Chile. Los rostros del SIDA que esconden las cifras.

Por Jose Luis Diaz

Hablar de SIDA y de VIH va más allá de hablar sólo de una enfermedad o un estado. Detrás de la enfermedad están las personas. Estamos cada uno de nosotros. Y es eso lo que no debemos olvidar.

Sí; han habido mejoras en la condición de las personas que conviven con el VIH; han sido 20 años de cambios. Actualmente; la esperanza de vida ha aumentado considerablemente. La ciencia, la medicina y las terapias alternativas han colaborado. Pero es nuestra obligación, como sociedad, como ciudadanos, recordar a todas las personas que conviven a diario con este estado y a todas aquellas que ya no están con nosotros. Las que lo saben, las que aún no conocen su diagnóstico y su entorno.

Hoy, más que nunca, está en nuestras manos educarnos. La tarea pendiente de la autoridad y el Gobierno de turno. El aumento en los márgenes del rango etario nos da importantes señales. La Educación Sexual a nivel escolar carece de recursos que permitan alertar y tomar conciencia de la situación. Los programas y los planes de estudio distan de la realidad e incluso son inexistentes en algunos establecimientos educacionales. La Educación Sexual en nuestra formación no fue suficiente y hoy es, prácticamente, inexistente. Ahí el motivo del importante número de adolescentes notificados. La Tarea del Estado en la PREVENCIÓN no es efectiva y es hasta absurda. Sin importar el Gobierno de turno, el tema ha sido sólo eso; un punto más en una pizarra.

Por otro lado; afrontar el mundo laboral siendo notificado; obligándonos a ausentarnos desmedidamente por controles que tienen esperas que pueden ser eternas y el desconocimiento por parte de los empleadores respecto a la realidad de los tratamientos y al efecto que causan en una persona son suficientes para poner en una balanza la seguridad y la estabilidad laborar por sobre la salud. ¿Dejamos de ser nosotros mismos una prioridad?

IMG_20180106_221447-01

Y si hablamos de la Salud y el Servicio Público ¿Estamos conformes?

Es difícil encontrar un equipo idóneo en su totalidad; preparado y formado para la ejecución de sus funciones y, por sobre todo, enfrentarse al efecto que genera la notificación de este estado en una persona. La función se mecaniza y se estandariza para abarcar un mayor número de pacientes. Pero no somos sólo un número. Somos realidades y experiencias distintas. Es, probablemente, este espacio de salud en donde se aprecian mayormente los prejuicios y la condena social. Entre los profesionales y equipos que nos atienden. Intentan salvarte pero te matan socialmente.

Nosotros somos responsables de mantener una salud sexual controlada; realizándose la prueba de VIH de forma periódica y previniendo también otras ITS. Debemos ser responsables y colaborar en educar.

Por otro lado, las personas que convivimos con el virus también somos importantes de cara a ser integradas y respetadas en la sociedad y la comunidad. El VIH y el sida no debe ser olvidado ni ignorado. Ni en vida ni tras la ausencia de ella. Por ello hablamos, y somos sujetos capaces de luchar por el reconocimiento que merecemos. Somos personas. Con derechos y obligaciones como todo ciudadano.

Es cierto, para los familiares también es un proceso difícil aquel en donde deban mostrar y o recordar a sus seres queridos. Sabemos que la sociedad estigmatiza y discrimina. Segrega y enjuicia. Hoy la responsabilidad es de todos. En nuestra sociedad es necesario visibilizar la situación. Ayudar desde nuestros testimonios y experiencias a desmitificar falsas creencias sobre el VIH y el sida. La educación en todos los niveles etarios es necesaria pero evidentemente escasa. Debemos generar conciencia. Empatía. No podemos seguir encendiendo velas o marchando por los más de 600 muertos que se suman año a año. Por mejorar las condiciones con las que fueron tratados y las negligencias de un sistema que intenta esconderlos bajo la alfombra. Detrás de cada dato estadístico hay una historia. Una familia. Un ser humano.

Visibilizarnos no nos hace más vulnerables sino más fuertes.

 

Anuncios

Chile. SIDA, una historia entre dos.

Realidad  y rostro que esconde una cifra

Por Jose Luis Diaz

En próximo 1 de Diciembre se conmemorara el día internacional del VIH/SIDA, acción que se realiza desde 1988. Momento para recordar a todas las victimas de esta cruel enfermedad que azotó a la población homosexual en los años 80 y 90.

IMG-20181109-WA0033

En la actualidad mas de 500 personas mueren en Chile a causa del VIH/SIDA y una cifra importante queda con secuelas de las enfermedades oportunista, la detección no es prevención y estas cifras dan cuenta del fracaso que tenemos en la política publica en esta materia y que a su vez nuestro país requiere un replanteamiento para enfrentar el problema y no disfrazarse de asesores, casting o la indolencia ministerial.

