Chile. Romina Ramírez, ex candidata a CORE y activista trans

por Jose Luis Diaz

Psicologo y Activista LGTB

ROMINA2.jpg

Entrevista a Romina Ramírez, ex candidata a CORE por la municipalidad de Santiago, profesora y activista TRANS, hoy parte del directorio del Movimiento de la diversidad Sexual de Chile, Profesora de la primera escuela para la niñes Trans de Latinoamérica, diplomada en Derechos Humanos, quien nos cuenta sus desafíos y de su regreso a la política por Santiago en las próximas elecciones a Concejales.

Romina eres la primera trans en ser profesora del pedagógico, ex candidata a CORE y actual Directora y Vocera del Movimiento por la Diversidad Sexual y Género de Chile, a todo eso se suma la docencia en la Escuela Amaranta Gómez Regalado de Fundación Selenna, cuéntanos como lo haces para conjugar todos esos roles.

Creo que las motivaciones y las convicciones sociales son las que mantienen vivas a las personas y en constante movimiento una va asumiendo responsabilidades que acompañan nuestros valores, principios y a la vez la necesidad de mejorar desde mi pequeña isla nuestra sociedad, a eso no suma mi trabajo remunerado el cual hago todos los fines de semana, más mi participación en el partido ecologista del cual soy parte.

Cuéntanos de ti, de tu historia familiar en tiempos de dictadura ¿cómo lo viviste y como lo vivió tu familia?

Nací en dictadura, en el año 79, vengo de una familia muy pobre, de abuelos que dejaron el campo para migrar a Santiago y así aspirar a mejores oportunidades en los 60. Las expectativas fueron quebradas en el 73, cuando uno de ellos por ser parte de un sindicato de trabajadores fue arrestado y posteriormente torturado, con lo cual no pudieron concretar los sueños de adquirir una vivienda social que estaban tramitando en el gobierno de Allende.

Por ende, la calidad de vida de mi madre y de mi padre -que vivió la calle y la vulnerabilidad social- no fueron buenas, ninguno alcanzó a terminar sus estudios básicos y medios, yo lo vine a saber tarde ya que nunca me lo quisieron contar -les daba vergüenza-. Esta es una realidad que aun ocurre, si bien Chile ha logrado superar con creces el analfabetismo aún hay personas que ven interrumpidos sus estudios, como por ejemplo les personas Trans, que producto de la discriminación no pueden continuar. Llama la atención que, en la nueva política de Chile, estos temas no estén presentes, por lo mismo nosotros necesitamos representatividad. En lo personal mi carrera política está comenzando, en las próximas elecciones seré candidata a concejal por Santiago, los motivos son simples y no por ello menos complejo, Santiago es una comuna LGTB, con importantes cifras de VIH y sin ninguna representación, sólo la voluntad de concejales amigas.

Mi infancia la viví en la población El Castillo, comuna de la Pintana. La verdad, en ese periodo nunca me di cuenta de la precariedad de vida que llevaba, era sólo un niño. Por lo tanto, todas las carencias o situaciones de violencia que viví, de alguna manera las normalicé y me adapté a ellas.

Cuando tenía 12 años a mi madre le salió una vivienda social donde actualmente sigue estando, en el sector de Santo Tomás en la misma comuna de la Pintana.

Esta etapa donde empezó mi adolescencia fue más compleja, la protección que alguna vez tuve por mis padres se rompió por las mismas carencias que ellos arrastraban de sus propias historias. Por otro lado, empecé a darme cuenta de las desigualdades sociales, a través de la escuela, de los medios de comunicación, a medida que iba conociendo el mundo, y también de las conversaciones y resentimientos de mi abuelo, que nunca superó las secuelas que le había dejado el período de la dictadura.

