Chile. VIH Las historias que ocultan las cifras.

Por Cano Díaz @psicologodiaz

Uno de los problemas que tiene la política pública es que se basa en números para su creación, esta situación ha llevado que en la mayoría de las ocasiones olvidemos los rostros y las distintas realidades que se viven tras esas cifras, es por esta razón que conocer distintas experiencias sobre VIH, de una u otra forma recupera el rostro y lo humaniza.

En esta oportunidad me comunique con Delvis, un chico de Bogotá, Colombia.

Screenshot_20190212-213538_1

Mi nombre es Delvis Reyes Tecnólogo en seguridad Industrial con post grado en el área de Recursos Humanos. Resido en Bogotá desde hace 3 años. Desde hace 1 año diagnosticado VIH positivo.

CD: Cuéntanos, ¿como fué cuando te enteraste y cual es la realidad Colombiana frente al VIH/SIDA?

R// Uys, cuando me enteré mi vida se paralizó por cuestiones de segundos. De inmediato reaccioné a una pregunta de la Doctora encargada de darme el diagnóstico que fué: ¿Como te sientes? Respondí: Tengo miedo. Seguido a eso le dije: Doctora dígame ¿que tengo que hacer? El tema del VIH en Colombia es un poco complejo pues el sistema de salud se ocupa de brindar toda la información y programas para la atención y prevención, sin embargo existe un vacío de en esa información ya que no llega a todos, por lo que es un país muy conservador. Se sigue estigmatizando al seropositivo como una población promiscua siendo esto lejano a la realidad.

CD:¿ Cual era tu cercanía al tema antes de tu notificación?

R// Luego de mi diagnóstico entendí que siempre el tema se tocó de forma superficial. La metodología utilizada no fué la mas efectiva pues crecí sabiendo que existía, pero que a mi no llegaría nunca. Hoy en día se que algo en esa educación sobre el tema falló. Siempre sentí que podría pasarle a todos menos a mí. Hasta el día que llegó a mi la palabra: Positivo. 

CD: ¿Como se vive la Homosexualidad en Colombia y la homosexualidad con VIH?.

R//Colombia es un país que ha dado pasos gigantescos en los últimos años con respecto a la homosexualidad y los derechos de la sexo-diversidad. El sistema de salud atiende a las personas seropositivas. Pero aún así, diariamente hay nuevos casos diagnosticados. A mis redes sociales me llegan a diario mensajes de personas que están en el proceso de recién diagnosticadas o simplemente tiene miedo o sospechan que el exámen puede dar un resultado positivo. Entonces debemos hacer esfuerzos no solo porque la población sero-positiva reciba sus medicamentos sino también para educar de forma efectiva en materia de prevención y evitar que esta población aumente.

CD: ¿Desde fuera en ocasiones observamos a Colombia como un país de gran avance en esta materia, esos avances llegan al ciudadano común?

R// Creo que es un país estructurado por estratos sociales y aunque creo que esto no impide que cualquier integrante de esos estratos sea diagnosticado VIH positivo,  debemos trabajar mucho por que el tema deje de ser estigmatizado y evitar que la condición determine la percepción que pueda tener una persona por otra por su estado serológico. El trabajo no solo es de las entidades que trabajan en el tema. Parte fundamental de toda esa cadena somos los diagnosticados y desde la sombra se hace difícil poder ser parte del gran trabajo, que solo juntos podemos realizar por el bienestar de toda la población vulnerable.

CD: ¿Uno de los principales temas o miedo en las personas viviendo con VIH, es volver a tener una nueva relación, te ha pasado?.

R// En mi caso sufrí varios procesos. Primero debía perdonar y perdonarme al mismo tiempo vivir un duelo. Poco a poco fui ocupándome de tomar mis medicamentos. Exámenes mensualmente… Odié las agujas en determinado momento. Y por meses el interés de mantener una relación desapareció totalmente de mi vida. Poco a poco y con ayuda de terapia psicológica fui sanando ese punto. Aún sigo soltero pero es una decisión muy personal en este momento. Ya pasará.

