La ruta del VIH. La gota del agua que esconde una tormenta.

vhichile

Por @psicologodiaz

Hoy las pandemias  sanitarias y las crisis social y economica que vive nuestro pais , han tirado por la borda la frase: “tiene el chiste” o “tener VIH es una raya en el agua” e incluso la tómbola sexual del VIH hoy se ha visto en una importante afectada, ya sea por el confinamiento o el miedo al covid19 por sobre el VIH.

Para quienes no conocen la tómbola del VIH, se las enseñó.  Encuentro de un grupo de hombres que tienen sexo con otros hombres, y con un invitado sexual, el invitado debe ser positivo al VIH, el juego consiste en tener sexo grupal y no ser transmitido. Si este juego te sorprende, te darás cuenta de que es más común de lo que pensamos y así lo vimos con el covid19.

La garantía ges, bien conocido como programas de salud auge, ha generado que la mínima respuesta preventiva que ha ejercido el Estado sea reducida a una simbólica expresión, generando la falsa ilusión de una vida “normal” después de la notificación de ser VIH positivo.

Lamentablemente está idea se aleja de la realidad, la serofibia, es decir, el odio o discriminación que viven las personas es alarmante y preocupante, acción que se produce y reproduce en distintas esferas de la sociedad afectiva de la persona notificada.

Serofobia: prejuicio, miedo, rechazo y discriminación hacia personas seropositivas.

Las personas que viven con VIH pueden enfrentarse a desigualdad de trato, tanto social como institucionalmente. El abandono político es uno de los principales.

Importante trabajo a cargo de la Diputada Claudia Mix pareciera reproducir la misma situación que la presentada por la pandemia llamada “cáncer rosa”, es decir, un brutal y perverso trabajo de invisibilidad y negación de una realidad.

Nota: https://www.camara.cl/prensa/sala_de_prensa_detalle.aspx?prmid=138092

Lo anterior muestra que el olvido selectivo del VIH pasa sin importancia, al igual que las muertes de las 600 personas que pierde Chile cada año. El ámbito laboral se hace complejo, limitando muchas veces la posibilidad de desarrollo del mismo sujeto, la gran mayoría de las personas viviendo con VIH no informan ser seropositivo en sus fuemtes laborales, esto se debe a la muerte social que esto implica.

La situación de las personas viviendo con VIH o recién notificadas, demanda controles y exámenes periódicos que requiere él notificado, lo cual implica permisos laborales reiterados, tiempo que no es cubierto por sus horas extras, días administrativos, u otros permisos, lo que genera faltas reiteradas y con ellos despidos laborales o cambio de los mismos cada un tiempo determinado. Para los más jóvenes puede resultar algo simple y hasta comprensible, sin embargo para quienes superan los 35 años de edad, cambiar de trabajo no es lo esperado.

Uno de los principales obstáculos, a poco resolver, lo presenta el sistema público de atención ya que coinciden los horarios laborales con los horarios de las personas viviendo con VIH.

 

victorhugoradio

Victor Hugo Robles

A través del programa radial Siempre Viva en vivo, que aborda semana a semana la situación del VIH en Chile y conducido por el periodista y activista, Víctor Hugo Robles, nos enteramos del caso de Sebastián y la parcelación de su tratamiento retrovirales, quien señaló su reiterado retorno por los medicamentos (en 30 días, 3 ocasiones) si esta realidad nos hace pensar que se puede llevar una vida normal, me parece que invita a revisar la normalidad obligada de una política pública inadecuada.

https://kaosenlared.net/chile-victor-hugo-robles-el-covid-viene-a-profundizar-la-crisis-del-vih-y-lo-que-es-peor-viene-a-invisibilizarla/

