Azul Montoro, la chica trans asesinada en Córdoba

Detectives de la delegación Homicidios de la Policía de Córdoba investigan el brutal crimen de una chica trans en la ciudad de Córdoba.

El cuerpo de la trabajadora sexual, identificada como Azul Montoro, fue encontrado en una habitación de la casa de una amiga, ubicado en la calle Rincón, entre Alvear y Rivadavia, en pleno centro capitalino.

ARCHI_390278

Azul Montoro.

Tenía 26 años, era oriunda de Villa Mercedes y desde hacía varios años se había radicado en Córdoba, donde ejercía la prostitución.

La muchacha fue asesinada este miércoles cerca de las 6 de la mañana en la casa de una amiga ubicada en la calle Rincón al 150 en pleno centro de Córdoba.

Las primeras informaciones aseguran que Azul presentaba numerosas heridas punzo-cortantes en el cuello, tórax y espalda.

La titular de la Asociación de Travestis Transexuales y Transgéneros de Argentina (ATTTA), delegación Córdoba, Celeste Giacchetta, sostuvo que el caso hace recordar a uno similar en el que tuvo como víctima a “Cindy”.

“Nos hace acordar tanto a otro caso de crimen impune ocurrido años atrás que es el de Cindy, que fue muy similar, con puñaladas, con alevosía”, aseguró.

La organización que conduce Giacchetta convocó a una marcha para esta tarde a las 17, columna que partirá desde Colón y General Paz.

El brutal crimen es investigado por el fiscal Guillermo González.

Las primeras informaciones aseguran que el cadáver presentaba múltiples heridas punzo-cortantes en cuello, tórax y espalda.

Junto al cadáver fue hallado muerto también un perro que se encontraba al cuidado de la víctima.

Por el momento, se desconocen las causas que motivaron el salvaje ataque y al o los homicidas.

Informe de Carlos Castro Torres.

Fuente: Cadena3.com

Anuncios

Unesco. Violencia homofóbica y transfóbica en la escuela.

13244600_1036130849812043_7379134108388917348_nLa semana pasada presentamos un nuevo informe sobre la ‪#‎homofobia‬ titulado Out In The Open (A la intemperie). En este documento instamos a las instituciones educativas a tomar parte en la lucha contra la homofobia, así como a desarrollar planes de prevención, para alumnos, docentes y familiares. La presentación, que coincidió con la celebración del‪ #‎DíaInternacionalContraLaHomofobia‬ (17 de mayo), fue también una oportunidad para subrayar la necesidad de combatir la violencia homófoba y transfóbica y trabajar para que todo el mundo pueda disfrutrar plenamente de los ‪#‎DerechosHumanos‬.

En algunos países, 85% de los estudiantes gays, lesbianas, bisexuales y transgénero (LGBT) son víctimas de violencia homófoba y transfóbica en la escuela, en tanto que 45% de los estudiantes transgénero abandonan la escuela. Un 33% de los estudiantes que no pertenecen al colectivo LGBT pero no se conforman a las normas de género son también objeto de violencia homófoba.

Estas son las principales conclusiones de Out In The Open, [A la intemperie], un informe mundial sobre las respuestas del sistema educativo a la violencia motivada por la orientación sexual y por la identidad o expresión de género. Elaborado por la UNESCO con motivo del Día Internacional contra la Homofobia, la Transfobia y la Bifobia, el informe revela la naturaleza, alcance e impacto de la violencia, analiza el estado de las respuestas que brinda el sector educativo a este fenómeno y hace recomendaciones de acción a futuro.

El informe se presenta en el marco de una reunión internacional de ministros de educación celebrada en la sede parisina de la UNESCO los días 17 y 18 de mayo que constituye la cita de alto nivel más importante convocada hasta ahora para denunciar la violencia homófoba y transfóbica en la educación. Al término del encuentro, los ministros harán un llamamiento a la acción para afirmar su compromiso con la educación de calidad para todos los estudiantes.