CD: ¿Tu familia sabe, te apoya, como fue al principio?

R// Me preocupaba mucho mi mamá, me sentí terrible porque nunca quise lastimarla. Recuerdo una noche de esas en las que no sabía que resultado daría mi prueba de VIH. Coloqué un estado en una de mis redes sociales y mi madre escribió: Se que algo pasa y quiero que sepas que nunca hemos tenido secretos, eres mi hijo y pase lo que pase te amaré siempre. Ese día entendí que sería la primera en saberlo. El apoyo familiar fué y será siempre algo que me nutre día a día.

CD: ¿Que le dirías a la juventud latinoamericana, que esta hoy recién notificada basándose en tu experiencia?

R// Una de las cosas que expresé cuando recibí mi diagnóstico fué: Él esta dentro de mi torrente sanguíneo, pero yo tengo el control, seremos amigos pero aún en mi cuerpo mando yo. Quiero expresarles que se cuan complicado es iniciar este viaje sin alguien que nos brinde una palabra de aliento. Se, cuanto complicado es aceptar ayuda o someterse a tratamiento por todo lo que implica. Chicos en mi Twitter siempre les hablo con la esperanza de evitar que alguien que este recién diagnosticado decida tomar la decisión de suicidarse o no medicarse. Y créanme que muchas veces he recibido noticias de que un simple mensaje en mis redes los hizo reaccionar y para mi eso es maravilloso. No están sólos.

CD: ¿Quiere iniciarte en el activismo de jóvenes viviendo con VIH?

R//Me gustaría ser alguien con quien puedan identificarse. Alguien que pueda sembrar el tema de forma inteligente en muchos ámbitos de la sociedad. Hay miles de jóvenes que creen que sus sueños se perdieron luego del diagnóstico y eso es falso. Podemos lograr todo lo que nos propongamos. Si debo hacer activismo para de esa forma aportar un grano de arena al trabajo que se desarrolla sobre el tema. Lo haré. Y habrá valido la pena.

CD: ¿cual seria el consejo para los padres?

R//Es duro pues tendrán un proceso en el cual deberán sanar muchas cosas y yo los entiendo. A los diagnosticados les recomiendo brindarles tiempo a sus padres. A los padres que sus hijos no son diferentes por ser diagnosticados VIH+ son sus hijos. El amor debe ser el mismo. No podemos estigmatizar y seguir fomentando que debamos escondemos u ocultarnos por miedo a ser rechazados. Si el tema se habla con normalidad pasará a ser normal aunque sea en nuestro núcleo mas íntimo. Así que vamos a educarnos e informarnos de como manejar esta lucha.

 Gracias Delvis por tu fuerza.

 

 

Anuncios

Chile. La posta de los derechos LGTBI+ Nuevas líderes Trans.

Por Cano Diaz @psicologodiaz

Cony Valdes, destacada activista y abogada Transfemenina, quien ha trabajado silenciosamente y por años en la Ley de identidad de género, hoy nos cuenta quien es ella y la importancia de su proceso en una entrevista amena y sincera.

