Cordoba. El 17 de mayo es el Día Provincial por la Igualdad

legislatura5La Legislatura aprobó este miércoles lo que había sido instituido por el decreto 657/17 del Poder Ejecutivo a iniciativa del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. El Día Provincial por la Igualdad y no Discriminación por la Orientación Sexual, Identidad y Expresión de Género se conmemorará todos los 17 de mayo porque es el día en que la OMS decidió sacar del listado de enfermedades a la homosexualidad

legislatura4_0

 

Fuente: lavoz.com.ar

Anuncios

Colombia. Declaratoria 17 de Mayo de la RIOOD

DECLARATORIA 17 MAYO #RIOOD
DIA INTERNACIONAL DE LUCHA CONTRA LA HOMOFOBIA, TRANSFOBIA Y BIFOBIA

32696693_10156390554114146_5069012220550053888_n

17 de mayo de 2018, Cartagena de Indias, Colombia.

La Red Iberoamericana de Organismos y Organizaciones contra la Discriminación (RIOOD) hace un llamado a poner fin a la discriminación y violencia por motivos de orientación sexual, identidad y expresión de género, y características sexuales, e impedir retrocesos legislativos y de política pública en la región.

En Iberoamérica, las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersexuales (LGBTI) y, en general, todas aquellas con orientaciones sexuales, identidades y expresiones de género y características sexuales no normativas enfrentan diversas formas de discriminación y violencia que impiden el ejercicio y disfrute pleno de sus derechos humanos. En ese sentido, diversos reportes, como el Informe sobre violencia contra personas LGBTI en América de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Acción de Alerta Regional “No más fundamentalismos y violencia” de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans e Intersex para America Latina y el Caribe (ILGALAC), dan cuenta de ejemplos graves que ocurren en la mayoría de los espacios sociales, desde los hogares que expulsan a edades muy tempranas a las niñas y niños trans, las cirugías genitales innecesarias con daños irreversibles e irreparables a bebés intersexuales; el bullying homofóbico y transfóbico que persiste en casi todos los países y niveles educativos, hasta la violencia física y sexual constante, que llega a su nivel máximo en los asesinatos de personas #LGBTI motivados por su orientación sexual, identidad y expresión de género, real o percibida.

Resulta de suma importancia alertar sobre los crímenes de odio y la impunidad que persisten en la región, cuya constante es la falta de calificación de tales delitos desde el inicio de los procesos de investigación y posterior judicialización, lo cual lleva a sumar los casos a homicidios simples, sin que pueda visibilizarse el móvil discriminatorio de los ataques. En ese sentido, es necesario impulsar acciones tendientes a mejorar el acceso a la justicia de la población LGBTI así como impulsar calificaciones penales que visibilicen y garanticen la protección de este colectivo históricamente vulnerado. Por esa razón celebramos el inicio del juicio emblemático, bajo la calificación de crimen de odio por identidad de género de Amancay Diana Sacayán -reconocida activista travesti argentina de los derechos de la comunidad LGBTI y defensora de los derechos humanos a nivel regional e internacional- víctima de un travesticidio.

Ante esta situación de violencia y discriminación contra personas LGBTI, la RIOOD celebra que varios Estados Iberoamericanos han adoptado medidas legislativas y de política pública para combatirla. Sin embargo, a pesar de avances como los citados, es fundamental reconocer que persisten desafíos importantes en toda la región, entre los que destacan: la adopción de medidas efectivas para garantizar una vida libre de violencia y discriminación a las personas LGBTI; la implementación efectiva de los protocolos de actuación en los ámbitos donde operan; la derogación de legislaciones que restringen o niegan derechos por motivos de orientación sexual e identidad o expresión de género; la impartición de educación inclusiva de la diversidad sexual y de género, así como el repudio a los movimientos y organizaciones anti derechos que se oponen abiertamente a los avances en el reconocimiento de derechos a personas LGBTI y promueven políticas o reformas legislativas regresivas y contrarias al principio de igualdad y no discriminación.

