Chile. Se promulga la ley de Identidad de Género que beneficiará a personas trans mayores de 14 años.

Este miércoles, Sebastián Piñera, presidente de Chile, promulgó la Ley de Identidad de Género, la cual permite el cambio de identidad de género de forma legal para las personas mayores de 18 años, mientras que este cambio se podrá realizar a partir de los 14 años con autorización explicita de los padres.

“Todas las personas somos iguales, en dignidad, en derechos, en deberes, y en consecuencia deben ser los arquitectos de sus propias vidas”, explicó Piñera, quien aseveró que con esta ley se acaba con una injusta discriminación que padecen las pernas trans en “una sociedad con demasiados prejuicios”.

271118-piñera

Esta ley se logró tras cinco años de largos debates  sobre el tema; además fue aprobada en septiembre pasado con 95 votos a favor en el Congreso de Chile. Esta ley busca reconocer el derecho de las personas travestis, transgénero y transexuales a que su identidad sea reconocida de manera oficial en sus documentos.

La ley permitirá a las personas trans mayores de 18 años modificar su marcador de género en sus documentos oficiales por medio de un trámite ante el Registro Civil; por su parte, los adolescentes de entre 14 y 18 años podrán ejercer este derecho solo si cuentan con la aprobación de al menos uno de sus padres y si su caso es aprobado en un tribunal familiar. LEER NOTA COMPLETA

Fuentes: Desastre.mx  Telam.com.ar

Anuncios

Chile. Los rostros del SIDA que esconden las cifras.

Por Jose Luis Diaz

Hablar de SIDA y de VIH va más allá de hablar sólo de una enfermedad o un estado. Detrás de la enfermedad están las personas. Estamos cada uno de nosotros. Y es eso lo que no debemos olvidar.

Sí; han habido mejoras en la condición de las personas que conviven con el VIH; han sido 20 años de cambios. Actualmente; la esperanza de vida ha aumentado considerablemente. La ciencia, la medicina y las terapias alternativas han colaborado. Pero es nuestra obligación, como sociedad, como ciudadanos, recordar a todas las personas que conviven a diario con este estado y a todas aquellas que ya no están con nosotros. Las que lo saben, las que aún no conocen su diagnóstico y su entorno.

Hoy, más que nunca, está en nuestras manos educarnos. La tarea pendiente de la autoridad y el Gobierno de turno. El aumento en los márgenes del rango etario nos da importantes señales. La Educación Sexual a nivel escolar carece de recursos que permitan alertar y tomar conciencia de la situación. Los programas y los planes de estudio distan de la realidad e incluso son inexistentes en algunos establecimientos educacionales. La Educación Sexual en nuestra formación no fue suficiente y hoy es, prácticamente, inexistente. Ahí el motivo del importante número de adolescentes notificados. La Tarea del Estado en la PREVENCIÓN no es efectiva y es hasta absurda. Sin importar el Gobierno de turno, el tema ha sido sólo eso; un punto más en una pizarra.

Por otro lado; afrontar el mundo laboral siendo notificado; obligándonos a ausentarnos desmedidamente por controles que tienen esperas que pueden ser eternas y el desconocimiento por parte de los empleadores respecto a la realidad de los tratamientos y al efecto que causan en una persona son suficientes para poner en una balanza la seguridad y la estabilidad laborar por sobre la salud. ¿Dejamos de ser nosotros mismos una prioridad?

IMG_20180106_221447-01

Y si hablamos de la Salud y el Servicio Público ¿Estamos conformes?

Es difícil encontrar un equipo idóneo en su totalidad; preparado y formado para la ejecución de sus funciones y, por sobre todo, enfrentarse al efecto que genera la notificación de este estado en una persona. La función se mecaniza y se estandariza para abarcar un mayor número de pacientes. Pero no somos sólo un número. Somos realidades y experiencias distintas. Es, probablemente, este espacio de salud en donde se aprecian mayormente los prejuicios y la condena social. Entre los profesionales y equipos que nos atienden. Intentan salvarte pero te matan socialmente.

Nosotros somos responsables de mantener una salud sexual controlada; realizándose la prueba de VIH de forma periódica y previniendo también otras ITS. Debemos ser responsables y colaborar en educar.