El periodista y activista, Víctor Hugo Robles, señala: Vivir con VIH en Chile es un problema, es una preocupación, s una inquietud. Un problema, una preocupación, una inquietud porque no se trata de una diabetes o hipertensión como lo han querido hacer parecer algunos médicos, algunos infectólogos, algunos profesionales de la salud que señalan que es mucho mejor tener VIH que tener diabetes. La verdad abría que vivir con VIH para saber todas las dificultades que se enfrenta, esta enfermedad crónica que a diferencia de las señaladas, esta enfermedad conlleva la muerte social, no solo las dificultades físicas, las dificultades de salud que tienen y que contiene sino también el estigma y la discriminación. Se ha señalado también que se puede vivir con VIH y tener una vida completamente normal y no es normal, no es normal vivir con VIH porque implica saltear una serie de dificultades médicas, desarrollar enfermedades aledañas que se van sumando al VIH, porque además hay que saltear otras complicaciones de tipo sociales, culturales y de atención médica. Si bien chile ha mejorado la atención, ha mejorado el estigma y discriminación de se vivía en los años 80 en el sistema publico para atenderse, de todos modos en el 2020 siguen habiendo muchas dificultades en la atención, y que se dan básicamente en el traslado, en las horas que se invierten para ir al hospital, buscar tus terapias, las horas de espera, la angustia que significan esas horas de espera, lo que significa para personas que tiene que trasladarse entre muchos kilómetros e inclusos de ciudades, hay personas que por el miedo al estigma y la discriminación, se atiende en ciudades distintas, por ejemplo, conozco casos, personas mas que casos, personas que viven en Chiloé, que viven en Talca, Concepción o Valparaiso que se atienden en santiago, para evitar que alguien los vea en el hospital, que los descubran y que tengan que hacerles preguntas incomodas. Entonces, si es un problema vivir con VIH, es un problema retirar la medicación, particularmente ahora, en tiempos de pandemia, esas preocupaciones han ido en aumento, pese a que existen recomendaciones de la OMS y de ONUSIDA, en torno e entregar terapias anticipadas por 2 meses por tres meses, hasta por 6 meses que dice ONUSIDA que es el ideal, e incluso existen normativas sanitarias de salud que señalan y que ordenan que pide a los sistemas de salud la entrega anticipada de retrovirales, eso no se esta cumpliendo, entonces las personas, tienen que trasladarse pese a las cuarentenas, las restricciones de movilización, tienen que trasladarse cada mes a los hospitales a buscar su terapia, con el riesgo inminente de contraer el covid19, y en este tiempo también han existido otras dificultades, hay personas que se atienen en el sistema privado de salud, que también han tenido dificultades en sus propios trabajos, por ejemplo conozco a una persona, que se hace llamar Pablo en redes sociales que trabajaba en el ámbito de las comunicaciones, y el para enviar el contagio del covid19, prefirió hacer teletrabajo, que era una de las opciones para seguir haciendo su trabajo, pero para hacer teletrabajo y demostrar que era una persona crónica, tuvo que presentar ante su empleador mediante certificación medica su situación de salud, ahí el empleador descubrió que el es una persona viviendo con VIH porque se vio la obligación de demostrar esto a su empleador, bueno, que significo esto, no significo que le dieran trabajo para la casa y sino que significo en el despido de la persona viviendo con VIH que buscaba mejorar su condición de protección entorno al covid19. Entonces en chile si es un problema vivir en VIH, si es un problema ir a buscar la terapia, en chile si es un problema de enfrentar la discriminación y el estigma. El VIH en chile si es un problema.

vhisida

Seguimos con la raya en el agua, el propio activista y emblemático luchador por la prevención y atención digna para personas viviendo con VIH, se vio obligado a colocar un recurso de protección que garantizara la entrega de sus medicamentos en tiempos de pandemia y así evitar su propia exposición al coronavirus. La acción de protección fue replicada posteriormente por distintas personas a lo largo de nuestro país, recursos que contesto un tímido pronunciamiento del gobierno de turno y el cuestionable actuar de la fuerza de infectólogos chilenos.

https://www.eldesconcierto.cl/2020/06/04/vih-en-tiempos-de-covid-19-interponen-recurso-de-proteccion-por-riesgosa-negligencia-en-la-entrega-de-medicamentos/