“En la Cumbre de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible celebrada en 2015, los líderes mundiales prometieron brindar una educación inclusiva, equitativa y de calidad para todos, garantizar vidas sanas y promover el bienestar para todos de aquí a 2030”, recordó Irina Bokova, Directora General de la UNESCO. “La UNESCO reconoce sin embargo que ningún país puede lograr esa meta si sus estudiantes son discriminados o experimentan violencia o bullying debido a su orientación sexual real o percibida o a su identidad de género”, añadió.

El informe presenta la primera síntesis mundial de datos sobre violencia debida a la orientación sexual o la identidad de género o a su expresión en centros educativos, y añade las respuestas brindadas por sectores educativos en diferentes regiones. Aunque no existen datos de todos los países, el texto concluye que la violencia homófoba y transfóbica tiene un impacto significativo en la educación, las perspectivas de empleo, la salud y el bienestar de los estudiantes.

En China, el 59% de los LGBT que respondieron a la encuesta declaró que el acoso había afectado de manera negativa a sus resultados académicos, en tanto que en Australia se observa un alto grado de correlación entre la victimización y la falta de concentración en el aula, peores notas y más ausentismo escolar entre los jóvenes transgénero.

Los alumnos víctimas de violencia homófoba y transfóbica pueden presentar también un estado de salud física y mental más débil que el promedio, con mayor riesgo de ansiedad, miedo, depresión, autolesiones e incluso suicidio. Estudios realizados en Bélgica, Países Bajos, Polonia y los Estados Unidos sugieren que los estudiantes y jóvenes LGBT tienen entre dos y cinco veces más posibilidades de pensar en suicidarse o intentar hacerlo que sus pares heterosexuales.

La UNESCO recomienda que la respuesta del sector educativo sea respetuosa con los derechos, esté centrada en el alumno y sea inclusiva y participativa. También se aconseja que se adecúe a la edad de los alumnos en cuestión y a sus contextos y culturas específicos.

El 18 de mayo, ministros de varios países y líderes de la sociedad civil y de otros organismos multilaterales harán un llamamiento a la acción para combatir la violencia homófoba y transfóbica que pone de relieve este informe. Será la primera vez que se haga un llamamiento similar a ese nivel.

Fuente: Unesco.org

Argentina. Pena y dolor por la muerte de La José

Una crossdresser apareció asesinada en Florencio Varela. Los medios hablaron de “varón vestido de mujer”, las organizaciones denuncian el recrudecimiento de la violencia machista.

La José, una persona trans de 32 años, apareció brutalmente asesinada en la localidad de Florencio Varela, provincia de Buenos Aires, Argentina. La noticia nos pone otra vez en alerta por la violencia hacia nuestro colectivo trans. La José salió a bailar y nunca más volvió. Su asesinato nos preocupa y nos ocupa la reiteración de muertes violentas de nuestras compañeras en el último tiempo.
Nos alarma que nuevamente una persona trans sea golpeada y asesinada, y también que los medios de comunicación sigan desinformando cuando hay un hecho de violencia o muerte relacionada con la comunidad trans. El diario Crónica puso en su tapa del 23 de febrero: “Conmoción por cazadores de travestis”, como si nuestras compañeras fueran animales. Además, en la nota central, firmada por Fernando Vázquez, se hace referencia a “un travesti”, lo que genera más confusión a pesar de los insistentes pedidos e informes de las organizaciones LGBT que instan al periodismo a prestar mayor atención al momento de referirse a la identidad de género de las personas. Finalmente, consideramos que la nacionalidad de La José no aporta ningún dato relevante, el que en el contexto y tono de la nota expresa también tintes xenofóbicos cuando dice “travesti peruano”.
Diego-Lereah21

Fotos: Diego Lereah

La Jose Zalazar Maturano apareció muerta el domingo a la mañana en una esquina de Florencio Varela. Tenía el cráneo quebrado, la columna torcida y tajos en la cara. El ataque contra su cuerpo no se detuvo: en los medios la trataron de “peruano travesti” y varón “vestido de mujer”. Las organizaciones de diversidad sexual denunciaron un “recrudecimiento de la violencia machista” y el acecho contra una nueva víctima: los Crossdressers.

