Terapia de conversión. ILGA World publica una extensa investigación

ILGA World publica una extensa investigación global sobre las leyes que prohíben esta práctica desacreditada

Ginebra, 26 de febrero de 2020 – Un informe pionero publicado hoy por ILGA World ha puesto de manifiesto cómo, gracias a la incansable incidencia de activistas, supervivientes y organizaciones en el terreno, los Estados y les profesionales de la salud de todo el mundo se están pronunciando en contra de las llamadas “terapias de conversión”. Sus esfuerzos conjuntos son cruciales para proteger a las personas de un sinfín de prácticas pseudocientíficas que siguen teniendo un efecto destructivo en la vida de muches desde una edad muy temprana.

boy-erased-identidad-robada-pelicula-online-kvs--620x349@abc

Fotograma de la pelicula “Boy Erased”, basada en un hecho real sobre terapias de conversión.

Poniéndole límites al engaño – Un estudio jurídico mundial sobre la regulación legal de las mal llamadas “terapias de conversión” es una extensa investigación mundial sobre las leyes que prohíben estas prácticas desacreditadas tanto a nivel nacional como subnacional.

En el informe también se explora el vasto campo de las técnicas que se han utilizado en el pasado – y que se siguen utilizando en la actualidad – para tratar de modificar la orientación sexual de las personas lesbianas, gays y bisexuales, para evitar que les jóvenes trans realicen su transición o para hacer que las personas trans detengan o reviertan su transición, o para obligar a que nuestras expresiones y funciones de género se ajusten a los estereotipos sociales binarios de masculinidad y feminidad.

“En febrero de 2020, tres Estados miembros de las Naciones Unidas (Brasil, Ecuador y Malta) promulgaron leyes a nivel nacional para restringir las denominadas ‘terapias de conversión'”, explica Lucas Ramón Mendos, Oficial Superior de Investigación de ILGA World y autor del informe. “Las jurisdicciones subnacionales de otros tres Estados miembros de las Naciones Unidas (Canadá, España y Estados Unidos) han hecho lo mismo, con la esperanza de allanar el camino para que otros se muevan en la misma dirección. Durante demasiado tiempo, la experimentación y el abuso han tenido lugar bajo el manto legitimador de la medicina, la psicología y la ciencia”.

A lo largo del siglo XX, les profesionales de la salud mental recurrieron a la experimentación médica, la lobotomía, la castración, el reacondicionamiento masturbatorio, la terapia de aversión química y de electrochoque, la hipnosis y otras técnicas brutales e inhumanas en sus intentos de modificar la orientación sexual, la identidad de género y la expresión de género.

A menudo, les niñes y adolescentes han sido las principales víctimas de estas prácticas: en muchos casos, la incomodidad por la falta de conformidad con el género de le niñe ha sido la causa de gran parte de las motivaciones de les xadres y cuidadores para someter a sus hijes a “terapias de conversión”, ya que el hecho de no comportarse con los modelos socialmente dominantes de expresión de género, identidad de género u orientación sexual se presenta como un problema que hay que “prevenir” y “corregir”.

La protección contra tratamientos ineficaces y crueles similares es, lamentablemente, tan urgente como siempre: como se detalla en el informe, en numerosos países se siguen aplicando prácticas espantosas – incluidas “terapias” de electrochoque, internamientos forzados en “clínicas” y exorcismos – que empujan a personas de diversas orientaciones sexuales, identidades y expresiones de género a vivir vidas miserables y de autodesprecio, hasta las extremas consecuencias de cometer suicidio.

“Nuestra investigación muestra que, hoy en día, las principales fuerzas impulsoras de estas prácticas nocivas son les líderes religioses y los prejuicios. Muches han terminado buscando una ‘terapia de conversión’ para elles mismes, ya que percibían su orientación sexual e identidad de género en conflicto con su religión”, continúa Mendos. “Es vital que prestemos especial atención y escuchemos a les miembres de nuestras comunidades con experiencias vividas de fe”.

2020 podría ser un año importante en la lucha contra las “terapias de conversión”. “Se han introducido proyectos de ley para restringir estas prácticas mal informadas en los cuerpos legislativos nacionales de al menos 10 países”, explica Julia Ehrt, Directora de Programas de ILGA World. “Seis casos judiciales en todo el mundo fueron litigados con resultados positivos. Les funcionaries de los Estados y los organismos gubernamentales se están pronunciando, junto con los órganos de derechos humanos. Y, hasta la fecha, más de 60 asociaciones de profesionales de la salud en 20 países han repudiado los esfuerzos por ‘cambiar’ la identidad de género, la expresión de género o la orientación sexual de una persona.

