CIDH culmina visita de trabajo a Bolivia

Washington D.C. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) realizó una visita de trabajo a Bolivia del 14 al 17 de agosto de 2018, con el fin de realizar reuniones con autoridades y representantes de la sociedad civil, además de algunas actividades académicas. La delegación estuvo liderada por el Comisionado Francisco Eguiguren, Relator para Bolivia, e integrada por personal técnico de la Secretaría Ejecutiva.

Comisionado_Francisco_José_Eguiguren_Praeli_(24150317344)

Comisionado Francisco Eguiguren, Relator para Bolivia

La visita fue organizada en el contexto de la invitación de la Universidad Privada Boliviana (UPB) al Comisionado Eguiguren para dictar una serie de conferencias sobre el Sistema Interamericano de Derechos Humanos en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. En esa oportunidad, la CIDH condujo con el apoyo del Gobierno una visita de trabajo al país, con el fin de realizar actividades de monitoreo, promover soluciones amistosas en el sistema de peticiones y casos, así como sostener reuniones con diferentes actores sociales.

La visita empezó con dos días de actividades en La Paz. Organizaciones de la sociedad civil, como la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia; Fundación por el Debido Proceso Legal (DPLF, por sus siglas en inglés); Fundación Construir; Iniciativa Ciudadana de Monitoreo a la Justicia; UNITAS y Derechos en Acción tuvieron la oportunidad de reunirse de forma privada e independiente con el Relator Eguiguren. También se hizo una visita histórica a la Central Obrera Boliviana (COB). Asimismo, fueron organizadas reuniones privadas con actores relevantes del mundo político y académico boliviano, incluyendo dos ex presidentes del país, Jorge “Tuto” Quiroga y Carlos Mesa, los profesores Waldo Albarracín Sánchez de la Universidad Mayor de San Andrés, José Antonio Rivera Santibáñez de la Universidad Mayor de San Simón y el directorio de la UPB. El Comisionado  Eguiguren también sostuvo reuniones con el Vicepresidente Álvaro García Lineras, el Canciller Fernando Huanacuni Mamani y el Ministro de Justicia, Héctor Arce. Finalmente, el Comisionado Eguiguren dictó una conferencia en el auditorio de la Casa del Pueblo y una ponencia final en el edificio de la UPB.

En Cochabamba, el Comisionado Eguiguren se reunió con representantes de la Federación de Asociaciones Municipales de Bolivia y visitó la sede de la Federación del Trópico de Cochabamba, donde sostuvo conversaciones con las Organizaciones del Pacto de Unidad. El Comisionado Eguiguren también se reunió con el Gobernador del Departamento, Iván Canelas, y con el Defensor del Pueblo de Bolivia, David Tezanos. Asimismo, dictó una conferencia en la UPB sede Cochabamba. Durante su estadía en Santa Cruz, el Relator participó de una plenaria en la sede de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia – Oriente, Chaco y Amazonia (CIDOB). Adicionalmente, el Relator se reunió con el Procurador General del Estado, Pablo Menacho; sostuvo una entrevista privada con representantes de las Plataformas 21F; y dictó una conferencia de cierre en la UPB.

En cuanto al sistema de peticiones y casos, el Relator Eguiguren  presidió dos reuniones de trabajo para facilitar el encuentro entre las partes, con el objetivo de sostener  un espacio de diálogo con el Estado boliviano, que permitiera avanzar en la búsqueda de consensos para la suscripción de acuerdos de solución amistosa en el Caso 13.316, Malkia Tudela, Luis Fernando y José Antonio Cantoral Benavides; y en la Petición 1186/09, Adela Villamil, en las que se pudo definir nuevos puntos de acercamiento y propuestas a presentarse próximamente para avanzar en las negociones. La CIDH valora los esfuerzos del Estado boliviano en la construcción de una política de búsqueda de solución amistosa ante el sistema de peticiones y casos individuales, la cual se ve reflejada en la participación del Estado en las reuniones de trabajo, como en el acercamiento respetuoso a las víctimas. La CIDH espera que estos esfuerzos se reflejen en el avance de rutas de trabajo que hagan posible llegar a soluciones de manera conjunta en la búsqueda de una reparación integral. De la misma manera, la CIDH valora la buena disposición y apertura expresada por los peticionarios para considerar medidas de reparación en el marco de acuerdos de solución amistosa de la CIDH. La Comisión continuará acompañando a estos procesos de solución amistosa.