Además, en ese tiempo (los 90’) mis padres se separaron, fue en tiempos donde la droga y especialmente la pasta base habían entrado a las poblaciones quebrando miles de familias, y en donde la mía no fue la excepción. Mi padre terminó abandonando el hogar familiar que habíamos construido, por el consumo de droga, y desde ahí mi familia se hundió, fueron los días más tristes y desoladores que yo recuerde, la verdad no me gusta hablar de ese período, mi hermano y yo sufrimos las peores consecuencias del abandono, ya que mi madre por otro lado tuvo que salir a trabajar largas jornadas que la ausentaban todo el día de la casa y que hacían olvidarse de la situación que estaba viviendo a cambio de un sueldo mínimo que apenas alcanzaba para pagar las cuentas básicas de un hogar y dividendo. Recuerdo que nunca teníamos para comer, y además mi madre nunca supo sobrellevar la situación, por el contrario, entró en un estado de violencia hacia sus propios hijos, me echaba de la casa, me hacía sentir un estorbo junto a mi hermano. Fue ahí cuando tenía 16 años mi madre quedó embarazada y se dedicó a cuidar de mi nueva hermana, mientras yo en esos tiempos conocí a un señor adulto que se convirtió en mi pareja y compañero, que me apoyó y me ayudó a salir adelante y posteriormente pagarme estudios con lo cual logré entrar a una carrera universitaria con el crédito aval de estado, esos tiempos eran confusos, habían gestos de solidaridad que se mezclaban con el amor, en esos tiempos también estaba tomando conocimiento de la pandemia del SIDA la cual hacia estrago en nuestro país, creo que pertenecemos a la sociedad de la residencia.

¿Qué pasó después?… como llega Romina la activista política trans.

Era una persona oprimida, que decidió abandonar sus estudios, su vida y su familia por vivir dignamente su identidad.

A los 25 años abandoné mi carrera, se me juntaron muchos problemas, existenciales, económicos y amorosos, por lo que caí en una profunda depresión, que la arrastré durante muchos años mientras me empezaba a dedicar al arte del transformismo en discotecas y pub gays de Santiago, fue el puntapié inicial para empezar un largo camino de autodescubrimiento y autovaloración. Posteriormente comencé a vivir como yo quería, fue algo difícil, estaba sola y enfrentada a todos los estigmas que existían en ese entonces sobre las personas trans: prostitución, VIH, abandono, exclusión, violencia, etc… Por lo demás las mismas personas trans y travestis que yo conocía en ese entonces tampoco creían en una reivindicación y abogaban por aceptar esos estigmas. De hecho, en ese entonces las mismas personas trans adultas me aconsejaban no hacer la transición para no sufrir la exclusión social: “en ningún lugar te darán trabajo…” “terminarás en la calle o en el mejor de los casos en un departamento prostituyéndote…”. Recuerdos largas conversaciones de terquedad ideológica entre copas y la oscuridad de la noche, en alguna casa donde nos reuníamos junto a otras chicas que vivían o empezaban a vivir el travestismo.

Luego de migrar de la casa de mi madre definitivamente, me fui a vivir sola, pero en condiciones económica precarias en una pieza del barrio Yungay de Santiago, donde llegaban muchas personas a vivir solas, historias muy tristes, adultos y jóvenes que por alguna razón de exclusión social llegaban a vivir ahí, era un lugar muy triste y muchas veces nos acompañábamos entre nosotres -cuando existía confianza- nuestras penas, y también nos cuidábamos, era un lugar peligroso al cual con amor y compañerismo lo trasformábamos en un pequeño paraíso, desde ahí mi decisión por presentarme en Santiago, como futura concejala, ya que existen realidades que la municipalidad no conoce y menos reconoce, hay una visibilidad selectiva de las necesidades de la comuna, dejando a gran parte sin representación.

En ese tiempo fue cuando conocí a una travesti vieja, de circo, peluquera, a la cual arrendé una pieza, que pronto se convirtió en una especie de madre putativa, empezamos a trabajar haciendo show en bingos a beneficios en lugares periféricos y poblaciones, donde ella era muy conocida, por su antigüedad en los barrios. Actualmente sigue siendo muy conocida en la comuna y en el mundo del transformismo popular. Hablo de esos bingos en donde las autoridades van de invitadas, hacen unas pequeñas donaciones, se toman la foto y se van cuando comienza el juego, bueno ahí estábamos nosotras para hacer que se juntaran los recursos que necesitaban la vecina o vecino.

Con ella aprendí muchas cosas, aprendí de la vida, a vivir con personas con VIH, ya que ella y su pareja eran portadoras, aprender de ellas fue mi salvación, creo que ahí comienza a entrar la necesidad de educar. Fue como una madre que nunca tuve, me guío en la vida y a tener las precauciones para enfrentar la sociedad.

