Argentina. Otro ataque lesbofóbico en Buenos Aires

5ade287228ccd

Ocurrió cerca de FM La Tribu, donde trabaja la joven que fue atacada. Es la tercera vez que sufre agresiones en la zona.

“No queremos raritos en el barrio, sabemos que fuiste con la yuta, lesbiana de mierda” fue lo que tuvo que escuchar Sofía del Valle, quien trabaja en FM La Tribu, en el barrio de Almagro, y es la tercera vez que es atacada por grupos violentos.

El hecho sucedió cerca de la salida del subte B en la estación Angel Gallardo el último jueves por la tarde, pero adquirió notoriedad en las últimas horas debido a la viralización del caso. Según relataron sus compañeros de radio, a la joven la agredieron verbalmente “mientras la llevaban contra su voluntad hacia la avenida Estado de Israel, para pegarle”.

Es la tercera vez que nuestra compañera sufre la violencia machista y el lesbo-odio sobre su cuerpo“, puntualizaron.

“La llevaron caminando por Corrientes, agarrada del cuello, hasta la vuelta de Estado de Israel, unos 10 metros. Una vez más, los mismos varones violentos, descargaron su furia contra nuestra compañera sólo por el hecho de ser lesbiana y no cumplir con los parámetros heteronormativos que se imponen en nuestra sociedad”, destacaron desde la radio.

wachas_amar_no_es_delito

Luego del ataque, la joven se dirigió a la Comisaría 27 de la Policía Federal, donde la hicieron esperar tanto tiempo que decidió irse sin hacer la denuncia. Un día después se presentó en el hospital Durand para dejar asentadas las lesiones sufridas. Luego, el martes 27 hizo la denuncia ante la UFEM (Unidad Fiscal especializada en violencia contra las mujeres y personas lesbianas, gays, bisexuales, travestis, transgénero, transexuales e intersexuales del Ministerio Público Fiscal). LEER NOTA COMPLETA

Fuente: infonews.com

Anuncios

Miami. Escuela católica despide a maestra luego de casarse con su novia.

Los padres de los alumnos de una escuela de primaria católico de Miami amenazan al centro escolar de sacar a sus hijos después de que despidieran a una profesora porque se había casado con su pareja, otra mujer.

Por Luis M. Álvarez

020918+Jocelyn+Morffi+and+wife

Jocelyn Morffi contrae matrimonio con su pareja, Natasha Hass

El 3 de febrero, Jocelyn Morffi contrae matrimonio con su pareja, Natasha Hass, en Cayo Largo. Abiertamente homosexual y profesora de primer grado en Sts. Peter & Paul Catholic School durante lso últimos 7 años, Morffi es presionada por la administración de la escuela para que renuncie a su puesto nada más descubrir su nuevo estado civil, por lo que terminan despidiéndola. Tras conocer lo sucedido, un grupo de padres de alumnos están amenazando con sacar a sus hijos de la escuela si no readmiten a la profesora. «Este fin de semana, me casé con el amor de mi vida y, lamentablemente, como resultado me despidieron de mi trabajo. En su opinión, no soy el tipo de católico correcto por mi elección de pareja», publica la profesora en sus redes sociales, añadiendo el hashtag #GuiltyOfLove (culpable de amar, en español).

«Hoy se tomó una decisión difícil y necesaria con respecto a la Sra. Jocelyn Morffi, nuestra maestra de primer grado. Ya no enseña en nuestra escuela (…). Tengan en cuenta que la educación de sus hijos es lo más importante para nosotros y durante los próximos días y semanas su rutina escolar diaria no se verá afectada ya que el reemplazo de la Sra. Morffi será seleccionado muy pronto», declara Carlota Morales, directora del centro, en una carta que han enviado a los padres de sus alumnos sin mencionar el motivo por el que la profesora había sido despedida.

LEER NOTA COMPLETA

Fuente: Universogay.com

Un camping discrimina a parejas gay en Oliveros, Santa Fé.

estebanpaulon

Esteban Paulón. Subsecretario de Políticas de Diversidad Sexual

Luciana Mangó para El Ciudadano

El sábado pasado un grupo de nueve chicas fue a pasar el fin de semana a un camping en Oliveros, a 27 kilómetros de Rosario. En el grupo había tres parejas que el domingo charlaban abrazadas en la pileta cuando el guardavida se les paró detrás y las miró. Un rato después, la encargada se acercó y les dijo que había recibido quejas de parte de algunas personas a quienes les molestaba los besos y abrazos entre las chicas. “Dijo que el lugar era familiar y no correspondía que haya mujeres besándose porque había que respetar a la gente”, explicó Macarena, una de las chicas involucradas, a El Ciudadano.

