Ekai, transexual de 16 años, se suicida esperando su tratamiento hormonal.

A pesar de contar con el apoyo de sus padres, Ekai no ha soportado la rapidez de los cambios de la adolescencia y se quita la vida, a los 16 asño de edad, en el domicilio familiar de Ondarroa. Chrysallis ha convocado una concentración en su recuerdo y para reivindicar que otros adolescentes se encuentran en la misma situación.

Por Luis M. Álvarez

780x580-noticias-ekai

A finales de noviembre un joven transexual, Ekai, de 16 años de edad explicaba a un reportero de La Sexta los «malos ratos» que pasaba teniendo que explicar que en su documentación legal no figurase el género con el que realmente se identifica. A pesar de que había decidido iniciar el bachillerato artístico a partir de septiembre, los vertiginosos cambios físicos que conlleva la adolescencia aceleraron su ansiedad y no ha aguantado más. Sus padres, Ana y Elaxar, encuentran su cuerpo sin vida en su dormitorio este jueves, 15 de febrero, en Ondarroa (Vizkaya), tal y como confirmaba Chrysallis, la Asociación de Familias de Menores Transexuales, denunciando que el joven « se dio por vencido ante tanta pelea y tanta traba».

Aunque apoyado en todo momento por sus padres, Ekai ha tenido que pelear muchas batallas a su corta edad. Reivindicó que le cambiaran su nombre en el registro civil, así como su género en el DNI; luchó para que se impartiera una formación en su instituto para que sus compañeros y profesores entendieran el proceso por el que estaba pasando, que nunca llegó a materializarse; encontrándose actualmente a la espera de recibir una tratamiento de testosterona en la Unidad de Género del Hospital de Cruces que «nunca llegó».

beasever

Bea Sever, portavoz de Chrysallis

Es «la peor de las noticias, pero vamos a seguir luchando por su memoria y por esas niñas, niños y jóvenes a quienes se les está negando una y otra vez su identidad», explica Bea Sever, portavoz de Chrysallis, desde donde han transmitido su «inmenso dolor» por la muerte de Ekai. «Esta batalla la hemos perdido como sociedad y a Ekai nadie puede devolverle ya la vida», declaran desde Chrysallis, alertando de que otros «cuatro o cinco chavales que también están en unas situación insostenible, algunos incluso tomando antidepresivos».

Tanto en recuerdo de Ekai, como en reivindicación de los que están en su misma situación, Chrysallis ha convocado una concentración este sábado a las 17:00 horas en Ondarroa. Desde el ayuntamiento de Ondarroa han expresado su solidaridad con la familia y allegados de Ekai, uniéndose a la concentración de este sábado e invitando a sus ciudadanos a «construir un municipio libre de transfobia». Desde Save the children también han transmitido sus condolencias a Chrysallis, reclamando «una protección especial por parte de la Adminsitración» para los menores transexuales al ser «especialmente vulnerables».

398
Comunicado de Chrysallis

La mañana del 15 de febrero las familias de Chrysallis Euskal Herria recibíamos en el whatsapp en el que compartimos nuestras alegrías y tristezas, la peor de las noticias. Ana nos comunicaba que había encontrado a su hijo de 16 años Ekai muerto.

El inmenso dolor de Ana y Elaxar es también el nuestro, al igual que lo han sido sus batallas. Batalla por lograr el cambio de nombre en el registro; batalla por recibir en la “unidad de género” de Cruces el tratamiento hormonal que necesitaba y que nunca llegó; batalla por conseguir que en su instituto se realizara la formación para que la comunidad escolar pudiese comprender su realidad y así poder respetarla, y que no se hizo… un cúmulo de batallas cotidianas. Demasiadas para un adolescente, en este caso. Esta batalla la hemos perdido como sociedad y a Ekai nadie puede devolverle ya la vida. Pero vamos a seguir luchando. Por la memoria de Ekai. Por aquellos chicos y chicas que siguen esperando a recibir en el Hospital de Cruces el tratamiento que necesitan. Por aquellas chicas y chicos a quienes han denegado el cambio de nombre. Por todas esas niñas, niños y jóvenes a quienes se les está negando una y otra vez su identidad. Por los que vendrán detrás. Por una ley que les proteja. Por una sociedad informada que comprenda y acepte los hechos de diversidad y en la que estas chicas y chicos puedan crecer, puedan desplegar todo su potencial, puedan vivir. Para que nunca, nadie, tenga que volver a pasar lo que Ana y Elaxar están pasando. Con lágrimas en los ojos y el corazón roto, Ana, Elaxar eta familia, maite zaituztegu.

Chrysallis Euskal Herria convoca a una concentración este sábado 17 de febrero, a las 17:00 en la Plaza del Ayuntamiento de Ondarroa.

 

Fuentes: universogay.com