Los motivos que ocasionan la muerte no son muchos, falta de adherencia a los medicamentos, detención tardía, cepas mas resistentes y los propios prejuicios.

Hoy vivimos un olvido político, campañas inexistentes, ignorancia total de la ley SIDA por parte del gobierno de turno, disminución de los recursos, organizaciones exigiéndose al máximo para poder responder a la demanda que cada vez aumenta mas.

Por otra parte la muerte social es algo que sigue rondando a las personas notificadas.

Chile ha perdido la pelea de la prevención y como gesto reparatorio el ministro actual a través de un improvisado segundo plan centra sus puntos en la detección, ahorrando al gobierno poner en tabla la importancia de hablar sobre una ley de educación sexual obligatoria.

Este olvido no es casual y posiblemente se debe a que cada notificado se transformo  en una cifra, haciendo desaparecer el rostro humano y con ello su realidad, por esta razón y aportando a la conmemoración de un diciembre rosa y a la memoria de mis caídos es que  me pareció pertinente eliminar el numero, bajarme de la estadística y dar a conocer una historia de lucha, amor, compañerismo y lealtad  atreves de dos valientes Homosexuales.

Más mata más el Sida que la honestidad ( Diego Arriagada 2018)

¿Cómo se conocieron?

Diego: Nos conocimos por una persona en común el 2016. Nos agregamos en facebook. Cada uno estaba en sus  proyectos; Gerardo preparando “Fragmentos de memoria”, que se presentaría en el GAM con la compañía francesa La Position Du Guetteur de Ricardo López. Yo estaba reencantándome con la escritura. Así fueron varios meses; de hablar de teatro y libros. Y, terminando el mes de octubre, decidí ir a visitarlo al Hospital San Juan de Dios; donde estaba llevando su tratamiento de Quimioterapia de Eshap por el tercer cancer linfático no hodking que había aparecido. No sé si nos caímos tan bien. Éramos, literalmente, polos opuestos. Pero parece que de verdad se atraen.

¿En qué momento hablan del VIH?

Diego: Cuando las cosas y los sentimientos pasan de la simple amistad y hablamos de nosotros y los planes, el tema apareció. Las opciones eran simples. Hacer que el VIH nos separara o nos mantuviese juntos. Hay miedos. Hay prejuicios. Hay dudas e ignorancia. Pero habían pasos que darlos y teníamos que darlos juntos.

¿Cómo se puede llevar una relación, a pesar de los prejuicios de los demás?

Gerardo: Mientras las personas que son parte de una relación tengan las cosas claras es suficiente. El Vih es un tema para nosotros en lo que hacemos y en lo que pretendemos transmitir a través del Colectivo Mar y Cueca y los espacios que ocupamos. Hay ejemplos como en “120 Latidos por minuto”, que nos permiten entender que debemos reivindicar a las personas y no las etiquetas que la sociedad impone. Dejar de estigmatizarnos y victimizarnos. La tarea es exigir lo que corresponde. Enseñar y seguir cumpliendo los roles que decidimos adquirir en la sociedad. Lo que significa hacer cosas desde dentro.

¿Sientes que recibieron buena información de parte de los médicos tratantes?

Diego: No hemos tenido la instancia de sentarnos frente a un doctor juntos. No como pacientes. Hemos abordado el tema en distintos momentos; hemos generado importantes proyectos como el Encuentro “#Todxs; el Derecho a Todos los Derechos” junto a destacados especialistas; participamos de seminarios e incluso focus groups. Probablemente, eso mismo nos ha hecho acompañarnos y conocernos mejor. Hacer arte y hablar del VIH. Además; el Sector Público no tiene esos espacios. O son insuficientes. Si hoy se están anunciando recortes en el Presupuesto del VIH; ¿crees que exista intención de que parejas como nosotros aprendan y dialoguen sobre la realidad con la que conviven?

¿Cómo te explicas el aumento del VIH en Chile y como evalúan ustedes las Políticas Públicas?

Gerardo: Más que un cómo es un por qué. Desde que se dejó de hablar de que el Sida mata, como fue en los 80 e incluso los 90; ya no se respeta. Ahora hay tratamientos. No te mueres de VIH; puedes vivir incluso en mejores condiciones que un insulinodependiente. Pero el riesgo está en el desconocer la prevención. El “a mí no me va a pasar” está latente; nadie se hace cargo del contagio adolescente. No pasan las cosas por prevenir una enfermedad como el VIH y el SIDA; pasan por todo lo que no se habla. La sexualidad y la responsabilidad. La ignorancia en la Educación sexual en los colegios. El callar y no hablar de los riesgos que implican las ITS; por no ser capaces de decir CONDÓN. Por el aparentar un estatus. Y al final no es el VIH el que mata. Son todas las enfermedades anexas que el virus implica. La ignorancia frente al recontagio.