La Jose trabajaba de limpieza en la Casa del Niño y del Adolescente de la Boca. Le gustaba cocinar y diseñar su propia ropa: una vez fabricó quince delantales que repartió entre los chicos y las maestras de la institución. Tenía buena relación con todos, preparaba tortas de cumpleaños, colaboraba en las clases sobre cultura africana -explicaba las diferencias de los Orishas, espíritus y dioses de la religión yoruba- y los viernes regalaba budines de pan. “Era absolutamente sincera con nosotras, siempre nos hablaba de sus sueños y deseos. Quería ser cocinera”, dijo a Cosecha Roja Analía Vera, una de las directoras de la Casa de la Boca.

El viernes 19 de febrero, como la agencia de limpieza para la cual trabajaba le dio un traslado, La Jose fue a la Casa de la Boca para despedirse de los chicos y las directoras, que habían sido sus compañeras por más de dos años.

-No me abracen tanto que la semana que viene, vuelvo- dijo.

Sus familiares contaron a la policía que el sábado a la noche salió vestida de varón a Fenata, un bar en el centro de Florencio Varela. A las cinco de la mañana se despidió de sus amigas con las que había salido a bailar y empezó a caminar en dirección a su casa en el Barrio Las Cinco Esquinas. Un vecino declaró a la policía que esa mañana escuchó un auto, en la intersección de las calles 513 y 542, que arrancaba rápido: una esquina, escondida por ligustrinas, a pocas cuadras de la Estación Dante Ardigó del tren General Roca.

La mañana siguiente, la Comisaría 2 de Florencio Varela recibió una denuncia: el cuerpo de La Jose estaba boca abajo, le habían destrozado el cráneo, quebrado la columna y tenía tajos de cuchillo por toda la cara. La encontraron vestida con un top, una pollera corta y tacos altos. Aunque la bombacha a la altura de las rodillas, la investigación determinó que no fue violada.

La hermana de La Jose fue la primera en advertir que su hermana no aparecía durante la tarde del domingo. Ambas eran hijas de un matrimonio de peruanos instalados en la zona sur del Conurbano hace varios años, nacidas en la Argentina. Fue ella quien reconoció el cuerpo por la marca de una operación de apendicitis.

La investigación de la fiscal Gisela Olzanieki de la Unidad Funcional Nº 3 de Florencio Varela apuntó a una “pandilla de varones homofóbicos” que viene amenazando a las mujeres transgénero de la zona. “Lo más grave es que la policía tenía conocimiento de un grupo de varones que estaban hostigando a las gays y travestis de la zona. Llegaron tarde”, dijo a Cosecha Roja Martín Ianfranco del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación. Vinculó el crimen a un marco de “recrudecimiento del machismo” y discriminación a las personas de diversidad sexual.

El crimen de la Jose no alcanzó. Algunos medios titularon “conmoción por cazadores de travestis” hicieron foco en la nacionalidad y hablaron de un “hombre vestido de mujer” o “travesti peruano”. La Organización Trans La Plata repudió los términos con que la prensa Crónica trató el crimen: “El diario Crónica vuelve a cargar sus tintas sobre nuestros cuerpos y sexualidad diversas con discursos discriminatorios y xenófobos”, escribieron.

El conflicto sobre la orientación sexual de La Jose Zalazar se extendió a las redes sociales. Desde el Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (MAL) advirtieron que en un crimen de esta naturaleza machista y transfóbica se debían moderar los comentarios de los portales de noticias. Desde la Comunidad Homosexual Argentina dijeron que se trataba de un crimen de odio contra los Crossdressers: un hombre que cultiva “la femineidad como valor en la estética visual y el fetiche de las ropas de mujer”, según la definición del sociólogo Carlos Figari, aunque el Crossdresser se presenta públicamente como un varón. “La Jose estaba en un proceso de ir asumiendo su transexualidad”, dijo a Cosecha Roja Marcelo Marquéz de la asociación Varela Diversa.

