Colombia. Declaratoria 17 de Mayo de la RIOOD

DECLARATORIA 17 MAYO #RIOOD
DIA INTERNACIONAL DE LUCHA CONTRA LA HOMOFOBIA, TRANSFOBIA Y BIFOBIA

32696693_10156390554114146_5069012220550053888_n

17 de mayo de 2018, Cartagena de Indias, Colombia.

La Red Iberoamericana de Organismos y Organizaciones contra la Discriminación (RIOOD) hace un llamado a poner fin a la discriminación y violencia por motivos de orientación sexual, identidad y expresión de género, y características sexuales, e impedir retrocesos legislativos y de política pública en la región.

En Iberoamérica, las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersexuales (LGBTI) y, en general, todas aquellas con orientaciones sexuales, identidades y expresiones de género y características sexuales no normativas enfrentan diversas formas de discriminación y violencia que impiden el ejercicio y disfrute pleno de sus derechos humanos. En ese sentido, diversos reportes, como el Informe sobre violencia contra personas LGBTI en América de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Acción de Alerta Regional “No más fundamentalismos y violencia” de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex para America Latina y el Caribe (ILGALAC), dan cuenta de ejemplos graves que ocurren en la mayoría de los espacios sociales, desde los hogares que expulsan a edades muy tempranas a las niñas y niños trans, las cirugías genitales innecesarias con daños irreversibles e irreparables a bebés intersexuales; el bullying homofóbico y transfóbico que persiste en casi todos los países y niveles educativos, hasta la violencia física y sexual constante, que llega a su nivel máximo en los asesinatos de personas #LGBTI motivados por su orientación sexual, identidad y expresión de género, real o percibida.

Resulta de suma importancia alertar sobre los crímenes de odio y la impunidad que persisten en la región, cuya constante es la falta de calificación de tales delitos desde el inicio de los procesos de investigación y posterior judicialización, lo cual lleva a sumar los casos a homicidios simples, sin que pueda visibilizarse el móvil discriminatorio de los ataques. En ese sentido, es necesario impulsar acciones tendientes a mejorar el acceso a la justicia de la población LGBTI así como impulsar calificaciones penales que visibilicen y garanticen la protección de este colectivo históricamente vulnerado. Por esa razón celebramos el inicio del juicio emblemático, bajo la calificación de crimen de odio por identidad de género de Amancay Diana Sacayán -reconocida activista travesti argentina de los derechos de la comunidad LGBTI y defensora de los derechos humanos a nivel regional e internacional- víctima de un travesticidio.

Ante esta situación de violencia y discriminación contra personas LGBTI, la RIOOD celebra que varios Estados Iberoamericanos han adoptado medidas legislativas y de política pública para combatirla. Sin embargo, a pesar de avances como los citados, es fundamental reconocer que persisten desafíos importantes en toda la región, entre los que destacan: la adopción de medidas efectivas para garantizar una vida libre de violencia y discriminación a las personas LGBTI; la implementación efectiva de los protocolos de actuación en los ámbitos donde operan; la derogación de legislaciones que restringen o niegan derechos por motivos de orientación sexual e identidad o expresión de género; la impartición de educación inclusiva de la diversidad sexual y de género, así como el repudio a los movimientos y organizaciones anti derechos que se oponen abiertamente a los avances en el reconocimiento de derechos a personas LGBTI y promueven políticas o reformas legislativas regresivas y contrarias al principio de igualdad y no discriminación.

En el marco del Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, hacemos un llamado a todas las autoridades públicas de la región, así como a la sociedad civil, a sumar esfuerzos para mantener y consolidar los avances logrados; para generar nuevas políticas y legislación para combatir la discriminación y la violencia contra las personas LGBTI, promover el ejercicio efectivo de sus derechos y prohibir las regresiones que atenten contra el derecho a la igualdad y no discriminación.