Diego: Hay que entender que el VIH no es sólo cuestión de salud pública. Es política, es educación. Es Social. El Estado está aparentando tomar conciencia pero no aplica medidas preventivas. Las campañas son absurdamente básicas y terminan estereotipando grupos de riesgo: jóvenes, homosexuales, inmigrantes. Estamos hablando de una epidemia y la sociedad no está reaccionando. Ahí es donde el activismo está ganando espacios. Sin recursos, la mayoria de las veces. Son estos movimientos y colectivos culturales los que están tomando decisiones. Pero no se puede hacer todo el trabajo. Podemos ser parte pero la heterogeneidad de la sociedad hoy requiere muchísimos actores que vayan más allá del color político y que trasciendan sobre un periodo de gobierno. Y reduciendo presupuestos, dilatando campañas o escondiendo lo que pasa con la gente, transversalmente, no avanzamos. Retrocedemos. Y vamos a ser responsables de una tragedia mayor.

IMG-20181109-WA0031

Pronto llegamos al 1 de Diciembre día internacional del VIH, ¿Sienten que Chile le ha dado una batalla adecuada?

Gerardo: Todos los días son los día del VIH; todos somos positivos porque, al lado de cada uno de nosotros, existe alguien con VIH. Lo sepa o no. Hay organizaciones que han demostrado con creces que necesitamos cambios. Hay activistas y artivistas que se han empoderado y apoderado de espacios jamás utilizados para enfrentarse al VIH. Hay espacios como Comunidad Cultural Rogelia que lo incluyen en su misión y constantemente desarrollan espacios de arte y debate relacionados al VIH; el Museo de Química y Farmacia innovó en el tema y desarrolló una importante muestra a cargo de Gastón Muñoz, “Arte y Cuerpo Seropositivo”. La visibilidad, la formación y el diálogo constante con la comunidad por parte de Felipe Díaz–Olave #Positivo en el norte de Chile; algunos rostros emblemáticos como el Che de los gay y cada movimiento y colectivo que, como nosotros, utilizan sus recursos y espacios para dialogar y combatir el desentendimiento que tiene esta sociedad respecto a la realidad del VIH.

Chile está al debe. Pero no nos desmotivamos. Sabemos que tenemos que hacer aún más.

¿Qué pasa en su entorno cuando confiesan que  viven con VIH?

Diego: En una relación, para entender el VIH, debemos asumirnos positivos ambos. Y los demás, pueden entender o no. Compartir o no. Pero nosotros decidimos estar juntos. Pelear por una causa juntos. Hacer arte. La etiqueta que ponga el resto no influye en el futuro que decidimos construir. Los que quieren estar cerca, estarán.  Además; conocí a Gerardo grabando un documental dirigido por Ximena Quiroz. Sobre su historia. Su proceso con el cáncer y el VIH. Hasta nuestra unión Civil aparecerá en la pantalla grande. Decidimos hacer de nuestra experiencia un proceso que forme parte del aprendizaje de otras personas. Así también lo ha trabajado Ximena y estamos muy ansiosos de que todo el mundo pueda entender que los límites los ponemos nosotros mismos

¿Qué le dirías a los evangélicos cuando señalan al VIH como una castigo de Dios; más allá de que creas o no en él?

Gerardo: La fé de las personas es una cuestión personal e individual pero no es justa ni correcta cuando atenta contra los espacios de los otros. Cuando juzga. Cuando destruye y no construye. El mayor castigo es ver a personas sin individualidad y que terminan actuando clandestinamente. Que terminan sufriendo y viviendo en soledad. Sin poder pensar y juzgar de manera independiente por satisfacer a un culto. Lamentablemente son cada vez más. La tarea es educar. Y respetar.

¿Por qué creen que demora tanto la educación sexual en Chile?

Diego: ¿Existe educación sexual en Chile? La educación, en general, no es prioridad en Chile. La jornada de un profesor está lejos de poder ser un guía. La sexualidad no tiene un espacio en el programa educativo. En Chile se parcha. Cuando hay temas contingentes, se capacita un par de horas a la Jefa de UTP de un colegio y listo. Y las familias…¿A qué hora educan las familias? Al final, los jóvenes aprenden más de un youtuber o de la pornografía. Entre pares se habla. Pero es difícil hablar de sexualidad en familia cuando los conceptos y el lenguaje son tan distintos. Y en pareja; vivimos en una sociedad en donde la complacencia predomina. Por suerte las mujeres están ganando una batalla y defendiendo su opinión y decidiendo.

Chicos, he conocido muchas fiestas donde se practica el sexo sin condón. Ahí la gente sabe cómo se trasmite el VIH, ¿A qué creen ustedes que se deba esta falta de compromiso en el cuidado?