El colegio del gremio tuvo su pronunciamiento en la materia y se valora la valentía. La pandemia del VIH se mantiene y al parecer en nuestro país con total desamparo, no se puede dejar de pensar que esto puede estar relacionado con la población más afectada, hombres que tienen sexo con hombres y que para nuestro conservador país en materia sexual, la educación y las campañas son algo alejado. Vivir con VIH es complejo y alejado de la frase “puedes hacer una vida normal” se pierde entre trámites, controles médicos, despidos laborales, cambios de trabajo por ausentismo, horas de espera de atención, faltas de especialistas y en algunos casos más complejos, la no existencia de centros de distribución retrovirales en el Puerto de San Antonio, afectando a toda la zona, Cartagena, Santo Domingo y las otras localidades. Esto implica el viaje reiterado por controles al puerto de Valparaíso, debiendo invertir hasta 24 horas para la atención adecuada. Normalizar esto y no considerar su impacto psicosocial y en la subjetividad del recién notificado es reproducir la misma negación que repiten algunas autoridades. En tiempos de pandemia de covid19 la pandemia del VIH queda asombrada frente al despliegue mediático de la prevención. Dejando un importante interrogante, no se trata de competir con los muertos y tampoco improvisar un matinal de médicos sobre actuados hablando del tema y aterrorizando a las personas. Acá lo que se requiere es seriedad, conciencia y prevención. Lo cual no se puede esperar de un gremio que vive de la notificación y no de la prevención.

carlosfaras

Carlos Faras

Carlos Faras, activista y cientista político, señala; todas las curvas epidemiológicas de incidencia y prevalencia del VIH han venido aumentando en Chile hace por lo menos una década sin parar. Mientras en el mundo los nuevos casos caen, en Chile vienen aumentando dramáticamente y las campañas comunicacionales, las políticas públicas no han tenido ningún efecto en la reducción de nuevos casos. La salud sexual sin duda alguna es el mayor fracaso de las políticas públicas en la historia reciente de Chile. A pesar de que el gobierno comenzó con la implementación de la estrategia PrEP el año 2009 con la propuesta de llegar a 5000 usuarios en un año, hasta antes de la crisis por coronavirus ello no supera los 300 usuarios, principalmente debido a la debilidad de la red clínica pública, la falta de preparación del capital humano y el déficit del enfoque de derechos. Sino supimos controlar la epidemia del VIH a tiempo ¿Cómo vamos a saber controlar la actual epidemia por coronavirus?

Hacer conciencia preventiva del VIH es una urgencia como país, nuestra sociedad con sus distintos eslabones no puede seguir volcando la mirada frente al VIH/SIDA. En esta materia la población más afectada no puede seguir naturalizado algo que indiscutiblemente afecta el diario vivir, transformando el “chiste” en un cuento amargo que no tiene final. La pandemia del covid19 les recordó a las personas viviendo con VIH, es una poblacion vulnerada y vulnerable.

Jose Luis Diaz

Psicologo clinico  en VIH.

Santiago 22/020

 

La última llamada de Jesús. El amor también es una pandemia

La última llamada de Jesús.

El amor también es una pandemia

🕊@psicologodiaz

romancespandemia2

Lo último que me dijo Jesús antes de cortar rápido fue; Te llamo en un rato, entro a la UCI.

Él trabaja en la primera línea de los covid19.

Él trabaja en un hospital público en Barcelona.

Recuerdo, que estaba sentado al teléfono, lo sostenía con mis manos rotas de tanto alcohol gel que me había puesto en la clínica.

Yo trabajo en la segunda línea por así llamar.

Trabajo en Recoleta en una clínica privada en Chile. La misión que tengo es contener a la primera línea del covid19 y a pacientes hospitalizados.

A veces se torna difícil, mientras yo los escucho, pongo el teléfono en mi bolsillo y espero el vibrar de la llamada de Jesús.

Las horas van pasando de la misma forma en que pasan los rostros frente a mí.

Todo no es como ayer, hoy debo sostener un cuerpo con la mirada.

Ensayo mis expresiones a través de tutoriales que me distraen, los grabo desde el teléfono, esperando que baje la llamada de Jesús y yo no lo vea… entonces estoy atento.