El comentario les molestó. Empezaron a debatir cómo reaccionar. No se pusieron de acuerdo. El grupo se dividió. Unas se fueron y otras se quedaron. Si bien se asesoraron con las áreas de Diversidad no hicieron la denuncia en el Instituto Nacional contra la Discriminación, Xenofobia y el Racismo (Inadi). Algunas no se animan porque aún no compartieron su decisión sexual y de género con sus familias.

En diálogo con El Ciudadano, las chicas dijeron que se sintieron discriminadas y, si bien entendieron que la encargada cumplía con su tarea, nadie se había acercado antes a decirles nada.

“Fue muy injusto. Tenemos el mismo derecho que cualquier otra persona. Había parejas heterosexuales besándose y no les dijeron nada. Los adultos escuchan música misógina y no le tapan los oídos a su hijo. Si es amor, es amor”, opinó Macarena y consideró que desde el camping le deben una disculpa.

Las chicas se comunicaron con personal de la Subsecretaría Provincial de Políticas de Diversidad Sexual del gobierno provincial que, según confirmaron a El Ciudadano, evalúan hacer una denuncia al Inadi, que el año pasado inauguró su primera oficina en Rosario. “Queremos que se sepa lo que pasó. No fue algo superficial. Si bien están en vigencia leyes que protegen nuestros derechos aún hay cabezas cerradas. No entienden que el amor no entiende de género”, dijo Alejandra, otras de las chicas.

Vergüenza

“No admitimos la discriminación hacia ninguna forma de expresión de sexualidad y afectividad de ninguna persona en un espacio público. El amor vale lo mismo para todas las parejas. Tenemos leyes que garantizan protección por parte del Estado”, dijo el subsecretario de Diversidad Sexual de la provincia, Esteban Paulón. Desde la repartición prometieron que se van a comunicar con el personal del camping para ofrecerles participar de un taller de sensibilización.

“La diversidad es tan poco visible que genera sorpresa, polémicas y reacciones que no deberían ocurrir si en la sociedad fuera algo habitual”, opinó Paulón y agregó que habitualmente no reciben denuncias por discriminación porque las víctimas sienten vergüenza o culpa.

“No tenemos una ley nacional o provincial contra la discriminación que sea clara y sancionatoria. Las personas ven poco efectivo hacer la denuncia. Tenemos que acompañarlas para buscar un resultado concreto: que los hechos no ocurran más”, explicó el subsecretario. “Queremos que las personas puedan volver al lugar sin miedo ni vergüenza y comportarse como cualquier otra pareja”, concluyó Paulón.

Leer nota completa

Fuente: El Ciudadano

Detenida por besar a su esposa

Por Luis M. Álvarez

Una joven de 24 años denuncia haber sufrido una agresión homofóbica por parte de la policía cuando le llaman la atención por fumar en una zona no permitida. Según la policía, tan sólo le recriminan su acción, pero según ella, toda la situación se produce porque se estaba besando con su esposa.

Mariana Solanfe Gómez, de 24 años de edad, denuncia haber sufrido una agresión homofóbica por parte de la policía este lunes, 2 de octubre, cuando estando en la estación de metro de Constitución, en Buenos Aires, no responde de manera sumisa ante una llamada de atención. Según la policía, tan sólo le recriminan que esté fumando en una zona donde no está permitido, según la propia Mariana, toda la situación se produce porque se estaba besando con su esposa, Rocío Girat.

«Nosotras creemos que es un caso de lesbofobia por parte de la Policía metropolitana por el hecho de que había varias personas fumando en el mismo lugar donde estábamos nosotras y en ese lugar no había un cartel que dijera ‘Prohibido fumar’», asegura Mariana, que tras ser agredida verbal y físicamente, termina siendo detenida y trasladada a la comisaría de la Policía ubicada en la estación Boedo de la línea E, donde es acusada de «resistencia a la autoridad y desacato».

 

LEER NOTA COMPLETA

Fuente: Universogay.com

116297

Mariana y su esposa Rocio.

Bilbao. Pareja de chicas discriminadas.

