Brasil. Asesinan a Matheus/a Passarelli joven activista de los derechos LGBTI.

Luego de varios días desaparecida fue hallada muerta y con signos de quemadura la activista Matheus/a Passarelli, quien se autopercibía tanto del género masculino como femenino. Su familia denuncia que la razón de su asesinato fue un crimen de odio. Mientras la policía aún no revela las causas del suceso.

MatheusPassarelli.jpg

Matheus/a Passarelli, estudiante de arte de 21 años de edad

Este lunes 7 de mayo la Policía de Río de Janeiro confirmó el asesinato de Matheus/a Passarelli, estudiante de arte de 21 años de edad, quien se consideraba “no binario”, es decir, se autopercibía como parte del género tanto masculino como femenino. Además, era activista del colectivo de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales (LGBTI).

En esta nación suramericana la expectativa de vida de las personas transexuales es de solo 35 años, según reportan periodistas brasileños y, además, lidera un vergonzoso ranking, al ser la nación donde más personas de la comunidad LGBTI mueren a causa de la violencia.

Matheus Passarelli o Matheusa desapareció el pasado 29 de abril al salir de una fiesta en el barrio Encantado, en una favela de la zona norte de Rio de Janeiro. Tras días de intensa búsqueda Matheus/a fue hallada asesinada y quemada. Desde el momento de su desaparición sus amigos se activaron en las redes sociales con la etiqueta “Dónde está Matheus Passarelli” y colocaron sus fotos en diversas calles de la ciudad.

“La angustia se transformó en el trabajo compartido de encontrar a la persona que más amé y acompañé durante la vida”, manifestó su hermano Gabriel Passarelli en las redes sociales e indicó que las últimas informaciones sobre el hecho “demuestran diferentes caras de la crueldad a la que estamos sometidos“.

En su emotivo mensaje Gabriel también habló de las enseñanzas de su hermana. “Y, si tengo que elegir entre la dicotomía del amor y el odio, yo elijo el amor. En este momento, sigo eligiendo el amor, pues sé que como esa frase, mi hermana escribe eso en los cuerpos de todos los que ya se han sido y aún se cruzarán por la existencia de la MATHEUSA”. LEER NOTA COMPLETA

Fuente: UniversoGay.com

 

Anuncios

Argentina. El juicio por el asesinato de Diana Sacayán sí tendrá el agravante de crimen de odio.

Después de dos años de reivindicaciones por parte de la Comisión de Familiares y Compañerxs de Justicia por Diana Sacayán y demandas por parte del INADI, comienza este viernes, 16 de febrero, el juicio por el asesinato de la activista Diana Sacayán en el que sí se contempla finalmente el agravante de crimen de odio.

Por Luis M. Álvarez

diana_sacayan

Icono entre los activistas transexuales en Argentina, el cuerpo sin vida y con trece puñaladas de Amancay Diana Sacayán era encontrado en su domicilio del barrio de Flores, en Buenos Aires, el 13 de octubre de 2015. Tras una investigación, Gabriel David Marino y Félix Alberto Ruiz son imputados y pasan a prisión preventiva por su asesinato a la espera de juicio oral estando acusados únicamente por «homicidio agravado por violencia de género» al haber sido el primero pareja de Diana, pero sin contemplar el que fuera un crimen de odio, a pesar de que uno de los acusados manifiesta haberla matado «por puto». Tras el juicio oral, el pasado 9 de febrero, se establece que el único acusado por su muerte será finalmente Marino, que se enfrenta una cadena perpetua. Pero, gracias a una sentencia de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional de la Ciudad de Buenos Aires, el juicio por el asesinato de Diana, que comienza este viernes, 16 de febrero, será el primero en Argentina que se trata como travesticidio y crimen de odio.

diana.jpg

«Este es el momento para que la justicia, por primera en la historia de la Argentina, se pronuncie por las muertes de las travestis, y hable de violencia estructural, odio de género y crimen de odio. Es tiempo de resarcir tantos años de mirar hacia otro lado y de tantas compañeras muertas que no han tenido justicia», declara Sasha Sacayán, hermano de Diana y coordinador del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (MAL), que anteriormente dirigía Diana. «Es un proceso trascendental por tratarse de la figura de Diana, quien fuera una de las más importantes defensoras de los derechos humanos de nuestro país. Esperamos que este juicio culmine con una sentencia ejemplificadora y reconozca que el brutal asesinato de Diana fue un travesticidio y un crimen de odio», explica Sasha.