Las horas pasan, la llamada no llega, el tutorial se hace eterno, las cosas se confunden, la máquina no funciona, la receta se pierde y el teléfono no suena.

Pienso lo que puede estar haciendo; entubando, una traqueotomía o simplemente cerrando un par de ojos más, como los miles cerrados en Madrid y Barcelona.

Me imagino ajustar su máscara, limpiar sus lentes e incluso poner mi cuerpo ante ese escupitajo que sale por reflejo.

En este momento salí a la plaza, las horas han pasado, el teléfono no vibra, la llamada no llega, mis manos rotas escriben estas notas, como una fiebre de angustia.

Mis perras corren, yo las miro, guardo el celular esperando que vibre en las piernas.

La llamada no llega, me apoyo en un árbol, toco el pasto, grito a la perra, la llamada no llega, pienso en el tutorial.

Cocinar completo, en Barcelona no saben hacer completo, lo anoto al teléfono y veo el wsp, no hay movimiento en su teléfono.

Imagino que fue un procedimiento largo. Mientras apaciguare la espera recordando ese primer abrazo en el Parque Forestal o cuando conocí a sus padres y ellos no podían pestañear, Jesús repara al padre por no llevarme a conocer la ciudad.

Yo mantenía mis manos en los bolsillos para que no se notaran mis alas que nos cubrían cuando estábamos juntos y reíamos de la gente al pasar.

Luego al día siguiente partíamos a los Pirineos, yo como príncipe encantado, miraba todo desde el tercer piso de su casa.

Al regresar a Barcelona Jesús me decía; ¿Quieres visitar el museo de Salvador? …yo le respondía entre risas, ¿Para qué?, no veo a nadie caminando con una obra.

Bueno José Luis, entonces partamos a la Sagrada Familia, mi sarcasmo me hacía responder; existe una familia más sagrada que tú y yo.

Reíamos y me decía… contigo no se puede,…claro respondía porque contigo no compito, si lo hiciera me dejaría perder, solo para verte feliz.

El llamado aún no llega, no alcance a decirle que lo extraño, que quiero sentir sus brazos por mi espada.

La llamada no llega, una lágrima me recuerda que elegimos esto y otra se esconde y me ayuda a respirar, hasta la próxima llamada que será interrumpida por alguien que lo requiera a él… o me busque a mí.

Hacer coincidir los cuerpos, los muertos y las horas, es tan difícil como bajar la mascarilla y darnos un beso.

Por Cano en pandemia, Mayo 2020WhatsApp Image 2020-05-17 at 19.32.39

Nuestra discriminación. Fin al festival virtual de inclusión.

Nuestra discriminación.

Fin al festival virtual de inclusión.

🕊@psicólogodiaz

descarga (1)

Hoy mayo 17 vi como las redes sociales se llenaban de banderas del arcoíris y otras identitarias, un festival de colores por la diversidad, inclusión e igualdad.

Un festival de alegría que nos envolvió a todos y la corriente nos dejó llevar. No fui ajeno a este festival virtual de inclusión, respeto y tolerancia.

Retomo festival virtual pues la realidad al interior de la comunidad lgbt fue simplemente eso.

Un bello holograma de activistas y personas levantando banderas y discursos, algunos más osados redactando cartas abiertas, otros reivindicando una marquetería disidencia sexual, reuniones virtuales, felicitaciones de gentiles.

Se nos olvidó al parecer la historia de discriminaciones que vivimos al interior de nuestra propia comunidad, en donde el sidoso, mapuche, negro, obeso, pobre y mal hablado se encuentra con la pared de la discriminación.

Pocos recuerdan cuando en los inicios del movimiento la voz de pito de una loca de barrio no podía ser icono representativo de la comunidad, encajar era la misión y el modelo venía de afuera, colonizando los cuerpos, los afectos y el amor.

La tregua marica inclusiva duró hasta las 12 de la noche y luego mercenarios quejumbrosos vuelven a discriminar y como no hacerlo si eso les da de comer, una mezcla de juez y defensor del mismo delito, el crimen de ser diferente, de escuela pública, de comuna periférica, de manchado por el SIDA, de vivir en cada básica y no conocer ni siquiera el privilegio de un plato de comida.

