Una pareja trans son los nuevos reyes de la Vendimia Para Todos.

Valentino Barboza y Agostina Aguirre son los nuevos reyes de la Vendimia Para Todos. También, por primera vez, eligieron virreyes.

Por Gabriela Sánchez – gsanchez@losandes.com.ar

“La Fiesta” de la Vendimia Para Todos 2018 coronó por primera vez a una pareja trans. Agostina Aguirre es una esbelta morocha que nació en Salta, pero vive en Capital Federal y estudia peluquería. En tanto, Valentino Barboza es de Caleta Olivia, Santa Cruz, y es estudiante universitario.

Valentino nació mujer, y nunca se consideró lesbiana. Con sólo 19 años -y después de varios años de tratamientos hormonales y una mastectomía- tiene un cuerpo con el que se identifica.

Valentino Barboza es el nuevo rey de la Vendimia Para Todos 2018

Agostina Aguirre es la nueva reina de la Vendimia Para Todos 2018

También es la primera vez que se eligen virreyes. La decisión fue tomada por los organizadores después de los problemas que tuvieron con la reina 2017, que renunció unos días antes de dejar la corona por una diferencia de criterios estéticos con Gabriel Canci. Más precisamente, Malén Puga, quien denunció en las redes sociales que no la dejaban desfilar si no accedía a depilarse las axilas.

El conflicto alcanzó relevancia nacional y, a lo largo de la fiesta, el productor hizo varios comentarios relacionados con el tema. “A mí me gustan depiladitas”, dijo Canci entre risas en una de las pasadas de los candidatos.

La fiesta

Todo fue brillo, color y música en “La Fiesta” de la Vendimia Para Todos 2018. Desde las 22, el Arena Maipú Stadium empezó a llenarse tímidamente y cerca de la medianoche estaba casi completo.

Primero, saludaron los reyes salientes y desfilaron para el público. Después, entraron a escena Florencia de la V, Gabriel Canci, Turca Glamour y Mariano Caprarola que con mucho estilo y gracia conquistaron a los presentes.

Entre los invitados vip estuvieron Marcela Tauro, con su novio; Luis Bremer y Malena Guinzburg. Las grandes ausentes fueron las soberanas vendimiales 2018, Julieta Lagos y María José Di Marco. 

El espectáculo de nivel internacional deslumbró con sorprendentes números musicales, distribuidos en cuatro escenarios y cargados de energía y glamour. Los momentos del charleston y la música latina fueron los más aplaudidos.

Después de la elección, todos los bajaron al campo y bailaron al ritmo de Los Totora que derrocharon simpatía y buena onda con la cumbia pop.
El resto de la noche estuvo a cargo de reconocidos DJs como Fabu, Pablo Delis, Pela Waisman, Matías Pagliero y Juanma Olleros.

La elección 

Este año los candidatos a la corona del colectivo LGBTIQ participaron de un reality show en el que tuvieron la oportunidad de contar sus historias y exponer sus ideales y proyectos.

También, participaron de la Vía Blanca y el Carrusel durante los festejos de la Vendimia 2018.

Cuando terminó la fiesta, los conductores presentaron a cada candidato y contaron los detalles más importantes de sus vidas personales. Desfilaron ataviados en ropas traslúcidas y para el momento de la coronación se cambiaron: ellas vestidos plateados y ellos trajes dorados.

Agostina dio un breve discurso y habló sobre la violencia de género y pidió cupo laboral trans. Por su parte, Valentino dijo una palabras contra la discriminación e hizo un repaso por su historia. “Yo quiero hablarles desde el corazón, más allá del activismo y la militancia. Siempre crecí pensando que no iba a ser parte de la sociedad y ahora estoy acá y soy parte de la colectividad”, cerró el joven de 19 años entre aplausos.

Fuente: losandes.com.ar

Anuncios

Argentina. Primer hombre trans en participar de la Vendimia para todos

El joven es oriundo de Caleta Olivia, Santa Cruz. Es uno de los 6 candidatos a rey de la Vendimia Para Todos.

Hace 19 años, Valentino Barboza nació en un cuerpo femenino. Durante su adolescencia aceptó que le gustaran las mujeres, pero nunca se consideró lesbiana porque no se sentía mujer. Ahora es transexual, y quiere mostrar que la transexualidad no está ligada solamente a los hombres que quieren ser mujer, sino que las mujeres también, aunque sean minoría, pueden tener el deseo de pertenecer al género opuesto, y que la aceptación de la transexualidad es una lucha de ambos géneros.

0022945205

Valentino todavía se intimida por las cicatrices que le dejaron la mastectomía que tuvo que realizarse para su reasignación de género y toma medicación hormonal diaria que la cual dependen su voz y su barba, pero tuvo el valor de comenzar un proceso largo de transformación que, sin dudas, hará que sea quien siempre deseo ser.