De manera especial, hacemos un llamado a los Estados para atender la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) relativa a la discriminación por orientación sexual e identidad de género, en la que se incluye la reciente resolución de la Opinión Consultiva No. 24, como también las resoluciones de la OEA en temáticas LGBTI y ratificar las Convenciones Interamericanas contra la discriminación racial y formas conexas de intolerancia y sobre la protección de los derechos humanos de las personas mayores que incluyen compromisos en la garantía de derechos en razón de la orientación sexual, identidad y expresión de genero, para promover y efectivizar los derechos de las personas LGBTI. Con la convicción de que esas medidas generan condiciones favorables para que, de manera progresiva, las sociedades construyan una cultura del trato igualitario.

Fuente: Pedro Paradiso Sottile

Anuncios

Día internacional contra la homofobia, la transfobia y la bifobia – 17 de mayo de 2018

Comunicado de grupo de expertos internacionales y de las Naciones Unidas en derechos humanos con motivo de #IDAHOTB

IDAHO-2017-2-1024x512

No dejar a ninguna persona LGBT atrás

Banjul / Ginebra / Estrasburgo / Washington, D.C – En la víspera del Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia, que se celebrará el 17 de mayo, un grupo de expertos internacionales y de las Naciones Unidas en derechos humanos*, celebrando el setenta aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y de la Declaración Americana de los Derechos del Hombre, insta a los Estados y otras partes interesadas a adoptar todas las medidas necesarias para garantizar que la obligación de todos los Estados de abordar la violencia y la discriminación basadas en la orientación sexual y la identidad de género permanezcan firmemente incluidas en la agenda 2030. Los Estados a su vez deben incluir a las personas, comunidades y poblaciones lesbianas, homosexuales, bisexuales y trans (LGBT) en el diseño, implementación y evaluación de todas las medidas relacionadas.

Se está logrando un progreso significativo en la protección contra la violencia y la discriminación de las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans y las personas de género no conforme. Sin embargo, la implementación sigue siendo parcial e irregular: las denuncias de violencia y hostigamiento siguen siendo la norma en todas las regiones del mundo; las personas LGBT enfrentan leyes que penalizan las relaciones entre personas del mismo sexo y la expresión de género en 72 países; solo un tercio de los Estados del mundo tienen leyes que protegen contra la discriminación basada en la orientación sexual; y solo alrededor del 10% de las naciones tienen leyes que protegen contra la discriminación basada en la identidad de género.

Homofobia2

Como resultado, las personas trans y de género no conforme y las personas LGBT afectadas por formas múltiples e interseccionales de discriminación (incluso por motivos de edad, género, etnia, discapacidad y condición social) están sufriendo por la falta de acceso a sus derechos económicos, sociales y culturales, y están siendo efectivamente dejados atrás. La discriminación contra las personas LGBT alimenta la espiral de violencia a la que están sometidas diariamente y crea un ambiente propicio para su exclusión de oportunidades en todas las facetas de la vida, incluida la educación y la participación política y cívica, y contribuye a la inestabilidad económica, la falta de vivienda y el mal acceso a la salud. Los compromisos de desarrollo de la comunidad internacional, ubicados en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), exigen atención inmediata para garantizar que se aborde la exclusión sistemática de estos grupos, comunidades y poblaciones; para garantizar que nadie se quede atrás, se deben tomar medidas para derribar las barreras sistemáticas que excluyen a las personas LGBT de los beneficios de la agenda de desarrollo.

Por ejemplo, las tasas de pobreza, falta de vivienda e inseguridad alimentaria son más altas entre las personas LGBT que en la comunidad en general, una situación que guarda relación directa con los ODS 1, 8, 10 y 11, los cuales incluyen garantizar “que todos los hombres y las mujeres, en particular los pobres y vulnerables, tienen los mismos derechos a los recursos económicos, así como el acceso a servicios básicos “y “la creación de marcos de políticas sólidos en los planos nacional, regional e internacional, basados ​​en un desarrollo favorable de estrategias a los pobres y sensible al género.”