Necesitamos discriminados, inventar odio y suicidio, de llenar las redes de dolor como Teletón cola de sufrimientos y discriminaciones. Los mercenarios se toman los cuerpos, se adueñan de ellos y los venden es una subasta internacional que pague por ese cuerpo desconocido. Como buitres pelean el cuerpo, la necesidad de mártires de odio genera créditos.

A ellos no lo vi en el juicio de Marcelo Lepe, mientras la abogada Macarena Car peleaba el delito, todo frente al periodista y activista Víctor Hugo Robles, conocido como el Che de los gais.

Mi crítica incomoda y también se acomoda, también fui parte del festival de colores virtuales. Hoy hablamos de inclusión y lesbianas y trans siguen siendo discriminadas en nuestra propia comunidad pequeños detalles nos recuerdan esto, cuando el icono espacio marica de providencia sube el valor a las mujeres y deja un día libre de ingreso para hombres extranjeros.

En Chile pesa ser de afuera, siempre y cuando no estén en el pacto bolivariano. Para terminar con la discriminación tenemos que dar el primer paso pensando en la nuestra, en como ese cáncer social de selección lo llevamos como catéter fe evaluación.

Nuestra pandemia es el silencio de nuestras propias discriminaciones, ya que en Chile hasta la disidencia estereotipada se levanta con sus propias discriminaciones bajo la consigna de una hetero norma patriarcal, prácticamente inexistente en un país pluricultural que no se acepta.

Reflexiones, ya que el mundo que queremos está en nuestras manos más allá del cuerpo.

Cano en pandemia.

Mayo 2020

LGBT-flag

Chile. Carta abierta a la comunidad LGTB Mayo 2020

Carta abierta a la comunidad LGTB

Mayo 2020

Por @psicologocano

marcha-orgullo2

Un 17 de mayo de 1990, sale del Directorio de Salud Mental, la homosexualidad como enfermedad, sin embargo sabemos y ha quedado demostrado que un libro no es suficiente para eliminar el odio y la discriminación.

Nombres como Daniel Zamudio, Nicole Saavedra, Marcelo Lepe, siguen doliendo y estarán presentes en nuestra memoria.

Muertes injustas, producto de la ignorancia, el miedo y odio que marcaron para siempre una familia y nuestra comunidad.

Hoy la respuesta de la población lgtb no deja de sorprender. Hemos levantado tantas banderas que la división ha sido una puerta abierta a la fragilidad del movimiento y sus demandas.

Hoy mayo 2020, los egos identitarios superan las demandas sociales, culturales políticas y educacionales que ayer nos unían.

El rescate de la historia para no repetir los errores del futuro ha sido complejo, obligándonos a llevar un mensaje apostólico de lo que fuimos y pasamos, para así, nuevas generaciones, más allá del romanticismo de la alita rota, se atrevan a volar.

Grandes activistas han tomado la visión de rescatar la historia, Víctor Hugo Robles, el Che de los gais, Zuliana desde la trayectoria de Afrodita, Andrés Rivera desde la histórica y original OTD de Rancagua. Erika Montecinos, desde la fuerza de Rompiendo el Silencio.

WhatsApp Image 2020-05-16 at 11.00.12

Compañeras y compañeros que pusieron el cuerpo, las manos y su voz para disfrutar hoy de privilegios que se trabsformaron solo son migajas.

La misión hoy es compleja, pues en momentos de pandemia nuestra necesidad se hace más grande y nuestra debilidad nos forma frágil.

los mercenarios de nuestros cuerpos, vidas e historias no se han detenido, más duele saber que nacen desde nuestras propias filas, buscan llenar sus bolsillos de dinero a costas de muertos, SIDA y desaparecidos.

Estamos jugando a levantar banderas y no derechos como debería ser, los mercenarios lo saben, oportunistas que caminan por nuestra vereda con el morbo de ver un cuerpo caer que les mate el hambre.

El paso a las nuevas generaciones y familias es un deber ético, moral y social, debe ser necesario, ya que esta lucha cansa, estigmatiza, nos cierra puertas y las únicas ventanas solo nos permiten tomar aire y respirar.

