Chile. Los rostros del SIDA que esconden las cifras.

Por Jose Luis Diaz

Hablar de SIDA y de VIH va más allá de hablar sólo de una enfermedad o un estado. Detrás de la enfermedad están las personas. Estamos cada uno de nosotros. Y es eso lo que no debemos olvidar.

Sí; han habido mejoras en la condición de las personas que conviven con el VIH; han sido 20 años de cambios. Actualmente; la esperanza de vida ha aumentado considerablemente. La ciencia, la medicina y las terapias alternativas han colaborado. Pero es nuestra obligación, como sociedad, como ciudadanos, recordar a todas las personas que conviven a diario con este estado y a todas aquellas que ya no están con nosotros. Las que lo saben, las que aún no conocen su diagnóstico y su entorno.

Hoy, más que nunca, está en nuestras manos educarnos. La tarea pendiente de la autoridad y el Gobierno de turno. El aumento en los márgenes del rango etario nos da importantes señales. La Educación Sexual a nivel escolar carece de recursos que permitan alertar y tomar conciencia de la situación. Los programas y los planes de estudio distan de la realidad e incluso son inexistentes en algunos establecimientos educacionales. La Educación Sexual en nuestra formación no fue suficiente y hoy es, prácticamente, inexistente. Ahí el motivo del importante número de adolescentes notificados. La Tarea del Estado en la PREVENCIÓN no es efectiva y es hasta absurda. Sin importar el Gobierno de turno, el tema ha sido sólo eso; un punto más en una pizarra.

Por otro lado; afrontar el mundo laboral siendo notificado; obligándonos a ausentarnos desmedidamente por controles que tienen esperas que pueden ser eternas y el desconocimiento por parte de los empleadores respecto a la realidad de los tratamientos y al efecto que causan en una persona son suficientes para poner en una balanza la seguridad y la estabilidad laborar por sobre la salud. ¿Dejamos de ser nosotros mismos una prioridad?

IMG_20180106_221447-01

Y si hablamos de la Salud y el Servicio Público ¿Estamos conformes?

Es difícil encontrar un equipo idóneo en su totalidad; preparado y formado para la ejecución de sus funciones y, por sobre todo, enfrentarse al efecto que genera la notificación de este estado en una persona. La función se mecaniza y se estandariza para abarcar un mayor número de pacientes. Pero no somos sólo un número. Somos realidades y experiencias distintas. Es, probablemente, este espacio de salud en donde se aprecian mayormente los prejuicios y la condena social. Entre los profesionales y equipos que nos atienden. Intentan salvarte pero te matan socialmente.

Nosotros somos responsables de mantener una salud sexual controlada; realizándose la prueba de VIH de forma periódica y previniendo también otras ITS. Debemos ser responsables y colaborar en educar.

Por otro lado, las personas que convivimos con el virus también somos importantes de cara a ser integradas y respetadas en la sociedad y la comunidad. El VIH y el sida no debe ser olvidado ni ignorado. Ni en vida ni tras la ausencia de ella. Por ello hablamos, y somos sujetos capaces de luchar por el reconocimiento que merecemos. Somos personas. Con derechos y obligaciones como todo ciudadano.

Es cierto, para los familiares también es un proceso difícil aquel en donde deban mostrar y o recordar a sus seres queridos. Sabemos que la sociedad estigmatiza y discrimina. Segrega y enjuicia. Hoy la responsabilidad es de todos. En nuestra sociedad es necesario visibilizar la situación. Ayudar desde nuestros testimonios y experiencias a desmitificar falsas creencias sobre el VIH y el sida. La educación en todos los niveles etarios es necesaria pero evidentemente escasa. Debemos generar conciencia. Empatía. No podemos seguir encendiendo velas o marchando por los más de 600 muertos que se suman año a año. Por mejorar las condiciones con las que fueron tratados y las negligencias de un sistema que intenta esconderlos bajo la alfombra. Detrás de cada dato estadístico hay una historia. Una familia. Un ser humano.

Visibilizarnos no nos hace más vulnerables sino más fuertes.

 

Anuncios

Chile. SIDA, una historia entre dos.

Realidad  y rostro que esconde una cifra

Por Jose Luis Diaz

En próximo 1 de Diciembre se conmemorara el día internacional del VIH/SIDA, acción que se realiza desde 1988. Momento para recordar a todas las victimas de esta cruel enfermedad que azotó a la población homosexual en los años 80 y 90.