Fue también en ese período cuando conocí a mi actual pareja y decidí terminar mis estudios universitarios y conocer organizaciones LGTB. De a poco empecé a involucrarme con temas sociales y a partir de mi propia historia aportar a la lucha social pero especialmente a la reivindicación Trans, y me di cuenta que mi historia de exclusión social era una bandera lucha que merecía ser visibilizada, no tan sólo para mí, sino para las miles de personas trans que han sufrido lo mismo que yo. Tomé la decisión de trabajar desde la política dura, yo no sólo andaría contando mi historia, que por lo demás es historia compartida, yo entraría al círculo de la políticas, el cual haría con distintos e importantes aliados y amigos, ahí tuve mi primera desilusión también, pues la mayoría de los gays de la organización donde yo ejercía el activismo, no solo se opusieron, sino que también subestimaron mi capacidad, parece que para ellos y para muchos gays como ellos las travesti nos vemos bien sólo haciendo reír o bailando pal público, pero jamás en un cargo político, a veces es más difícil luchar contra la discriminación de nuestros pares gays y lesbianas que la discriminación de otros actores sociales y “luego nos sorprende la derecha conservadora”

Actualmente eres ecologista, ¿cómo va esa experiencia? 

Ya llevo militando un año, después de las últimas elecciones he aportado con trabajo, representatividad y convicción social al partido para sacarlo adelante y fusionar temáticas alineadas al derecho con temáticas netamente ecologistas, es una linda mescla, me gusta mucho, creo que Chile se merece ecologistas comprometidas con temáticas sociales que incidan en el bienestar y calidad de vida de las personas, a corto y largo plazo. También no puedo dejar de reconocer que es un partido político que ha tomado con seriedad el concepto de diversidad e inclusión.

Fuiste candidata a CORE por Santiago el año pasado, una de las comunas más simbólicas y conservadoras… ¿cómo fue la experiencia y cómo llegaste ahí?

¿te volverías a presentar como candidata, y por qué?

Creo que Santiago se ha forjado en los últimos años en una ciudad compleja y cosmopolita, sin embargo, a pesar de que existe un gran mercado y porcentaje de población LGTB que reside en la comuna, falta una representación concreta en el espacio político formal que dé cuenta de la existencia de esta población. No a través del mercado de consumo, sino a través de una representación que luche por los derechos, sus derechos y sus necesidades. La población LGTB de Santiago muchas veces esconde una pobreza importante, viven en piezas, eso sumado a los compañeros extranjeros. Hoy la comuna con más población lgtb  no tiene representatividad en el concejo municipal, desde ahí recato y admiro la presencia y la lucha de Jaime Parada en Providencia o de la Zuliana en Valparaíso.

Esa es y sigue siendo una de las grandes motivaciones que tuve para ser candidata y que sigo trabajando en el partido desde lo local a nivel nacional. También sigo trabajando en mi presencia política, pues seré candidata a concejala para transformar Santiago, me parece que ese desafío político es de todos y todas, el partido ecologista lo reconoce y el Frente Amplio también lo debe reconocer, ahí necesitamos un rostro político Trans, con experiencia y compromiso social, tal como lo he llevado a cabo desde mi candidatura anterior

Mi campaña en ese momento fue a pulso, fui apoyada por un pequeño grupo de activistas y gente comprometida, era mi primera vez y cuando me ofrecieron la posibilidad de ser candidata dije; si, acepto, conocí a Luciano y su madre, a Claudio, la Marcela quienes fueron mis principales compañeros de campaña y por supuesto a JP mi diseñador. Fue un momento mágico.

¿Qué tipo de sociedad es la que tiene Chile y que sociedad te gustaría para ella?

Creo que la realidad chilena responde -como todos los países hispanoamericanos- a un contexto de colonización cultural y económica eurocentrista. Por lo tanto, con mecanismos y una desigualdad de poder significativa en muchas esferas.

Creo que es vital recuperar nuestra identidad y nuestra lucha contra el neoliberalismo que silencia e invisibiliza las realidades latinoamericanas y nuestros reales derechos para desarrollarnos como personas libres.

El libre mercado sin regulación del Estado, no es la solución.  Deben existir compromisos reales con los Derechos Humanos junto a una educación de calidad, laica y gratuita para concientizar a la ciudadanía, de lo contrario la corrupción y las desigualdades se hacen camino fácil para regular los mecanismos de poder que tienen oprimida y precarizada a nuestra sociedad.