Para ir a trabajar, la Jose se vestía de un modo neutro, con un jean y una remerita. “Llevaba el pelo corto de una forma muy femenina. Le importaba mucho verse bien, se lo teñía y decía que era hermoso”, contó a Cosecha Roja la directora de la Casa del Niño de la Boca. Analía Vera contó que una vez se le acercó un chico y le preguntó:

-No entiendo qué es la Jose ¿nena o nene?

Como la Jose estaba presente se acercó y le contestó:

-Yo soy Jose, cada uno es lo que es.

El INADI en sus recomendaciones sugiere a los periodistas que “la única manera respetuosa de aludir a las personas trans es respetando su identidad de género, es decir, usar el pronombre (masculino o femenino) con que se designan estas personas”.

Según Aministía Internacional, tres mujeres transgénero son asesinadas por mes. El Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación, OTRANS de la Plata, la CHA y la Asociación Travestis, Transexuales y Transgéneros de la Argentina advirtieron una ola de crímenes contra las mujeres transgénero en el Conurbano.

Repudiamos los continuos actos de violencia y los asesinatos hacia la comunidad trans. Exigimos el esclarecimiento de la muerte de La José y reclamamos justicia. También volvemos a insistir en el respeto que esperamos de los medios al instante de comunicar porque nos parece importante que puedan ceñirse a la identidad autopercibida por cada persona, como lo contempla la Ley de Identidad de Género.
Fuentes: Prensa FALGBT y Cosecha Roja.

Hombre Trans humillado en un aeropuerto.

Dijo que se sentía como un criminal cuando personal de la aerolínea se puso el par de guantes para ” inspeccionar ” lo

body-scan-imageSer trans es algo complicado, ya de por si es difícil la situación de nacer en un cuerpo con el que no te identificas, pertenecer a una minoría, la aceptación de tus seres queridos y el entorno, se añaden esos momentos cotidianos por el que todos pasamos, como puede ser tener que enseñar nuestra documentación en un control o un cacheo, que pueden tornarse aun más desagradables si cabe. Un pasajero trans ha demandado a una aerolínea australiana al considerar que fue humillado cuando en un control rutinario de acceso a la nave, tras pasar por el escáner, el personal de seguridad le quitó su prótesis genital.

De acuerdo con el pasajero, el escáner de cuerpo completo mostró la prótesis genital que portaba, por lo que inmediatamente procedió a explicar su condición de trans y que por ese motivo llevaba ese pene. El integrante de seguridad aseguró que tenía que llamar a su supervisor mientras tomaba un par de guantes y supuestamente comentó que no iba a tocar “eso” con sus manos desnudas. Obviamente es una cuestión de higiene mutua el portar guantes, pero si ese comentario se produjo, era totalmente gratuito y de mal gusto. Según el pasajero, parecía que estaba más interesado en montar una escena que en aligerar el incómodo proceso. Tras ser llevado a un cubículo y extraerle la prótesis, le hicieron rellenar un formulario y le observaron mientras volvía a colocársela.

El incidente, que sucedió en 2015, es objeto de una denuncia tramitada a través de la Alianza LGBTI nacional dirigida a la comisión del aeropuerto y la seguridad aérea. Aunque asegura que ya está acostumbrado a estos roces.

Pero no es la única denuncia interpuesta por el mismo motivo, a lo largo y ancho de los aeropuertos de todo el mundo se repiten con frecuencia estas situaciones, tanto es así que existe un hashtag en Twitter para estos casos llamado #travellingwhiletrans – Viajar siendo trans-. La seguridad es algo fundamental, y más en estos momentos de histeria colectiva fruto del contexto internacional, pero si que es cierto que a veces se echa en falta algo más de tacto y sensibilidad con los pasajeros.