Las leyes que penalizan la homosexualidad, la patologización de personas trans y no binarias y otras formas de violencia y discriminación basadas en la orientación sexual y la identidad de género moldean las actitudes, políticas y prácticas de las instituciones y personal de salud y perpetúan el estigma y disuaden a las personas de buscar servicios y pueden conducir a la negación del acceso adecuado a su derecho a la salud. El calificar a las personas LGBT como enfermas por su orientación sexual o identidad de género ha sido, y continúa siendo, una de las causas principales de las violaciones de los derechos humanos que enfrentan, incluidos los tratamientos forzados, como las llamadas “terapias de conversión”. Hacer frente a estos desafíos guarda una estrecha relación con varias normas internacionales de derechos humanos y el fomento del ODS 3, relativo a la buena salud y el bienestar, que incluye “el acceso a servicios esenciales de atención médica de calidad”.

Las personas LGBT también son sistemáticamente excluidas de la educación de calidad, tema del ODS 4, como resultado del hostigamiento, el abuso violento e incluso expulsados de las escuelas. En todas las regiones del mundo, el acoso basado en la orientación sexual real o percibida y la identidad de género es un lugar común, lo que resulta en tasas de deserción significativamente más altas para las personas LGBT. Esto, a su vez, profundiza la exclusión de las oportunidades económicas. En este sentido, los Estados tienen la obligación de garantizar que sus políticas de educación estén especialmente diseñadas para modificar patrones sociales y comportamientos culturales, contrarrestar prejuicios y costumbres, y erradicar prácticas basadas en estereotipos relacionados con personas LGBT que puedan legitimar o exacerbar la violencia y el prejuicio.

Sin medidas urgentes para abordar la violencia y la discriminación basadas en la orientación sexual y la identidad de género, la comunidad internacional no cumplirá con sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos y no cumplirá la promesa de no dejar a nadie atrás en la implementación de los ODS. Se requieren respuestas urgentes de los actores estatales, incluidas las instituciones legislativas, judiciales y ejecutivas, así como las instituciones nacionales de derechos humanos, y actores no estatales como la sociedad civil, las comunidades religiosas, los medios de comunicación, las organizaciones de trabajadores y el sector privado. Esas respuestas se basarán en la creación de capacidades y la cooperación internacional prescritas por el ODS 17 así como en la resolución de problemas transversales, entre los que se incluye la disponibilidad de “datos de alta calidad, oportunos y confiables desglosados ​​por ingresos, sexo, edad, raza, etnia, estado migratorio, discapacidad, ubicación geográfica y otras características relevantes en contextos nacionales”. Además se deberá asegurar que la recopilación y gestión de datos desglosados ​​se implementa en estricto cumplimiento con los estándares de derechos humanos, como medidas efectivas para prevenir, castigar , y erradicar la violencia contra las personas LGBT, y para formular cualquier cambio de política necesario.

Los Estados deben derogar urgentemente leyes discriminatorias, adoptar leyes protectoras, reformar instituciones e implementar políticas para combatir la discriminación y garantizar la inclusión efectiva de personas LGBT, así como garantizar el acceso efectivo a la justicia, investigando diligentemente los homicidios y otros actos de violencia y discriminación contra personas LGBT que enfrentan violencia y discriminación.

(*) Los expertos:
Subcomité para la Prevención de la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes (SPT)
Expertos independientes de las Naciones Unidas: Sr. Philip Alston, Relator Especial sobre la extrema pobreza y los derechos humanos; Sra. Koumbou Boly Barry, Relatora Especial sobre el derecho a la educación, Sra. Leilani Farha, Relatora Especial sobre una vivienda adecuada como elemento integrante del derecho a un nivel de vida adecuado, Sr. Victor Madrigal-Borloz, Experto Independiente sobre la protección contra la violencia y la discriminación por motivos de orientación sexual o identidad de género. Sr. Nils Melzer, Relator Especial sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, Sr. Dainius Pῡras, Relator Especial sobre el derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental; Sra. Dubravka Šimonović, Relatora Especial sobre la violencia contra la mujer, sus causas y consecuencias, y el Grupo de Trabajo sobre la discriminación contra la mujer en la legislación y en la práctica.
Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)
Comisión Africana sobre Derechos Humanos y de los Pueblos (CAFDH): Sr. Lawrence M. Mute, Relator Especial para la Libertad de Expresión y Acceso a la Información, Vicepresidente de la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos
Consejo de Europa: Sra. Dunja Mijatović, Comisionada para los Derechos Humanos