Gerardo: la respuesta es simple. ” A mi no me va a pasar”. Esa irresponsabilidad con uno y con los otros. La falta de educación respecto a los riesgos. Y la poca contención para entender que el VIH no impide desarrollarse ni llevar una vida normal. Es una enfermedad que no tiene cura pero se puede sobrellevar con responsabilidad.

¿Qué les diría a todos lo que no concretaron su relación o romance al saber que el otro era positivo?

Diego: Cada ejemplo es un caso distinto. Nosotros decidimos construir y aprender más allá del VIH. Quien sienta que encontró a la persona correcta, va a darlo todo para forjar un futuro y un proyecto. Pero, para eso, ambos deben saber y sentir lo que quieren. Lejos de un discurso correcto. Apoyarse. Comprenderse y complementarse. Como en cualquier relación.

¿Ustedes recomiendan contarlo o es mejor callar y cuidarse?

Gerardo: A modo muy personal; es imposible compartir la vida con alguien sin confiar algo tan fundamental. Pero es una cuestión individual, a pesar de lo importante y esencial que es que el otro te conozca tal cual eres.

¿Qué mensaje enviarían a la sociedad entera?

Gerardo: Volvamos a ser empáticos. Miremos a los otros a los ojos y respetemos; aprendamos y valoremos las diferencias. Todos convivimos y construimos la sociedad en que vivimos. Somos gestores de cambios.

IMG-20181109-WA0032.jpg

 

Chile. El VIH/SIDA y sus políticas de alianzas

por Jose Luis Díaz

Activista gay

Este 10 de septiembre distintas organizaciones de la sociedad civil se reunieron en ACCIONGAY para revisar las nuevas políticas que ha anunciado el Ministerio de Salud en torno a la prevención y detección del VIH/ SIDA

20180911_204533

En la reunión se reparó en la falta o nula participación de la sociedad civil organizada y de amplia trayectoria en la prevención, haciendo ver que esta nueva política se está realizando a espaldas de la ciudadanía, lo cual no solo estable una falta a la ley de participación ciudadana, ley 20.500, sino que también viola la propia ley de VIH, ley 19.779, la cual establece claramente la participación de la sociedad como un actor vinculante y no como un ente observador de la misma.

Por otra parte, resalta la discriminación que se presenta en la nueva publicidad de prevención del VIH/SIDA, la cual es vista desde el ministerio de salud desde un lugar de “detección” del VIH/SIDA y en ningún caso de prevención, siendo este último el punto más débil que enfrenta nuestro país y que ha quedado demostrado con el aumento progresivo del VIH/SIDA, aumento que se inicia en el primer gobierno del actual presidente.

Las organizaciones de la Sociedad civil ven con preocupación el giro político que esta implementado este gobierno frente a una situación que ya no fue detenida a tiempo y que requiere de que todos los actores involucrados en su prevención logren un trabajo coordinado, que apunte a la educación, prevención, concientización y detección del virus.

Por otra parte, se observa como el gobierno de turno desea romper los vínculos con la sociedad civil experta en VIH/ SIDA e incluir a nuevas organizaciones, esto con el objetivo de poner una cortina de humo frete a la realidad de la política excluyente de este gobierno y así trabajar con organizaciones “aliadas” que más bien avalan sus prácticas y nuevas políticas, las cuales se generan a las sombras de la ciudadanía.

Es por ello que las distintas organizaciones y activistas en prevención del VIH/SIDA han decido fortalecer su unión y seguir los canales legales, políticos y sociales para evitar que las nuevas “estrategias” de prevención del VIH/SIDA del actual gobierno sigan planificándose a la espalda de la sociedad civil.

Chile. Las góndolas del Cáncer Rosa.

Un pase para el suicido gay en el metro de Santiago.

Por Jose Luis Diaz

El VIH en Chile esta desatado, y me refiero a desatado porque el último tiempo pareciera ser que la acción y prevención está en manos de nadie. Más allá del llamado que han realizado los expertos, académicos, investigadores y  sumando los reparos por parte de las organizaciones de la sociedad civil que ha recibido este “esquizogobierno”, lo sucedido la semana de agosto será una anécdota más en la larga lista de experiencia que ha tenido el VIH en Chile. Con lo anterior me refiero específicamente a las góndolas y su oferta de test rápido en el metro de Santiago.

hiv-test

Considerando los llamados de organismos internacionales en donde advierten el importante aumento de la trasmisión del virus, complementado con la ausencia de nuestro país en encuentros de aprendizaje, pareciera que el único recurso que nos queda es la lógica de la improvisación, esa lógica barata pero de alto costo, en donde siempre los cuerpos los pone el pueblo.

Este gobierno jugando al ensayo y error, resuelve la vida o la muerte de las personas que viven con VIH, sin campañas preventivas que logren un impacto nacional, es decir sin la voluntad política de prevenir.