«La participación de uno de los imputados no está en cuestiónSabemos que los asesinos fueron dos. Queremos saber quién es el otro. Necesitamos que la investigación siga abierta para esclarecer lo que pasó. Es lo que merece Diana y lo que nos merecemos todas y todos (…). Hay mucho prejuicio en la Justicia, que estemos hablando de travesticidio ya es un gran logro. Es importante que haya justicia para Diana, no sólo por sus amigos y su familia, sino que es importante para la democracia (…). Las circunstancias y el modo de comisión del hecho permiten suponer que el homicidio estuvo motivado por su condición de mujer trans y por su calidad de miembro del equipo del Programa de Diversidad Sexual de Inadi e impulsora de la lucha por los derechos de las personas trans», reclama Luciana Sánchez, abogado que representa a la Comisión de Familiares y Compañerxs de Justicia por Diana Sacayán. La Cámara de Casación confirmaba el 6 de febrero que el Instituto Nacional contra la Discriminaicón, la Xenofobia y el Racismo (INADI por sus siglas) también puede intervenir en el juicio como querellante después de que la defensa del acusado pretendiera apartar al organismo que lucha contra el odio en Argentina.

LEER NOTA COMPLETA

Fuentes: Universogay.com y AgenciaPresente

Turquia. Culpables de asesinar a un turista por ser homosexual en Turquía

Dos hermanos son declaracdos culpables del asesinato de John Edward Donnelly cuando se encontraba de vacaciones en Turquía. Si bien se ha determinado que el robo habría sido el móvil del crimen, también se ha considerado como agravante que lo asesinaran por ser homosexual.

Por Luis M. Álvarez

irlandali-turist-bicaklanarak-olduruldu-8497621_x_o

John Edward Donnelly asesinado por los hermanos Irmak

Cuando llevaba tres semanas disfrutando de sus vacaciones en Turquía, John Edward Donnelly, director musical de origen irlandés y 64 años de edad, es encontrado el 3 de junio de 2016, apuñalado en el dormitorio del apartamento que había alquilado en la localidad de Bodrum. Trabajadores de la construcción, dos hermanos son declarados culpables de su asesinato este miércoles, 7 de febrero, que habrían perpetrado debido a su orientación sexual.

sinan-irmak

Sinan Irmak (de remera azul) fue sentenciado de por vida, y Mehmet Irmak (de camisa blanca) a 25 años de prision

De 20 años de edad, Sinan Irmak ha sido condenado a cadena perpetua con agravante, mientras que su hermano, Mehmet Irmak, de 28 años de edad, ha sido sentenciado a 25 años de prisión. Tras negar las acusaciones de asesinato premeditado, Sinan reconoce que se deja llevar por la ira porque Donnelly les ha invitado a su casa, de manera que, una vez allí agarra un cuchillo de la cocina y le apuñala en la espalda y la cabeza.