Cuba. La Habana baila “conga” anual en defensa de los derechos LGBTI

Por muchos años reprimida, la comunidad gay de Cuba despliega las banderas del arcoíris una vez al año por las calles de La Habana, como este sábado en una marcha contra la homofobia que lideró la hija del ex gobernante Raúl Castro y cerraron los hijos de su sucesor, Miguel Díaz-Canel.

A ritmo de conga, miembros de la comunidad cubana LGBTI abarrotaron la calle Línea en la capital, en un desfile que clama por avances en el reconocimiento de sus derechos y por la no discriminación en las escuelas.

imagen (1)

Durante una hora y media, homosexuales, lesbianas, bisexuales, transexuales y travestis, desplegando trajes carnavalescos y caribeño glamour, danzaron al compás de un contagioso ritmo de raíces africanas, rodeando carros alegóricos, portando banderolas y globos de colores.

conga-cubana-contra-la-homofobia-y-la-transfobia-02

“Cuba sí, homofobia no. Cuba sí, transfobia no”, coreaban los participantes en la “Conga Cubana Contra la Homofobia y Transfobia”, actividad que surgió hace algunos años y que crece en medio de miradas y comentarios que van desde la aprobación a la burla.

conga-cubana-contra-la-homofobia-y-la-transfobia-03

Diputada e hija del ex gobernante Raúl Castro, la sexóloga Mariela Castro, de 55 años, es directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), que coordina esta actividad.

conga-cubana-contra-la-homofobia-y-la-transfobia-10

Mariela cubrió el trayecto de casi un kilómetro en un auto estadounidense de los años 50, junto con el activista británico Mike Jackson, de 63 años, y quien visita la isla por primera vez.

CUBA HOMOSEXUALES (3).jpg

Dos hombres se besan durante la Conga Cubana Contra la Homofobia el 12 de mayo del 2018 en La Habana.. Alejandro Ernesto EFE

“Es fabuloso estar en Cuba, en solidaridad con la comunidad cubana LGBTI”, declaró a la AFP Jackson, uno de los fundadores de la organización Lesbians and Gay Support the Miners, cuya historia es contada en el filme “Pride” (2014), de Matthew Warchus.

Con una camiseta azul que llevaba el lema “Yo me incluyo”, Mariela Castro destacó que tanto su padre como el nuevo gobernante Díaz-Canel apoyan la labor del Cenesex.

“No estamos trabajando de manera aislada, estamos trabajando junto con el Estado, con el Partido (Comunista de Cuba, único)” para “transformar las conciencias y avanzar en estos campos de los derechos”, añadió.  LEER NOTA COMPLETA

Fuentes: ElNuevoHerald y EFE

Australia dijo ¡SI, QUIERO! al matrimonio igualitario.

El plebiscito de carácter voluntario que se ha realizado a lo largo del último mes en Australia no deja lugar a dudas: Australia dice sí al matrimonio igualitario a través de una sólida mayoría. Malcolm Turnbull quiere legalizarlo antes de que termine el año.

Por Luis M. Álvarez

Miles de defensores del matrimonio igualitario han salido a las calles australianas con banderas arco iris para celebrar el resultado de la consulta popular vía postal que se ha llevado a cabo en Australia a lo largo del último mes, que ha tenido como resultado un abrumador «sí» a favor de la legalización de las bodas entre personas del mismo sexo. Según la Oficina de Estadísticas de Australia el 61,6 % de los votantes a apostado por la igualdad de derechos entre parejas heterosexuales y homosexuales, por lo que el gobierno a prometido desarrollar un proyecto de ley para que sea llevado al Parlamento el 7 de diciembre.