IMG-20181109-WA0033

En la actualidad mas de 500 personas mueren en Chile a causa del VIH/SIDA y una cifra importante queda con secuelas de las enfermedades oportunista, la detección no es prevención y estas cifras dan cuenta del fracaso que tenemos en la política publica en esta materia y que a su vez nuestro país requiere un replanteamiento para enfrentar el problema y no disfrazarse de asesores, casting o la indolencia ministerial.

Los motivos que ocasionan la muerte no son muchos, falta de adherencia a los medicamentos, detención tardía, cepas mas resistentes y los propios prejuicios.

Hoy vivimos un olvido político, campañas inexistentes, ignorancia total de la ley SIDA por parte del gobierno de turno, disminución de los recursos, organizaciones exigiéndose al máximo para poder responder a la demanda que cada vez aumenta mas.

Por otra parte la muerte social es algo que sigue rondando a las personas notificadas.

Chile ha perdido la pelea de la prevención y como gesto reparatorio el ministro actual a través de un improvisado segundo plan centra sus puntos en la detección, ahorrando al gobierno poner en tabla la importancia de hablar sobre una ley de educación sexual obligatoria.

Este olvido no es casual y posiblemente se debe a que cada notificado se transformo  en una cifra, haciendo desaparecer el rostro humano y con ello su realidad, por esta razón y aportando a la conmemoración de un diciembre rosa y a la memoria de mis caídos es que  me pareció pertinente eliminar el numero, bajarme de la estadística y dar a conocer una historia de lucha, amor, compañerismo y lealtad  atreves de dos valientes Homosexuales.

Más mata más el Sida que la honestidad ( Diego Arriagada 2018)

¿Cómo se conocieron?

Diego: Nos conocimos por una persona en común el 2016. Nos agregamos en facebook. Cada uno estaba en sus  proyectos; Gerardo preparando “Fragmentos de memoria”, que se presentaría en el GAM con la compañía francesa La Position Du Guetteur de Ricardo López. Yo estaba reencantándome con la escritura. Así fueron varios meses; de hablar de teatro y libros. Y, terminando el mes de octubre, decidí ir a visitarlo al Hospital San Juan de Dios; donde estaba llevando su tratamiento de Quimioterapia de Eshap por el tercer cancer linfático no hodking que había aparecido. No sé si nos caímos tan bien. Éramos, literalmente, polos opuestos. Pero parece que de verdad se atraen.

¿En qué momento hablan del VIH?

Diego: Cuando las cosas y los sentimientos pasan de la simple amistad y hablamos de nosotros y los planes, el tema apareció. Las opciones eran simples. Hacer que el VIH nos separara o nos mantuviese juntos. Hay miedos. Hay prejuicios. Hay dudas e ignorancia. Pero habían pasos que darlos y teníamos que darlos juntos.

¿Cómo se puede llevar una relación, a pesar de los prejuicios de los demás?

Gerardo: Mientras las personas que son parte de una relación tengan las cosas claras es suficiente. El Vih es un tema para nosotros en lo que hacemos y en lo que pretendemos transmitir a través del Colectivo Mar y Cueca y los espacios que ocupamos. Hay ejemplos como en “120 Latidos por minuto”, que nos permiten entender que debemos reivindicar a las personas y no las etiquetas que la sociedad impone. Dejar de estigmatizarnos y victimizarnos. La tarea es exigir lo que corresponde. Enseñar y seguir cumpliendo los roles que decidimos adquirir en la sociedad. Lo que significa hacer cosas desde dentro.

¿Sientes que recibieron buena información de parte de los médicos tratantes?

Diego: No hemos tenido la instancia de sentarnos frente a un doctor juntos. No como pacientes. Hemos abordado el tema en distintos momentos; hemos generado importantes proyectos como el Encuentro “#Todxs; el Derecho a Todos los Derechos” junto a destacados especialistas; participamos de seminarios e incluso focus groups. Probablemente, eso mismo nos ha hecho acompañarnos y conocernos mejor. Hacer arte y hablar del VIH. Además; el Sector Público no tiene esos espacios. O son insuficientes. Si hoy se están anunciando recortes en el Presupuesto del VIH; ¿crees que exista intención de que parejas como nosotros aprendan y dialoguen sobre la realidad con la que conviven?

