Científicos denuncian la homofobia en la ciencia.

Cuando se viralizó la noticia de unos pingüinos gais en un zoo de Alemania, los medios lo cubrieron entre la burla y el chiste. Este fenómeno requería un estudio y atención biológicos que no recibió por la forma heterocentrista como entendemos el mundo. Como destacan en el blog Ciencia LGTBIQ, “lo que un día fue carne de noticias ridículas sobre pingüinos gais en un zoo alemán era producto de una mirada demasiado heterocentrista a la conducta social de los animalitos”. No hubo un tratamiento veraz sobre el rol social que las parejas gais cumplen en las comunidades de pingüinos ni ningún interés en tomarlo en serio.

erereertre-930x600

Este heterocentrismo se debe a quién ostenta el poder en la ciencia: hombres heterosexuales, cisgénero y blancos. Son ellos los que imponen qué es lo que se trata, cómo y por qué. Para combatirlo, el científico LGTBI Javier Armentia presentó en Naukas 2018, una sesión de charlas sobre ciencia y su divulgación, la campaña 500 Queer Scientists, una red de testimonios muy similar al #MeToo y al #MeQueer, que tiene por objetivo dos vertientes: por una parte, visibilizar los científicos LGTBI y tejer una red de sororidad entre ellos, y por otra, promover una ‘ciencia queer’, como la califica Armentia.

Esta ‘ciencia queer’ es un desafío a la heteronormatividad. No solo porque visibiliza a los científicos LGTBI sino porque, además, añade la perspectiva queer al conocimiento científico. Un claro ejemplo es el de los pingüinos gais y toda la ignorancia que rodeó la noticia. Otro de los casos que resalta la importancia de pasarle el filtro arcoíris a la ciencia es el uso de la desinformación científica que hacen algunos medios y organizaciones para promover una agenda conservadora y discriminatoria. LEER NOTA COMPLETA

Fuente: Código Nuevo

Anuncios

Programa Especial #MeQueer se convierte en la mejor campaña de visibilización LGBT+

#MeQueer.jpg

PROGRAMA ESPECIAL

El fenómeno #MeQueer nos esta ayudando a visibilizar a la comunidad LGBT+ en todo el mundo. El movimiento, inspirado en el #MeToo en el que las mujeres de todo el planeta compartieron sus casos de abuso y acoso sexual, lo inició un tuit de Hartmut Schrewe, un escritor que vive en Brandeburgo (Alemania). “Mi marido es mi marido no mi amigo. #Homophobia #MeQueer”, escribió el pasado 13 de agosto. El tuit no tuvo gran repercusión, pero, en cambio, el hashtag sí que se hizo viral y el colectivo LGTB+ empezó a contar públicamente sus historias.

El creador de este hashtag es Hartmut Schrewe  quien al enterarse de nuestra idea nos envió un mail con el siguiente mensaje:

Hola, Latitud Gay,
como sabes, me enteré de tu programa de radio en Twitter. Creo que la idea de leer historias de #MeQueer durante una hora es genial. Ya sea anónimamente o no, el valor para contar estas historias, la fuerza y el tamaño para soportar el estallido de las viejas heridas, no debe ser subestimado. Espero que los relatos que leerán muestren a todos los que guardan silencio o tienen que guardar silencio que no están solos. Somos ruidosos y visibles. Porque merecemos respeto y aceptación.
Saludos y cuídate.
Hartmut Schrewe

Por eso hoy sábado para hablar del tema tendremos la participación especial de nuestros columnistas/corresponsales ALEJANDRO MUTIS desde Tenerife y JOSE LUIS DIAZ desde Chile.

Producción y conducción: ARTURO LODETTI

Vos también podes participar del programa contándonos tu historia y la compartiremos al aire.
Escribenos a: latitudgay@gmail.com

Para escucharnos podes ingresar: www.uptownradio.com.ar

Seguinos en redes sociales

TW: @latitudgay IN: @latitudgay FB: LatitudGayMedia

39558165_1682069771903487_4353716006158336000_n

LATITUD GAY

Lo importante es SER