Australiadijosi


«El pueblo australiano ha hablado y han votado abrumadoramente ‘sí’ por el matrimonio igualitario. Han votado ‘sí’ por justicia, han votado ‘sí’ por compromiso, han votado ‘sí’ por amor’. Ahora nos toca a nosotros, aquí en el Parlamento de Australia, seguir adelante. Seguir con el trabajo que los australianos nos han encomendado y hacer esto este año antes de Navidad, ese debe ser nuestro compromiso», declara Malcolm Turnbull, primer ministro australiano, que ha defendido el sí en este plebiscito, animando a los legisladores a prestar atención al «abrumador» resultado a favor de las bodas gays.

malcom

Malcolm Turnbull, primer ministro australiano

Palabras dirigidas, sobre todo, a un sector del gobierno que se había comprometido a rechazar el matrimonio igualitario independientemente del resultado de una consulta que no era vinculante, pero que ha sido secundada por casi 12,7 millones de los 16 millones de votantes censados. De esta manera, Australia se convierte en el segundo país del mundo que aprueba el matrimonio igualitario por consulta popular, después de que lo hiciera Irlanda en 2015. Inicialmente, el colectivo LGBT se oponía a este plebiscito al considerar que sus derechos no deberían quedar a merced de la opinión popular. En la misma línea, el Comité de Derechos Humanos de la ONU se manifestaba la semana pasada contra de lo que denominaba «una encuesta de opinión pública innecesaria y divisiva», instando al gobierno a la legalización del matrimonio igualitario independientemente del resultado de la consulta.

LEER NOTA COMPLETA

Fuente: universogay.com

 

Egipto: Anteproyecto de ley penaliza las relaciones homosexuales

Más de 60 miembros del Parlamento de Egipto han propuesto una ley sumamente discriminatoria que penalizará de manera expresa las relaciones homosexuales por primera vez en el país, ha manifestado Amnistía Internacional. Se trata de la última medida que se adopta en el contexto de una campaña de represión sin precedentes emprendida por las autoridades contra las personas LGBTI tras la exhibición de una bandera arcoíris durante un concierto en El Cairo el 22 de septiembre.

egiptobanderagay

En anteproyecto de ley tipifica la “homosexualidad” como delito por primera vez y establece penas de hasta cinco años de prisión, e incluso de hasta 15 años si la persona es declarada culpable de múltiples cargos en virtud de distintas disposiciones de la ley.

Najia-Bounaim-2411

Najia Bounaim. Amnistía Internacional

“Las autoridades egipcias llevan ya más de un mes ejerciendo una represión atroz contra las personas LGBTI en el país. Se ha detenido a más de 70 personas, y algunas han sido sometidas a exámenes anales, lo que constituye tortura. Este proyecto de ley totalmente discriminatorio representa un retroceso enorme para los derechos humanos, que viene a rematar ya los derechos sexuales en Egipto”, ha señalado Najia Bounaim, directora de campañas de Amnistía Internacional para el norte de África.

“Si se aprueba, la ley afianzará el estigma y los abusos basados en la orientación sexual que parezcan tener la personas. Ninguna persona debe sufrir discriminación, intimidaciones ni prisión por la orientación sexual que tenga o parezca tener. Las autoridades egipcias deben retirar con urgencia este anteproyecto de ley y poner fin a la alarmante oleada de persecución homófoba.”

Riad Abdel Sattar, miembro del Parlamento por el partido “Egipcios Libres”, propuso la nueva ley tras reunir las firmas de al menos otros 67 parlamentarios. Se espera que el Parlamento examine y someta a debate el anteproyecto de ley durante su actual periodo de sesiones y que, si en la votación consiguiente resulta aprobado, lo remita al presidente para que lo ratifique.

El proyecto de ley, que consta de siete artículos, establece penas de hasta cinco años de prisión para las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo, que se describen como actos de “homosexualidad”. También está penado con hasta cinco años de prisión “promover la homosexualidad o incitar a ella”.