¿Cómo te explicas el aumento del VIH en Chile y como evalúan ustedes las Políticas Públicas?

Gerardo: Más que un cómo es un por qué. Desde que se dejó de hablar de que el Sida mata, como fue en los 80 e incluso los 90; ya no se respeta. Ahora hay tratamientos. No te mueres de VIH; puedes vivir incluso en mejores condiciones que un insulinodependiente. Pero el riesgo está en el desconocer la prevención. El “a mí no me va a pasar” está latente; nadie se hace cargo del contagio adolescente. No pasan las cosas por prevenir una enfermedad como el VIH y el SIDA; pasan por todo lo que no se habla. La sexualidad y la responsabilidad. La ignorancia en la Educación sexual en los colegios. El callar y no hablar de los riesgos que implican las ITS; por no ser capaces de decir CONDÓN. Por el aparentar un estatus. Y al final no es el VIH el que mata. Son todas las enfermedades anexas que el virus implica. La ignorancia frente al recontagio.

Diego: Hay que entender que el VIH no es sólo cuestión de salud pública. Es política, es educación. Es Social. El Estado está aparentando tomar conciencia pero no aplica medidas preventivas. Las campañas son absurdamente básicas y terminan estereotipando grupos de riesgo: jóvenes, homosexuales, inmigrantes. Estamos hablando de una epidemia y la sociedad no está reaccionando. Ahí es donde el activismo está ganando espacios. Sin recursos, la mayoria de las veces. Son estos movimientos y colectivos culturales los que están tomando decisiones. Pero no se puede hacer todo el trabajo. Podemos ser parte pero la heterogeneidad de la sociedad hoy requiere muchísimos actores que vayan más allá del color político y que trasciendan sobre un periodo de gobierno. Y reduciendo presupuestos, dilatando campañas o escondiendo lo que pasa con la gente, transversalmente, no avanzamos. Retrocedemos. Y vamos a ser responsables de una tragedia mayor.

IMG-20181109-WA0031

Pronto llegamos al 1 de Diciembre día internacional del VIH, ¿Sienten que Chile le ha dado una batalla adecuada?

Gerardo: Todos los días son los día del VIH; todos somos positivos porque, al lado de cada uno de nosotros, existe alguien con VIH. Lo sepa o no. Hay organizaciones que han demostrado con creces que necesitamos cambios. Hay activistas y artivistas que se han empoderado y apoderado de espacios jamás utilizados para enfrentarse al VIH. Hay espacios como Comunidad Cultural Rogelia que lo incluyen en su misión y constantemente desarrollan espacios de arte y debate relacionados al VIH; el Museo de Química y Farmacia innovó en el tema y desarrolló una importante muestra a cargo de Gastón Muñoz, “Arte y Cuerpo Seropositivo”. La visibilidad, la formación y el diálogo constante con la comunidad por parte de Felipe Díaz–Olave #Positivo en el norte de Chile; algunos rostros emblemáticos como el Che de los gay y cada movimiento y colectivo que, como nosotros, utilizan sus recursos y espacios para dialogar y combatir el desentendimiento que tiene esta sociedad respecto a la realidad del VIH.

Chile está al debe. Pero no nos desmotivamos. Sabemos que tenemos que hacer aún más.

¿Qué pasa en su entorno cuando confiesan que  viven con VIH?

Diego: En una relación, para entender el VIH, debemos asumirnos positivos ambos. Y los demás, pueden entender o no. Compartir o no. Pero nosotros decidimos estar juntos. Pelear por una causa juntos. Hacer arte. La etiqueta que ponga el resto no influye en el futuro que decidimos construir. Los que quieren estar cerca, estarán.  Además; conocí a Gerardo grabando un documental dirigido por Ximena Quiroz. Sobre su historia. Su proceso con el cáncer y el VIH. Hasta nuestra unión Civil aparecerá en la pantalla grande. Decidimos hacer de nuestra experiencia un proceso que forme parte del aprendizaje de otras personas. Así también lo ha trabajado Ximena y estamos muy ansiosos de que todo el mundo pueda entender que los límites los ponemos nosotros mismos

¿Qué le dirías a los evangélicos cuando señalan al VIH como una castigo de Dios; más allá de que creas o no en él?

