On Line: “Quintanadas” por Los Quintanas

LOS QUINTANA fusionan el teatro con el espectáculo, trabajando a la perfección la técnica de la fonomímica y usando como material bandas sonoras de películas, fragmentos de teleseries, publicidad televisiva y un repertorio musical alegre y melodramático.

Los Quintana 1

Los Quintana son los hermanos argentinos David y Fernando Quintana, formados en el mítico Centro Cultural Ricardo Rojas de la Universidad de Buenos Aires en las disciplinas de teatro, clown y varieté, y cuentan en sus espectáculos con la dirección artística de David Quintana y su inconfundible sello de humor.

Desde hace 25 años vienen recorriendo Latinoamérica, con más de 30 producciones de teatro, direcciones artísticas, eventos y apariciones en programas de TV de este continente y Europa, siendo España el país en donde han afincado su humor con múltiples presentaciones.

“Quintanadas”

Show en streaming interactivo

En High definition

Sábado 1º de agosto a las 21 hs de la Argentina

Los Quintana están de vuelta y estrenan su primera

cápsula de humor en formato televisivo.

Los Quintana

clip_image002[2]

Vuelven vía streaming

Por única vez –Función especial

Sábado 1º de agosto a las 21 horas de la Argentina

Estos son los horarios según el país de residencia:

Chile 20:00 PM – México 19:00 PM – Colombia 19:00 PM – España 02:00 AM

¡LOS QUINTANA SE REINVENTAN Y SE METEN EN TU CASA

EN FORMATO TELEVISIVO!

Por primera vez en streaming, el humor de Los Quintana, en un formato novedoso e interactivo, con el sello inconfundible de la compañía, que tendrá grandes sorpresas pensadas en sus seguidores de Chile, Argentina, España, Colombia, México y otros países.

Dado el nuevo contexto mundial provocado por el COVID 19, Los Quintana deciden apostar en un nuevo formato televisivo desde una plataforma creada por la propia compañía y su productora. Protagonizado por David y Fernando Quintana y acompañados de los actores argentinos Martín Bontempo y Juan Speroni, “Quintanadas” trae el disparatado humor de la compañía y sus clásicos personajes hasta la comodidad del hogar, el que promete grandes sorpresas y una inédita interacción con su público.

La emisión del espectáculo será a través de la página web de la compañía, donde se podrán comprar las entradas a partir del 3 de julio.

Debido a las circunstancias actuales y con la finalidad de seguir generando trabajo para la compañía y contenido para nuestros seguidores, nos lanzamos con esta nueva forma de entretener y de contar historias con mucho humor.

Se trata de un formato inédito y de alta calidad que venimos trabajando hace tres meses con un gran equipo de producción en España y Argentina, con diversos profesionales del cine y de la TV, y con miras a posicionarse en alguna plataforma televisiva”, dice David Quintana, quien lidera esta compañía con más de 25 años de trayectoria y con elencos estables en Chile, Argentina y España.

David y Fernando Quintana se reinventan y saltan al formato televisivo emitido por primera vez en streaming para contarnos a modo de cápsulas una comedia de amor y desamor, de encuentros y desencuentros de sus clásicos personajes, los más reconocibles de toda su carrera que compartirán casa con nuevos y donde se sucederán las situaciones más disparatadas y divertidas.

EQUIPO ARTÍSTICO:
DAVID QUINTANA
FERNANDO QUINTANA
MARTIN BONTEMPO
JUAN SPERONI
+ ARTISTAS INVITADOS SORPRESA
AUTOR Y DIRECTOR: DAVID QUINTANA
DISEÑO GRÁFICO: JUAN MANUAL ROUX
DISEÑO ESPACIO ESCÉNICO: LAUREANO ROMANI
PRODUCCIÓN GENERAL: LOS QUINTANA, NYOMAN ENTERTAINMENT, PABLO ALVÁREZ
PRODUCCIÓN TÉCNICA Y EJECUTIVA: CECILIA AMORES, DIANA RIANO, MIGUEL STRATICO, BOGDAN TOMA, CRISTIAN TOMA
ESTUDIOS DE FILMACIÓN: ALASUR BUENOS AIRES ARGENTINA
MUSICA ORIGINAL: DARIO SEGUI –SYNCHROLAND
COMUNICACIÓN + MEDIA: DUCHE&ZARATE
MARKETING DIGITAL: NOS VEN DIGITAL – ESTHER GÓMEZ Y LAURA STINSON
TEASER AUDIOVISUAL: BÁRBARA FERNÁNDEZ
  • La venta de entradas está disponible desde el 3 de julio en www.losquintana.com
  • Precio general: $ 500.- (En Argentina) Sujeto a descuentos.
  • Duración del espectáculo: 45 minutos.
  • La fecha de emisión será el sábado 1º de agosto a las 21hs de Argentina.
Duche&Zárate
Comunicación + Media
Walter Duche – Alejandro Zarate
4544-8799 / 15-5808 1039 (W) / 15-5808 1043 (A)
Horario de atención: Lunes a viernes de 11 a 18 horas
prensa@duchezarate.com.ar