En nuestro país dos personas mueren al día, producto de una enfermedad asociada al virus y a la fecha más de 70 mil están notificados de ser portadores. Sin considerar la cifra negra, esa que a todos puede intimidar pero que no genera la conciencia necesaria para temer ser un posible portador y realizarse el examen.

En esta materia el gobierno del actual presidente Piñera está muy mal evaluado, algunas organizaciones de la sociedad civil en su primer momento acompaño y apoyo el notorio interés de este en el tema, con el tiempo que se vio que solo era parte de una instrumentalización de las organizaciones, un simple ejercicio para la foto correspondiente.

Sin embargo la guinda de la torta apareció, y nadie sabe de qué forma, todo el ministerio de salud mirándose al espejo impactados con la noticia; ¡Que, como, cuando? el metro de Santiago, entre dulces y maní, inicia su venta de test rápido. Las góndolas del tren subterráneo comienzan su incipiente venta de exámenes para detectar el VIH, saltándose toda la legislación existente en Chile.

1502331204-vih

Si bien, podemos entender,  pero no justificar,  que el gobierno haga caso omiso a la ley VIH, esta irresponsabilidad ha generado un efecto dominó en donde cada cual puede hacer a su propio antojo las improvisaciones con los portadores de VIH, esto debido a que están en conocimiento que gran parte de los recién notificados, viven con miedo, prejuicios, discriminación, emociones y sensaciones que jamás los llevará a levantar la voz o posiblemente organizar una protesta contra la larga lista vejatoria que han tenido que tolerar a causa de portar el virus del SIDA, ese cáncer rosa que nos ha dejado con dos generaciones, perdidas, borradas de la historia, sin amigos que las lloren, pues hasta los amigos murieron.

Volviendo al capítulo del metro, ¿es posible que los exámenes estén a libre disposición en las góndolas… junto a otros alimentos?, en un país que habla de desarrollo y economía, como un magnate petrolero la respuesta es simple, NO,  la ley de VIH establece claramente la consejería previa, esto último porque el desconocimiento y los prejuicios en conjunto con la estigmatización del virus requiere una contención adecuada del recién notificado, o de lo contrario será un sujeto que deambule por la ciudad desamarrado de la red de salud, temeroso e  inseguro. Por otra parte la posibilidad que vuelva a realizarse la contra muestra para ingresar al sistema formal de salud y así permitirle la mínima recepción de sus medicamentos se transforma en otro desafío, en conclusión fue una mala medida impulsada por el comercio y el lucro que se ve en estas personas, ya que nuestro sistema capitalista ni la muerte considera o respeta

Es posible que el ministro se dé por enterado a través de la prensa de lo que estaba sucediendo en el tren subterráneo, obviamente que no es posible, no podemos permitir que las respuestas de este ministro sean todas “vamos a hacer un sumario interno” o lo último que paso con los paciente leucémicos “vamos a solucionar el problema, pero no puedo comprometer plazos”. Frente a esas exclamaciones la pregunta que nos hacemos los chilenos y chilenas, quien dirige la salud en nuestros país, por un lado tenemos FONASA licitando lo más posible y por otro lado las ISAPRES que cambian los medicamentos según su antojo, saltándose las indicaciones médicas, teniendo como primera prioridad los costos de sostener esa vida y no la calidad de vida de su sostenedor. Sin considerar las millonarias ganancias que facturan por cada persona.

En cuanto a las ISAPRE y el VIH, acá quien le pone el cascabel al tigre, ya que de gato no tiene nada, estos cambian los medicamentos según su antojo, apostando a los más económico y por lo mismo no siempre lo mejor, si una pastilla hace el mismo efecto que ocho pastillas, es claro y evidente que a la percepción del recepcionista tomar una pastilla no solo lo hará más adherente al medicamento, sino que su percepción de discriminación o muerte social disminuirá, sin embargo  las ISAPRES  bajo su conveniencia económica son capaces de cambiar esa pastilla por ocho o seis al día, haciendo que el portador caiga en un verdadero ritual de ingesta de medicamentos, complejo de continuar salvo desarrolle una trastorno obsesivo.

58-1000x567

Volviendo a las góndolas preventivas, acá es donde podemos dimensionar la irresponsabilidad de la empresa metro de Santiago. Chile es una de los países con mayor nivel de problemas mentales en su población, siendo la depresión quien encabeza la lista, y por lo tanto un alto consumo de medicamentos para detener la sintomatología asociada a los estados depresivos.

Nace un interrogante; si 1 de 3 chilenos presenta una alteración mental, y en ese momento ese 1 se hubiera realizado el test rápido y luego aparece positivo tomando la decisión de suicidarse, ¿qué haría Metro?, le entregaría a la familia un Ticket ida… pues acá se improvisó, se jugó con la salud de los chilenos, acá se visibilizó la falta de un trabajo serio y de cara al país.