La reforma jurídica es sólo una de las muchas vías que pueden explorarse para abordar las ‘terapias de conversión’: nuestro informe incluye una amplia gama de herramientas que les defensores de los derechos humanos pueden utilizar en sus esfuerzos de incidencia”.

A medida que más y más sobrevivientes encuentran el valor y la fuerza para salir adelante, nuestras comunidades están más decididas que nunca a poner fin a la “terapia de conversión”.

Nuestras vidas están en juego“, recuerdan Luz Elena Aranda y Tuisina Ymania Brown, CoSecretarias Generales de ILGA World. “Durante siglos, se nos ha dicho que necesitamos ser remendades, ser cambiades, moldeades para que encajemos en un binario. Desde una edad muy temprana, muches de nosotres llegamos a interiorizar que algo necesita ser silenciado. Los intentos de convertirnos en personas que no somos se nos siguen imponiendo en nombre de la religión, la cultura, la ciencia e incluso por buenas intenciones mal informadas. Demasiadas vidas han sido arruinadas, o terminadas, y muchas más lo serán si no actuamos ahora. Esperamos que nuestra investigación pueda concienciar y contribuir a detener algo que ha dañado tan profundamente a nuestras comunidades“.

Cifras clave (a febrero de 2020):

  • 3 Estados miembros de las Naciones Unidas (Brasil, Ecuador y Malta) han promulgado leyes a nivel nacional para restringir las llamadas “terapias de conversión”
  • En otros 3 Estados miembros de las Naciones Unidas, algunas jurisdicciones subnacionales han promulgado prohibiciones o restricciones a estas prácticas: Canadá (3 provincias y varias ciudades), España (5 regiones) y los Estados Unidos de América (19 estados, Washington DC, Puerto Rico y numerosas ciudades y condados)
  • En 5 Estados miembros de las Naciones Unidas (Argentina, Uruguay, Fiyi, Nauru y Samoa), las leyes de salud mental prohíben diagnosticar a les pacientes exclusivamente con base en la orientación sexual y/o la identidad de género: estas leyes actúan como prohibiciones indirectas
  • 10 países han introducido proyectos de ley en sus órganos legislativos nacionales para restringir estas prácticas. En varios otros países, entre ellos Australia, Canadá, los Estados Unidos y México, algunas jurisdicciones subnacionales siguen examinando esos proyectos de ley
  • Se han litigado al menos 6 casos judiciales en 3 países diferentes con resultados positivos
  • La Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Asociación Médica Mundial y la Asociación Mundial de Psiquiatría – así como más de 60 asociaciones de profesionales de la salud repartidas en más de 20 países – han repudiado los esfuerzos por cambiar la identidad de género, la expresión de género o la orientación sexual de una persona.

Descargue el informe de ILGA World
Poniéndole límites al engaño – Un estudio jurídico mundial
sobre la regulación legal de las mal llamadas “terapias de conversión”

en español en inglés

Nota: les sobrevivientes de estas practicas pueden encontrar partes de este informe perturbadoras

 

ILGA WORLD ACTUALIZA EL INFORME HOMOFOBIA DE ESTADO: “UNA DÉCADA DE PROGRESO Y RETROCESO”

70 estados continúan criminalizando la actividad sexual consensual entre personas del mismo sexo a diciembre de 2019

ilgalogo

En efecto, la década termina con señales mixtas: mientras que más países están implementando protecciones sólidas para nuestras comunidades,
otros están aprobando y haciendo cumplir leyes que restringen aún más nuestros derechos humanos.

Ginebra, 10 de diciembre de 2019 – Con motivo del Día de los Derechos Humanos, ILGA World (la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex) lanzó una actualización de su último informe Homofobia de Estado.

La actualización de la sección Panorama Global de la Legislación del informe proporciona datos sobre las leyes que afectan a las personas en función de su orientación sexual. Junto con el mapamundi Leyes sobre Orientación Sexual en el Mundo, que también se ha actualizado para reflejar los últimos desarrollos, pintan una imagen vívida del progreso y los retrocesos que ocurrieron en todo el mundo en 2019.