 

La ruta del VIH. La gota del agua que esconde una tormenta.

vhichile

Por @psicologodiaz

Hoy las pandemias  sanitarias y las crisis social y economica que vive nuestro pais , han tirado por la borda la frase: “tiene el chiste” o “tener VIH es una raya en el agua” e incluso la tómbola sexual del VIH hoy se ha visto en una importante afectada, ya sea por el confinamiento o el miedo al covid19 por sobre el VIH.

Para quienes no conocen la tómbola del VIH, se las enseñó.  Encuentro de un grupo de hombres que tienen sexo con otros hombres, y con un invitado sexual, el invitado debe ser positivo al VIH, el juego consiste en tener sexo grupal y no ser transmitido. Si este juego te sorprende, te darás cuenta de que es más común de lo que pensamos y así lo vimos con el covid19.

La garantía ges, bien conocido como programas de salud auge, ha generado que la mínima respuesta preventiva que ha ejercido el Estado sea reducida a una simbólica expresión, generando la falsa ilusión de una vida “normal” después de la notificación de ser VIH positivo.

Lamentablemente está idea se aleja de la realidad, la serofibia, es decir, el odio o discriminación que viven las personas es alarmante y preocupante, acción que se produce y reproduce en distintas esferas de la sociedad afectiva de la persona notificada.

Serofobia: prejuicio, miedo, rechazo y discriminación hacia personas seropositivas.

Las personas que viven con VIH pueden enfrentarse a desigualdad de trato, tanto social como institucionalmente. El abandono político es uno de los principales.

Importante trabajo a cargo de la Diputada Claudia Mix pareciera reproducir la misma situación que la presentada por la pandemia llamada “cáncer rosa”, es decir, un brutal y perverso trabajo de invisibilidad y negación de una realidad.

Nota: https://www.camara.cl/prensa/sala_de_prensa_detalle.aspx?prmid=138092

Lo anterior muestra que el olvido selectivo del VIH pasa sin importancia, al igual que las muertes de las 600 personas que pierde Chile cada año. El ámbito laboral se hace complejo, limitando muchas veces la posibilidad de desarrollo del mismo sujeto, la gran mayoría de las personas viviendo con VIH no informan ser seropositivo en sus fuemtes laborales, esto se debe a la muerte social que esto implica.

La situación de las personas viviendo con VIH o recién notificadas, demanda controles y exámenes periódicos que requiere él notificado, lo cual implica permisos laborales reiterados, tiempo que no es cubierto por sus horas extras, días administrativos, u otros permisos, lo que genera faltas reiteradas y con ellos despidos laborales o cambio de los mismos cada un tiempo determinado. Para los más jóvenes puede resultar algo simple y hasta comprensible, sin embargo para quienes superan los 35 años de edad, cambiar de trabajo no es lo esperado.

Uno de los principales obstáculos, a poco resolver, lo presenta el sistema público de atención ya que coinciden los horarios laborales con los horarios de las personas viviendo con VIH.

 

victorhugoradio

Victor Hugo Robles

A través del programa radial Siempre Viva en vivo, que aborda semana a semana la situación del VIH en Chile y conducido por el periodista y activista, Víctor Hugo Robles, nos enteramos del caso de Sebastián y la parcelación de su tratamiento retrovirales, quien señaló su reiterado retorno por los medicamentos (en 30 días, 3 ocasiones) si esta realidad nos hace pensar que se puede llevar una vida normal, me parece que invita a revisar la normalidad obligada de una política pública inadecuada.

https://kaosenlared.net/chile-victor-hugo-robles-el-covid-viene-a-profundizar-la-crisis-del-vih-y-lo-que-es-peor-viene-a-invisibilizarla/