Por otro lado, las personas que convivimos con el virus también somos importantes de cara a ser integradas y respetadas en la sociedad y la comunidad. El VIH y el sida no debe ser olvidado ni ignorado. Ni en vida ni tras la ausencia de ella. Por ello hablamos, y somos sujetos capaces de luchar por el reconocimiento que merecemos. Somos personas. Con derechos y obligaciones como todo ciudadano.

Es cierto, para los familiares también es un proceso difícil aquel en donde deban mostrar y o recordar a sus seres queridos. Sabemos que la sociedad estigmatiza y discrimina. Segrega y enjuicia. Hoy la responsabilidad es de todos. En nuestra sociedad es necesario visibilizar la situación. Ayudar desde nuestros testimonios y experiencias a desmitificar falsas creencias sobre el VIH y el sida. La educación en todos los niveles etarios es necesaria pero evidentemente escasa. Debemos generar conciencia. Empatía. No podemos seguir encendiendo velas o marchando por los más de 600 muertos que se suman año a año. Por mejorar las condiciones con las que fueron tratados y las negligencias de un sistema que intenta esconderlos bajo la alfombra. Detrás de cada dato estadístico hay una historia. Una familia. Un ser humano.

Visibilizarnos no nos hace más vulnerables sino más fuertes.

 

CINEVERSATIL por primera vez en Buenos Aires

Por primera vez se estará realizando la octava edición del festival de cortometrajes internacionales

cineversatil-full-color

 CINEVERSATIL en la ciudad de Buenos Aires.

La cita será en la Universidad Nacional de San Martín el día 30 de noviembre a las 19 hrs y el 2 de diciembre en Casa Brandon a las 20 hrs.

En esta edición compiten 10 cortometrajes provenientes de España, Argentina, Canadá, Países Bajos, Suecia, Estados Unidos y Reino Unido. El jurado integrado por la actriz y activista Daniela Ruíz, el cineasta Marco Berger y la realizadora y actriz Eloísa Tarruella, serán los encargados de seleccionar el Mejor Cortometraje que se hará acreedor de un premio de distribución de la Red Diversidad en el Cine Latinoamericano y Caribeño- DIVERCILAC.

Los cortometrajes en competencia son: Spark de Aharonit Elior, Birds of a feather de Dann Parry, No more we de David Färdmar, Pastry de Eduardo Barreto, Lo que no se ve de Lamberto Guerra, Chike de Lucía Ravanelli, Iridescence de Maxime Beauchamp, Turn it around de Niels Bourgonje, Princesa de hielo de Pablo Guerrero y Tribu de Sergi Merchan.

La novedad será la presentación del cortometraje Ella producido por el grupo de cursantes del Taller Anual de Realización Audiovisual con eje en Diversidad Sexual y Afectiva. Esta es una actividad de extensión de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC) ejecutado en la sede del Bachillerato Popular Trans Mocha Celis.

cineversatilbanner

INSTAGRAM

TWITTER

FACEBOOK

Buenos Aires. 27ma. Marcha del Orgullo LGBTIQ+

Hoy 17 de Noviembre se realizará la 27a. Marcha del Orgullo LGBTIQ de Buenos Aires.

MARCHAOLGBT

 

45519657_1877595699006068_6944065715007651840_o.jpg

45673459_1878860748879563_2518896266386079744_o.jpg


ALGUNAS DE LAS CONSIGNAS DE LA 27ma. MARCHA

 

 

LA HISTORIA DEL MARCHA DEL ORGULLO DE BUENOS AIRES

La Marcha del Orgullo LGBTIQ de Buenos Aires, Argentina es una manifestación que se celebra anualmente en la capital de Argentina que busca la igualdad de derechos para las personas Lesbianas, Gays, Bisexuales, Trans, Intersexuales y Queer​, y es el principal acto público de la comunidad LGBT de la Argentina.

Se realizó por primera vez en el año 1992 y se celebra el primer sábado de noviembre de cada año, en conmemoración de la creación de Nuestro Mundo, el primer movimiento homosexual en Argentina. Además, la semana previa a la marcha se lleva a cabo la Semana del Orgullo, con una serie de conferencias y charlas relacionadas a la temática LGBT.​ La primera Marcha del Orgullo LGBT en 1992 contó con la presencia de apenas 250 personas, entre ellas Fernando Barrera un gran participante de la cultura LGBT en Argentina, y los manifestantes marcharon con caretas de cartón, ya que temían perder sus empleos.