La CIDH agradece la oportunidad ofrecida por la Universidad Privada Boliviana, la apertura del Gobierno de Bolivia para la realización de una agenda amplia y, en particular, a todas las personas que estuvieron presentes en las reuniones y aportaron informaciones relevantes para la Comisión. Los insumos recibidos serán importantes para fortalecer los futuros informes y decisiones de la CIDH respecto de Bolivia.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

Datos de contacto: 
Oficina de Prensa y Comunicación de la CIDH
cidh-prensa@oas.org

Anuncios

Transexuales de Bolivia con derechos limitados.

Una sentencia del Tribunal Constitucional Plurinacional de Bolivia declara inconstitucional una frase de la Ley de Identidad de Género en Bolivia, permitiendo a las personas transexuales cambiar su nombre en sus documentos legales, pero nada más, negándoles los mismos derechos que las personas del género con el que se identifican.

Por Luis M. Álvarez

f960x0-121484_121502_79

Luna Humerez transexual defensora de los derechos LGBT en Bolivia

El Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), órgano que regula la constitucionalidad de las leyes aprobadas por el gobierno de Bolivia, emite una sentencia este jueves, 9 de noviembre, mediante la que declara inconstitucional el párrafo II del artículo 11 de la Ley de Identidad de Género, aprobada en mayo del año pasado, señalando que es inconstitucional que las personas transexuales adquieran los mismos derechos que las personas nacidas biológicamente con ese género. Mientras los opositores al gobierno y los sectores más conservadores aplauden esta decisión, el colectivo LGBT anuncia acciones legales contra la sentencia.

«Un hombre y una mujer, únicos capaces de procrear y criar a su propia prole. Ese es el único derecho», pública Horacio Poppe, diputado nacional. El 13 de octubre de 2016, el opositor habría presentado un recurso abstracto de inconstitucionalidad contra la frase «(…) el cambio de nombre propio, dato de sexo e imagen, permitirá a la persona, ejercer todos los derechos fundamentales, políticos, laborales y civiles, económicos y sociales, así como las obligaciones inherentes a la identidad de género asumidas (…)», incluida en la Ley de Identidad de Género, mediante la que se permite a las personas transexuales solicitar las modificaciones pertinentes en su documentación legal para adecuarla con su identidad de género, tal y como hacían hasta 300 personas nada más entrar la ley en vigor.

LEER NOTA COMPLETA

Fuente: Universogay.com

Bolivia. Solicitan abolir el veto a donadores de sangre LGBT

El Defensor del Pueblo de Bolivia inicia acciones para la supresión del Decreto Supremo que prohíbe a la comunidad LGTB la posibilidad de donar sangre, lo que considera un acto de discriminación.

17-07-2013-donacion

Durante el Foro Seguimiento a las Políticas Públicas para Personas con Distinta Orientación Sexual e Identidad de Género, organizado el pasado 27 de junio para conmemorar el Día Internacional del Orgullo Gay, así como el Día de los Derechos de la Población con Orientación Sexual Diversa en Bolivia, ambos celebrados el 28 de junio, el Defensor del Pueblo, David Tezanos Pinto, anuncia que ha iniciado los trámites legales para revertir el Decreto Supremo 24547, de 1997, queprohíbe donar sangre a las personas homosexuales, bisexuales o transexuales.

«Se ha solicitado a la Ministra de Salud que instruya que el personal de salud de cualquier centro médico, público o privado, pueda recibir donaciones de sangre sin que exista de por medio obstáculos indebidos de orden legal, por cuanto la Ley contra el Racismo y toda forma de Discriminación establece claramente las acciones de orden penal ante actos discriminatorios y, más aún, cuando estos provienen de parte de servidores públicos, sin que esto signifique que no se apliquen los protocolos correspondientes», manifiesta el Defensor del Pueblo.