El periodista y activista, Víctor Hugo Robles, señala: Vivir con VIH en Chile es un problema, es una preocupación, s una inquietud. Un problema, una preocupación, una inquietud porque no se trata de una diabetes o hipertensión como lo han querido hacer parecer algunos médicos, algunos infectólogos, algunos profesionales de la salud que señalan que es mucho mejor tener VIH que tener diabetes. La verdad abría que vivir con VIH para saber todas las dificultades que se enfrenta, esta enfermedad crónica que a diferencia de las señaladas, esta enfermedad conlleva la muerte social, no solo las dificultades físicas, las dificultades de salud que tienen y que contiene sino también el estigma y la discriminación. Se ha señalado también que se puede vivir con VIH y tener una vida completamente normal y no es normal, no es normal vivir con VIH porque implica saltear una serie de dificultades médicas, desarrollar enfermedades aledañas que se van sumando al VIH, porque además hay que saltear otras complicaciones de tipo sociales, culturales y de atención médica. Si bien chile ha mejorado la atención, ha mejorado el estigma y discriminación de se vivía en los años 80 en el sistema publico para atenderse, de todos modos en el 2020 siguen habiendo muchas dificultades en la atención, y que se dan básicamente en el traslado, en las horas que se invierten para ir al hospital, buscar tus terapias, las horas de espera, la angustia que significan esas horas de espera, lo que significa para personas que tiene que trasladarse entre muchos kilómetros e inclusos de ciudades, hay personas que por el miedo al estigma y la discriminación, se atiende en ciudades distintas, por ejemplo, conozco casos, personas mas que casos, personas que viven en Chiloé, que viven en Talca, Concepción o Valparaiso que se atienden en santiago, para evitar que alguien los vea en el hospital, que los descubran y que tengan que hacerles preguntas incomodas. Entonces, si es un problema vivir con VIH, es un problema retirar la medicación, particularmente ahora, en tiempos de pandemia, esas preocupaciones han ido en aumento, pese a que existen recomendaciones de la OMS y de ONUSIDA, en torno e entregar terapias anticipadas por 2 meses por tres meses, hasta por 6 meses que dice ONUSIDA que es el ideal, e incluso existen normativas sanitarias de salud que señalan y que ordenan que pide a los sistemas de salud la entrega anticipada de retrovirales, eso no se esta cumpliendo, entonces las personas, tienen que trasladarse pese a las cuarentenas, las restricciones de movilización, tienen que trasladarse cada mes a los hospitales a buscar su terapia, con el riesgo inminente de contraer el covid19, y en este tiempo también han existido otras dificultades, hay personas que se atienen en el sistema privado de salud, que también han tenido dificultades en sus propios trabajos, por ejemplo conozco a una persona, que se hace llamar Pablo en redes sociales que trabajaba en el ámbito de las comunicaciones, y el para enviar el contagio del covid19, prefirió hacer teletrabajo, que era una de las opciones para seguir haciendo su trabajo, pero para hacer teletrabajo y demostrar que era una persona crónica, tuvo que presentar ante su empleador mediante certificación medica su situación de salud, ahí el empleador descubrió que el es una persona viviendo con VIH porque se vio la obligación de demostrar esto a su empleador, bueno, que significo esto, no significo que le dieran trabajo para la casa y sino que significo en el despido de la persona viviendo con VIH que buscaba mejorar su condición de protección entorno al covid19. Entonces en chile si es un problema vivir en VIH, si es un problema ir a buscar la terapia, en chile si es un problema de enfrentar la discriminación y el estigma. El VIH en chile si es un problema.

vhisida

Seguimos con la raya en el agua, el propio activista y emblemático luchador por la prevención y atención digna para personas viviendo con VIH, se vio obligado a colocar un recurso de protección que garantizara la entrega de sus medicamentos en tiempos de pandemia y así evitar su propia exposición al coronavirus. La acción de protección fue replicada posteriormente por distintas personas a lo largo de nuestro país, recursos que contesto un tímido pronunciamiento del gobierno de turno y el cuestionable actuar de la fuerza de infectólogos chilenos.

https://www.eldesconcierto.cl/2020/06/04/vih-en-tiempos-de-covid-19-interponen-recurso-de-proteccion-por-riesgosa-negligencia-en-la-entrega-de-medicamentos/