La principal reivindicación de la marcha sigue siendo la lucha por la igualdad y visibilizar los reclamos, las conquistas y el orgullo de la comunidad LGBT por su orientación sexual, identidad y expresión de género.

Las principales conquistas de la comunidad LGBT en Argentina son el matrimonio entre personas del mismo sexo, la implementación de la ley de identidad de género y la derogación de los Códigos Contravencionales, que explícitamente criminalizaba a travestís y homosexuales.

En 2015, la marcha contó con la presencia, según los organizadores, de más de 200.000 personas, superando ampliamente la cifra del año anterior. En esa ocasión, la consigna fue Educación en la Diversidad para crecer en Igualdad, exigiendo la aplicación efectiva de la Ley de Educación Sexual Integral en todas las provincias y Ciudad de Buenos Aires.

En 2016 la consigna es Ley Antidiscriminatoria Ya! exigiendo la ampliación de la Ley Antidiscriminatoria vigente para incluir la orientación sexual y la identidad de género como pretextos discriminatorios, entre muchos otros pretextos, agilizar el acceso a la justicia, legitimar a la sociedad civil para denunciar y fortalecer al INADI. Este año a diferencia de los anteriores, se realizará el sábado 26 de Noviembre.

La marcha parte todos los años desde la Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada, sede del poder ejecutivo nacional y culmina en la Plaza de los Dos Congresos, donde se encuentra el Congreso Nacional.

 

Chile. SIDA, una historia entre dos.

Realidad  y rostro que esconde una cifra

Por Jose Luis Diaz

En próximo 1 de Diciembre se conmemorara el día internacional del VIH/SIDA, acción que se realiza desde 1988. Momento para recordar a todas las victimas de esta cruel enfermedad que azotó a la población homosexual en los años 80 y 90.

IMG-20181109-WA0033

En la actualidad mas de 500 personas mueren en Chile a causa del VIH/SIDA y una cifra importante queda con secuelas de las enfermedades oportunista, la detección no es prevención y estas cifras dan cuenta del fracaso que tenemos en la política publica en esta materia y que a su vez nuestro país requiere un replanteamiento para enfrentar el problema y no disfrazarse de asesores, casting o la indolencia ministerial.

Los motivos que ocasionan la muerte no son muchos, falta de adherencia a los medicamentos, detención tardía, cepas mas resistentes y los propios prejuicios.

Hoy vivimos un olvido político, campañas inexistentes, ignorancia total de la ley SIDA por parte del gobierno de turno, disminución de los recursos, organizaciones exigiéndose al máximo para poder responder a la demanda que cada vez aumenta mas.

Por otra parte la muerte social es algo que sigue rondando a las personas notificadas.

Chile ha perdido la pelea de la prevención y como gesto reparatorio el ministro actual a través de un improvisado segundo plan centra sus puntos en la detección, ahorrando al gobierno poner en tabla la importancia de hablar sobre una ley de educación sexual obligatoria.

Este olvido no es casual y posiblemente se debe a que cada notificado se transformo  en una cifra, haciendo desaparecer el rostro humano y con ello su realidad, por esta razón y aportando a la conmemoración de un diciembre rosa y a la memoria de mis caídos es que  me pareció pertinente eliminar el numero, bajarme de la estadística y dar a conocer una historia de lucha, amor, compañerismo y lealtad  atreves de dos valientes Homosexuales.

Más mata más el Sida que la honestidad ( Diego Arriagada 2018)

¿Cómo se conocieron?

Diego: Nos conocimos por una persona en común el 2016. Nos agregamos en facebook. Cada uno estaba en sus  proyectos; Gerardo preparando “Fragmentos de memoria”, que se presentaría en el GAM con la compañía francesa La Position Du Guetteur de Ricardo López. Yo estaba reencantándome con la escritura. Así fueron varios meses; de hablar de teatro y libros. Y, terminando el mes de octubre, decidí ir a visitarlo al Hospital San Juan de Dios; donde estaba llevando su tratamiento de Quimioterapia de Eshap por el tercer cancer linfático no hodking que había aparecido. No sé si nos caímos tan bien. Éramos, literalmente, polos opuestos. Pero parece que de verdad se atraen.

¿En qué momento hablan del VIH?