Cuando en algunos países la prohibición se debe al temor al contagio del VIH, la promiscuidad parece ser la causa de la prohibición en Boliva debido al punto 1 del inciso D del artículo 16 del Decreto 24547, en donde se describe la comunidad LGTB como «promiscuos». Esta exclusión representa una exclusión no razonable y absolutamente discriminatoria, debido a que la promiscuidad se puede encontrar en cualquier tipo de orientación sexual y sea cual sea la identidad de género del individuo, por lo que no es exclusivo de homosexuales, bisexuales o transexuales el riesgo de transmisión del VIH por ese motivo concreto.

f700x390-51237_90255_27

David Tezanos Pinto, defensor del pueblo.

«El Estado tiene la obligación de garantizar a todas las personas y colectividades, sin discriminación alguna, el libre y eficaz ejercicio de los derechos establecidos en esta constitución, las leyes, convenios y tratados internacionales de derechos humanos», señala Tezanos Pinto.

Esta sería una de las acciones que el Defensor del Pueblo planea sacar adelante para garantizar el pleno ejercicio de los derechos de la comunidad LGTB. A través del Plan Nacional de las Diversidades Sexuales trabajará para que el Estado asuma su responsabilidad a nivel nacional, provincial y municipal, así como una efectiva inclusión laboral, educativa y cultural sin ningún tipo de discriminación, fomentando la creación de nuevas propuestas para combatir la homofobia, la transfobia y la bifobia con el objetivo de tener una sociedad con un cultura incluyente de respeto y equidad para todos.

Bolivia. Se aprobó la ley de Identidad de Género.

Bolivia ya tiene una ley de identidad de género después de muchos años de lucha por parte de las personas transexuales, transgénero y otras identidades.

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó la madrugada de este jueves el Proyecto de Ley 095 que establece el procedimiento para que las personas transexuales y transgénero mayores de 18 años de edad cambien su identidad, en el marco del párrafo II del Artículo 14 de la Constitución Política del Estado, que prohíbe toda forma de discriminación en razón de sexo, orientación sexual o identidad de género, entre otros.bolivia identidad de genero

A partir de la promulgación de la Ley de Identidad de Género, las personas transexuales y transgénero podrán cambiar su nombre propio, el dato de sexo e imagen en toda la documentación pública y privada vinculada a su identificación, lo que les permitirá ejercer de forma plena el derecho a su identidad.

El proyecto aún debe ser revisado por el Senado para su aprobación.

“Es solo una ley que permite devolverle la vida, la posibilidad de la felicidad a cientos de personas que sufren discriminación y violencia que llega hasta la muerte”, señaló la presidenta de los diputados, Gabriela Montaño.bolivia identidad de genero 4 

Procedimiento

Para solicitar el cambio de nombre propio, dato de sexo e imagen, el o la solicitante deberá presentar ante el Servicio de Registro Cívico (SERECI) nueve requisitos, entre los cuales están la manifestación del nombre propio y dato del sexo inicialmente registrados y el nuevo nombre propio y dato del sexo elegidos; examen psicológico que acredite que la persona conoce y asume voluntariamente las implicaciones de su decisión; certificado de libertad de estado civil y certificado de descendencia, emitidos por el SERECI además del certificado del Registro Judicial de Antecedentes Penales (REJAP) y una fotografía actualizada de la imagen que corresponda a la nueva identidad.bolivia identidad de genero 3

El cambio de nombre propio, dato de sexo e imagen permitirá a la persona ejercer todos los derechos fundamentales, políticos, laborales, civiles, económicos y sociales, así como las obligaciones inherentes a la identidad de género asumida.