El colegio del gremio tuvo su pronunciamiento en la materia y se valora la valentía. La pandemia del VIH se mantiene y al parecer en nuestro país con total desamparo, no se puede dejar de pensar que esto puede estar relacionado con la población más afectada, hombres que tienen sexo con hombres y que para nuestro conservador país en materia sexual, la educación y las campañas son algo alejado. Vivir con VIH es complejo y alejado de la frase “puedes hacer una vida normal” se pierde entre trámites, controles médicos, despidos laborales, cambios de trabajo por ausentismo, horas de espera de atención, faltas de especialistas y en algunos casos más complejos, la no existencia de centros de distribución retrovirales en el Puerto de San Antonio, afectando a toda la zona, Cartagena, Santo Domingo y las otras localidades. Esto implica el viaje reiterado por controles al puerto de Valparaíso, debiendo invertir hasta 24 horas para la atención adecuada. Normalizar esto y no considerar su impacto psicosocial y en la subjetividad del recién notificado es reproducir la misma negación que repiten algunas autoridades. En tiempos de pandemia de covid19 la pandemia del VIH queda asombrada frente al despliegue mediático de la prevención. Dejando un importante interrogante, no se trata de competir con los muertos y tampoco improvisar un matinal de médicos sobre actuados hablando del tema y aterrorizando a las personas. Acá lo que se requiere es seriedad, conciencia y prevención. Lo cual no se puede esperar de un gremio que vive de la notificación y no de la prevención.

carlosfaras

Carlos Faras

Carlos Faras, activista y cientista político, señala; todas las curvas epidemiológicas de incidencia y prevalencia del VIH han venido aumentando en Chile hace por lo menos una década sin parar. Mientras en el mundo los nuevos casos caen, en Chile vienen aumentando dramáticamente y las campañas comunicacionales, las políticas públicas no han tenido ningún efecto en la reducción de nuevos casos. La salud sexual sin duda alguna es el mayor fracaso de las políticas públicas en la historia reciente de Chile. A pesar de que el gobierno comenzó con la implementación de la estrategia PrEP el año 2009 con la propuesta de llegar a 5000 usuarios en un año, hasta antes de la crisis por coronavirus ello no supera los 300 usuarios, principalmente debido a la debilidad de la red clínica pública, la falta de preparación del capital humano y el déficit del enfoque de derechos. Sino supimos controlar la epidemia del VIH a tiempo ¿Cómo vamos a saber controlar la actual epidemia por coronavirus?

Hacer conciencia preventiva del VIH es una urgencia como país, nuestra sociedad con sus distintos eslabones no puede seguir volcando la mirada frente al VIH/SIDA. En esta materia la población más afectada no puede seguir naturalizado algo que indiscutiblemente afecta el diario vivir, transformando el “chiste” en un cuento amargo que no tiene final. La pandemia del covid19 les recordó a las personas viviendo con VIH, es una poblacion vulnerada y vulnerable.

Jose Luis Diaz

Psicologo clinico  en VIH.

Santiago 22/020

 

Carceles de Chile. El destrozo de cuerpos en democracia.

carcelchile

La situación que viven las personas privadas de libertad se encuentra al limite de lo éticamente permitido, moralmente aceptado y por sobre todo, alejado del derecho y dignidad.

Las cárceles de Chile se han transformado en verdaderos “centros de tortura”, muchas veces valiéndose de la invisibilidad en la política pública, las comunicaciones y el fuerte desprecio social que recae en estos recintos y sus reclusos, variables que han transformado los espacios penitenciarios en lugares de atropellos de los derechos Humanos en plena democracia.

Es fuertemente preocupante, como jóvenes ilusionados en un desarrollo laboral y académico se transformen con el pasar de los tiempos en torturadores, verdugos y seres perverso alimentados de la violencia.

Lo anterior nos hace pensar en el daño país que tenemos como sociedad y a la vez, en la miseria que esconde la pobreza y desprotección. Vulnerada por los distintos poderes del Estado. Hoy en donde la necesidad de hambre te puede transformar en una persona privada de libertad, mirar esta realidad, resulta un deber social.

Pensar que en un escenario como las cárceles Chilena se puede dar la bien llamada reinserción es una simple utopía, está idea es obsoleta en un sistema colapsado y del cual nadie quiere hacerse responsable. Dejando en un péndulo la vida y la integridad, no solo de todos los que cohabitan el mucho carcelario, sino también, a la familia de reclusos, gendarmes, profesionales y técnicos que se desempeñan en este recientos  de opresión y experimento social.