Algunos ya cansados de luchar estamos dispuesto a seguir haciéndolo, pues acá no se puede poner un bono por sobre una vida.

Porque ninguno de nosotros nació con una ala rota, podemos volar hasta nuestro sendero dibujado de esperanza nos invite.

Quisieron hacernos creer que estábamos enfermos.

Quisieron hacernos creer que no teníamos derechos, Quisieron hacernos creer que deberíamos recibir sus migajas.

Hoy necesitamos decirles a ellos, retomamos la lucha que nos unió ayer, hoy necesitamos el repliegue de banderas para levantar solo una, posiblemente una nueva que nos muestres desde cualquier punto el camino de la igualdad, equidad e inclusión respetando nuestra diferencia e identidad.

Los invito a reflexionar sobre un país con nuestros cuerpos como protagonistas.

Con nuestras voces incómodas como mensajeras de realidades.

Hoy los invito a reflexionar sobre la fuerza de la unión. La separación que buscaban nos ha debilitado, sin embargo nos paramos ayer, nos vamos a parar hoy y estaremos ahí mañana.

¡¡¡Con nosotros y nuestros colores o nada!!!

Fuerza comunidad lgtb.

Chile, mayo 2020.

Tiempos de pandemia.

IMG_20191230_065605_100

Mascotas. Cuatro patas de amor. Invisibilizados de la pandemia.

Mascotas. Cuatro patas de amor. Invisibilizados de la pandemia.

@psicologodiaz

images

Dentro de los invisibilizados de la pandemia están nuestras mascotas, siendo los más afectados los perros, pues la rebeldía de gatos es conocidas por todos los que amamos esos pequeños corazones que nos esperan en casa.

La autoridad sanitaria ha dispuesto para ellos salidas de 30 minutos, lo cual modifica completamente su ritmo habitual. Explicarle a nuestras mascotas la pandemia y esperar que la comprendan sería tan absurdo como imaginar que la luna es de queso.

Ya los humanos hemos demostrado que somos incapaces de seguir los resguardos necesarios para mantenernos sanos.

Nuestras mascotas no están alejadas de presentar alteraciones en su conducta por lo tanto observar en ellas un comportamiento no habitual puede ser posible.

Los principales síntomas son: mayor irritabilidad, cambios en su dieta y hábitos sanitarios y en algunos casos un decaimiento preocupante, ellos también han dejado de vincularse con sus pares y otros “amigos humanos” que eran frecuente en su vivir.

Las plazas ya no son las mismas, por lo tanto el juego se ve limitado, desde ahí coincidir con otros para el encuentro de los animales es una buena alternativa, los dueños siempre con mascarillas y respetando la distancia, recordemos que el objetivo acá es el encuentro de las mascotas y no de hombres y mujeres en la plaza.

20200510_113906

Para esta nota, consulte a médicas veterinarias para orientarnos con algunos consejos y sugerencias, a la Concejala por Santiago, Rosario Carvajal, que sin ser animalista siempre ha demostrado una importante preocupación por las mascotas, también a Marcela, dueña de Moca, una mascota afectada por la situación que vivimos.

La médico veterinaria Solange Fernandez, de Lasos Pet, nos entrega su mirada experta frente y algunos consejos para el cuidado de nuestros fieles compañeros.

¿Cual es su opinión sobre las medidas que se han tomado en el cuidado de animales?

Si bien el colegio veterinario ha difundido protocolos de manejo de animales en pandemia, creemos que deberían masificarse en los medios de comunicación como televisión y radio, lamentablemente muchas personas no tienen acceso a internet, por lo que no les llega esta información.y muchos de ellos terminan causando daño a sus mascotas al usar productos inadecuados para los animales.

Al ser consultadas por los animales callejeros la Dra. Laura Cubillos, de Lasos Pet. señala; los animales callejeros no se contemplan en los protocolos quedando sin manejos adecuados.