Diego: Cuando las cosas y los sentimientos pasan de la simple amistad y hablamos de nosotros y los planes, el tema apareció. Las opciones eran simples. Hacer que el VIH nos separara o nos mantuviese juntos. Hay miedos. Hay prejuicios. Hay dudas e ignorancia. Pero habían pasos que darlos y teníamos que darlos juntos.

¿Cómo se puede llevar una relación, a pesar de los prejuicios de los demás?

Gerardo: Mientras las personas que son parte de una relación tengan las cosas claras es suficiente. El Vih es un tema para nosotros en lo que hacemos y en lo que pretendemos transmitir a través del Colectivo Mar y Cueca y los espacios que ocupamos. Hay ejemplos como en “120 Latidos por minuto”, que nos permiten entender que debemos reivindicar a las personas y no las etiquetas que la sociedad impone. Dejar de estigmatizarnos y victimizarnos. La tarea es exigir lo que corresponde. Enseñar y seguir cumpliendo los roles que decidimos adquirir en la sociedad. Lo que significa hacer cosas desde dentro.

¿Sientes que recibieron buena información de parte de los médicos tratantes?

Diego: No hemos tenido la instancia de sentarnos frente a un doctor juntos. No como pacientes. Hemos abordado el tema en distintos momentos; hemos generado importantes proyectos como el Encuentro “#Todxs; el Derecho a Todos los Derechos” junto a destacados especialistas; participamos de seminarios e incluso focus groups. Probablemente, eso mismo nos ha hecho acompañarnos y conocernos mejor. Hacer arte y hablar del VIH. Además; el Sector Público no tiene esos espacios. O son insuficientes. Si hoy se están anunciando recortes en el Presupuesto del VIH; ¿crees que exista intención de que parejas como nosotros aprendan y dialoguen sobre la realidad con la que conviven?

¿Cómo te explicas el aumento del VIH en Chile y como evalúan ustedes las Políticas Públicas?

Gerardo: Más que un cómo es un por qué. Desde que se dejó de hablar de que el Sida mata, como fue en los 80 e incluso los 90; ya no se respeta. Ahora hay tratamientos. No te mueres de VIH; puedes vivir incluso en mejores condiciones que un insulinodependiente. Pero el riesgo está en el desconocer la prevención. El “a mí no me va a pasar” está latente; nadie se hace cargo del contagio adolescente. No pasan las cosas por prevenir una enfermedad como el VIH y el SIDA; pasan por todo lo que no se habla. La sexualidad y la responsabilidad. La ignorancia en la Educación sexual en los colegios. El callar y no hablar de los riesgos que implican las ITS; por no ser capaces de decir CONDÓN. Por el aparentar un estatus. Y al final no es el VIH el que mata. Son todas las enfermedades anexas que el virus implica. La ignorancia frente al recontagio.

Diego: Hay que entender que el VIH no es sólo cuestión de salud pública. Es política, es educación. Es Social. El Estado está aparentando tomar conciencia pero no aplica medidas preventivas. Las campañas son absurdamente básicas y terminan estereotipando grupos de riesgo: jóvenes, homosexuales, inmigrantes. Estamos hablando de una epidemia y la sociedad no está reaccionando. Ahí es donde el activismo está ganando espacios. Sin recursos, la mayoria de las veces. Son estos movimientos y colectivos culturales los que están tomando decisiones. Pero no se puede hacer todo el trabajo. Podemos ser parte pero la heterogeneidad de la sociedad hoy requiere muchísimos actores que vayan más allá del color político y que trasciendan sobre un periodo de gobierno. Y reduciendo presupuestos, dilatando campañas o escondiendo lo que pasa con la gente, transversalmente, no avanzamos. Retrocedemos. Y vamos a ser responsables de una tragedia mayor.

IMG-20181109-WA0031

Pronto llegamos al 1 de Diciembre día internacional del VIH, ¿Sienten que Chile le ha dado una batalla adecuada?