En el marco del Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, hacemos un llamado a todas las autoridades públicas de la región, así como a la sociedad civil, a sumar esfuerzos para mantener y consolidar los avances logrados; para generar nuevas políticas y legislación para combatir la discriminación y la violencia contra las personas LGBTI, promover el ejercicio efectivo de sus derechos y prohibir las regresiones que atenten contra el derecho a la igualdad y no discriminación.

De manera especial, hacemos un llamado a los Estados para atender la jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) relativa a la discriminación por orientación sexual e identidad de género, en la que se incluye la reciente resolución de la Opinión Consultiva No. 24, como también las resoluciones de la OEA en temáticas LGBTI y ratificar las Convenciones Interamericanas contra la discriminación racial y formas conexas de intolerancia y sobre la protección de los derechos humanos de las personas mayores que incluyen compromisos en la garantía de derechos en razón de la orientación sexual, identidad y expresión de genero, para promover y efectivizar los derechos de las personas LGBTI. Con la convicción de que esas medidas generan condiciones favorables para que, de manera progresiva, las sociedades construyan una cultura del trato igualitario.

Fuente: Pedro Paradiso Sottile

Día internacional contra la homofobia, la transfobia y la bifobia – 17 de mayo de 2018

Comunicado de grupo de expertos internacionales y de las Naciones Unidas en derechos humanos con motivo de #IDAHOTB

IDAHO-2017-2-1024x512

No dejar a ninguna persona LGBT atrás

Banjul / Ginebra / Estrasburgo / Washington, D.C – En la víspera del Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia, que se celebrará el 17 de mayo, un grupo de expertos internacionales y de las Naciones Unidas en derechos humanos*, celebrando el setenta aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y de la Declaración Americana de los Derechos del Hombre, insta a los Estados y otras partes interesadas a adoptar todas las medidas necesarias para garantizar que la obligación de todos los Estados de abordar la violencia y la discriminación basadas en la orientación sexual y la identidad de género permanezcan firmemente incluidas en la agenda 2030. Los Estados a su vez deben incluir a las personas, comunidades y poblaciones lesbianas, homosexuales, bisexuales y trans (LGBT) en el diseño, implementación y evaluación de todas las medidas relacionadas.

Se está logrando un progreso significativo en la protección contra la violencia y la discriminación de las personas lesbianas, gays, bisexuales, trans y las personas de género no conforme. Sin embargo, la implementación sigue siendo parcial e irregular: las denuncias de violencia y hostigamiento siguen siendo la norma en todas las regiones del mundo; las personas LGBT enfrentan leyes que penalizan las relaciones entre personas del mismo sexo y la expresión de género en 72 países; solo un tercio de los Estados del mundo tienen leyes que protegen contra la discriminación basada en la orientación sexual; y solo alrededor del 10% de las naciones tienen leyes que protegen contra la discriminación basada en la identidad de género.

Homofobia2

Como resultado, las personas trans y de género no conforme y las personas LGBT afectadas por formas múltiples e interseccionales de discriminación (incluso por motivos de edad, género, etnia, discapacidad y condición social) están sufriendo por la falta de acceso a sus derechos económicos, sociales y culturales, y están siendo efectivamente dejados atrás. La discriminación contra las personas LGBT alimenta la espiral de violencia a la que están sometidas diariamente y crea un ambiente propicio para su exclusión de oportunidades en todas las facetas de la vida, incluida la educación y la participación política y cívica, y contribuye a la inestabilidad económica, la falta de vivienda y el mal acceso a la salud. Los compromisos de desarrollo de la comunidad internacional, ubicados en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), exigen atención inmediata para garantizar que se aborde la exclusión sistemática de estos grupos, comunidades y poblaciones; para garantizar que nadie se quede atrás, se deben tomar medidas para derribar las barreras sistemáticas que excluyen a las personas LGBT de los beneficios de la agenda de desarrollo.