La tortura en las cárceles ha sido demostrado en más de una ocasión: ejemplo de ello, fue la información levantada por el Instituto de Derechos Humanos realizada en los centros penitenciarios de valdivia, el 23 de junio del 2017;

    “tortura hacia mujeres de la cárcel de Valdivia, luego de que Gendarmería violara los derechos humanos de las reclusas al haber lanzado gas pimienta en los genitales de una interna”

    “Si toda esta realidad ya resulta compleja, la etnia supone una nueva carga para las reclusas; tal fue el caso de Lorenza Cayuhan, quien fue obligada a parir engrillada en octubre del año pasado”.

Mientras que la Defensoría Popular calificó esta situación como un acto de tortura, distintas organizaciones sociales acusaron doble discriminación solo por el hecho de ser mujer y mapuche”

fuente: https://radiojgm.uchile.cl/tortura-al-interior-de-las-carceles-de-mujeres-en-chile-la-violacion-a-los-derechos-humanos-por-ser-mujer-privada-de-libertad/La

La violencia no se ha detenido y tampoco ha disminuido, quedando en evidencia toda su perversión durante la crisis social que cruza nuestro país, en la cual lamentablemente, desde un enfoque punitivo, vemos como el gobierno actual del Presidente Piñera y su gabinete, intenta resolver los problemas sociales y la deficiencia del manejo de la pandemia en penas de cárcel y castigo.

Hoy resulta importante revisar la crisis  penitenciario, ya que el sentido común, que nos hace pensar que en las cárceles están los antisociales de este país, se rompe cuando acá no solo se encarcela la pobreza sino también el hambre.

Otro, ejemplo de la tortura que se presenta al interior de gendarmería es la vivida por el ex recluso y hoy activista en derechos humanos penitenciarios, Carlos Espinola Robles: previamente a su libertad condicional, quien señala;

“antes de salir estuve, 7 meses encerrado en una cárcel bajo el sonido incansable de una gotera” el daño físico que dejo esta situación me acompañara toda la vida, a su vez el impacto en mi familia fue mayor”

Para Espinola, la cárcel no distingue entre etnia, religión, orientación sexual, ahí simplemente las personas se transforman en elementos de experimentación. “sin embargo debo reconocer que la población homosexual se lleva la peor parte”, señala Espinola.

La corte de apelaciones de Santiago ordeno el cierre a gendarmería al Modulo Alfa, Colina dos, al constatar la vulneración a la constitución y al reglamento interno de de la institucion, caso llevado en ese entonces por el actual diputado Hugo Gutierrez y Boris Paredes, en representación de Carlos Espinola Robles y otros a otros internos

Cita: El Mercurio, 1/02/02

Los antecedentes de violacion a derechos humanos parte desde la creacion de las carceles en chile y son históricos, entregando material suficiente para un centro de memoria carcelaria en donde se cuente los atropellos humanos al interior de los recintos de reinserción social, sin embargo llama la atención el desconocimiento de las otros poderes del Estado en torno a esta materia, el poder judicial, es uno de ellos.

Frente a esto, en consulta a un alto representante del Instituto Nacional de Derechos Humanos, el cual comenta que;  levantan la información, realizan la denuncia y fiscalía en un gesto casi recurrente y deportivo hace escaso seguimiento a las miles de causas, presentadas por el organizamos , priorizando al parecer, el cierre de la carpeta investigativa, dando cuenta de la existencia de vicios en el sistema que deben ser erradicados, ya que ningún país democrático puede avanzar con torturas y más aún cuando se habla de crímenes que pueden ser sancionados en cualquier corte internacional.

Si bien, los cientistas sociales podemos afirmar que nadie soñó con ser parte de la cárcel, no podemos ignorar que vivimos en una sociedad que establece el camino para que ello se cumpla, la marginación, segregación, violencia y olvido de los sectores más vulnerados de nuestro país han pavimentado el camino para la concreción del delito, restarle responsabilidad a la sociedad de los presos de Chile, sería una mirada miope para la solución.

Hoy al parecer todo espacio de reclutamiento social se ha transformado en el nuevo negocio de los empresarios, un negocio inescrupuloso, donde la vida pasa a segundo plano y el valor por el dinero su eje principal, esto nos puede abrir una puerta a una vulnerabilidad mayor.

CarcelesChile

La privatización requiere más presos para justificar sus cárceles, desde ahi los constantes mensajes de criminalización del gobierno de turno tienen, el sentido empresarial de abastecer las cárceles obtiene buenos dividendos económicos.