Constanza-Valdés-4376-768x512

Soy una mujer trans, estudié derecho en la Universidad Diego Portales. Hace 4 años realicé mi transición, en septiembre del 2015, fué algo que me costó varios años, particularmente por temor al rechazo por parte de gente cercana, a que me pudiera pasar algo también en la calle. Por un par de años estuve bastante deprimida, tenía pensamientos suicidas y en muchas ocasiones pensé que nunca podría realizar la transición. De hecho, algo que no cuento mucho es que en ese tiempo intenté suicidarme, y por lo mismo empecé a ir a terapia. Durante ese tiempo fue un gran apoyo una amiga de la universidad y después la ex jefa de carrera, quién me apoyó con el respeto de mi nombre social en todos los espacios al interior de la Universidad. Lamentablemente por la transición me fui de la casa y perdí apoyo familiar, y todo lo que eso implica, pero era un costo que tenía que asumir en razón de mi felicidad y tranquilidad. Como estudié derecho y además al ser una mujer trans, sentí que tenía que entregar esos privilegios al activismo, y así fue, principalmente, en primera instancia con la tramitación de la ley de identidad de género. Empecé a relacionarme con más activistas, conocer nuevas realidades, cómo funciona el congreso en la práctica y tener que aprender a relacionarme políticamente en los espacios institucionales. Durante un tiempo, en 2016 me alejé un par de meses del activismo por la sobrecarga, el estrés, la soledad familiar también y todas las cosas que se van produciendo en ese ámbito, pero a finales del año, sentí que no podía alejarme completamente, que no podía solo leer las noticias y enojarme, que tenía que contribuir con un granito de arena a cambiar las cosas. En ese tiempo, además conocí a mi pareja actual, de quién siempre he recibido apoyo incondicional y eso también me ayudo mucho en esa decisión de seguir para adelante. Y así ha sido durante estos 3 años, he tenido la suerte de exponer, gracias al apoyo de OTD en ese momento, ante la Comisión Interamericana y la Corte Interamericana de Derechos humanos en materias relacionadas con los derechos humanos de las personas trans, de participar en diversas charlas, de estar en medios de comunicación, de poder escribir y sobre todo de poder participar activamente en la tramitación de la ley de identidad de género. Ha sido un camino duro, no exento de problemas, sobre todo porque en varias ocasiones he sentido los prejuicios, que te miren en menos, que duden de tus capacidades. Las mujeres constantemente estamos expuestas a esos cuestionamientos, a los prejuicios. En muchas ocasiones estos cuestionamientos vienen incluso de tu propia comunidad.

¿ Te imaginaste como abogada, y ser asesora de una parlamentaria en el congreso?

La verdad es que nunca lo imaginé. Cuando comencé a estudiar derecho no pensé que este sería mi camino a seguir y que ahora me encontraría en ese punto en mi vida. Es emocionante la verdad. Durante la tramitación de la ley de identidad de género veía el congreso como un lugar ideal para trabajar, para estar ahí donde se tramitan las leyes y se dan gran parte de las discusiones políticas actuales. En varias ocasiones le comenté a gente cercana que me gustaría algún día trabajar ahí, y por supuesto, llegar también al parlamento como Diputada. Ahora esta lo primero, quién sabe cuando pase lo segundo.  Por eso estoy muy agradecida de la Diputada Claudia Mix, quien me ha dado la confianza y la oportunidad de poder trabajar aquí en la Cámara de Diputados y aportar también mi granito de arenas en distintas materias.

Cony, ¿sientes que el día del orgullo representa a la población Trans? ¿Por que?

Lamentablemente no, siento que el día del orgullo gay representa exactamente lo que evidencia su nombre. Principalmente representa y visibiliza lo gay, en torno a hombres gay y existe escasa visibilización de mujeres lesbianas, bisexuales y trans. De hecho, más allá de ver en algunos carros en la marcha, a algunas mujeres trans, no se ven muchas mujeres siendo caras visibles de las organizaciones o incluso en los medios de comunicación a propósito del día del orgullo. Creo que la comunidad gay es muy machista aún, y muchos no se dan cuenta porque creen que ser gay es incompatible con ser machista. Esto es completamente falso y en razón de esto, muchos no se cuestionan por qué hay tan pocas mujeres en las organizaciones LGBTIQ+ o en los medios de comunicación a propósito de estos temas. En este sentido, es por esto que existe particularmente un día de la visibilidad trans y además un día de la visibilidad lésbica

IMG_20190603_205559

¿Crees que la población trans tienen la visibilidad que se merece?

La verdad es que no, creo que ha existido un aumento en la visibilización de las personas trans pero ha sido hace muy poco y aún existen muchos prejuicios en torno a esto. Además de lo anterior, la visibilidad que tiene la comunidad trans ha sido particularmente en torno a ciertas problemáticas, discusiones políticas o como una suerte de fetichismo sobre las personas trans, particularmente mujeres trans. Aún podemos ver publicaciones denigrantes en contra de Daniela Vega o de distintas mujeres trans o incluso hombres cosificando a las mujeres trans como fetiches sexuales. En general, tampoco se habla mucho de hombres trans y de personas trans no binarias. Necesitamos mayor visibilidad que vaya acompañada de educación, que no nos vean como “bichos raros” ni tampoco con paternalismo o lastima por nuestra identidad de género.