Por ejemplo, las tasas de pobreza, falta de vivienda e inseguridad alimentaria son más altas entre las personas LGBT que en la comunidad en general, una situación que guarda relación directa con los ODS 1, 8, 10 y 11, los cuales incluyen garantizar “que todos los hombres y las mujeres, en particular los pobres y vulnerables, tienen los mismos derechos a los recursos económicos, así como el acceso a servicios básicos “y “la creación de marcos de políticas sólidos en los planos nacional, regional e internacional, basados ​​en un desarrollo favorable de estrategias a los pobres y sensible al género.”

Las leyes que penalizan la homosexualidad, la patologización de personas trans y no binarias y otras formas de violencia y discriminación basadas en la orientación sexual y la identidad de género moldean las actitudes, políticas y prácticas de las instituciones y personal de salud y perpetúan el estigma y disuaden a las personas de buscar servicios y pueden conducir a la negación del acceso adecuado a su derecho a la salud. El calificar a las personas LGBT como enfermas por su orientación sexual o identidad de género ha sido, y continúa siendo, una de las causas principales de las violaciones de los derechos humanos que enfrentan, incluidos los tratamientos forzados, como las llamadas “terapias de conversión”. Hacer frente a estos desafíos guarda una estrecha relación con varias normas internacionales de derechos humanos y el fomento del ODS 3, relativo a la buena salud y el bienestar, que incluye “el acceso a servicios esenciales de atención médica de calidad”.

Las personas LGBT también son sistemáticamente excluidas de la educación de calidad, tema del ODS 4, como resultado del hostigamiento, el abuso violento e incluso expulsados de las escuelas. En todas las regiones del mundo, el acoso basado en la orientación sexual real o percibida y la identidad de género es un lugar común, lo que resulta en tasas de deserción significativamente más altas para las personas LGBT. Esto, a su vez, profundiza la exclusión de las oportunidades económicas. En este sentido, los Estados tienen la obligación de garantizar que sus políticas de educación estén especialmente diseñadas para modificar patrones sociales y comportamientos culturales, contrarrestar prejuicios y costumbres, y erradicar prácticas basadas en estereotipos relacionados con personas LGBT que puedan legitimar o exacerbar la violencia y el prejuicio.

Sin medidas urgentes para abordar la violencia y la discriminación basadas en la orientación sexual y la identidad de género, la comunidad internacional no cumplirá con sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos y no cumplirá la promesa de no dejar a nadie atrás en la implementación de los ODS. Se requieren respuestas urgentes de los actores estatales, incluidas las instituciones legislativas, judiciales y ejecutivas, así como las instituciones nacionales de derechos humanos, y actores no estatales como la sociedad civil, las comunidades religiosas, los medios de comunicación, las organizaciones de trabajadores y el sector privado. Esas respuestas se basarán en la creación de capacidades y la cooperación internacional prescritas por el ODS 17 así como en la resolución de problemas transversales, entre los que se incluye la disponibilidad de “datos de alta calidad, oportunos y confiables desglosados ​​por ingresos, sexo, edad, raza, etnia, estado migratorio, discapacidad, ubicación geográfica y otras características relevantes en contextos nacionales”. Además se deberá asegurar que la recopilación y gestión de datos desglosados ​​se implementa en estricto cumplimiento con los estándares de derechos humanos, como medidas efectivas para prevenir, castigar , y erradicar la violencia contra las personas LGBT, y para formular cualquier cambio de política necesario.

Los Estados deben derogar urgentemente leyes discriminatorias, adoptar leyes protectoras, reformar instituciones e implementar políticas para combatir la discriminación y garantizar la inclusión efectiva de personas LGBT, así como garantizar el acceso efectivo a la justicia, investigando diligentemente los homicidios y otros actos de violencia y discriminación contra personas LGBT que enfrentan violencia y discriminación.