El objetivo de Valentino es claro y en cada pregunta se filtra: la idea es que contar su historia le permita aportar a la visibilidad de los hombres trans y abrir un camino de información.
“Quizás alguna persona en alguna parte de Argentina o del mundo que esté viendo o escuchando se sienta identificada, hay tanta falta de información en las ciudades chicas que es importante que alguien diga ‘soy así’ y vos quizás también te sentís identificado”, ejemplifica.
IMG116466.jpg
“Cuando era más chico, sentía que no encajaba dentro de la sociedad, no sabía qué era lo que me pasaba y pasé muchísimos años así, viví mucha discriminación, nadie me daba una mano, nadie se te acerca y te pregunta qué te pasa. Me parece importante en la infancia, con los más jóvenes, comenzar a hablar de estas cosas para que nadie la pase mal, no es lindo ser discriminado, no es lindo sentirse mal en el cuerpo de uno, además de la identidad de género, también sobre la orientación sexual es importante que empiece a haber información, que esto deje de ser un tabú y quizás le estás dando una mano enorme a cualquier persona”.
Valentino está orgulloso de lo que está logrando con su transición, pero tomar la decisión de presentarse al casting no fue sencillo, sabe que exponerse no es fácil.
“Es algo que me costó muchísimo, es una decisión que la pensé bastante. Soy una persona muy tímida y jamás en mi vida me paré en un escenario, jamás hice una entrevista, tuve que pensar muy bien si estaba listo, si estaba decidido y creo que listo no iba a estar nunca, no es algo que uno se prepare mentalmente y físicamente para eso. Hace no mucho tiempo estoy en transición, mi cuerpo es lo que pude hacer en este poco tiempo, la construcción de mi cuerpo. Obviamente iba a estar compitiendo con otros chicos y fue algo que tuve que pensar bastante”, admite y agrega “en lo personal me dije a mí mismo que vale la pena exponerse por la causa, por cuáles son mis convicciones, mis objetivos y mis deseos: justamente visibilizar que existen los trans”.
ValentinoBarboza
Persona trans es una expresión que abarca a travestis, transexuales y transgéneros, es aquella persona que se identifica, siente y/o expresa un género diferente al que le ha sido asignado desde su nacimiento. En este contexto, hay que recordar que en el artículo 3 de la Ley Nacional de Salud Mental (N° 26.657) señalan que “en ningún caso puede hacerse diagnóstico en el campo de la salud mental sobre la base exclusiva de elección o identidad sexual”. De este modo se ratifica el compromiso del Estado Argentino contra la patologización de las personas trans, es decir, tratar su situación como una enfermedad.
“En la infancia comenzaba a sentirme un poco fuera de lugar con respecto a los estereotipos de mujeres y comencé a sentir dudas, a sentirme mal, me sentía discriminado en una sociedad que decía ‘los hombres hacen esto, las mujeres tienen que hacer esto’, crecí sin apoyo, tampoco sabía lo que era la transexualidad, no tenía ninguna información, así crecí, pasé la infancia, hasta llegar a la pubertad. En la pubertad sufrí muchísimo cuando mi cuerpo comenzó a desarrollarse, no quería saber nada porque no me sentía identificado con él, la pasé muy mal también por parte de mis pares y además era un tema del que no se hablaba”, recuerda.
“Cuando cumplí 14 años vi un video en YouTube de un chico trans de Estados Unidos y me sentí identificado con él, yo también soy así. Desde ese momento empecé a hacer una construcción, un proceso interno de aceptación, era muy difícil, no tenía ni idea qué era lo que podía hacer o cuáles eran mis opciones, mis alternativas. De los 14 a los 18 comencé a cambiar mi estética”.
Hace muy poco tiempo, el caletense tomó la decisión de contarle a su entorno que él era un hombre trans. “A los 18 decidí decirlo abiertamente, se lo conté a mi papá, a mis amigos y a mi mamá. De parte de mi papá recibí mucha aceptación porque él siempre me decía que no entendía qué era lo que me estaba pasando y en ese tiempo no podía decirle ‘che, me pasa esto’ porque todavía tenía que aceptarme a mí y era algo que todavía no podía, me costó muchísimo”. 
En cuanto a sus amistades, cuenta que “siempre se dieron cuenta que era, entre comillas, diferente, que había algo que me hacía diferente, si bien nunca pude definirlo cuando era más chico, en el momento en el que yo lo dije a los 18 años, les dije ‘miren chicos, yo soy así’, ellos de alguna forma lo sabían, no le ponían un nombre, pero para ellos nunca cambió nada porque seguí siendo la misma persona, que mi aspecto físico cambie no significó que mi actitud o mi personalidad cambiaran. Fue un proceso para ellos llamarme Valentino, pero nunca cambió la relación”.

Fuentes: diariouno.com.ar y laopinionaustral.com.ar