Argentina. Jujuy inaugura el primer consultorio integral de la salud para personas trans

Equipos técnicos nacionales y provinciales trabajaron durante un año y medio para capacitar a los profesionales del Hospital San Roque. La iniciativa se enmarca en la Ley de Identidad de Género que prevé el acceso gratuito a la salud integral de las personas trans en todo el sistema de salud, tanto público como privado.

07-12-17_consultorio_trans.jpg

Producto de un proceso que llevó un año y medio entre el Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable del Ministerio de Salud de la Nación y su par jujeño, que incluyó talleres de sensibilización sobre la implementación de la Ley de Identidad de Género, capacitaciones en servicio y la participación en rotaciones de profesionales, fue inaugurado el primer consultorio Integral de salud para personas trans en el Hospital San Roque de San Salvador de Jujuy.

La iniciativa se enmarca en los lineamientos establecidos en la Ley de Identidad de Género 26.743 que prevén el acceso gratuito a la salud integral de las personas trans en todo el sistema de salud, tanto público como privado. Puntualmente, el consultorio atenderá los viernes de 10 a 12 hs y de 16 a 18 hs y contará con las especialidades de endocrinología, ginecología e infectología, contemplando la atención integral de la salud.

Durante el acto de apertura, la subsecretaria de Atención Primaria y Prevención del Ministerio de Salud de Jujuy, Verónica Serra, remarcó que el consultorio “es producto de un trabajo que viene desde hace mucho tiempo” y subrayó la necesidad de trabajar “con una mirada integradora respecto a la salud. Tenemos que trabajar para que se abran más consultorios y que se lleven a cada rincón de la provincia para de este modo garantizar la calidad en la atención y la igualdad en los derechos”.

Para Claudia Castro, coordinadora del área de Salud de la Mujer de la Dirección General de Maternidad e Infancia de Jujuy “fue importante el trabajo de todas las personas que participaron capacitándose y formándose, así como el trabajo articulado con las organizaciones de la sociedad civil”. En ese marco además agradeció a todos los involucrados en el proceso y recordó a Victoria Cruz, médica generalista fallecida con quien se trabajó la línea de diversidad, motivo por el cual el consultorio lleva su nombre.

El director del hospital San Roque, Gustavo Macías, habló de la necesidad de profundizar la dimensión humana de la atención de la salud y, por su parte, Alicia Comas, integrante del área de Diversidad Sexual y Corporal del programa nacional señaló la relevancia de “garantizar el acceso a la salud de toda la población, para que este tipo de atención no recaiga en la voluntad de las personas y que se transforme en política pública”.

Además estuvieron presentes el director General de Maternidad e Infancia local, Luis Antonio Buljubasich; equipos técnicos del área de Diversidad Sexual y Corporal de la carera sanitaria nacional; directivos del hospital; integrantes de la Dirección de Paridad de Género del Municipio de Palpalá; miembros del INADI y las organizaciones Damas de Hierro, Reyes y Reinas, y la Asociación Civil AYNI.

Diversidad sexual y corporal

El Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable de la caretar sanitaria nacional cuenta con un área de Diversidad Sexual y Corporal que tiene por objetivo contribuir al cumplimiento efectivo del derecho a la salud de todas las personas, con independencia de sus identidades y/o expresiones de género, corporalidades, orientaciones y prácticas sexuales, reconociendo como derecho la singularidad en los modos de vivenciarlas, expresarlas y/o transitarlas.

Entre sus líneas de trabajo se encuentran la implementación de dispositivos de capacitación sobre diversidad sexual; la elaboración de contenidos para materiales de comunicación y formación; la realización de mesas de diversidad y salud; la implementación de la Ley de Identidad de Género; el relevamiento de los espacios de atención de la salud de las personas trans: el acompañamiento del proceso de adquisición de insumos para hormonización, y la capacitación y asesoramiento técnico a equipos de salud.

Nota original

Fuente: Argentina.gob.ar

Anuncios

Argentina. Una pareja de lesbianas adopta a cuatro hermanitos

Ocurrió en Jujuy, donde dos mujeres pudieron iniciar los trámites para adoptar a cuatro chicos de 11, 9, 8 y 7 años; un tribunal de familia aplicó el nuevo Código Civil y Comercial, que ahora avala los casos en los que las parejas no son cónyuges.

0002049648

La justicia jujeña dio lugar a un fallo histórico para la provincia. Una pareja de mujeres no casada quedó habilitada para iniciar los trámites de adopción de cuatro hermanos de entre 7 y 11 años, luego de que culminara el proceso de guarda con fines de adopción que se había iniciado durante la vigencia del anterior Código Civil.

El caso contó con la participación del Equipo Interdisciplinario del Centro Judicial de la ciudad de San Pedro, con psicólogos y trabajadores sociales que analizaron la situación en el mejor interés de estos niños.

Los chicos, de 11, 9, 8 y 7 años, habían sido tomados en proceso de guarda con fines de adopción en junio de 2015 a pedido de una pareja de dos mujeres que, si bien no están casadas, son integrantes de lo que el Código Civil y Comercial de la Nación denomina “unión convivencial“.

Para la magistrada María Cristina Lakatos, vocal de la Sala III del Tribunal de Familia, aunque la entrega en guarda se concretó a dos meses de comenzar a regir el nuevo Código Civil y Comercial, las aspirantes a adopción dieron constancia a equipos interdisciplinarios de que convivían desde el 2011.

El caso se encontraba en los supuestos de “adopciones difíciles” puesto que los niños tenían una edad superior a la preferencia de los pretensos adoptantes, y porser un grupo de hermanos. Ambos elementos fueron un refuerzo para obtener el aval judicial que permitirá a los niños gozar de una familia unida.

Hasta antes de la reforma, el anterior Código Civil sólo permitía la adopción conjunta cuando los adoptantes eran cónyuges. Sin embargo el nuevo Código indica que pueden ser “ambos integrantes de la unión convivencial, sean del mismo o de diferente sexo“.

Fuente: girabsas.com