Se demostró que las banderas de la homosexualidad siguen flameando solas y digo esto último porque la población más afectada por el VIH es aquella que tiene sexo con otro hombre, es decir estamos frente a una situación de salud focalizada en una población específica, que otros conocimientos necesita el ministerio para terminar con sus improvisaciones y comenzar las acciones.

Por todo lo anterior, el VIH se escapó de nuestras manos a nuestros cuerpos y sigue en los cuerpos de otros.

IMG_20180316_225556_564 (1)

JOSE LUIS DIAZ

Psicologo y Activista LGTB

Una Loca revolución en Ámsterdam

La invisibilidad del homosexual viviendo con VIH por parte de Chile.

61_robles_cover

En esta ocasión tuve la oportunidad de Hablar con Víctor Hugo Robles, mas conocido como el che de los gays, quien me concedió la siguiente entrevista de Ámsterdam, en donde repasamos sus luchas de activistas, sus dolores, memorias y desafíos, junto con su imperdonable molestia al gobierno de Sebastián Piñera por la ausencia en la 22° Cumbre internacional del VIH/SIDA de Ámsterdam 2018.

20180727_195714

Víctor Hugo Robles, activista, periodista, apostata y escritor ha sido un luchador incasable en el combate del VIH en Chile y los derechos humanos de la comunidad LGTB.

Víctor Hugo Robles, activista, periodista, apostata y escritor ha sido un luchador incasable en el combate del VIH en Chile y los derechos humanos de la comunidad LGTB.

JLD: Estimado Víctor Hugo, el che de los gays, al parecer te encuentras dando una nueva batalla, visibilizar la realidad de nuestro país en este encuentro internacional de VIH. ¿Cuéntame cómo ha sido tu experiencia hasta el momento?

VHR: La experiencia de estar en este momento, único e irrepetible, para todo activista, periodista comunitario que trabajamos en las distintas incidencia políticas, sociales, culturales y otras.., es muy importante ya que te permite relacionarse a través de estos encuentros internacionales con la mayor cantidad de activistas, incidentes públicos, sociales, políticos. También otros colegas que cubre un evento de una magnitud tan importante, en esta conferencia se habla del avance de la ciencia en términos de VIH y los desafíos que tenemos como sociedad globalizada.

Acá estamos en la articulación del movimiento social, con todos los compañeros, compañeras de este entramado que nos convoca a todos y todas ,  políticos, activistas, sociedad civil, científicos, académicos y así ponernos al día en las estrategias nacionales, estrategias locales y las estrategias internacionales, pues como tu comprenderás este es un trabajo que funciona en redes, donde participan jóvenes, trabajadoras sexuales,  hombres que tienen sexo con hombres, mujeres y personas viviendo con VIH. Estos encuentros permiten rearticularse y actualizar esas redes, junto con saber en que esta cada uno de los países y las propias organizaciones y Estados.

Acá uno vuelve a desplegarse con todo su creatividad y compromiso, para mi como comunicador, periodista y activista ha sido una experiencia muy alucinante que espero compartir a mi regreso. 

Estar aquí con mi loca pluma me hace visibilizar a veces causas invisibles en nuestro país, por ejemplo, la causa de las compañeras trans, nuestros pueblos originarios, nuestros migrantes. Reforzado con  del compromiso que han tenido artistas, intelectuales en la causa del VIH y que lo han hecho patente en esta conferencia.

JLD: Sabemos que en nuestro país la pandemia del VIH/SIDA ha aumentado considerablemente, lo cual se traduce en un fracaso de la política pública, que cosas has observado en este encuentro que nos permita dar un giro en esta lamentable cifra.

VHR: Como te señalaban anteriormente, acá se conocen otras estrategias y también lo más importante, reencontrarse con las personas que viven con VIH y que a la vez se cruzan con otros variables; por ejemplo económicos, pueblos originarios, género, pobreza y riqueza lo que te permite armar una visión más completa, por ejemplo comprender que la ausencia de las  políticas públicas en educación sexual en todos los niveles educacionales es una carencia a nivel latinoamericano y todos coinciden en que ahí esta la llave de la prevención y de la nueva estrategia para detener la expansión de la epidemia.

Mas allá de las cifras que nos coloca en alerta, somos el país de Latinoamérica que encabeza la epidemia, Chile hoy  se presenta frente a los demás países de la región un crecimiento importante. Por lo mismo es un error político, social y sanitario  no estar presente en este encuentro para hacerse cargo de la realidad que vivimos  y cómo esto impacta y afecta  a toda Latinoamérica. Chile debía hacerse presente con su propuesta de intervención y sus estrategias, ya no estamos en los tiempos de antes, hoy somos un país globalizado y chile no puede resaltar o presumir crecimiento económico mientras más personas – y cada vez más jóvenes- sigan siendo notificadas, personas que por lo demás son parte del desarrollo y crecimiento del país en todos sus ámbitos. 