¿Cony, como gay estoy consciente de mis privilegios, como ven ustedes eso privilegios? (me refiero si bien utilizado para toda la comunidad).

Creo que en general hay hartos hombres gays son conscientes de sus privilegios y en razón de eso intentan aportar dándole mayor espacio y visibilidad a mujeres lesbianas, bisexuales y trans. Asimismo generando apoyo y formando espacios de cuidado y respeto mutuo muy valiosos. Lamentablemente creo que eso no se ha ampliado a la mayoría de los hombres que están en cargos de poder, que están en organizaciones y en tantos lugares. En ese sentido, pasa mucho que estos hombres gays terminen apropiándose de luchas y discursos que no les corresponden y tratándonos de locas por denunciar estas malas prácticas. De hecho, es muy común que algunos hombres pasen por encima de mujeres lesbianas, bisexuales y trans, que las hagan callar o que incluso les tengan envidia. Creo que aún falta mucho para que todos los hombres gays tomen consciencia de los privilegios de lo que implica ser un hombre en este país. Incluso más aquellos hombres que son blancos, de clase alta y con un apellido que tiene peso. Creo que esos mas que nadie deben tomar en serio sus privilegios y utilizarlos para el bien común.

 ¿Cony, convive en ti el machismo y el feminismo?

Como mujer feminista, día a día en mi actuar intento reflejar el feminismo en mi actuar con las personas, conmigo misma, mi pareja, y en todos los ámbitos. En este sentido, a raíz de la educación que hemos tenido, los micromachismos o situaciones machistas aún persisten a veces y lo importante es detectarlas, reflexionar al respecto y hacer algo al respecto. Particularmente en mis relaciones políticas y de activismo es muy importante reflexionar y orientar las cosas con una perspectiva feminista, especialmente considerando que históricamente en estos ámbitos ha existido mucho machismo.

Cony las grandes luchadoras de la población Trans siento han sido las transfemeninas y hace pocos años se hicieron visibles la transmasculinidad – cuéntanos como es la historia ahí, ¿se repite la heterónorma?.

Yo creo que históricamente las mujeres trans, por un tema de visibilidad, han sido quienes han luchado con mayor fuerza por los derechos de las personas trans, y es algo que se va repitiendo en la historia de otros países de América Latina por ejemplo. En Chile, esto no ha sido excepción y lo hemos visto como las grandes referentas de la historia del movimiento trans en nuestro país son mujeres que principalmente han luchado por la erradicación de la violencia y discriminación, cuando aún ni siquiera se discutía sobre el derecho a la identidad de género. En este ámbito, los hombres trans quizás han estado menos visibles pero en la última década han aparecido cada vez más en la lucha del activismo por los derechos de las personas trans. Por parte de los medios de comunicación ha existido también un mayor interés en visibilizar historias de mujeres trans en desmedro de hombres trans, quizás por el morbo y curiosidad que les genera hablar de mujeres trans. Es cosa de ver el enfoque que han tenido la mayoría de los reportajes en la materia. Lamentablemente en este mundo, muchas veces se repiten los paradigmas binarios y de heterosexualidad obligatoria en torno a las personas trans e incluso existe mucha discriminación entre las mismas personas trans. Tampoco es poco común que existan personas trans, particularmente hombres trans, machistas y con conductas muy violentas.

 ¿Cony, te perfilas como una líder potente dentro de las personas trans, cual crees tu que es la receta.?

