Chile. La Homofobia militar del Puerto de San Antonio.

Se apagan las luces de una ciudad.

Por @psicologodiaz

multimedia.normal.9f6f2329f16c291a.61726d6164612d64652d6368696c652d3330303631352d373330783335305f6e6f726d616c2e6a7067

El puerto de San Antonio ha resistido las catástrofes naturales como el epicentro del terremoto de 1985, momento en queda al completo abandono del gobierno dictador. El puerto sabía que a pocos kilómetros de ahí se levantaba la casa del asesino de miles de chilenos. Hoy en el año 2019, la tregua a la tolerancia y respeto entre los hijos del puerto se fracturó. Un grupo de militares decidieron que volverían a instalar su moral sangrienta aquella noche porteña, esta vez arremetiendo contra Gabriel Cerda Troncoso y su pareja, quienes tuvieron la desafortunada experiencia de cruzarse en el camino de este grupo de militares, ebrios ya reconocidos por aquel bar, disparar toda su artillería de violencia y discriminación.
A continuación, lo relatado por la propia víctima de la violencia que esconde el ejército de Chile.

“El día de ayer por la noche y en instancias de un nuevo aniversario fui con mi novio a celebrar al nuevo restaurante de Llolleo, San Antonio Fuego Austral, el mismo había sido recomendado por amigos y familiares por su propuesta gastronómica. Al ingresar nos percatamos que en la terraza había un grupo de amigos y conocidos celebrando el cumpleaños de una amiga, saludamos y seguimos con dirección la que sería nuestra mesa en el interior del local, al lado de esta mesa existía una mesa con 4 hombres que se encontraban en alto grado de ebriedad y al percatarse de nuestro ingreso comenzaron a efectuar agresiones verbales por nuestra orientación sexual, dentro de los insultos emitieron “Oye en este restaurante aceptan a maracos” … “Como dejan entrar maricones a este lugar”… Mi novio se percató y para no indisponer la que sería nuestra cena romántica no me comentó. Los insultos en la terraza siguieron, percatándose dos de mis amigas que estaban en la celebración del cumpleaños y frente a la incomodidad que generaba la forma y el trato despectivo y denigrante con que se referían a nosotros, además de que uno de los “clientes” comenzó a vomitar en la terraza al lado de la mesa en la que se encontraban, finalmente optaron por llamar a uno de los dueños llamado Alberto Lazo para reclamar. La sorpresa fue mayor, los clientes eran amigos de la casa y dentro de lo expresado “eran un alto rango de la Marina y eran clientes y no los podían sacar”. Los agresores se referían al dueño como “Guatón trae otro copete” trato muy familiar entre ellos. La noche ya la habían arruinado, la comida se había enfriado y no existían ganas de seguir ahí. Me armé de valor, llamé al dueño para expresarle lo ocurrido, mi incomodidad y molestia por el ataque homofóbico del cual habíamos sido víctimas, frente a lo cual ofreció compensar con “una copa de vino”. La situación siguió dando vueltas en mi cabeza y hoy luego de hablar y asesorarme con abogados me dirigí al restaurante para que me entregaran la identidad de los agresores y tratar de tener una explicación. No conseguí ninguna atención personal solamente telefónica donde hablé con el administrador quien me contacto con “Alberto Lazo”. Finalmente, la tortura no había terminado dado que dentro de su discurso comenzó a cambiar la versión “ya no eran amigos sino unos clientes”, me trató “que me estaba aprovechando de mi condición sexual” y que era un enfermo, además de amenazarme y quitar todo tipo de credibilidad por el hecho de haber consumido alcohol. Minutos después tuve una llamada de Carola Maturana, dueña del restaurante quien había dimensionado las reales características del ataque homofóbico y comenzó a pedir las disculpas y ayudar a buscar solución. Hoy a las 13:40 minutos apareció en el Centro de Formación Técnica en el cual me desempeño como profesor con los 4 agresores quienes finalmente son OFICIALES de la ARMADA de CHILE y se desempeñan en la Gobernación Marítima de San Antonio. Hoy decidí Querellarme contra el o los que resulten responsables y seguiré todas las acciones y reclamos oficiales para apartar a este tipo de energúmenos de sus funciones además que
respondan judicialmente por su agresión. Ellos NO representan ni las políticas inclusivas del Estado de Chile ni de las Fuerzas Armadas. Este tipo de personas NO pueden andar abusando ni de sus grados ni de su condición de uniformados. Lo hago por todos los niños, jóvenes y adultos que sufren día a día bullyng, violencia, agresiones y asesinatos de manos de enfermos. No aceptaremos ningún amedrentamiento y llegaremos hasta las últimas consecuencias Los nombres de los agresores son:
1.- Erwin Kopp Duhart
2.- Cristian Martis Ibaceta
3.- Cristian León Zabala
El cuarto integrante no se quiso identificar. Adjunto fotografía de dos primeros los ilustres oficiales de la Armada Chilena. Las cuales fueron tomadas de sus propias publicaciones, Agradezco Compartir para que actos como lo de estos energúmenos NO queden Impune”

Al finalizar esta nota, tomo contacto con Gabriel, quien me señala que ninguna ONG de Diversidad sexual se ha puesto en contacto con él directamente, solo través de redes sociales. El día viernes 13 de diciembre de 2019, Gabriel y su novio, se reunieron con el Gobernador Provincial de San Antonio, para concretar una cita privada con el jefe de Puerto, quien da a entender que los militares estaban fuera de servicio por lo tanto no era responsabilidad de la Institución y a la vez que seguirán las acciones legales en la fiscalía. Esta situación no solo instala una barrera de protección contra todos los crímenes homofóbicos que existe a interior de Fuerzas Armadas, sino también muestra como la ignorancia, prejuicios y discriminación también se observa en quienes las lideran.

96mt47lF_400x400.jpg

Gabriel Cerda