Filipinas. Un grupo de cristianos pidió perdón al movimiento LGBT

Un grupo de cristianos asistió a una marcha del orgullo gay para disculparse por cómo han tratado a la comunidad LGBT

La religión se ha empleado a menudo para menospreciar a la comunidad LGTB. Pero en un desfile del orgullo gay, celebrado este fin de semana pasado en Marikina, una ciudad al este de Manila, la capital de Filipinas, un grupo de cristianos se reunió para ofrecer disculpas y decir algo diferente: lo siento.

Miembros de los Ministerios de la Iglesia de la Libertad en Cristo se pararon en la entrada principal del desfile con carteles que ofrecían disculpas por cómo los cristianos habían tratado a la comunidad LGTB.

Sus pancartas decían: “Estamos aquí para pedir disculpas por las formas en que nosotros, como cristianos, hemos perjudicado a la comunidad LGTB”.

Algunos de los carteles expresaban más sentimientos personales.

La pancarta de un hombre decía: “¿Podemos abrazarte?”.

Según Kohlin Lallabban, uno de los asistentes al desfile, muchos aceptaron la propuesta.

“Fue tan genuino y la mayoría de nosotros lloró cuando los vimos”, dijo Lallabban.

La manifestación fue parte de la campaña de la iglesia mencionada, llamada “Lo siento”. Con ella los miembros buscan disculparse en nombre de sus compañeros cristianos por la forma en que se han usado los escritos bíblicos contra la comunidad LGTB. LEER NOTA COMPLETA.

Fuente: CNNenEspañol

Filipinas tiene su primera diputada transexual

image5731ccb04bb3f0.69235749«Me siento muy, muy feliz. Ha triunfado la política del amor, la tolerancia y el respeto», declara la que ya es la primera diputada transexual de Filipinas, Geraldine Roman.

En un país con un 80 % de católicos en el que la iglesia sigue siendo muy influyente, el triunfo en las urnas de Geraldine Roman, que ha obtenido más de 104.000 votos en representación del Partido Liberal, convirtiéndose en la primera transexual en el Congreso de Filipinas, es motivo de esperanza para el movimiento LGTB de Filipinas. «Estoy muy contenta, no ha sido fácil la campaña. Es una satisfacción inmensa», manifestaba al conocerse los resultados de las elecciones.

«Me doy cuenta de que la tarea será ardua debido a los estereotipos asociados al LGTB, declara esta político que a sus 49 años de edad entra en la Cámara de Representantes por su provincia de Bataan, después de que su padre, Antonio Roman, ocupara el mismo cargo entre 1998 y 2007. «Dicen que somos frívolos y que no tenemos nada importante que decir y tengo que demostrarles que se equivocan», declaraba Roman, quien se ha presentado en lugar de su propia madre, también reconocida político, que no podía repetir después de tres mandatos.

Defender los intereses de sus votantes y aplicar mejoras sociales son sus prioridades, pero también tiene la intención de revisar la ley sobre la transexualidad que lleva 16 años ilegalizada en Filipinas y desatascar un proyecto de ley contra la discriminación que lleva 9 años en el Congreso de los Diputados. «La propuesta surge para garantizar la igualdad de las personas sin tener en cuenta la raza, el género o la religión», ha declarado Roman, explicando que existe un artículo en su constitución que defiende este derecho, pero que actualmente está «muy poco definido y es muy vago».

Fuente: Universogay.com