Fuente: Sinetiquetas.org

La comunidad trans de Bolivia podrá cambiar su nombre y género en sus documentos.

discriminacin700x319

La ministra de justicia de Bolivia, Virginia Velasco, anunció la aprobación de una ley que permitirá el cambio de nombre y género de las personas transexuales y transgénero en sus documentos legales de identidad

nota4261_imagen3828

Virginia Velasco, ministra de justicia de Bolivia.

Velasco indicó, en una rueda de prensa en La Paz, que el Ministerio de Justicia publicará una resolución administrativa para cambiar los datos en varias instituciones relacionadas con el registro civil, como el Servicio General de Identificación Personal (Segip) y el Servicio de Registro Cívico (Sereci), según un cable de EFE.

Respecto a si esta nueva norma, denominada Ley de Identidad de Género, abre una puerta a la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, una posibilidad que en la actualidad no está recogida en la legislación del país andino, la ministra se limitó a afirmar que “todavía la ley no lo incluye”.

El cambio de nombre y género lo podrán solicitar solo personas de nacionalidad boliviana que sean mayores de edad y el trámite es irreversible, refirió la funcionaria.

Por otro lado, y en coincidencia con la celebración del Día Internacional para la Erradicación de la Violencia contra la Mujer, Velasco anunció una modificación del reglamento de la ley boliviana contra la violencia machista, que regulará la transferencia de datos sobre este tipo de casos desde todas las instituciones implicadas al Ministerio de Justicia para llevar un registro general.

El cambio también reforzará la infraestructura y tecnología empleadas en la atención a las víctimas de violencia machista, con fondos cedidos por el Ministerio de Gobierno (Interior).

Una tercera modificación consistirá en incluir un procedimiento para que los médicos forenses emitan en un plazo máximo de 48 horas un certificado homologado y válido para todo el territorio boliviano, requisito que exige la Fiscalía para la presentación de denuncias.

Fuente: Télam

Bolivia. La lesbofobia existe, aunque no se vea.

Se-aman

Nota publicada por: Noelia Rendon en el portal SinEtiquetas.org

“Mi pareja Maria (nombre ficticio) y yo nos paramos en el pasillo del supermercado y nos besamos, seguimos hasta que llegó el supervisor y nos dijo: podrían retirarse. Están incomodando y faltando el respeto a la gente”. Lo cuenta Vanessa T. Su tono de voz refleja impotencia. 

Eran casi las 10 de la noche del viernes 16 de octubre. Vanessa T. y su pareja fueron retiradas tras darse un beso en un supermecado, ubicado en la zona de Sopocachi en la ciudad de La Paz, Bolivia.

El encargado de sala señaló que fueron los clientes quienes pidieron que se retiren. “María y yo nos miramos, ahí nos dimos el beso, no fue mucho tiempo. Empecé a sentir que había alguien a mi izquierda que nos observaba, abrí los ojos y en efecto estaba él (supervisor) con una mirada de indignación y de repudio. Entonces me aparté levemente y el supervisor nos dijo: ´den paso a la gente´”.

Vanessa T. aclaró que ellas no se encontraban en medio del pasillo sino a un costado. María respondió al personal del supermercado: “¿Qué estamos haciendo? ¿Cuál es el problema?”. En ese instante el supervisor les dijo que incomodaban y molestaban a la gente que quería pasar.

El supervisor del supermercado, según relato de Vanessa T, les dijo fastidiado “a mí no me interesa lo que hagan, yo estoy cumpliendo con mi trabajo”.

El encargado de sala del supermercado, quién se negó a dar su nombre, señaló que escuchó rumores de que dos mujeres se besaban en el pasillo: “No puedo andar vigilando quién se besa y quién no (…). Nadie del personal las ha votado, todos ellos usan distintivos, los mismo clientes han reclamado y ellos han sido los que pidieron que se retiren”.

Tras afirmar que cada caja tiene el letrero “Todos somos iguales ante la ley”, el encargado de sala afirmó: “No las hemos botado, nadie del personal se ha acercado, ellas se retiraron calmadas después de haber realizado su compra”.