“A diciembre de 2019, 70 estados continúan criminalizando la actividad sexual consensual entre personas del mismo sexo“, señala Lucas Ramón Mendos, Oficial Superior de Investigación en ILGA World y autor del informe. “La cifra bajó brevemente en junio cuando Botswana despenalizó, sólo para volver al mismo punto un mes después, ya que Gabón lamentablemente decidió unirse a la lista”.

En efecto, la década termina con señales mixtas: mientras más países están promulgando protecciones sólidas para nuestras comunidades, otros están aprobando y haciendo cumplir leyes que restringen aún más nuestros derechos humanos.

El cambio está ocurriendo, aunque a un ritmo más lento de lo que podríamos esperar“, dijeron Luz Elena Aranda y Tuisina Ymania Brown, CoSecretarias Generales de ILGA World. “A principios de la década, estábamos celebrando la despenalización trascendental en la India. Casi diez años después, tuvimos que celebrar nuevamente la misma victoria, luego de un tortuoso proceso legal de apelación. Esto simplemente muestra cómo el retroceso, el flujo y el reflujo de la despenalización pueden ser complicados, tortuosos y arduos”.

Mirando sólo 2019, han sucedido muchas cosas. Desde que ILGA World lanzó la 13a edición de su informe Homofobia de Estado en marzo, llegaron noticias inquietantes de Brunei, donde la muerte por lapidación para todas las relaciones sexuales consensuales fuera del matrimonio – incluyendo la actividad sexual entre personas del mismo sexo – ahora es ley. Se introdujeron o consideraron más proyectos de ley criminalizantes en Egipto, Guinea Ecuatorial e Indonesia, mientras que les funcionaries en Uganda amenazaron con reintroducir un proyecto de ley draconiano que ya había sido retirado en 2014.

Actualmente hay 6 Estados miembros de la ONU que realmente imponen la pena de muerte por actos sexuales consensuales entre personas del mismo sexo, y otros 6 donde tal castigo es técnicamente posible. Informes no confirmados indican que cinco hombres pudieron haber sido ejecutados en abril de este año en Arabia Saudita. En Irán, un hombre podría ser ejecutado si se confirman los cargos en su contra.

“Hay una revitalización muy notable de las campañas para rechazar nuestras victorias luchadas y ganadas por la igualdad en los derechos humanos con los estados y sus jurisdicciones legales. Y debemos redoblar esfuerzos para asegurarnos de continuar destacando y llevando a la tarea esos regímenes que continúan esta opresión basada en la orientación sexual “, dijeron Aranda y Brown.

ILGA World ha recopilado información que muestra cómo las leyes que penalizan la conducta sexual consensuada entre personas del mismo sexo se han aplicado activamente en al menos 35 Estados miembros de la ONU en los últimos dos años: “Éstas están lejos de ser regulaciones latentes”, comenta Julia Ehrt, Directora de Programas de ILGA World. “Más allá de eso, muchos Estados también han promulgado disposiciones que restringen los derechos a la libertad de expresión, reunión pacífica y asociación. Estas disposiciones tienen un impacto severo en el “aquí y ahora” de nuestras comunidades: reducen severamente cualquier posibilidad de cambio para el futuro, ya que atacan los derechos clave que son fundamentales para la organización comunitaria y la incidencia”.

Por otro lado, la legislación que protege a las personas lesbianas, gays y bisexuales de la discriminación y la violencia ha seguido expandiéndose.

Angola, Cuba, Kosovo, Macedonia del Norte, Portugal y San Marino se encuentran entre los lugares que han promulgado disposiciones legales para proteger a las personas de la discriminación basada en la orientación sexual en 2019.

La lucha para prohibir lasterapias de conversión” está en curso en todo el mundo: aunque sólo 3 Estados miembros de la ONU tienen prohibiciones en todo el país, se están considerando proyectos de ley similares en muchos más países, y el progreso a nivel subnacional ha continuado a un ritmo constante, especialmente en los Estados Unidos.

En 2019, el matrimonio igualitario también se hizo realidad en Austria, Ecuador y varios estados de México, así como en Taiwán (el primero en Asia). Aprobado en octubre, también será legal en Irlanda del Norte en enero de 2020.

“Es importante recordar que, más allá de todos estos avances y retrocesos, hay personas que se ven constantemente afectadas por estas leyes: las disposiciones que nos criminalizan, protegen o reconocen tienen un impacto en nuestras comunidades todos los días”, concluyen Aranda y Brown. “La revocación de las leyes de criminalización y la aprobación de leyes positivas marcan una diferencia significativa, y la próxima década será un período importante para que los gobiernos demuestren que están realmente comprometidos a ‘no dejar a nadie atrás’. Esperamos que, para 2030, el número de leyes en los libros, y las realidades para las personas LGBTI en el terreno, demuestren que existen derechos verdaderamente iguales para todes”.