Gerardo: La fé de las personas es una cuestión personal e individual pero no es justa ni correcta cuando atenta contra los espacios de los otros. Cuando juzga. Cuando destruye y no construye. El mayor castigo es ver a personas sin individualidad y que terminan actuando clandestinamente. Que terminan sufriendo y viviendo en soledad. Sin poder pensar y juzgar de manera independiente por satisfacer a un culto. Lamentablemente son cada vez más. La tarea es educar. Y respetar.

¿Por qué creen que demora tanto la educación sexual en Chile?

Diego: ¿Existe educación sexual en Chile? La educación, en general, no es prioridad en Chile. La jornada de un profesor está lejos de poder ser un guía. La sexualidad no tiene un espacio en el programa educativo. En Chile se parcha. Cuando hay temas contingentes, se capacita un par de horas a la Jefa de UTP de un colegio y listo. Y las familias…¿A qué hora educan las familias? Al final, los jóvenes aprenden más de un youtuber o de la pornografía. Entre pares se habla. Pero es difícil hablar de sexualidad en familia cuando los conceptos y el lenguaje son tan distintos. Y en pareja; vivimos en una sociedad en donde la complacencia predomina. Por suerte las mujeres están ganando una batalla y defendiendo su opinión y decidiendo.

Chicos, he conocido muchas fiestas donde se practica el sexo sin condón. Ahí la gente sabe cómo se trasmite el VIH, ¿A qué creen ustedes que se deba esta falta de compromiso en el cuidado?

Gerardo: la respuesta es simple. ” A mi no me va a pasar”. Esa irresponsabilidad con uno y con los otros. La falta de educación respecto a los riesgos. Y la poca contención para entender que el VIH no impide desarrollarse ni llevar una vida normal. Es una enfermedad que no tiene cura pero se puede sobrellevar con responsabilidad.

¿Qué les diría a todos lo que no concretaron su relación o romance al saber que el otro era positivo?

Diego: Cada ejemplo es un caso distinto. Nosotros decidimos construir y aprender más allá del VIH. Quien sienta que encontró a la persona correcta, va a darlo todo para forjar un futuro y un proyecto. Pero, para eso, ambos deben saber y sentir lo que quieren. Lejos de un discurso correcto. Apoyarse. Comprenderse y complementarse. Como en cualquier relación.

¿Ustedes recomiendan contarlo o es mejor callar y cuidarse?

Gerardo: A modo muy personal; es imposible compartir la vida con alguien sin confiar algo tan fundamental. Pero es una cuestión individual, a pesar de lo importante y esencial que es que el otro te conozca tal cual eres.

¿Qué mensaje enviarían a la sociedad entera?

Gerardo: Volvamos a ser empáticos. Miremos a los otros a los ojos y respetemos; aprendamos y valoremos las diferencias. Todos convivimos y construimos la sociedad en que vivimos. Somos gestores de cambios.

IMG-20181109-WA0032.jpg

 

Argentina. Marilyn está llegando…

La ópera prima dirigida por Martín Rodríguez Redondo, Marilyn, después de su estreno mundial en el Festival Internacional de Cine de Berlín, y de su participación en Tel Aviv International LGBT Film Festival, donde ganó el Premio a Mejor película de ficción en junio pasado, competirá en la sección Horizontes Latinos de la 66° edición del Festival Internacional de Cine de  San Sebastián, 2018.

Marilyn_Afiche_Web 2

Marilyn también es candidata al Premio de la Juventud, de la sección Horizontes Latinos, destinado a la primera o segunda película de los realizadores, cuyo premio es otorgado por un Jurado formado por más de 300 jóvenes estudiantes de entre 18 y 28 años.

MARILYN 06

Además, Marilyn competirá por el Premio Sebastiane, galardón cinematográfico que se entrega al film o documental proyectado durante el Festival de Cine de San Sebastián, que mejor refleje los valores y la realidad de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales.

Dijo el Jurado, Tel Aviv Festival Internacional de Cine LGBT, 2018.

(…) Si bien hubo muchos destacados este año, ningún film transpiró estas virtudes con más éxito que el poderoso drama Marilyn, de Martín Rodríguez Redondo.”