Esta preocupación también fue reconocida por la concejala Rosario Carvajal, quien señala que desde el municipio de Santiago se han seguido los protocolos sanitarios, sin embargo observa que estos apuntan más al cuidado de humanos y se ha dejado de lado a los animales de compañía.

Rosario Carvajal “acá se ha dejado de lado a los animales de compañía sin considerar el rol importante que juegan en salud mental, ayudando a combatir la ansiedad y el estrés que nos deja el confinamiento, acá se debe entender que las mascotas son parte de la solución y no el problema”.

Por otra parte Rosario Carvajal refiere; es preocupante que medios de comunicación han querido instalar la idea de que las mascotas son vectores del coronavirus hacia los seres humanos, desconociendo que hay 6 casos en el mundo, en donde los humanos han contagiado a mascotas.

Carvajal es enfática en señalar que la higiene no se puede descuidar, haciendo hincapié en el uso adecuado del cloro como elemento suficiente y no otros como el amonio cuaternario el cual no debería usarse al interior de nuestros hogares por los efectos nocivos. La concejala va más allá y nos invita a rescatar la importa de los animales en cuarentena, acompañadas de campañas de cuidado y adopción. También remarca, no olvidar el cuidado y protección de los animales comunitarios o llamados callejeros, ya que muchas de las organizaciones encargadas de su cuidado hoy no pueden salir.

En cuanto a los tiempos, de salida. La Dra. Fernandez, señala: Esto es super relativo, ya que para una mascota que vive en departamento, acostumbrada a salir 2,3 e inclusive 4 veces al día, lo mas probable que este tiempo sea insuficiente, pero bajo el escenario en el cual nos encontramos, nos parece muy satisfactorio que dentro de las medidas tomadas por las autoridades involucradas se hayan considerado las necesidades de las mascotas, esto hace muy poco tiempo atrás hubiera sido impensado, por lo que creemos que es un gran avance en el bienestar de nuestros animales.

¿Que se debe considerar en esos casos? Principalmente las necesidades de cada mascota, por ejemplo si vive en departamento la cantidad de veces que va al baño y si esta acostumbrado hacer dentro o fuera de su casa, otro ejemplo es el tamaño de la mascota y tamaño de la vivienda, también debiera considerarse las necesidades de ejercicio propias de cada raza, entre otras.

¿Cual es el impacto del confinamiento en mascotas? En el caso de los gatos hemos visto que pueden verse algo estresados, en general los gatos son muy rutinarios y el cambio de vida al estar todos los integrantes de la familia en casa puede alterar su rutina y con ello ocasionar trastornos patológicos Para el caso de los perros el confinamiento y sus causas serán dependientes del lugar donde vivan y la cantidad de paseos a los que están acostumbrados. Sin embargo creemos que muchos se verán afectados también cuando esto acabe y deban acostumbrarse nuevamente a estar mas tiempo solos Como profesionales que consejos dan para mitigar estos impactos, creemos que es muy importante dedicarles horas para juegos y entretención, el uso de juguetes puede ser una gran ayuda, enriquecer el ambiente con objetos novedosos ayuda a que estén ocupados y por supuesto dándoles mucho amor para enfrentar este momento, ya que si como dueños estamos estresados, ellos perciben este cambio de animo, pero sin entender porque.

Marcela, dueña de Moca, mientras da su paseo por plaza Brasil y con los permisos indicados nos cuenta; contar con media hora para el paseo es poco, ya que ellos acostumbraban a estar dos horas, estamos en una situación de pandemia, sin embargo ellos estaban acostumbrados a reunirse con sus manadas, esto les ayudaba a eliminar la tensión de lo que significa vivir en departamento. Los grupos lamentablemente no nos hemos reencontrado, yo observo en moca más ansiedad, ella quiere salir y los permisos al ser más restringido uno le entrega prioridad a otras cosas.

Marcela resalta la importancia de una vez terminada la pandemia volver a pedir en plaza Brasil un lugar especial para los animales, un sector en donde puedan correr con libertad y así no molestar a la gente que no le agradan las mascotas en la plaza y también proteger a las mascotas de posibles agresiones.