Hasta ahora las autoridades egipcias se han estado basando en la legislación contra la prostitución, la Ley 10 de 1961, para acusar a las personas sospechosas de mantener relaciones homosexuales de “hábitos licenciosos”, delito punible con hasta tres años de prisión.

El anteproyecto de ley prohíbe la promoción pública y la publicidad de toda reunión o fiesta LGBTI, tanto por medio de publicaciones audiovisuales como a través de las redes sociales. La pena establecida para tales actos es de hasta tres años de prisión. Exhibir símbolos o carteles LGBTI o producir, promover, vender o comercializar artículos de este tipo estará penado también con hasta tres años de prisión.

El proyecto de ley dispone que las personas declaradas culpables de delitos tipificados en él estarán sometidas a libertad vigilada por un periodo de la misma duración que la pena de prisión una vez cumplida ésta. Amnistía Internacional ha comprobado que las personas sometidas a libertad vigilada en Egipto suelen ser obligadas a permanecer durante 12 horas al día en una comisaría local de policía, lo que en la práctica supone privarlas de libertad.

El proyecto de ley contiene también una disposición que permite a las autoridades “avergonzar” públicamente a las personas declaradas culpables de delitos tipificados en él publicando sus nombres y sus condenas en dos periódicos nacionales de gran tirada, lo que fomenta el estigma generalizado de las personas que parecen ser gays.

“No sólo se propone con este anteproyecto de ley penalizar las relaciones homosexuales —que ni siquiera deberían ser delito—, sino que también se pretende fomentar el estigma, la humillación y el odio contra las personas debido a la orientación sexual que tengan o parezcan tener”, ha explicado Najia Bounaim, directora de campañas de Amnistía Internacional para el norte de África.

“Los líderes del mundo, incluido el presidente francés, Emmanuel Macron, que recibió su homólogo egipcio, Abd el Fatah al Sisi, el mes pasado en el Elíseo, deben alzar la voz para condenar esta represión homófoba. En vez de tender alfombras rojas para recibir al presidente egipcio en las capitales europeas y firma nuevos acuerdos, deben utilizar su influencia para garantizar que el Parlamento retira este anteproyecto de ley totalmente represivo.”

En un fallo de 1994, el Comité de Derechos Humanos de la ONU determinó que las leyes que penalizan las relaciones sexuales consentidas entre personas adultas del mismo sexo violan el derecho a la vida privada, garantizado por el artículo 17 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos.

Oleada de detenciones

Según la organización Iniciativa Egipcia para los Derechos Personales, al menos 75 personas de distintas gobernaciones de todo Egipto han sido detenidas desde que comenzó la represión el 22 de septiembre, la mayoría de ellas tras haberles tendido una trampa por medio de aplicaciones de citas online.

De ellas, al menos 5 hombres han sido sometidos a exámenes anales, lo que constituye tortura, y al menos 20 han sido condenadas a entre seis meses y seis años de prisión en juicios acelerados. El resto de las personas detenidas se encuentran recluidas en distintas prisiones y comisarías de policía, a la espera de ser interrogadas por el fiscal.

Documento público

****************************************

Si desean más información o concertar una entrevista, pónganse en contacto con:

Tarek Wheibi, responsable de Medios de Comunicación para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional, en tarek.wheibi@amnesty.org o en el teléfono +961 81 666 428.mailto:tarek.wheibi@amnesty.org

Sara Hashash, responsable de Medios de Comunicación para Oriente Medio y el Norte de África en Londres, en sara.hashash@amnesty.org o en el teléfono +44 207 413 5511.mailto:sara.hashash@amnesty.org

O con la oficina de prensa de Amnistía Internacional, tel.: +44 20 7413 5566 o +44 (0) 77 7847 2126;

correo-e: press@amnesty.org, twitter: @amnestypressmailto:press@amnesty.org

Fuente: amnesty.org