¿Cómo vives el VIH y como sientes que estamos en esa materia en nuestro país?

En los años 90 empecé a conocer a muchas personas, y también a conocer el rostro del VIH-SIDA en la población gay de esos años. Actualmente todavía tengo muchos conocidos y amigos de años que están notificados y que alcanzaron a recibir los medicamentos cuando el auge los pudo cubrir a finales de los 90.

Sin embargo, las últimas estadísticas del VIH-SIDA indican que se ha descuidado la prevención, principalmente en población joven con una vida sexual activa. Y creo que el estado debe cumplir con la ley que existe en Chile y asumir su responsabilidad

Una educación sexual integral es vital para trabajar la prevención en las próximas generaciones, por lo que la actual ley 20.418 promulgada por el primer gobierno de Bachelet debería ampliar su enfoque no tan sólo a la prevención de embarazos en jóvenes heterosexuales, sino también a la prevención de ITS integrando a las distintas orientaciones sexuales de jóvenes, o sea, que tenga un enfoque inclusivo para abordar el desafío que nos instala la prevención del VIH e ITS.

ROMINA1

Tus desafíos actuales…

Mis desafíos como activista, directora y vocera del Movimiento por la Diversidad Sexual y de Género (MUMS), es seguir avanzado en la línea de los derechos LGTBQ ya sea en proyectos de incidencia local y cultural, en la defensa y garantía de los derechos ya ganados y en el apoyo a los proyectos de políticas públicas y leyes que actualmente están dentro del Congreso -Ley de Identidad de Género, Matrimonio Igualitario y Ley incitación al odio- así como también en los futuros proyectos que puedan estar en el Parlamento. Todo esto con un fuerte enfoque social hacia las poblaciones LGTBQ más marginadas dentro del sistema socioeconómico, dimensionando la educación, el trabajo, la salud, vivienda, etc.

Como profesora en la Escuela Amaranta Gómez, es seguir desarrollando competencias pertenecientes a mi vocación docente y que les estudiantes logren un desarrollo libre de estereotipos de género y puedan desarrollar sus propias expresiones de género como lo estimen conveniente. De esta manera el objetivo es que se empoderen de sus identidades y puedan enfrentarse al mundo con un análisis crítico para producir cambios en sus entornos para mejorar su calidad de vida y de sus comunidades.

Por último, como militante del Partido Ecologista Verde y del Frente Amplio es seguir trabajando en la apertura y defensa de los derechos humanos frente a la invisibilización que ejerce el neoliberalismo a través de la Constitución heredada por la dictadura, trabajar en las necesidades de la demanda del movimiento feminista y trabajar en la sensibilización de las problemáticas ecológicas que aquejan a la población y nuestro planeta. En definitiva, avanzar en el desarrollo de estándares de calidad de vida digna para todas las personas.

En la intimidad, ¿tienes compañero? esperas casarte

Sí, tengo compañero de vida hace cuatro años y medio. Lo conocí por redes sociales, pero no esperamos casarnos, ya que entendemos que nuestro compromiso va más allá de un documento. Sin embargo, nuestra decisión de no contraer matrimonio -así como muchas parejas-, no significa que no tengamos derecho a tenerlo.

Lo importante del proyecto de Ley de matrimonio igualitario es que expresa la real igualdad de condiciones y derechos civiles que establece la Constitución y el derecho internacional, y desde ese punto de vista es relevante que Chile esté a la altura de esos estándares de vida democráticos y equitativos. Por lo tanto, apoyo total y completamente el proyecto de matrimonio igualitario.

Por lo demás el proyecto es relevante ya que es el primer paso para que personas LGTBQ puedan en un futuro ser reconocidas como familias aptas para adoptar sin prejuicios de discriminación, considerando que actualmente las cifras de abandono y vulneración de derechos de niños, niñas y adolescentes es enorme, y que el SENAME no ha garantizado los derechos básicos para que menores de edad puedan vivir una infancia digna y sin violencia, por el contrario, se han producido abuso y explotación de menores con casos estremecedores.

¿Qué le diarias a Piñera?