(*) Los expertos:
Subcomité para la Prevención de la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes (SPT)
Expertos independientes de las Naciones Unidas: Sr. Philip Alston, Relator Especial sobre la extrema pobreza y los derechos humanos; Sra. Koumbou Boly Barry, Relatora Especial sobre el derecho a la educación, Sra. Leilani Farha, Relatora Especial sobre una vivienda adecuada como elemento integrante del derecho a un nivel de vida adecuado, Sr. Victor Madrigal-Borloz, Experto Independiente sobre la protección contra la violencia y la discriminación por motivos de orientación sexual o identidad de género. Sr. Nils Melzer, Relator Especial sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, Sr. Dainius Pῡras, Relator Especial sobre el derecho de toda persona al disfrute del más alto nivel posible de salud física y mental; Sra. Dubravka Šimonović, Relatora Especial sobre la violencia contra la mujer, sus causas y consecuencias, y el Grupo de Trabajo sobre la discriminación contra la mujer en la legislación y en la práctica.
Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)
Comisión Africana sobre Derechos Humanos y de los Pueblos (CAFDH): Sr. Lawrence M. Mute, Relator Especial para la Libertad de Expresión y Acceso a la Información, Vicepresidente de la Comisión Africana de Derechos Humanos y de los Pueblos
Consejo de Europa: Sra. Dunja Mijatović, Comisionada para los Derechos Humanos

Chile. Estudiantes Trans podrán usar su “nombre social” en la universidad

La actriz chilena Daniela Vega, quien se convirtió este año en la primera persona trans en entregar un premio de la Academia, se mostró complacida por el “avance” demostrado por la Universidad de Las Américas al permitir que sus estudiantes trans puedan aparecer en los documentos de la institución con su nombre de acuerdo al género autopercibido.

Logo-udla

La Universidad de Las Américas (UDLA), ubicada en Chile, permitirá -desde ahora en adelante- a sus estudiantes transexuales/ transgéneros el derecho a solicitar el uso de su “nombre social”, de acuerdo a su imagen autopercibida, en todos los documentos relacionados con la institución. Esto significa que se refieran a ellas y a ellos de acuerdo a su identidad de género y no el con nombre que les asignaron al nacer.

La firma de este importante decreto se dio a principios de este mes de mayo y contó con la presencia y el apoyo de la actriz trans Daniela Vega y del director de cine Sebastián Lelio, ganadores del premio Óscar a Mejor Película Extranjera por la cinta “Una mujer fantástica”.

A_UNO_535321-1-810x540

“No podemos estar ajenos a los cambios sociales y nuevas necesidades de nuestros alumnos”, dijo Paulina Hernández, Secretaria General de la casa de estudio

“Es un avance, un guiño positivo, siempre se puede hacer más, pero avanzar en algo como esto es muy importante. Hasta que la Ley de Identidad de Género no nos permita mayor holgura, acceder a algo que pareciera ser tan pequeño como es el nombre, pero que es tan grande finalmente, me parece positivo y creo que podrían hacerlo más universidades”, expresó Daniela Vega, quien se ha convertido en una gran activista por el reconocimiento de los derechos de las personas trans.

Esta realidad fue posible gracias a la solicitud formal realizada por dos estudiantes quienes pidieron a la Secretaria General de la institución estudiar esa posibilidad.

“No podemos estar ajenos a los cambios sociales y nuevas necesidades de nuestros alumnos (…) Queremos ser consecuentes con nuestros sellos institucionales, y dar una señal de convivencia en un entorno de tolerancia, respeto e igualdad”, aseguró Paulina Hernández, secretaria general de la Universidad de Las Américas.

Para el presidente de la Organización Trans Diversidades (OTD), Franco Fuica, este hecho se trata de un “tremendo avance”. LEER NOTA COMPLETA

Fuente. UniversoGay.com

Transfobia en Argentina. Joe Lemonge juzgado por defenderse.

Joe Lemonge, varón trans de la ciudad de Santa Elena (Municipalidad de Santa Elena), Entre Ríos, Argentina, fue hostigado por tres personas principalmente por motivo de su identidad de género.