MARILYN 01

“El público está inmerso sin fisuras en el mundo de batallas de Marcos, a través de la dirección virtuosa de Rodríguez Redondo y la atrapante interpretación del joven protagonista, Walter Rodríguez. El hecho de que la interpretación de Rodríguez sea mayormente silenciosa no le quita en absoluto profundidad a su actuación, y al abanico de emociones que su personaje, y el público, experimenta como resultado de ésta.  Si bien el final dejará al público sin aliento, el efecto general que nos deja el film es el de una emoción cruda y perdurable, un doloroso realismo, y la complicada naturaleza de la propia identidad cuando es descubierta bajo las más opresivas circunstancias.  Nos complace presentar el Premio de Ficción del TLVFest 2018 a Marilyn.”

Marcos, un peón de campo de diecisiete años, descubre su sexualidad en un ambiente hostil. Apodado Marilyn por otros adolescentes del pueblo, es objeto de deseo y discriminación.

En un clima de creciente opresión, acorralado por su familia y por el pueblo, Marcos se verá confrontado a la imposibilidad de ser quien quiere ser.

Marilyn está producida por Maravillacine (Argentina), en coproducción con Quijote Rampante (Chile), cuenta con el protagónico de Walter Rodríguez, en su debut cinematográfico, se suman al elenco Catalina Saavedra y Andrew Bargsted, prestigiosos actores chilenos, y además el reconocido actor Germán de Silva,  Ignacio Giménez, entre otros.

La película se filmó en Cañuelas, Provincia de Bs. As. y está inspirada en hechos reales.

ESTRENO Nacional en Argentina : 11 de OCTUBRE de 2018

Argentina. “TODES” programa de TV exclusivo de género.

Ya se emite por TV Universidad un producto que se mete de lleno en un tema que atraviesa nuestra sociedad en todos los aspectos. La lucha por la igualdad de género ya es una cuestión de la vida cotidiana y “todes” somos parte de la discusión.

todes1

¿Qué es el patriarcado? ¿Cómo se reproduce el machismo? ¿Qué es la sororidad? ¿Piropo o acoso callejero? ¿Qué es el feminismo? Estas son algunas de las preguntas que se plantean y se intentan responder en “Todes”, el único programa televisivo exclusivamente de género y que es transmitido en vivo, por la pantalla chica en la Argentina.

 

“La propuesta surgió desde la dirección del canal de la Universidad. Nosotres veníamos haciendo otro programa que se llamaba Semanario, en donde dejábamos en claro nuestra idea y postura en referencia a las cuestiones de género”, contó Nadia Portillo, productora general de Todes, a 0221.com.ar. “Encarar un proyecto de este tipo fue un gran desafío por la cantidad de cosas que debíamos abordar y la manera en la que teníamos que hacerlo. Por suerte desde la Universidad nos dieron una libertad total para trabajar sin ningún tipo de restricciones y eso es algo muy importante en estos tiempos”, agregó la joven, destacando las políticas de género que está llevando adelante la UNLP.

todes3

Con la intención de aportar un granito de arena en la oleada feminista que se está dando en nuestro país y a nivel mundial, los realizadores de este producto televisivo ponen de manifiesto su ideología y militancia por la causa, en cada una de las funciones que desempeñan. Si bien el nombre hace referencia al uso del lenguaje inclusivo, las discusiones y cuestionamientos que buscan plantear se darán alrededor de otras temáticas como: el patriarcado, la relación entre la iglesia y el Estado, diversidad sexual, infancias libres, entre otros.

“Creo que es muy importante que el feminismo se pueda reflejar de esta forma en los medios de comunicación. Y siento que hace falta ocupar los espacios con más empoderamiento, tratando de construir y deconstruir la sociedad en la que estamos viviendo”, sostuvo Belén Valenzuela, conductora y cara visible de Todes, resaltando que aunque la programación de TVU tiene una marcada línea feminista, la presencia de este proyecto audiovisual en la grilla es algo fundamental para la lucha por la igualdad de género.