No le diría nada, la verdad mi trabajo y enfoque son las personas que se encuentran en desigualdad social y que viven de manera cotidiana la violencia del sistema, por ejemplo, los estudiantes, los trabajadores, las mujeres, la disidencia sexual, todas las personas que en definitiva son oprimidos y precarizados en las distintas esferas.

Decirles que luchen por sus sueños y metas, que amen sin condiciones, que aprendamos de los más viejos, que confiemos en los más jóvenes, y que jamás pierdan las esperanzas, porque quizás nunca podremos recuperar lo perdido, pero quizás podemos hacer algo mucho más gratificante, construir dignidad y respeto para nuestras generaciones futuras.

Gracias Romina por esta entrevista.

20180724_182658

Jose Luis Diaz

Psicologo y Activista LGTB

 

 

Anuncios

Opera Queer en Latitud Gay

Entrevistamos en el programa del sábado 21 de julio a FERNANDO de GYLDENFELDT uno de los integrantes de OPERA QUEER.

37564101_216980065541590_5898144425703374848_n

Ópera Queer se gestó con el objetivo de deconstruir el género en dos sentidos: en el musical –el género ópera-, y también en el aspecto de la vocalidad. Lucho canta en clave de soprano y su hermanx de barítono, aunque también puede sorprender como mezzo. No solo entonan arias y dúos sino también música folclórica y zarzuela. Reproducen esos cuadros de su infancia cuando recreaban escenas de La Sirenita, entre otros juegos teatrales y musicales que inventaban, que de a poco fueron incluyendo repertorio lírico.

Entrevista

 

Argentina. Discriminación a una trabajadora travesti

Tras más de seis años trabajando en carga y descarga en el puerto, durante los cuales hizo su transición para adecuar su cuerpo a su género autopercibido, L. presentó su documento con su nueva identidad y la echaron.

cruceros-1

L. es una mujer travesti-transexual de 32 años. Llevaba más de seis años trabajando como estibadora de los pesqueros que amarran en Ushuaia para Trasmar SRL, hasta que en septiembre del año pasado la “desvincularon”. Nadie pone en duda su idoneidad. El problema surgió cuando se presentó con su nuevo DNI con la identidad de género mujer. La empresa argumentó que no podía seguir trabajando porque no contrataban personal femenino. Desde entonces reclama que la reintegren por considerar su despido discriminatorio por transfobia. “Cualquier despido contra una persona trans debe ser entendido como discriminatorio. Así lo establece la jurisprudencia”, dice su abogada patrocinante.

L. es peruana y hace diez años que vive en Argentina. Desde hacía casi siete había conseguido instalarse como trabajador del puerto. “Ingresé con mi nombre masculino. Hace cinco años que cambié mi persona, mi personalidad. El cambio fue gradual. No es que de un día para otro aparezco con tacones en el puerto. El año pasado, cuando cambié el nombre y mi documento, hice cambio de credenciales para entrar al puerto y cuando me presento en la empresa me dicen que no toman personal femenino”, cuenta en diálogo con Página12.

Trasmar SRL dejó de contratarla amparándose en una supuesta legislación que prohíbe tomar mujeres para ese empleo. Sin embargo, L. también trabaja como estibadora  para LECH-MAR S.A., que siguió contratándola. Red Diversa Positiva provincial de Tierra del Fuego acompañó la presentación de L. Según explica esta organización, “sostuvieron que la empresa no contrata personal femenino, argumentando que la normativa negaba la posibilidad de inscribir estibadoras en el Puerto de Ushuaia, hecho que fue desacreditado en el marco del expediente laboral. Tampoco constituye un obstáculo para este caso particular, siendo que la estibadora venía realizando su trabajo hacía seis años, habiendo demostrado idoneidad, y su identidad como mujer ya la autopercibía, hecho que tiene protección legal en el artículo 12 de la Ley de Identidad de Género”.

Desde chica L. sabía que ni su nombre ni su cuerpo se correspondían con lo que ella era, pero no sabía cómo cambiarlo. “No sabía que me podía cambiar el nombre, no sabía que era posible. Y bueno… no me veía como quería ser. Yo quería ser una mujer, bien mujer, y el cuerpo me mostraba otra cosa. Todo era como nadar contra la corriente. Con el tiempo lo fui planificando”, explica L.