LESBOFOBIA EN LA PAZ

La presidenta de la Red de Lesbianas y Bisexuales (RedLB-Bol) Claudette Rojas, señaló que existen pocas denuncias ante autoridades policiales y judiciales respecto a temas de lesbofobia (odio, aversión, violencia verbal, psicológica, física, represión y todo tipo de discriminación contra mujeres lesbianas y bisexuales) porque estas entidades son las mismas que vulneran los derechos de la población de mujeres lesbianas y bisexuales.

Un hecho similar ocurrió en un restaurante ubicado en la zona de Sopocachi de la ciudad de La Paz. Daniela G. y Fernanda (nombre ficticio) contaron que iban al lugar porque les había encantado la comida.

“Eran las 11:30 de la noche, el lugar estaba abierto y nosotras teníamos hambre. Mientras esperábamos sentadas nuestro pedido sentimos descortesía de parte del mesero sin embargo no quisimos ser susceptibles y supusimos que no estaba de humor”, relató Daniela G.

Fernanda había escuchado que el mesero quería irse, fue a entregarles su pedido y los mismos se encontraban con restos de suciedad. Ellas no querían reclamar, entonces se besaron.

“El mesero empezó a barrer cerca nuestro mientras nos besábamos y de muy mala manera apuntó a su reloj de mano indicando que nos fuéramos”, señaló Fernanda.

Posteriormente, Fernanda se comunicó con la dueña del lugar vía redes sociales informándole de lo sucedido y ella replicó que el lugar era familiar, pero que si regresaban se les asignará otro mesero. También refirió que “parte de ustedes educar al mesero”.

Claudette Rojas afirmó que en algunos lugares no se cumple con las leyes ni ordenanzas (son letra muerta)-Solo hay un letrero de “Todos somos iguales ante la ley” y eso de nada sirve si se vulneran los derechos.

El sábado 20 de diciembre del año pasado, Daniela G. y Fernanda recurrieron a una discoteca por la zona de Sopocachi.

“Recuerdo que se acercó un guardia del bar a la pista de baile, mientras me daba un beso con mi pareja y nos dijo: nosotros y el bar no tenemos problema con esto, pero la gente se está empezando a incomodar”.

Fernanda preguntó: “¿Si fuera un chico con el que me beso, no habría problema? El guardia respondió que no habría problema si así fuera”.

“Si dejamos pasar estas situaciones, nuestros derechos seguirían siendo vulnerados y la lucha quedaría en la nada”, advierte Claudette.

La norma 

La Ley 045 “Contra El Racismo y Toda Forma De Discriminación”, en su artículo 5, define como “discriminación” a “toda forma de distinción, exclusión, restricción o preferencia fundada en razón de sexo, color, edad, orientación sexual e identidad de géneros, origen, cultura, nacionalidad, ciudadanía, idioma, credo religioso, ideología, filiación política o filosófica, estado civil, condición económica, social o de salud, profesión, ocupación u oficio, grado de instrucción, capacidades diferentes y/o discapacidad física, intelectual o sensorial, estado de embarazo, procedencia, apariencia física, vestimenta, apellido u otras que tengan por objetivo o resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de derechos humanos y libertades fundamentales reconocidos por la Constitución Política del Estado y el derecho internacional. No se considerará discriminación a las medidas de acción afirmativa”.

Katherine Bustinza, psicóloga, opina que en la sociedad boliviana hay patrones culturales y prototipos de cómo debemos ser, y no se habla del tema. Así,  la estigmatización respecto a personas del mismo sexo, las fobias o miedos, y la falta de aceptación están en el terreno de lo invisible. 

El 12 de septiembre de 2009. Virgina Huanca fue asesinada por lesbofobia y hasta la fecha los culpables siguen libres. Este suceso promovió la promulgación de la Ley 348 para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia. Sin embargo, las agresiones persisten. Algunas pocas personas se atreven a denunciar, y la mayoría prefiere el anonimato. 

Noelia Rendon Periodista boliviana. Escribe en Página Siete y es corresponsal de Sin Etiquetas.