Mientras continúa con su relato, Nadia va entremezclando el uso de la “e” por la “o”, aceptando que el uso del lenguaje inclusivo es algo que va a costar establecer y que se transforme en algo natural. “Sabemos y queremos dirigirnos a un público que ya es feminista o que no lo es, pero quiere saber de qué se trata este movimiento. Por eso explicaremos todo desde las bases”, aseguró la productora general, quien no quiso obviar el trabajo de Luisa Puentes Cárdenas, Diego Defeo, Pilar Falco, Verona Demaestri y Magdalena Galán, los cuales son parte del grupo que hace posible que Todes salga al aire.  LEER NOTA COMPLETA

Fuente: 0221.com.ar

CIDH culmina visita de trabajo a Bolivia

Washington D.C. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) realizó una visita de trabajo a Bolivia del 14 al 17 de agosto de 2018, con el fin de realizar reuniones con autoridades y representantes de la sociedad civil, además de algunas actividades académicas. La delegación estuvo liderada por el Comisionado Francisco Eguiguren, Relator para Bolivia, e integrada por personal técnico de la Secretaría Ejecutiva.

Comisionado_Francisco_José_Eguiguren_Praeli_(24150317344)

Comisionado Francisco Eguiguren, Relator para Bolivia

La visita fue organizada en el contexto de la invitación de la Universidad Privada Boliviana (UPB) al Comisionado Eguiguren para dictar una serie de conferencias sobre el Sistema Interamericano de Derechos Humanos en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. En esa oportunidad, la CIDH condujo con el apoyo del Gobierno una visita de trabajo al país, con el fin de realizar actividades de monitoreo, promover soluciones amistosas en el sistema de peticiones y casos, así como sostener reuniones con diferentes actores sociales.

La visita empezó con dos días de actividades en La Paz. Organizaciones de la sociedad civil, como la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia; Fundación por el Debido Proceso Legal (DPLF, por sus siglas en inglés); Fundación Construir; Iniciativa Ciudadana de Monitoreo a la Justicia; UNITAS y Derechos en Acción tuvieron la oportunidad de reunirse de forma privada e independiente con el Relator Eguiguren. También se hizo una visita histórica a la Central Obrera Boliviana (COB). Asimismo, fueron organizadas reuniones privadas con actores relevantes del mundo político y académico boliviano, incluyendo dos ex presidentes del país, Jorge “Tuto” Quiroga y Carlos Mesa, los profesores Waldo Albarracín Sánchez de la Universidad Mayor de San Andrés, José Antonio Rivera Santibáñez de la Universidad Mayor de San Simón y el directorio de la UPB. El Comisionado  Eguiguren también sostuvo reuniones con el Vicepresidente Álvaro García Lineras, el Canciller Fernando Huanacuni Mamani y el Ministro de Justicia, Héctor Arce. Finalmente, el Comisionado Eguiguren dictó una conferencia en el auditorio de la Casa del Pueblo y una ponencia final en el edificio de la UPB.

En Cochabamba, el Comisionado Eguiguren se reunió con representantes de la Federación de Asociaciones Municipales de Bolivia y visitó la sede de la Federación del Trópico de Cochabamba, donde sostuvo conversaciones con las Organizaciones del Pacto de Unidad. El Comisionado Eguiguren también se reunió con el Gobernador del Departamento, Iván Canelas, y con el Defensor del Pueblo de Bolivia, David Tezanos. Asimismo, dictó una conferencia en la UPB sede Cochabamba. Durante su estadía en Santa Cruz, el Relator participó de una plenaria en la sede de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia – Oriente, Chaco y Amazonia (CIDOB). Adicionalmente, el Relator se reunió con el Procurador General del Estado, Pablo Menacho; sostuvo una entrevista privada con representantes de las Plataformas 21F; y dictó una conferencia de cierre en la UPB.

En cuanto al sistema de peticiones y casos, el Relator Eguiguren  presidió dos reuniones de trabajo para facilitar el encuentro entre las partes, con el objetivo de sostener  un espacio de diálogo con el Estado boliviano, que permitiera avanzar en la búsqueda de consensos para la suscripción de acuerdos de solución amistosa en el Caso 13.316, Malkia Tudela, Luis Fernando y José Antonio Cantoral Benavides; y en la Petición 1186/09, Adela Villamil, en las que se pudo definir nuevos puntos de acercamiento y propuestas a presentarse próximamente para avanzar en las negociones. La CIDH valora los esfuerzos del Estado boliviano en la construcción de una política de búsqueda de solución amistosa ante el sistema de peticiones y casos individuales, la cual se ve reflejada en la participación del Estado en las reuniones de trabajo, como en el acercamiento respetuoso a las víctimas. La CIDH espera que estos esfuerzos se reflejen en el avance de rutas de trabajo que hagan posible llegar a soluciones de manera conjunta en la búsqueda de una reparación integral. De la misma manera, la CIDH valora la buena disposición y apertura expresada por los peticionarios para considerar medidas de reparación en el marco de acuerdos de solución amistosa de la CIDH. La Comisión continuará acompañando a estos procesos de solución amistosa.