Vía | Gay Star News

Alarmante situación de las mujeres transexuales en América Latina.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos ha estado revindicando la situación de las mujeres transexuales en América Latina dónde los casos de asesinato y discriminación provocan que la media no pase de los 35 años de edad.

11301380_847582268622390_189045375_n-1Según una última estadística que se ha hecho para estudiar cómo están pasándolo las chicas trans en los diversos países de la región, estaríamos hablando de un espacio en el que no hay mucha seguridad y medios para ellas.

No es la primera vez que se habla de algunas situaciones terribles de discriminación que sufren las chicas en este lugar pero en cambio, ahora que hemos visto los últimos datos se puede decir que es mucho más atroz de lo que creeríamos. Al menos el 80% de las mismas no pasa de los 35 años en América Latina y el miedo se esparce por todos lados, ya que estamos ante una situación un tanto delicada.

El 80% implica que son más de la mitad de las mujeres transexuales las que mueren y esto sobre todo, según lo comunicado, se debe a la exclusión y a la discriminación que sufren desde un primer momento y que el entendimiento no está escrito para ellas.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos es quien ha pedido que por favor se pongan medidas para las mujeres transexuales en América Latina que son el grupo LGTB que está más discriminado de todos y el que tiene que luchar siempre de una manera extra para que le respeten. Sin duda, este empeño de poner mayor seguridad hará más pacífica la vida de las chicas.

Fuente: Universogay

Movilización por justicia para Marcela Chocobar

Tras el violento asesinato de Marcela Chocobar en Santa Cruz el pasado 6 de septiembre la Asociación de travestis, transexuales y transgéneros (ATTTA) y la FALGBT movilizan el martes a la Casa de Santa Cruz en Buenos Aires reclamando justicia y esclarecimiento ante estos hechos, así como políticas públicas para la inclusión plena del colectivo trans. Bajo la consigna “Basta de crímenes de odio hacia el colectivo trans. Basta de Impunidad” se buscará visibilizar en la agenda pública la grave situación de vulnerabilidad que viven las mujeres y hombres trans.

ATTTA

La Asociación travestis, transexuales y transgéneros de Argentina y la FALGBT convocan a toda la comunidad a movilizarse a la sede porteña de la Casa de Santa Cruz  bajo la consigna “Basta de crímenes de odio hacia el colectivo trans. Basta de Impunidad”, y en reclamo de justicia y esclarecimiento en el caso del violento asesinato de la joven trans santracruceña Marcela Chocobar. La convocatoria es para el martes 6 de octubre a las 13hs. en 25 de mayo 279 de la ciudad de Buenos Aires. 

Marcela Estefanya Chocobar de 26 años de edad había desapareció el dia 6 de septiembre a las 6:30 am, a la salida del Pub Russia, ubicado en el centro de la localidad santacruceña de Río Gallegos. A partir de investigaciones policiales y judiciales de Santa Cruz fueron encontrados restos óseos en un baldío de la capital de la provincia, cuyo análisis de ADN confirmó la identidad de la víctima: Marcela Chocobar. Actualmente los sospechosos iniciales del crímen fueron liberados, lo que arroja un manto de impunidad.

Este asesinato muestran con enorme crudeza el efecto concreto que la discriminación y el odio tienen sobre las personas LGBT, y actualizan la necesidad de que el Congreso de la Nación apruebe urgentemente la ley de prevención y sanción de actos discriminatorios de 1988 que actualmente se debate en la Cámara de Diputados.

Cabe destacar que ATTTA y la FALGBT impulsa desde hace 10 años en el Congreso de la Nación, un proyecto de ley para prevenir y sancionar los actos discriminatorios, proyecto que actualmente se encuentra en debate en las Comisiones de Legislación Penal y Justicia de la Cámara de Diputados.

Ante los hechos acontecidos desde ATTTA y la FALGBT exigiremos justicia y esclarecimiento urgente, así como incremento  presupuestario para las áreas que provincialmente trabajan para la igualdad e inclusión del colectivo trans, y políticas públicas para mujeres y hombres trans en todo el país.

Fuente: Prensa FALGBTI