Según surge del amparo, en 2017 L. trabajó normalmente “hasta el mes de mayo para la empresa Trasmar SRL. Desde dicho mes hasta agosto, el trabajo en la estiba de barcos estuvo parado; recién en el mes de septiembre de 2017 me presenté en la empresa, y el capataz, (Sr. Manuel), al ver mi Documento Nacional de Identidad –donde se encontraba inscripta mi identidad ya autopercibida anteriormente– dijo que no podía anotarme para la estiba manifestando: ‘en la empresa no contratamos mujeres’”. LEER NOTA COMPLETA.

Fuente: Pagina12.com.ar

¡Al calabozo no volvemos nunca más!

La Provincia de Buenos Aires ya no criminalizará a las personas en situación de prostitución

¡Al calabozo no volvemos nunca más!

WhatsApp Image 2018-07-11 at 10.46.15

El Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (MAL), Mujeres Trans Argentinas (MTA), Conurbanos por la Diversidad, 100% Diversidad y Derechos y la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) celebramos la derogación el artículo 68 del Código de Faltas de la provincia de Buenos Aires que sancionaba con arresto y multas a las personas en situación de prostitución.

La norma derogada por unanimidad establecía arresto de 5 a 30 días y una sanción económica que incrementaba la vulnerabilidad de quienes eran doblemente víctimas, tanto de la policía como del sistema prostituyente. El proyecto presentado por la diputada Karina Nazabal (FPV – MC) impulsó un histórico reclamo del movimiento travesti trans que expresaron #LohanaBerkins y #DianaSacayan y contó con el apoyo de organizaciones de derechos humanos, de mujeres, de víctimas de trata y abolicionistas.

El proyecto, además contó con el apoyo de la Subsecretaria de Justicia de la provincia de Buenos Aires y de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas del Ministerio Público Fiscal de la Nación.

WhatsApp Image 2018-07-11 at 16.45.55 (1)

Entendemos como un gran avance la derogación del artículo represivo porque el ejercicio de la prostitución no debe ser penalizado y sí la explotación de la prostitución ajena. La represión, la coerción policial y el proxenetismo le han dado marco a la violencia, la trata de personas y la muerte de centenares de niñas, adolescentes, mujeres y personas travestis y trans que se encontraron bajo la criminalización del patriarcado, la exclusión y la desigualdad social.

Finalmente, las organizaciones LGBT+ expresaron que la inclusión laboral de travestis y trans en la Argentina es una deuda que debe ser saldada para garantizarle a una población históricamente vulnerada en sus derechos fundamentales, un destino de vida diferente a la exclusión, la represión y la muerte. Por ello reclaman la sanción urgente de la Ley Nacional Diana Sacayan de #CupoLaboralTravestiTrans

Fuente: Pedro Paradiso Sottile

Madrid. La manifestación estatal del Orgullo LGTBI reivindica los derechos de las personas trans

La Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) y el Colectivo LGTB+ de Madrid (COGAM), organizaciones convocantes de la manifestación estatal del Orgullo LGTBI, han dado a conocer quiénes son los partidos políticos, sindicatos y organizaciones que estarán en las dos pancartas de cabecera. Encabezando la manifestación estarán Uge Sangil, presidenta de FELGTB y Jesús Grande, presidente de COGAM.

cartel-oficial-del-orgullo-lgtbi-de-madrid-2018

La primera pancarta llevará por lema “Conquistando la Igualdad, TRANSformando la sociedad”, en clara referencia a la reivindicación principal de este año: el reconocimiento legal al derecho a la autodeterminación de género de las personas trans. Al presidente de COGAM y a la presidenta de FELGTB les acompañarán representantes de partidos políticos y sindicatos, así como representantes del Gobierno Central. Por primera vez, a la cabecera de la manifestación estatal del Orgullo LGTBI acudirán dos ministras y un ministro: Carmen Montón, ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Fernando Grande-Marlaska, ministro de Interior, y Nadia Calviño, ministra de Economía y Empresa.

La segunda pancarta de cabecera exigirá la “Ley Igualdad LGTBI y Pacto de Estado frente al VIH ¡Ya!”, y estará conformada por activistas LGTBI y entidades sociales de todo tipo de ámbitos, tales como infancia, juventud, personas refugiadas e inmigrantes, personas con discapacidad, población gitana, personas en situación de sinhogarismo o voluntariado, entre otros.