Habría sido interesante que estuviera presente una comitiva de Chile en conjunto con la sociedad civil, porque es el único modo de aunar fuerzas, de recomponer confianzas, y trabajar juntos una política pública que incluya a todos los participantes de la sociedad, autoridades no solamente sanitarias, sino también cultura, trabajo, educación acá todos somos parte del problema y también de la solución.

JLD: Víctor Hugo, Todos o muchos conocemos de tu activismo y de tus escritos, también sabemos que el VIH se llevo a importantes personas en tu vida, sientes que esa historia puede volver a pasar en nuestro país.

VHR: Si, tienes razón, vi. partir a muchos amigos, en los tiempos sombríos del sida y veo que eso esta ocurriendo en el Chile de hoy, si bien el SIDA es una enfermedad crónica, se mantiene la muerte social y también la muerte física, estadísticamente todos los días mueren dos personas a causa del sida en nuestro país y eso es alarmante, Es preocupante que mueran esas personas en un país que se supone hay una respuesta, médica , institucional, sanitaria, y también un conocimiento de la materia. Y continuando con tu pregunta, si han partido amigos, algunos en silencio y otros que han muerto y nos enteramos después, amigos que se van enfermando, locas viejas también que vamos enfermando, nos vamos haciendo viejos con la enfermedad, sumando cada vez más “achaques” problemas al hígado,  problemas al colon, tengo muchos amigos que tienen problema con sus tratamientos y que ahora están iniciando las terapias de rescate. Tengo una amiga lesbiana que vive con VIH y eso me aproblema mucho porque en este país ella casi no tiene opciones de terapia y está pensando en irse a Europa a buscar alternativas, todo eso me da rabia, me da impotencia de no encontrar soluciones, para esas personas que uno quiere y son comprometidas en nuestra lucha, ahí yo me pregunto, por que no hacer un esfuerzo por permitirles vivir una vida más plena., yo creo que ahí hay un desafío de parte de nosotros pero sobre todo de las autoridades públicas.

JLD: Víctor, que te pasa al llevar años de lucha LGTB y en los derechos para las personas viviendo con VIH, que esto no sea tema en nuestro parlamento, y que a la vez la invisibilización del gobierno debido a su ausencia pareciera ser que esos muertos a nadie importa.

VHR: La verdad que todo esto genera mucha rabia, mucha impotencia que después de tantos años de lucha de resistencia y persistencia en la incidencia pública nos damos cuenta que en vez de ir avanzando y conquistando espacios de incidencia, vemos que se genera más dificultad y retroceso en la política pública, pero de todas maneras nada me desanima, yo soy una persona optimista, hay cosas por supuesto que me golpean y que entristecen y a veces me botan… pero como dicen del junco que siempre se levanta y sigue en pie sigo insistiendo y persistiendo en las causas que me motivan y que me animan para levantarme todos los días en la mañana y decir “ que lucha debemos dar hoy” y en eso me enfoco y me seguiré enfocando, como ahora en la bella ciudad de Ámsterdam de los países bajos en el encuentro internacional del sida, 2018

AIDS2018_horizontal-1024x442

JLD: Nuestro país, presenta graves falencias en intervención del VIH/SIDA, una de ellas es que desde que se conoce el aumento de los casos, aún no se habla de una campaña preventiva que logre no solo informar sino también educar y concientizar.

VHR: Esto es lo que me parece más débil y delicado de lo que esta pasando, porque me pareciera que hay una inercia colectiva, que no solo afecta a las autoridades públicas sino también a las organizaciones sociales, que están atomizadas y cada una tiene su propia agenda, que no logramos ponernos de acuerdo en las causas comunes y las autoridades ya no saben con quien conversar y tampoco tienen una mirada clara de lo que hay que hacer, creo que las respuestas que se están dando son muy lentas, las respuestas han tendido muy poca visibilidad pública y respecto del VIH no hay tiempo que perder porque todos los días las personas se transmiten el virus, personas mueren de VIH, entonces en vez de ir retrocediendo cada día va en aumento uno espera de todas las autoridades, no solo de salud sino también educación, diputados y senadores un compromiso más claro, mas abierto en estos desafíos que tienen que ver con la educación y sobre todo con la educación sexual que no existe en nuestro país.

JLD: Víctor, que te pasa cuando compartes con otros científicos, académicos y activistas la no presencia del nuestro país en ese encuentro, mas aun cuando aparecemos con cifras rojas, dan ganas de esconderse.