0002362024.jpg

En octubre de 2016, la tercera de estas agresiones se produjo en su propia vivienda de condición humilde.
Joe, estando su familia dentro del hogar y sintiéndose en peligro, se defendio. En la desesperación el único medio que encontró, fue disparar contra una de estas personas, a la que levemente hirió.

Para peor, tras la denuncia policial del hecho, en venganza por una situación de legítima defensa, sus hostigadores frecuentes prendieron fuego a su casa. Esto hizo que perdiera lo poco que tenía y acrecentara su vulnerabilidad social y económica.
La desafortunada sucesión de hechos marcó un antes y un después en la vida de Joe.

Joe, sin recursos económicos ni habitacionales, fue sometido a un proceso signado por la transfobia que sufren los cuerpos disidentes, la discriminación en su lugar de origen, y sin ningun tipo de acompañamiento terapéutico, asistencia, o ayuda. A la fecha, la justicia de Entre Ríos lo está juzgando por el delito de “Tentativa de Homicidio”, debiendo cargar con una posible pena que supera los cuatro años de cárcel.

La defensa contra ataques repetidos no puede ser tratada por la justicia como una agresión.

Las personas trans tienen igual derecho a trato digno en todo contexto

“Estoy acá solo con mi mamá. En el pueblo no tengo casi amigos, es muy terrible vivir aquí. Además el fiscal puso como agravante que soy una persona culta, con estudios y que eso hizo que tuviera conocimiento de lo que hice”, dijo Joe, al salir de la audiencia del miércoles 25. Está en prisión domiciliaria y espera su sentencia para el 4 de mayo.

“Es muy parecido al caso de Higui y de hecho estos casos en el interior del país son muy comunes pero nadie se entera. Lo detienen a él y lo imputan por: “tentativa de homicidio” en lugar de “lesiones” o “legítima defensa”. Cuando estuvo detenido, los agresores le detonaron la casa. Ellos ahora están libres y uno es considerado la víctima del proceso. Y a Joe, como no hizo el cambio registral, en la Justicia lo tratan en femenino”, dijo Alejandro Mamaní, de la organización Abosex, a quienes les llegó la historia de Joe hace un mes y lo están asesorando legalmente.

Caso “Higui”

A Eva Analía “Higui” de Jesús se la acusa de homicidio simple por haberse defendido de una patota de varones que la atacó sexualmente por ser lesbiana y haber matado a uno de ellos. Ocurrió en el pasillo de una vivienda del barrio de Mariló, San Miguel, el 16 de octubre de 2016. Higui, de 42 años, estuvo presa ocho meses hasta que organizaciones de derechos humanos lograron que la sacaran del penal de Magdalena para que esperara el juicio en libertad.

Joe pide ayuda a todos

 

“Por las características de este caso, el juicio va a ser express, porque si no se visibiliza nadie va a hacer nada”. El acoso hacia las personas LGBT y en particular a las personas trans es permanente. Y si denuncian, como fue el caso de Joe en su momento, la Policía no los escucha”, agregó Mamaní

“No lo hicieron al voleo, era la cuarta vez que lo hacían. Siempre me agredieron, primero por homosexual y después por hombre trans, aún más. Yo había intentado denunciarlos pero como la Justicia es transfóbica nunca tomaron mis denuncias. Esa noche el sujeto me hirió y yo desesperado simplemente intenté defenderme. Le disparé pero nada de lo que pude haberle hecho es comparable a lo que me pasó a mí. Fui detenido e imputado por “tentativa de homicidio”. El 3 de diciembre a la madrugada, el mismo hombre que atacó prendió fuego mi casa. Ya en bancarrota, perdí todo, mi trabajo, mis estudios. Mi familia quedó en ruinas. Ya no sé qué más hacer. Acudí a Abogados por los Derechos Sexuales para que me orienten. Hoy fue el primer día del juicio. Basta de transfobia. Defenderse no es delito”

JoeLamonge

#DefenderseNoEsDelito
#AbsolucionParaJoe

Fuentes: Abosex y Presentes

 

Chile. El Voto LGBTI

Te ves Bonito Marchando, te ves Bonito votando.