Al igual que en 2017, fecha de celebración del WorldPride Madrid, para la participación en la cabera de la manifestación se exige a los partidos políticos de ámbito estatal el compromiso por escrito de que apoyarán las reivindicaciones que sustentan la convocatoria de la manifestación. La no invitación al Partido Popular este año radica en “el fragrante incumplimiento de la palabra dada en la manifestación del pasado año, que llegó incluso a proponer una enmienda a la totalidad a la Proposición de Ley de Igualdad LGTBI”, ha asegurado Uge Sangil, presidenta de FELGTB.

Más información

La manifestación dará comienzo a las 17.30 horas y transcurrirá desde Atocha hasta Colón. La pancarta de cabecera, que partirá concretamente del Paseo del Prado (a la altura del Jardín Botánico, frente al CaixaForum Madrid) empezará a conformarse a las 17.00 horas.

Está previsto que la primera carroza parta a las 19.30 horas de Atocha y la última a las 22.35 horas. Al igual que sucedió el año pasado por primera vez, la policía desplegará vallas para acotar el recorrido de las carrozas. Se prevé que la última llegue a Colón sobre la 1.00.

Los discursos de Manuela Carmena, alcaldesa de Madrid, Carmen Montón, en representación del Gobierno Central, Uge Sangil, presidenta de FELGTB, y Jesús Grande, presidente de COGAM, tendrán lugar en el escenario de Colón entre las 20.00 y las 21 horas. En ese periodo también se hará la lectura del manifiesto, que se realizará entre cuatro personas trans y la madre de una niña trans. El escenario está patrocinado por el Ayuntamiento de Madrid.

La manifestación del Orgullo LGTBI tiene carácter local y estatal. COGAM es la organización responsable de la invitación de los representantes de ámbito local y autonómico, mientras que FELGTB se encarga de los representantes de ámbito estatal.

Listado de participantes

A continuación aparecen en orden según se colocarán de izquierda a derecha. La mitad izquierda está compuesta por representantes de partidos políticos y sindicatos de ámbito estatal y a la izquierda lo están los de ámbitos autonómico y local. En el centro estarán los representantes del Gobierno y de las dos organizaciones convocantes.

Pancarta “Conquistando la Igualdad, TRANSformando la sociedad”

Juan López de Urralde, Equo
Beatriz Becerra, Parlamento Europeo
Vanesa Angustias, Izquierda Unida
Albert Rivera, Ciudadanos
Sofía Castañón, Podemos
Pepe Álvarez, UGT
Unai Sordo, CCOO
Adriana Lastra, PSOE
Nadia Calviño, ministra de Economía y Empresa
Mané Fernández, vicepresidente de FELGTB
Fernando Grande-Marlaska, ministro de Interior
Uge Sangil, presidenta de FELGTB
Carmen Montón, ministra de Sanidad
Jesús Grande, presidente de COGAM
Celia Mayer, Ayuntamiento de Madrid
Carla Antonelli, PSOE
Ángel Gabilondo, PSOE
Jaime Cerdú, CCOO
Luis Miguel López, UGT
Puri Causapié, PSOE
Lorena Ruiz-Huerta, Podemos
Ignacio Aguado, Ciudadanos
Begoña Villacís, Ciudadanos

Pancarta “Ley Igualdad LGTBI y Pacto de Estado frente al VIH ¡Ya!”

Luis Mariano González, RAIS
Santiago López, Plena Inclusión
Esteban Ibarra, Movimiento Contra la Intolerancia
Elena Rodríguez, Plataforma del Tercer Sector
Andrés Conde, Save the Children
Daniel-Anibal García, COCEMFE
Estrella Rodríguez, Plataforma de ONG de Acción Social
Ramón Espacio, CESIDA
Jesús Generelo, FELGTB
Juan Carlos Alonso, MADO/Aegal
Cristina Jiménez, Transexualia
Luis Cayo, CERMI
José de Lamo, FELGTB
Mar Amate, Plataforma del Voluntariado de España
Juan Antonio Segura, Fundación CEPAIM
Jordi Petit, activista LGTBI
Paca Sauquillo, Movimiento por la Paz (MPDL)
Isidro Rodríguez, Fundación Secretariado Gitano
Estrella Galán, CEAR
Manuel Ramos, CJE
Antonio Gómez, Europa Laica
Maximiliano Ferraro y Gustavo Pecoraro, Legislatura de Buenos Aires

Fuente: FELGTB

Chile. Sexo a domicilio. Con las tres B.