Lo privatizado que tiene nuestra sociedad, ha dejado el valor de la vida por debajo del valor del dinero, las cárceles de chile.  Los atropellos son variados y al parecer la responsabilidad social que tenemos como país, queda encerrada al mismo momento que se entrega la sentencia, dejando en total desprotección social a reclusos, gendarmes, profesionales y técnicos que viven en bajo el mismo techo.

La pandemia que azota nuestra región y sobre todo a nuestro país, ha dejado al descubierto las falencias que se instala con la (in)justicia social y la falta de oportunidades que enfrentamos como sociedad, dejando a una parte mínima de la población colmada de privilegios y otra parte más bien observadores de los mismos, obligándolos a estos últimos a ser futura población penal.

En la actualidad la población recluida en sus distintas modalidades, llega a un total de 38834 personas, de las cuales 24264 se encuentran en cárceles tradicionales y 14570 en recintos concesionario, cifras entregadas en gendarmería de Chile en su página oficial. Si a esta población sumamos las personas que trabajan directa o indirectamente con la población recluida, finalmente superamos las 50 mil personas, es decir más de 50 mil familias relacionadas directamente con la situación que se vive en las cárceles de Chile. Dato no menor para hacernos responsable no solo de la víctima y su necesidad de justicia, sino también del victimario.

Esto nos coloca frente a un nuevo desafío, podemos seguir avanzando en una sociedad que todo lo resuelve con la sanción penal y la privación de derechos y libertades, sin reconocer que llenando las cárceles no se han solucionado el problema principal para lo que fueron diseñadas.

Es posible que sigamos aumentando la población penal, sin hacer las distinciones correspondientes para asegurar que el delito cometido sea realmente sancionado según lo que establece la ley penal y no la “ley sin límites” que se vive en los recintos penitenciarios, lo cual muchas veces transforma a los mismos funcionarios en víctimas y victimarios en el ejercicio de la profesión.

Hoy en tiempos de pandemia, resulta vital hacer un alto, detenernos en esta población penal y revisar las vulnerabilidades que se enfrentan a diario en los recintos.Las cárceles de chile hoy tienen presos y vulnerados a gendarmes, profesionales, población penal y familia de los antes mencionados.

Al final la nota damos a conocer la mesa de Derechos humanos y cárceles impulsadas por Claudia Dides en representación de la Senadora Adriana Muñoz y Carlos Espínola en representación de la red por la Libertad y dignidad, en la cual también trabaja su agrupación, Libertad sin cadenas.

Santiago 15 de julio del 2020

Por Ps. Jose Luis Diaz.

La última llamada de Jesús. El amor también es una pandemia

La última llamada de Jesús.

El amor también es una pandemia

🕊@psicologodiaz

romancespandemia2

Lo último que me dijo Jesús antes de cortar rápido fue; Te llamo en un rato, entro a la UCI.

Él trabaja en la primera línea de los covid19.

Él trabaja en un hospital público en Barcelona.

Recuerdo, que estaba sentado al teléfono, lo sostenía con mis manos rotas de tanto alcohol gel que me había puesto en la clínica.

Yo trabajo en la segunda línea por así llamar.

Trabajo en Recoleta en una clínica privada en Chile. La misión que tengo es contener a la primera línea del covid19 y a pacientes hospitalizados.

A veces se torna difícil, mientras yo los escucho, pongo el teléfono en mi bolsillo y espero el vibrar de la llamada de Jesús.

Las horas van pasando de la misma forma en que pasan los rostros frente a mí.

Todo no es como ayer, hoy debo sostener un cuerpo con la mirada.

Ensayo mis expresiones a través de tutoriales que me distraen, los grabo desde el teléfono, esperando que baje la llamada de Jesús y yo no lo vea… entonces estoy atento.

Las horas pasan, la llamada no llega, el tutorial se hace eterno, las cosas se confunden, la máquina no funciona, la receta se pierde y el teléfono no suena.

Pienso lo que puede estar haciendo; entubando, una traqueotomía o simplemente cerrando un par de ojos más, como los miles cerrados en Madrid y Barcelona.

Me imagino ajustar su máscara, limpiar sus lentes e incluso poner mi cuerpo ante ese escupitajo que sale por reflejo.

En este momento salí a la plaza, las horas han pasado, el teléfono no vibra, la llamada no llega, mis manos rotas escriben estas notas, como una fiebre de angustia.

Mis perras corren, yo las miro, guardo el celular esperando que vibre en las piernas.