José Luis Díaz /Activistapsicologodiaz@gmail.com

777px-chile_gay_flag

Hoy la realidad y el escenario político para la comunidad LGTBI es muy distinto a años anteriores, en la atmósfera se siente un avance en materia de derechos, si bien es cierto  hemos dado pasos importantes a través de las voluntades políticas, aún existe una demora sustancial en términos de leyes que nos sitúen en igualdad de condiciones.

Los desafíos son grandes, y cada vez más complejos de alcanzar, cada uno con la misma relevancia pero con distinto impacto, ya que no podemos éticamente anteponer un derecho por sobre otro. La demora caprichosa de la ley de Identidad de Género no es más que una señal de los obstáculos que un grupo de parlamentarios está ejerciendo. Esto solo se puede catalogar como la mayor bajeza política y falta de comprensión de lo que implica un avance en materia de inclusión, en plena democracia.

La realidad LGTBI nos compete a todos y todas, ya que no tan solo afecta a quienes la conformamos sino también a sus cercanos, familiares, amigos, compañeros de trabajo, que viven y sufren al ser testigos de las discriminaciones y atropellos a los cuales estamos expuestos y expuestas cada día.

Se requiere educación sexual, formativa, preventiva y ajustada a las distintas realidades del ser humano, considerando sus etapas vitales, identidad y orientación sexual. Una política educativa por parte del Estado nos garantizaría que exista una disminución real de las personas afectadas de VIH, embarazos no deseados y porque no decirlo; abusos sexuales que pueden ser fomentados por la cultura heteronormativa, sexista, machista y patriarcal. No incluyo en lo anterior la pedofilia ni la violación ya que son crímenes que merecen la pena legal más severa.

Es necesario avanzar en una real inclusión Trans de adultos, niños y niñas; los espacios laborales y educacionales muchas veces muestran total rechazo a su admisión, esto debido a la ignorancia y la falta de legislación adecuada, para evitar esto es fundamental fortalecer la ley antidiscriminación. Se debe continuar trabajando en leyes que estén a la altura de los Derechos Humanos, lo que no puede recaer solo en las organizaciones sociales LGTBI o en pequeños grupos de activistas sino que en la sociedad en su conjunto.

chile-aprueba-ley-de-union-civ-jpg_604x0

Marcha del Orgullo LGBTI en Santiago de Chile.

Llamar a votar en estos tiempos puede ser una aventura utópica, sin embargo, lo hago. Necesitamos el voto de cada persona LGTBI y de quienes simpatizan con nuestra causa, para poder ser sujetos en igualdad de condiciones, sujetos escuchados en nuestras necesidades, para ser personas comunes y corrientes. La abstención solo dará paso a un retroceso importante, y con el peligro que nuevas organizaciones y redes se levanten para eliminar lo alcanzado.

Apelo a su voto alerta y los invito  a votar por candidatos realmente comprometidos con la diversidad sexual y con los derechos LGTBI, alejémonos de la instrumentalización morbosa y egoísta de algunos que levantan la bandera LGTBI en público, pero no en su conciencia.

20171010_115437

José Luis Díaz /Activista

Santiago, puede pasar a ser un ejemplo nacional, es una de las comunas de mayor población LGTBI y a su vez es la que presenta por parte de algunas de sus autoridades el rechazo mas importante, esto se vio reflejado con la molestia de la bancada derechista de izar nuestra bandera en la Municipalidad de Santiago. Si bien agradecemos el simbolismo de aquello no cabe la menor duda que al momento de hablar de Derechos Humanos, estos son completamente invisibilizados y anulados por una parte de la población, la que no solo niega al LGTBI sino que niega la diferencia de nuestros pueblos y los colores del inmigrante.

La izquierda ideológica y activista no puede marginarse esta vez de la participación  ciudadana, ya que pasar a ser cómplices de es un crimen social que no podemos arrastrar.