El Puto Inolvidable, documental premiado en España.

Momento para la memoria histórica con «El puto inolvidable. Vida de Carlos Jáuregui» (Lucas Santa Ana, 2017)

Recibe el premio del público como “Mejor Documental” y Lucas Santa Ana por parte del jurado del Festival Internacional LesGaiCineMad, como “Mejor Dirección de Documental”

DOdrXLkWsAATRXQ

De la mano de Gustavo Pecoraro, guionista y conductor de El puto inolvidable. Vida de Carlos Jáuregui, recuperamos la figura de un activista imprescindible para el movimiento LGBT en Argentina.

Un documental que repasa la vida y legado del activista Carlos Jáuregui, fundador de las asociaciones Comunidad Homosexual Argentina (CHA), primero, y Gays por los Derechos Civiles, después. Una emotivo relato que llega desde el corazón de sus autorestanto para reivindicar la figura de su protagonista como para demostrar que los derechos reivindicados por las personas homosexuales, bisexuales y transexuales son los mismos en todas partes, no importa el continente en el que estemos o el idioma que hablemos.

DOdq63XX0Ac9KBs

Tres son los puntos que marcan el periplo que lleva a Jáuregui a desarrollar una estrategia que ha hecho de Argentina uno de los países Latinoamericanos más avanzados en los derechos de la comunidad LGBT: la imprescindible visibilidad que le lleva a fundar la CHA y luchar contra la discriminación después de asistir al orgullo en París; el reconocimiento de las parejas del mismo sexo después de vivir la expulsión del domicilio que había compartido con su pareja durante muchos años; y la lucha contra el estigma del sida y el VIH que terminan con su propia vida sólo unos días antes de que la constitución argentina incluya la cláusula de la orientación sexual como causa de discriminación.

Gustavo Pecoraro señala, la reivindicación de figuras como Jáuregui son necesarias para que las nuevas generaciones comprendan de dónde vienen los derechos que la comunidad LGBT disfruta hoy en día en algunos países, así como también para que sirvan de ejemplo a movimientos en países donde todavía son discriminados, encarcelados o incluso ejecutados por su orientación sexual o su identidad de género. Derechos por los que cualquier día podríamos tener que volver a recuperar, como hemos podido comprobar en países como Rusia o los Estados Unidos, donde después de ganar tanto terreno, se han mermado nuestros derechos (o lo están intentado) por culpa de gobernantes que con sólo haber sido elegidos demuestran que el germen de la homofobia se ha mantenido oculto y soterrado, pero nunca ha llegado a ser erradicado.