1baserri-bar-520x293

El 23 de septiembre Patricia Salvador y su novia Carolina Villa fueron víctimas de la lesbofobia en un bar de Bilbao. Así lo contó en sus redes sociales Patricia:

“Me siento TRISTE, FRUSTRADA, ENFADADA.
Pensé que la discriminación por mi orientación sexual estaba superada en la sociedad en la que vivimos.
En pleno siglo XXI y en está increíble ciudad como es Bilbao, encontrándome con mi pareja, (quien es del mismo sexo que yo), como tantas otras tardes de “pintxo pote”, en el BAR BASERRI, en la Calle Gordoniz n°19.
Mientras estamos disfrutando de nuestra compañía, debido a que mi pareja necesita tomar una medicación muy fuerte, decidimos cenar en ese local, momento en el que al solicitar a la camarera que nos sirviese unos “pintxos” está nos comunica que ha recibido instrucciones de su “jefa” para que seamos invitadas abandonar el local, alegado cómo motivo nuestras muestras de cariño, asimismo la camarera manifiesta su desacuerdo con las directrices de su “jefa”.
Por lo que nos vemos obligadas a salir del bar en busca otro establecimiento en el que cenar para que mi pareja se pueda tomar la medicación que tiene prescrita antes de ir a trabajar.
He luchado mucho en mi vida para ser aceptada, por lo que no me puedo permitir esta falta de respeto hacia mi dignidad, por mi inclinación sexual.
Recordando que ante todo soy  PERSONA.
Os pido, por favor que compartáis mi publicación para que este tipo de hechos no queden impunes”.

bar-basarri.jpg

En menos de un día decenas de miles de personas habían compartido su publicación. Y la respuesta de una ciudad abierta y diversa no se hizo esperar. Se organizó una besada popular para protestar contra la lesbofobia y una concentración presidida por carteles como: “No somos amigas, nos comemos el coño”, “por tu fobia a las lesbianas te vas a hacer famosa”.

manifestacion-bilbao-bar-baserri

La dueña del bar se “defiende” diciendo que tiene una camarera lesbiana, y que echó de su bar a la pareja porque su actitud era más cariñosa de lo normal. Tal como dice ella: “inadecuada”.

Se ha convocado una besada popular como protesta por la discriminación sufrida en la puerta del establecimiento, el mensaje que se está difundiendo es el siguiente:

Ante la agresión sufrida por dos compañeras lesbianas en el bar Baserri, convocamos una besada popular mañana sábado 24. Nos vemos a las 19,00h en la plaza del bombero Etxaniz (zona indautxu) para ir juntxs a besarnos.
Ante la lesbofobia,
Nuestros besos

Por su parte, el bar ha respondido inmediatamente colocando un cartel invitando a una caña a todos los clientes que se besen en su comercio, independientemente de su sexo (sic). Una inteligente y rápida reacción para frenar las posibles consecuencias, no obstante y como más vale tarde que nunca, creemos que deberían ir acompañadas de una disculpa.

Añadimos una entrevista realizada hoy mismo a la dueña del establecimiento en la que asegura que no se trata de homofobia, sino de respeto a los demás (sic) – frase que incluso empleó en un cartel colocado en la entrada que curiosamente ha sido retirado -, que ella no es homófoba ya que tiene una empleada lesbiana y que además cuando sucedieron los hechos asegura que se encontraba de viaje, siendo una clienta la que le llamó por teléfono para llamar al orden.

Fuentes: Revistamirales y cristianosgays.com

Lesbofobia en un local de McDonalds

Ny-Richardson2

Una joven lesbiana del Reino Unido asegura haber vivido una vergonzosa y humillante situación cuando se encontraba con su chica tomando algo de comida rápida en un restaurante McDonalds. En un momento determinado, cuando se disponía a ir a los baños de la conocida cadena de restaurantes, fueconfundida con un hombre y expulsada no sólo de los servicios sino también del local. Cuando ella aclaró que era una mujer, el trabajador le espetó que lo demostrara. Una demostración chulesca de intolerancia a la diversidad y una brutal falta de tacto y de respeto hacia un cliente y ser humano.

Ny Richardson, la joven lesbiana de 16 años, lo cuenta en su cuenta de Facebook:

Pedí mi comida y la dejé en la mesa, con mi novia, mientras me fui al baño. Cuando estaba allí, alguien me dijo que saliera y cuando ya estaba sentada, el manager entró y me dijo que tenía que irme porque había entrado en el baño de chicas.
Yo respondí que por qué tenía que irme, que era una chica y que si no lo notaba en mi voz. En ese momento, el manager me pidió que le mostrara alguna identificación, pero como no tenía en ese momento, me pidió que me marchara y llamó a la policía.

El restaurante argumenta que expulsaron a Ny porque iba con un grupo de jóvenes problemáticos y la policía da fe de que efectivamente, volvieron a acudir al local ese día, si bien Ny asegura que no formaba parte de ese grupo.

Obviamente el disgusto y la humillación fue mayúsculo, y según ella no ha sido la primera vez que recibe miradas y es discriminada por su apariencia. Afortunadamente cuenta con el apoyo incuestionable de su madre, que ha declarado que “su hija es como es y que la gente tiene que aceptarla, no necesita dar justificaciones”.

Fuente  PinkNews