Gerardo: Todos los días son los día del VIH; todos somos positivos porque, al lado de cada uno de nosotros, existe alguien con VIH. Lo sepa o no. Hay organizaciones que han demostrado con creces que necesitamos cambios. Hay activistas y artivistas que se han empoderado y apoderado de espacios jamás utilizados para enfrentarse al VIH. Hay espacios como Comunidad Cultural Rogelia que lo incluyen en su misión y constantemente desarrollan espacios de arte y debate relacionados al VIH; el Museo de Química y Farmacia innovó en el tema y desarrolló una importante muestra a cargo de Gastón Muñoz, “Arte y Cuerpo Seropositivo”. La visibilidad, la formación y el diálogo constante con la comunidad por parte de Felipe Díaz–Olave #Positivo en el norte de Chile; algunos rostros emblemáticos como el Che de los gay y cada movimiento y colectivo que, como nosotros, utilizan sus recursos y espacios para dialogar y combatir el desentendimiento que tiene esta sociedad respecto a la realidad del VIH.

Chile está al debe. Pero no nos desmotivamos. Sabemos que tenemos que hacer aún más.

¿Qué pasa en su entorno cuando confiesan que  viven con VIH?

Diego: En una relación, para entender el VIH, debemos asumirnos positivos ambos. Y los demás, pueden entender o no. Compartir o no. Pero nosotros decidimos estar juntos. Pelear por una causa juntos. Hacer arte. La etiqueta que ponga el resto no influye en el futuro que decidimos construir. Los que quieren estar cerca, estarán.  Además; conocí a Gerardo grabando un documental dirigido por Ximena Quiroz. Sobre su historia. Su proceso con el cáncer y el VIH. Hasta nuestra unión Civil aparecerá en la pantalla grande. Decidimos hacer de nuestra experiencia un proceso que forme parte del aprendizaje de otras personas. Así también lo ha trabajado Ximena y estamos muy ansiosos de que todo el mundo pueda entender que los límites los ponemos nosotros mismos

¿Qué le dirías a los evangélicos cuando señalan al VIH como una castigo de Dios; más allá de que creas o no en él?

Gerardo: La fé de las personas es una cuestión personal e individual pero no es justa ni correcta cuando atenta contra los espacios de los otros. Cuando juzga. Cuando destruye y no construye. El mayor castigo es ver a personas sin individualidad y que terminan actuando clandestinamente. Que terminan sufriendo y viviendo en soledad. Sin poder pensar y juzgar de manera independiente por satisfacer a un culto. Lamentablemente son cada vez más. La tarea es educar. Y respetar.

¿Por qué creen que demora tanto la educación sexual en Chile?

Diego: ¿Existe educación sexual en Chile? La educación, en general, no es prioridad en Chile. La jornada de un profesor está lejos de poder ser un guía. La sexualidad no tiene un espacio en el programa educativo. En Chile se parcha. Cuando hay temas contingentes, se capacita un par de horas a la Jefa de UTP de un colegio y listo. Y las familias…¿A qué hora educan las familias? Al final, los jóvenes aprenden más de un youtuber o de la pornografía. Entre pares se habla. Pero es difícil hablar de sexualidad en familia cuando los conceptos y el lenguaje son tan distintos. Y en pareja; vivimos en una sociedad en donde la complacencia predomina. Por suerte las mujeres están ganando una batalla y defendiendo su opinión y decidiendo.

Chicos, he conocido muchas fiestas donde se practica el sexo sin condón. Ahí la gente sabe cómo se trasmite el VIH, ¿A qué creen ustedes que se deba esta falta de compromiso en el cuidado?

Gerardo: la respuesta es simple. ” A mi no me va a pasar”. Esa irresponsabilidad con uno y con los otros. La falta de educación respecto a los riesgos. Y la poca contención para entender que el VIH no impide desarrollarse ni llevar una vida normal. Es una enfermedad que no tiene cura pero se puede sobrellevar con responsabilidad.

¿Qué les diría a todos lo que no concretaron su relación o romance al saber que el otro era positivo?

Diego: Cada ejemplo es un caso distinto. Nosotros decidimos construir y aprender más allá del VIH. Quien sienta que encontró a la persona correcta, va a darlo todo para forjar un futuro y un proyecto. Pero, para eso, ambos deben saber y sentir lo que quieren. Lejos de un discurso correcto. Apoyarse. Comprenderse y complementarse. Como en cualquier relación.

¿Ustedes recomiendan contarlo o es mejor callar y cuidarse?

Gerardo: A modo muy personal; es imposible compartir la vida con alguien sin confiar algo tan fundamental. Pero es una cuestión individual, a pesar de lo importante y esencial que es que el otro te conozca tal cual eres.

¿Qué mensaje enviarían a la sociedad entera?