La CIDH agradece la oportunidad ofrecida por la Universidad Privada Boliviana, la apertura del Gobierno de Bolivia para la realización de una agenda amplia y, en particular, a todas las personas que estuvieron presentes en las reuniones y aportaron informaciones relevantes para la Comisión. Los insumos recibidos serán importantes para fortalecer los futuros informes y decisiones de la CIDH respecto de Bolivia.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

Datos de contacto: 
Oficina de Prensa y Comunicación de la CIDH
cidh-prensa@oas.org

Argentina. Discriminación a una trabajadora travesti

Tras más de seis años trabajando en carga y descarga en el puerto, durante los cuales hizo su transición para adecuar su cuerpo a su género autopercibido, L. presentó su documento con su nueva identidad y la echaron.

cruceros-1

L. es una mujer travesti-transexual de 32 años. Llevaba más de seis años trabajando como estibadora de los pesqueros que amarran en Ushuaia para Trasmar SRL, hasta que en septiembre del año pasado la “desvincularon”. Nadie pone en duda su idoneidad. El problema surgió cuando se presentó con su nuevo DNI con la identidad de género mujer. La empresa argumentó que no podía seguir trabajando porque no contrataban personal femenino. Desde entonces reclama que la reintegren por considerar su despido discriminatorio por transfobia. “Cualquier despido contra una persona trans debe ser entendido como discriminatorio. Así lo establece la jurisprudencia”, dice su abogada patrocinante.

L. es peruana y hace diez años que vive en Argentina. Desde hacía casi siete había conseguido instalarse como trabajador del puerto. “Ingresé con mi nombre masculino. Hace cinco años que cambié mi persona, mi personalidad. El cambio fue gradual. No es que de un día para otro aparezco con tacones en el puerto. El año pasado, cuando cambié el nombre y mi documento, hice cambio de credenciales para entrar al puerto y cuando me presento en la empresa me dicen que no toman personal femenino”, cuenta en diálogo con Página12.

Trasmar SRL dejó de contratarla amparándose en una supuesta legislación que prohíbe tomar mujeres para ese empleo. Sin embargo, L. también trabaja como estibadora  para LECH-MAR S.A., que siguió contratándola. Red Diversa Positiva provincial de Tierra del Fuego acompañó la presentación de L. Según explica esta organización, “sostuvieron que la empresa no contrata personal femenino, argumentando que la normativa negaba la posibilidad de inscribir estibadoras en el Puerto de Ushuaia, hecho que fue desacreditado en el marco del expediente laboral. Tampoco constituye un obstáculo para este caso particular, siendo que la estibadora venía realizando su trabajo hacía seis años, habiendo demostrado idoneidad, y su identidad como mujer ya la autopercibía, hecho que tiene protección legal en el artículo 12 de la Ley de Identidad de Género”.

Desde chica L. sabía que ni su nombre ni su cuerpo se correspondían con lo que ella era, pero no sabía cómo cambiarlo. “No sabía que me podía cambiar el nombre, no sabía que era posible. Y bueno… no me veía como quería ser. Yo quería ser una mujer, bien mujer, y el cuerpo me mostraba otra cosa. Todo era como nadar contra la corriente. Con el tiempo lo fui planificando”, explica L.

Según surge del amparo, en 2017 L. trabajó normalmente “hasta el mes de mayo para la empresa Trasmar SRL. Desde dicho mes hasta agosto, el trabajo en la estiba de barcos estuvo parado; recién en el mes de septiembre de 2017 me presenté en la empresa, y el capataz, (Sr. Manuel), al ver mi Documento Nacional de Identidad –donde se encontraba inscripta mi identidad ya autopercibida anteriormente– dijo que no podía anotarme para la estiba manifestando: ‘en la empresa no contratamos mujeres’”. LEER NOTA COMPLETA.

Fuente: Pagina12.com.ar