VHR: No dan ganas de esconderse la verdad, yo jamás me he escondido, dan ganas de participar de hacer presencia pública, pero dan muy pocas ganas a su vez de asumir la responsabilidad pública, asumir la responsabilidad del estado, porque no somos estado, entonces uno se siente derechamente solo, en esta conferencia internacional donde participan  más de 15 mil personas, un número importante de médicos, científicos, académicos, y que presentan sus estudios, sus evidencias en estos encuentros, se suman muchos activistas, Esta ha sido una de las conferencias que ha tenido la mayor cantidad de activistas y no solo eso sino que también por primera vez participan personas de renombre internacional que comprometen su causa, su vida, su historia, con la prevención y con el respeto de las personas que viven con VIH, me refiero a Elton John , al príncipe Harry, al nieto de Nelson Mandela, el ex presidente Clinton, entre otros, entonces es una constelación de figuras y  personalidades, eso te habla de la importancia que tiene este tema junto con el compromiso de las figuras públicas y de las autoridades por sumarse a esta lucha, que es una lucha de todos, y entonces en ese marco extraña el silencio de Chile, el temor de las autoridades públicas, sanitarias de nuestro país y extraña la pasividad, el negarse a venir, entregando razones absurdas, que tiene que ver con la economía de los gastos que implica, pero respecto al SIDA no puede haber cautela económica, acá hay que invertir  recursos humanos, económicos , personales para levantar estrategias y para mantener campañas de prevención durante todo el año y también involucrar a los privados.

los activistas en este encuentro de Chile somos como 5 que de alguna manera nos vemos obligados a dar la cara por las autoridades públicas de salud , que se escondieron y no quisieron venir a esta conferencia, en donde junto a Alejandra Soto, invitada por la red trans, esta el doctor Carlos Beltrán como presidente de Sida Chile, que reúne a médicos y enfermeras que trabajan el tema del VIH, el doctor Brugueño, también lo hizo la Dr Claudia Cortes  y eso seria todo, la gran delegación chilena, y cada uno viene por razones distintas.

Yo vengo como periodista comunitario que me gané una beca de los propios organizadores, así que desmiento desde ya cualquier tipo de rumor de que yo estoy en esto invitado por el ministerio de salud y mucho menos por las farmacéuticas, industria que por lo demás en esta conferencia no entregó ninguna avance sobre alguna cura, más bien la mantención de los tratamientos, el modelo de la compra, en realidad seguir sosteniendo el negocio de lo que implica el VIH.  Lucro para muchos empresarios.

José Luís, quiero que me dejes terminar agradeciendo a los organizadores que me invitaron y que sin esa beca yo no hubiera podido venir, porque ni el estado de chile ni otros organismos se comprometieron con la visita de las organizaciones civiles, eso hay que señalarlo porque otros países latinoamericanos  venían grupos masivos de 30 o 40 personas y por último manifestar mi preocupación por facilitar en estos encuentros otros idiomas que faciliten la comprensión y entendimiento más allá de ingles, yo lo hice ver, ya que este encuentro no se hablo en otros idiomas que no sea inglés, les hice ver eso y los organizadores del evento se comprometieron en recibir esta demanda y se comprometieron en un futuro comprometer recursos para la traducción, es importante porque la próxima conferencia es en san francisco y a pesar de la comunidad latina bastante importante acá debe haber un entendimiento y comprensión para todos y todas.

Segundo, les hice ver eso y los organizadores del evento se comprometieron en recibir esta demanda y se comprometieron en un futuro comprometer recursos para la traducción, es importante porque la próxima conferencia es en san francisco y a pesar de la comunidad latina bastante importante acá debe haber un entendimiento y comprensión para todos y todas.

JLD: gracias víctor Hugo y espero que tus palabras hagan reflexionar no solo a las autoridades sino que a todo nuestro país.

Entrevista realizada por José Luís Díaz,

Psicólogo y Activista Gay

27 de julio de 2018

joseluisdiaz

depositphotos_113928308-stock-photo-lgbt-and-chile-flag-on

AIDS 2018 – XXII° Conferencia Mundial sobre SIDA.

Del 23 al 27 de julio se realiza en la ciudad de Ámsterdam, Paises Bajos, la XXII Conferencia Mundial sobre Sida (AIDS 2018), uno de los eventos científicos de salud más importantes del que participan alrededor de 18.000 personas entre los que se encuentran los más destacados investigadores, expertos en salud pública, líderes políticos y representantes de la sociedad civil. Son más de 500 sesiones, talleres y actividades que buscan coordinar los esfuerzos para dar respuesta a la epidemia.

MI_Global-Vilage-Opnenig_1138

Alcalde de Amsterdam, Femke Halserna en la apertura de la Aldea Global. Foto: Matthijs Immink/IAS

Fundación Huésped ofrece una cobertura online de AIDS2018 que permite conocer algunos de los aspectos más destacados de la Conferencia, las novedades del día, resúmenes de las sesiones más importantes y opiniones reconocidos científicos y profesionales de la salud de todo el mundo.

AIDS 2018_v6

MR_General_20_07_028-2

22nd International AIDS Conference (AIDS 2018) Amsterdam, Netherlands Copyright: Marcus Rose/IAS Photo shows: TB 2018: Signage at conference