como parte de una serie de polaroids titulada «señoras y caballeros», que se centraba en drag queens.​ Johnson también era miembro de la troupe de drag queens de Warhol, Hot Peaches, que ha sido comparada con otra similar de San Francisco, The Cockettes.

Una entrevista con Marsha P. Johnson realizada por el activista gay Allen Young puede ser leída en el libro Out of the Closets: Voices of Gay Liberation, publicado en 1972 y disponible en una nueva edición de la New York University Press.

En julio 1992, el cuerpo de Johnson fue encontrada flotando en el río Hudson, no lejos del muelle del West Village, poco después de la Marcha del Orgullo. La policía consideró la muerte un suicidio. Los amigos y los seguidores de Johnson dijeron no tenía tendencias suicidas​ y una campaña de pósteres más tarde afirmaba que Johnson había sido acosada el día de su muerte cerca de donde se encontró su cuerpo. Intentos para conseguir que la policía investigase la causa de la muerte fueron infructuosos.​ Después de una fuerte campaña dirigida por la activista Mariah Lopez, en noviembre 2012 el departamento de policía de la Nueva York reabrió el caso como un posible homicidio.

Sólo dos días antes de su muerte, Johnson fue entrevistada extensamente sobre su vida. La entrevista forma el núcleo del documental de 2012, Pay it No Mind: The Life and Times of Marsha P. Johnson, dirigido por Michael Kasino y Richard Morrison.​ Para el documental también fueron entrevistados muchos de los amigos más cercanos de Johnson. Johnson es honrada por ellos como una «santa», como una persona profundamente espiritual, que atendía todas las iglesias y templos, que regalaba lo poco que tenía para ayudar a aquellos que se encontraban en las calles y que hacía ofrendas, influenciadas por la Santería, a los espíritus de las aguas que rodean y recorren a través de Nueva York. Es honrada como una reina, una activista veterana y una superviviente.

marsha-memory

Este triángulo se puede apreciar en uno de los postes cercanos al Río Hudson como un recordatorio para los que desconocen la importancia que tuvo Marsha

La banda de pop barroco de Nueva York, Antony and the Johnsons, fue nombrada en honor a Johnson, y su álbum epónimo de 1998 contiene una canción, «River of Sorrow», inspirada en Johnson y su muerte. La canción es parte de la banda sonora del documental.​

Un personaje basado en Johnson aparece en la película Stonewall, una obra inspirada en los disturbios de Stonewall. El papel de Johnson lo realiza Otoja Abit.

CLxGSY_WEAAmbbX

Una fuente memorial se halla justo en el lugar del río Hudson donde se recogió su cadáver

Documental de Marsha P. Johnson en Netflix

MarshaPJohnson_Onesheet_082_RGB_V6

https://www.netflix.com/ar/title/80189623