Cifras clave (a diciembre de 2019)

Hay 123 Estados miembros de la ONU (65% de los Estados miembros de la ONU) donde los actos sexuales consensuales entre personas adultas del mismo sexo son legales.

Criminalización

70 Estados miembros de la ONU (35%) aún criminalizan los actos sexuales consensuales entre personas del mismo sexo entre adultos (68 por disposiciones explícitas de la ley, 2 de facto). Además, otras jurisdicciones que no son Estados miembros de la ONU también penalizan tales actos: Gaza (Palestina), las Islas Cook y ciertas provincias de Indonesia.

6 Estados miembros de la ONU imponen la pena de muerte por actos sexuales consensuales entre personas del mismo sexo. En 4 de ellos (Irán, Arabia Saudita, Yemen, Sudán) se aplica en todo el Estado; en 2 (Somalia, Nigeria) se implementa sólo en provincias específicas.

6 Estados miembros de la ONU tienen disposiciones legales o códigos religiosos que podrían imponer la pena de muerte por actos sexuales consensuales entre personas del mismo sexo entre adultos (Afganistán, Brunei, Mauritania, Pakistán, Qatar y Emiratos Árabes Unidos).

Restricción

Al menos 34 Estados miembros de la ONU (18%) tienen disposiciones legales que restringen el derecho a la libertad de expresión en cuestiones SOGIESC.

Al menos 41 Estados miembros de la ONU (22%) tienen disposiciones legales que prohíben el registro u operación de organizaciones que trabajan en temas de orientación sexual.

Protección

11 Estados miembros de la ONU (6%) tienen Constituciones que incluyen explícitamente la orientación sexual en sus cláusulas de no discriminación.

57 Estados miembros de la ONU (30%) tienen leyes que ofrecen amplias protecciones contra la discriminación basada en la orientación sexual (en bienes y servicios, educación, salud y empleo), y 77 (40%) tienen leyes que protegen contra la discriminación en el lugar de trabajo sobre la base de orientación sexual.

  46 Estados miembros de la ONU (24%) imponen sanciones penales aumentadas por delitos motivados por el odio hacia la orientación sexual de la víctima, y ​​43 (22%) Estados prohíben los actos de incitación al odio, la discriminación o la violencia basada en la orientación sexual.

3 Estados miembros de la ONU (1,5% de los Estados miembros de la ONU) prohíben las llamadas “terapias de conversión”.

Reconocimiento

27 Estados miembros de la ONU (14%) y Taiwán reconocen el matrimonio igualitario.

31 Estados miembros de la ONU (16%) otorgan cierto reconocimiento de asociación a parejas del mismo sexo.

27 Estados miembros de la ONU (14%) permiten la adopción conjunta por parejas del mismo sexo, y 31 (16%) más Taiwán la adopción por segundes xadres del mismo sexo.

Sobre ILGA World:

ILGA World es la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex: una federación mundial de organizaciones comprometidas con la igualdad de derechos humanos para las personas LGBTI. Fundada en 1978, goza de estatus consultivo en las Naciones Unidas, donde habla y aboga en nombre de más de 1,600 organizaciones miembros de 159 países y territorios. https://ilga.org/es

 

ILGALAC tiene nueva imágen

NUEVA IMAGEN INSTITUCIONAL

54414071_10156460861933583_5467577450382753792_n

En ILGALAC celebramos los 40 años de ILGA Mundo con una completa renovación de nuestra imagen institucional.

El Consejo Regional de ILGALAC resolvió sumarse a los cambios visuales propuestos por ILGA Mundo y que representan la integración de todas sus regiones.

Con un logo completamente rediseñado, moderno y vibrante, #ILGALAC se pone a tono con las necesidades visuales de un mundo cada vez más digital.

A partir de hoy nuestra plataforma web, redes sociales e impresos tendrán una nueva marca que identificará a ILGALAC como parte de la gran familia de ILGA World presente en todos los rincones del planeta.

Pedro Paradiso Sottile
Director Ejecutivo

Luz Elena Aranda Arroyo & Darío Arias
Cosecretaries Regionales

Fuente: Facebook

#SomosILGALAC

#ILGA2019NZ #ILGA40