Sexo a domicilio. Con las tres B.

por

CANO Activista LGBT 

La tecnología ha avanzado a pasos agigantados. Hoy prácticamente se puede sobrevivir en casa sin la necesidad de salir de ella. Internet y sus aplicaciones hacen que todo quede a la vuelta de la esquina: barbería a domicilio, todo tipo de muebles, ropas, y un infinito de cosas se puede adquirir a través de distintas plataformas que nos brinda la pantalla de un celular o un avanzado pc.

descarga (1)

La tecnología no ha permitido que nada se escape de ella y lo que antes implicaba grandes gastos, caminatas alrededor de la plaza o una invitación al cine, hoy se puede conseguir a través de las aplicaciones. Lo anterior hace incluso alusión al amor, pero al amor actual, amor del siglo XXI, donde no importa el tiempo, sino la significación que ahi se da, como diría El Principito: “es el tiempo que pasas con tu rosa lo que la hizo especial”. Lo importante es que hoy en tus manos está el placer, y no me refiero al auto-placer de la masturbación, sino a ese pequeño aparato celular con el cual puedes solicitar tu amor a domicilio.

El cuerpo tiene muchos deseos, algunos bien detallados en los pecados capitales. Sin embargo, yo me quiero concentrar en el deseo sexual o amor sexual, pues éste, más allá de mis implicancias, me es altamente llamativo. Dejaría el mejor plato de comida a cambio de un buen sexo, así como también me perdería una tarde de intriga y conspiración por un buen encuentro sexual. Y cuando hablo de un buen encuentro sexual, no me refiero a los centímetros de la contraparte, sino al encuentro sexual en plenitud, a ese que se inicia con una mirada.

Hoy, como dicen por ahí, ya no se canta como se cantaba ayer. Hoy las conquistas sexuales han cambiado, la forma de comunicarnos sexualmente ha cambiado. Ya los espacios públicos clandestinos que brillaban en los 80 o principios de los 90 no lucen como antes; sus rutas han cambiado, e incluso algunas huellas han desaparecido. Caminatas incansables, círculos y figuras dibujaban los jeroglíficos maricas del Santiago noctámbulo.

man sending love messages on mobile phone hearts flying away

Hoy en día con las aplicaciones, el sexo se pide a la carta y como cada cual lo desee o quiera. Es algo parecido a la preparación del plato preferido en una vitrina, en la más limpia vitrina de la Fuente Alemana, donde se ve la carne y el contenido. Ahora, si no quiere sexo, también están los que buscan arriendo, los que se buscan a si mismo, los que venden drogas, los que buscan el poliamor, los que arriendan cuartos a extranjeros – para luego abusar de ellos- y también están los que tiran “a fierro”, y donde las ofertas de tríos y orgias sobran, es más, en un gesto de psicosis uno puede llegar a sentirse deseado.

En medio de este ofertón, los grupos que más me han llamado la atención son los que te invitan a tirar a “pelo” (sin preservativo), los mismos que te dicen: “atrévete”. Un “atrévete” que viene del consciente, del saber que la acción puede ser arriesgada. VIH y otras infecciones y enfermedades pueden estar ahí, en ese ser que te atrae con su mejor foto para hacerte caer en la tentación de un encuentro, un encuentro que puede perdurar en ti para siempre.

stream_img

Llama fuertemente la atención que en las aplicaciones de citas o de encuentros sexuales, el VIH no es un tema a prevenir, sino más bien, un estimulante más. Esto se puede explicar desde muchas aristas, pero deja en evidencia que junto a la entrega de información en un contexto de prevención, debe existir también la concientización sobre el VIH y sus estragos, a fin de poder controlarlo o prevenirlo.

Las aplicaciones, no puedo dejar de detenerme en aquellas que invitan al “morbo”, traducido –en la mayoría de las veces- en el sometimiento completo de una persona a la otra. Este sometimiento también implica tener sexo sin preservativo, si es que la persona así lo quiere.

Hoy la hermosa mesera del Prosit que brillaba en los 90 ya no existe, el recuerdo de esa mujer casamentera se pierde en el aire.

Lo que fácil llega, fácil se va…

FB_IMG_1527608492345