La llamada no llega, me apoyo en un árbol, toco el pasto, grito a la perra, la llamada no llega, pienso en el tutorial.

Cocinar completo, en Barcelona no saben hacer completo, lo anoto al teléfono y veo el wsp, no hay movimiento en su teléfono.

Imagino que fue un procedimiento largo. Mientras apaciguare la espera recordando ese primer abrazo en el Parque Forestal o cuando conocí a sus padres y ellos no podían pestañear, Jesús repara al padre por no llevarme a conocer la ciudad.

Yo mantenía mis manos en los bolsillos para que no se notaran mis alas que nos cubrían cuando estábamos juntos y reíamos de la gente al pasar.

Luego al día siguiente partíamos a los Pirineos, yo como príncipe encantado, miraba todo desde el tercer piso de su casa.

Al regresar a Barcelona Jesús me decía; ¿Quieres visitar el museo de Salvador? …yo le respondía entre risas, ¿Para qué?, no veo a nadie caminando con una obra.

Bueno José Luis, entonces partamos a la Sagrada Familia, mi sarcasmo me hacía responder; existe una familia más sagrada que tú y yo.

Reíamos y me decía… contigo no se puede,…claro respondía porque contigo no compito, si lo hiciera me dejaría perder, solo para verte feliz.

El llamado aún no llega, no alcance a decirle que lo extraño, que quiero sentir sus brazos por mi espada.

La llamada no llega, una lágrima me recuerda que elegimos esto y otra se esconde y me ayuda a respirar, hasta la próxima llamada que será interrumpida por alguien que lo requiera a él… o me busque a mí.

Hacer coincidir los cuerpos, los muertos y las horas, es tan difícil como bajar la mascarilla y darnos un beso.

Por Cano en pandemia, Mayo 2020WhatsApp Image 2020-05-17 at 19.32.39

Nuestra discriminación. Fin al festival virtual de inclusión.

Nuestra discriminación.

Fin al festival virtual de inclusión.

🕊@psicólogodiaz

descarga (1)

Hoy mayo 17 vi como las redes sociales se llenaban de banderas del arcoíris y otras identitarias, un festival de colores por la diversidad, inclusión e igualdad.

Un festival de alegría que nos envolvió a todos y la corriente nos dejó llevar. No fui ajeno a este festival virtual de inclusión, respeto y tolerancia.

Retomo festival virtual pues la realidad al interior de la comunidad lgbt fue simplemente eso.

Un bello holograma de activistas y personas levantando banderas y discursos, algunos más osados redactando cartas abiertas, otros reivindicando una marquetería disidencia sexual, reuniones virtuales, felicitaciones de gentiles.

Se nos olvidó al parecer la historia de discriminaciones que vivimos al interior de nuestra propia comunidad, en donde el sidoso, mapuche, negro, obeso, pobre y mal hablado se encuentra con la pared de la discriminación.

Pocos recuerdan cuando en los inicios del movimiento la voz de pito de una loca de barrio no podía ser icono representativo de la comunidad, encajar era la misión y el modelo venía de afuera, colonizando los cuerpos, los afectos y el amor.

La tregua marica inclusiva duró hasta las 12 de la noche y luego mercenarios quejumbrosos vuelven a discriminar y como no hacerlo si eso les da de comer, una mezcla de juez y defensor del mismo delito, el crimen de ser diferente, de escuela pública, de comuna periférica, de manchado por el SIDA, de vivir en cada básica y no conocer ni siquiera el privilegio de un plato de comida.

Necesitamos discriminados, inventar odio y suicidio, de llenar las redes de dolor como Teletón cola de sufrimientos y discriminaciones. Los mercenarios se toman los cuerpos, se adueñan de ellos y los venden es una subasta internacional que pague por ese cuerpo desconocido. Como buitres pelean el cuerpo, la necesidad de mártires de odio genera créditos.

A ellos no lo vi en el juicio de Marcelo Lepe, mientras la abogada Macarena Car peleaba el delito, todo frente al periodista y activista Víctor Hugo Robles, conocido como el Che de los gais.

Mi crítica incomoda y también se acomoda, también fui parte del festival de colores virtuales. Hoy hablamos de inclusión y lesbianas y trans siguen siendo discriminadas en nuestra propia comunidad pequeños detalles nos recuerdan esto, cuando el icono espacio marica de providencia sube el valor a las mujeres y deja un día libre de ingreso para hombres extranjeros.