Gerardo: Volvamos a ser empáticos. Miremos a los otros a los ojos y respetemos; aprendamos y valoremos las diferencias. Todos convivimos y construimos la sociedad en que vivimos. Somos gestores de cambios.

IMG-20181109-WA0032.jpg

 

Argentina. Escobar tuvo su primer Marcha del Orgullo LGBTIQ+

20180606194834-EstoesloquetienenpreparadoInstagramyFacebookparacelebrarelorgulloLGBTLesbianas, gays, bisexuales y travestis se movilizaron contra la discriminación y el odio por el centro de Escobar bajo el lema “Con mis derechos no te metas”. Una manifestación llena de color, consignas y con clima festivo

Por Florencia Alvarez

Cuatro de la tarde de un sábado soleado y las maquilladoras son las primeras en llegar a la plaza Juan Manuel de Rosas. Sobre una pequeña mesa exhiben potes con cremas coloridas y purpurina para ponerle color, dibujos y frases a los rostros de las chicas y chicos que comenzarán a acercarse pidiendo mariposas, flores, corazones y mensajes de amor.

Minutos después llegan los drag queens Mía y Anastasia, quienes con su aparición marcan el punto de encuentro. Ataviados con plataformas de charol altísimas, pelucas de colores, medias de red y mallas negras, le dan volumen a un potente parlante que ameniza la previa con música pop y se dedican a recibir amablemente a la gente que va acercándose.

Es una congregación tranquila, sin aspavientos, en voz baja, respetuosa. Se está por concretar la primera Marcha del Orgullo LGBTIQ (Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales, Intersexuales y Queer) en Escobar, algo que se viene gestando desde mayo organizado por la agrupación local Libres, Unidos y Diverses, la Asociación de Travestis Transexuales y Transgéneros de Argentina (ATTTA), el Frente de Diversidad Sexual de Peronismo Militante y Mala Junta, entre otras.

Pasadas las 17 ya se había concentrado un importante número de personas en la plaza, por lo que se formó la columna que comenzaría a marchar desde la calle Alberdi hacia Tapia de Cruz. Encabezando, una enorme bandera del Orgullo Gay -también llamada “del arco iris”-, cuyas franjas de colores poseen diferentes simbologías. La roja se refiere a la vida; el naranja a la salud; el amarillo simboliza la luz del Sol; el verde a la naturaleza; el azul es la armonía y la serenidad y el violeta se relaciona con el espíritu de la humanidad.

Así, la quietud del centro escobarense en un sábado típico de primavera, se vio interrumpida por más de quinientos manifestantes que nada tienen que ver con los habituales, aunque estos también tocaron los bombos. Brillos en la cara, en el cuerpo, pelos de colores, cabezas con guirnaldas hechas con flores, chicos de la mano, chicas de la mano, ropas extravagantes, pestañas postizas y banderitas con las siglas LGBTIQ, auspiciadas por la Municipalidad. De hecho, entre los presentes se pudo ver al secretario general Alberto Ramil y a la secretaria de Proyección Institucional, Gabriela Garrone.

im

El cántico que predominó fue: “Señor, señora, no sea indiferente, matan a travestis en la cara de la gente”. Los comerciantes salieron asombrados a la calle y algunos de los padres que tomaban helados con sus hijos, bajo sombrillas en las veredas, quedaron atónitos.

El clima de la caminata por la Tapia de Cruz fue de paz, de alegría y unión. De reivindicación y de mantenerse firme frente a los derechos obtenidos y de reclamar los que todavía falta conseguir. Gente en su mayoría muy joven pidiendo que los dejen vivir en paz, que no los discrimen, ni los odien ni los maltraten.

Hubo una gran presencia policial en todo el recorrido, pero sobre todo frente a la cocatedral Natividad del Señor, que estaba fuertemente custodiada por varios efectivos de las fuerzas de seguridad. El motivo es que el colectivo LGBTIQ pide, como tantos otros, la separación de la Iglesia y el Estado. Pero no hubo disturbios, solo se escuchó un: “Iglesia, basura, vos sos la dictadura”.

Luego de 40 minutos de marcha, la columna dio la vuelta a la plaza San Martín, pasó indiferente frente a la Municipalidad, y volvió sobre sus pasos hasta llegar al skatepark del parque de la estación, el último destino. LEER NOTA COMPLETA

Fuente: ElDiarioDeEscobar.com.ar