Mehmet afirma que no llega a presenciar el crimen al no encontrarse en ese momento en la habitación, donde entra posteriormente. Sin embargo, la pareja es capturada por las cámaras del complejo cuando huyen del edificio de apartamentos, siendo los vecinos quienes dan la alarma al encontrar el cuchillo con sangre en las inmediaciones del lugar. Cuatro personas son detenidas cuatro meses después del asesinato, siendo liberadas dos de ellas. Sinan llega a afirmar que asesina a su víctima en defensa propia, asegurando que está «dispuesto a aceptar el castigo más severo». Lo que no queda claro es por qué la pareja accede a acompañar a su víctima a su apartamento si tan enfadados estaban por la invitación, sumado a que la propiedad de Donnelli también había sido saqueada, se concluye que el robo habría sido el motivo inicial del crimen, que termina en asesinato por homofobia

LEER NOTA COMPLETA

Fuente: Universogay.com

“Pensé que me mataban”

Jonathan Castellari recibió una golpiza hace una semana cuando salía de un local de comidas rápidas

jonathancastellari

Jonathan Castellari. Foto: Facebook

A través de su cuenta en Facebook, el joven publicó un posteo en el que relató: “Tengo 25 años y me crié en La Paternal. Siempre supe que era homosexual, sin embargo, traté de amoldarme a lo que la sociedad esperaba que fuera. A los 16 años, decidí contárselo a mi vieja pero me fui de casa escuchando su voz. Me decía: Preferiría haberte abortado”.

“Nací en una familia «tradicional» y en mi casa siempre se vivió el machismo: el sobrino que tenía que ir a debutar, la mujer que tenía que levantar la mesa mientras el hombre miraba el partido. Ni hablar si en la televisión aparecía una pareja de varones chapando: «Cambiá esta mierda», «poné otra cosa», «sacá a estos putos»”, siguió.

También se refirió a su “dura adolescencia” y la discriminación constante que se vivía en su colegio: “El hecho de que no me gustara jugar a la pelota me convertía en un ser extraño: puto, maricón, gay”.

“Soportar el peso de la mirada de los otros fue siempre lo más duro: esa mirada que te hace pensar que lo que sentís está mal porque va en contra de lo que el resto considera sano”, expresó. Y aseguró que su padre fue el único que le dijo: “No me importa lo que hagas entre cuatro paredes, siempre te voy a amar”.

Castellari está de novio con Gustavo, un paraguayo del campo, jugador de un equipo “tradicional” de rugby. En su relato, el joven contó como el club de su pareja está lleno de prejuicios: “Me mostró una conversación con sus amigos, donde estaban burlándose de uno que había puesto «me gusta» en la página de Ciervos Pampas (equipo de rugby por la diversidad). En su lógica, ese «me gusta» te convierte en puto”.

El joven ya fue dado de alta y mejora día a día
El joven ya fue dado de alta y mejora día a día. Foto: Facebook

Jonathan explicó que participar de un equipo gay de rugby le permitió superar ciertos temores, pero aseguró que la semana pasada “volvió” a encontrarse con la homofobia cara a cara.

“Esa madrugada, con Sebastián, mi amigo, salimos de un boliche y fuimos a desayunar al Mc Donalds. Estábamos esperando el pedido cuando entró un grupo de ocho pibes. Primero empezaron a insultarme, después comenzó la pesadilla. Me vi en el piso, bañado en sangre, completamente indefenso. Me pegaban piñas y patadas, mientras me decían «comé por puto», «tomá, puto de mierda»”, contó Jonathan, pero agregó que hubo un grito que nunca olvidará: “Hay que matarlo por puto»”.

Homofobia2

El joven agredido señaló que el episodio que vivió le dejó varios interrogantes: “¿Qué habrán sentido otros adolescentes que todavía no pueden contar que son gays cuando vieron por televisión lo que me hicieron? ¿Habrán sentido que si «se les nota lo gay» los van a cagar a trompadas? ¿Que si eso pasa nadie se va a meter?”.

Para finalizar Jonathan dejó un mensaje y un consejo para todas las personas: “Si te preguntás cómo podés ayudar a cambiar esta locura, educá, difundí, hablalo en tu casa, hablá con amigos, con tus hijos. No te calles, no seas cómplice. La homosexualidad no es una enfermedad y la homofobia es una forma de odio que se inculca mediante la discriminación. Ser gay es algo innato en nuestras vidas”.

Fuentes: Lanacion.com y Facebook.com