Terminando esta nota, quisiera remarcar la importancia de alimentar y acariciar a los perros comunitarias que se han visto afectados en pandemia y siguen recorriendo las plazas del país.

WhatsApp Image 2020-05-08 at 07.55.57

José Luis Diaz Psicólogo clínico

Escuelas o albergues sociales.

Un espacio que sostiene un sistema colapsado, en Latinoamérica.

de02417fe10204a3a3d997b6d9742003

por @psicologodiaz

Hoy esta en discusión la incorporación o regreso a clases de los niños, niñas y adolescentes, para ellos se han utilizado distintos argumentos, lamentablemente dichos argumentos están muy alejados de los intereses de quienes conforman la comunidad educativa. Más bien responden a un motor económico que está por sobre los Derechos de los niños, niñas y adolescentes.

Latinoamérica nos muestran un espacio en donde las escuelas se han transformado en verdaderos albergues sociales, espacios que facilitan el curso de la economía y bajo ningún punto se instala, revisa o resalta la importancia de la educación.

Los colegios hoy son; Espacios de cuidado o guarderías para que padres puedan trabajar. Espacios de protección de maltrato y en casos extremos delitos mayores. Espacios de vacunación. Espacios de alimentación.

Podemos seguir enumerando las responsabilidades sociales que se depositan en las escuelas, profesores y alumnos. Sin embargo, llama la atención que el espacio educativo, de aprendizaje y formación pase a ser solo una sombra dentro de la misión de estos establecimientos Lo anterior nos puede llevar a entender como hoy resulta tan fácil y práctico la eliminación de asignaturas que sin lugar a duda entregarían herramientas vitales para la vida y sobre todo el buen vivir.

Ahora nace la pregunta, donde realmente se forma un sujeto pleno y consciente, no solo de su propia existencia sino también de la existencia del otro y más aún de su relación con el medio.

Hoy transformamos un espacio de aprendizaje para la vida en un campo de adoctrinamiento, en donde me atrevería a decir que al parecer el único momento de aprendizaje que se vive en los establecimientos educativos de nuestro país, son los recreos. (momento de esparcimiento y diversión al interior de los recintos, supervisados bajo la mirada punitiva del castigo).

Mi crítica y análisis puede molestar sin embargo también es una invitación a pensarnos el proceso educativo y de aprendizaje, no solo por quienes buscan conocimientos sino también en quienes los imparten.

La calidad de vida de los que llevan la misión de sostener estos espacios es literalmente lamentable. Hace poco en tiempos de pandemia hemos visto como en Latinoamérica la intervención en la educación detiene la economía.

La violencia hacia el cuerpo docente se ha transformado en algo tan común que hoy es un discurso naturalizado. Y frente a cualquier estallido del sistema aparece el ente que criminaliza la acción.

Claro está que esta acción pone al sistema en un débil péndulo que debe ser contenido, controlado y sancionado. Castigando inmediatamente a quien se escapó del sistema.

Puede una sociedad depositar tanta misión y deber social sobre un eslabón de su cadena, al parecer puede, ya que así lo hemos visto los últimos años.

Los costos de esto también los conocemos, docentes en su mayoría con nula o escasa calidad de vida, reventado de misiones y deberes que le entrega el estado.

No es casual las licencias médicas ni la sobre medicación que viven los docentes. No me voy a referir a los sueldos, ya que no pretendo colocar el dinero por sobre la mirada humana que requiere este eslabón social.

Hoy en tiempos de pandemia y de reencuentro con la fragilidad infantil y la inestabilidad esperada de los adolescentes, tenemos la oportunidad de pensarnos y ver que deseamos construir bajo un modelo económico en crisis. Posiblemente hoy nos damos cuenta de la sobrevaloración a los cartones que pretendemos colgar en nuestras paredes.

Pensar la infancia y no apurar procesos vitales y de crecimiento solo con el objetivo de alimentar una economía voraz y sin vida. Invito a la crítica y la reflexión así como también a la revalorización de quienes hoy en día tienen la misión de educar y no ser transformados en simples represores del pensamiento.

WhatsApp Image 2020-05-08 at 07.55.57

José Luis Diaz
Psicólogo clínico