En Chile pesa ser de afuera, siempre y cuando no estén en el pacto bolivariano. Para terminar con la discriminación tenemos que dar el primer paso pensando en la nuestra, en como ese cáncer social de selección lo llevamos como catéter fe evaluación.

Nuestra pandemia es el silencio de nuestras propias discriminaciones, ya que en Chile hasta la disidencia estereotipada se levanta con sus propias discriminaciones bajo la consigna de una hetero norma patriarcal, prácticamente inexistente en un país pluricultural que no se acepta.

Reflexiones, ya que el mundo que queremos está en nuestras manos más allá del cuerpo.

Cano en pandemia.

Mayo 2020

LGBT-flag

Chile. Carta abierta a la comunidad LGTB Mayo 2020

Carta abierta a la comunidad LGTB

Mayo 2020

Por @psicologocano

marcha-orgullo2

Un 17 de mayo de 1990, sale del Directorio de Salud Mental, la homosexualidad como enfermedad, sin embargo sabemos y ha quedado demostrado que un libro no es suficiente para eliminar el odio y la discriminación.

Nombres como Daniel Zamudio, Nicole Saavedra, Marcelo Lepe, siguen doliendo y estarán presentes en nuestra memoria.

Muertes injustas, producto de la ignorancia, el miedo y odio que marcaron para siempre una familia y nuestra comunidad.

Hoy la respuesta de la población lgtb no deja de sorprender. Hemos levantado tantas banderas que la división ha sido una puerta abierta a la fragilidad del movimiento y sus demandas.

Hoy mayo 2020, los egos identitarios superan las demandas sociales, culturales políticas y educacionales que ayer nos unían.

El rescate de la historia para no repetir los errores del futuro ha sido complejo, obligándonos a llevar un mensaje apostólico de lo que fuimos y pasamos, para así, nuevas generaciones, más allá del romanticismo de la alita rota, se atrevan a volar.

Grandes activistas han tomado la visión de rescatar la historia, Víctor Hugo Robles, el Che de los gais, Zuliana desde la trayectoria de Afrodita, Andrés Rivera desde la histórica y original OTD de Rancagua. Erika Montecinos, desde la fuerza de Rompiendo el Silencio.

WhatsApp Image 2020-05-16 at 11.00.12

Compañeras y compañeros que pusieron el cuerpo, las manos y su voz para disfrutar hoy de privilegios que se trabsformaron solo son migajas.

La misión hoy es compleja, pues en momentos de pandemia nuestra necesidad se hace más grande y nuestra debilidad nos forma frágil.

los mercenarios de nuestros cuerpos, vidas e historias no se han detenido, más duele saber que nacen desde nuestras propias filas, buscan llenar sus bolsillos de dinero a costas de muertos, SIDA y desaparecidos.

Estamos jugando a levantar banderas y no derechos como debería ser, los mercenarios lo saben, oportunistas que caminan por nuestra vereda con el morbo de ver un cuerpo caer que les mate el hambre.

El paso a las nuevas generaciones y familias es un deber ético, moral y social, debe ser necesario, ya que esta lucha cansa, estigmatiza, nos cierra puertas y las únicas ventanas solo nos permiten tomar aire y respirar.

Algunos ya cansados de luchar estamos dispuesto a seguir haciéndolo, pues acá no se puede poner un bono por sobre una vida.

Porque ninguno de nosotros nació con una ala rota, podemos volar hasta nuestro sendero dibujado de esperanza nos invite.

Quisieron hacernos creer que estábamos enfermos.

Quisieron hacernos creer que no teníamos derechos, Quisieron hacernos creer que deberíamos recibir sus migajas.

Hoy necesitamos decirles a ellos, retomamos la lucha que nos unió ayer, hoy necesitamos el repliegue de banderas para levantar solo una, posiblemente una nueva que nos muestres desde cualquier punto el camino de la igualdad, equidad e inclusión respetando nuestra diferencia e identidad.

Los invito a reflexionar sobre un país con nuestros cuerpos como protagonistas.

Con nuestras voces incómodas como mensajeras de realidades.

Hoy los invito a reflexionar sobre la fuerza de la unión. La separación que buscaban nos ha debilitado, sin embargo nos paramos ayer, nos vamos a parar hoy y estaremos ahí mañana.

¡¡¡Con nosotros y nuestros colores o nada!!!

Fuerza comunidad lgtb.

Chile, mayo 2020.

Tiempos de pandemia.

IMG_20191230_065605_100