Cuando comencé a trabajar en el activismo nunca pensé que sería considerada una lidereza o una mujer influyente en la comunidad, principalmente por qué siempre tuve en mente que había que trabajar, incidir y luchar por la defensa de nuestros derechos más allá de la imagen que podría tener. De hecho, al principio nunca quería aparecer en las cámaras ni tampoco dar cuñas porque sentía que no era mi lugar, que había gente que estaba mejor capacitada. Eso fue cambiando con el tiempo por el trabajo que he realizado y porque también he visto sus frutos en hechos concretos. Aún así, hasta el día de hoy es un tema que me cuesta.  En este sentido, todos los días, desde que empecé este camino, no paro de pensar en cómo trabajar y ayudar para hacer las cosas mejor para nuestra comunidad. Mi interés siempre es y seguirá siendo trabajar por nuestros derechos y seguir avanzando la erradicación de la violencia y discriminación en contra de nuestra comunidad. En este sentido, siempre estoy buscando nuevas formas de poder aportar, ya sea escribiendo, incidiendo en proyectos de ley o hablando con personas en este ámbito.  En más de alguna ocasión me he ganado el odio de personas “aliadas” de nuestra lucha por no quedarme callada y no querer las cosas en la medida de lo posible, no podemos tener dignidad a medias. La honestidad y transparencia en esta lucha es muy importante. El trabajo tiene que ser constante, con convicción y sobre todo con pasión. En la ley de identidad de género sufrí y trabajé mucho y me hace feliz que pude aportar con unos granitos de arena a su aprobación pero no es lo único por lo que sigo luchando, como por ejemplo ahora estoy con Amnistía colaborando en la reforma de la ley Zamudio y con organizaciones lésbicas y feministas en el proyecto de ley de derechos de filiación. Me gusta estar en diversos frentes aportando, aunque eso pueda terminar agotando en más de alguna ocasión pero hay que aprovechar la juventud y las ganas de hacer las cosas. Por eso, más que una receta, creo que hay que hacer las cosas con convicción, con amor, con pasión con miras en aportar en la lucha contra la discriminación de nuestra comunidad, no pensando en réditos políticos ni tampoco comunicacionales.

10 de julio_2.JPG

¿Que te pasa con la intrumentalización de la población trans?,¿Hay algún momento que mas te haya causado indignación de esto?

Me produce mucha molestia la instrumentalización de la población trans, particularmente por políticos y sus partidos y los medios de comunicación. Es común que los políticos festinen con el apoyo hacia las personas trans pero en su día a día son transfóbicos y nos miran como si fuéramos “bichos raros”. Algo similar pasa con políticos y partidos que apoyan pero cuando tienen a personas trans en sus filas, hasta ahí les llega el apoyo y siguen siendo excluidas en esos espacios. Lo mismo en general en los medios de comunicación, somos historias de personas que lo hemos pasado mal, que hemos sufrido, pero más allá de eso, les cuesta vernos como personas merecedoras de los mismos derechos, a veces ni siquiera entienden lo que pasamos y por lo que estamos luchando.  Yo creo que casi todos los días sufro de indignación con esto. Particularmente lo viví en la tramitación de la ley de identidad de género y actualmente, en las relaciones políticas. Nuestra opinión no siempre es considerada o tampoco somos consideradas en las discusiones políticas grandes, y esto sucede en todo el espectro de partidos políticos. En las grandes discusiones como por ejemplo sobre reforma laboral, pensiones, migración, entre otras, no nos preguntan a las personas trans como esos temas nos influyen, y con suerte nos preguntan también a las mujeres. Recién ahora se habla del enfoque de género y hasta por ahí no más.  La hipocresía existe mucho hacia las mujeres y la comunidad LGBTIQ por parte de los partidos políticos.

¿Cony, ser trans en santiago o en cualquier capital es distinto a ser trans en región?, ¿que le dirías a tus compañeras de regiones?

La verdad es que es muy distinto. Muchas veces creemos que porque existe mayor visibilidad de personas trans o que se haya aprobado la ley de identidad de género las cosas están cambiando, y la verdad es que no. En santiago efectivamente es muy distinto ser trans que en Arica, La Serena, Coquimbo, Valparaíso, Rancagua, Talca, Concepción, Puerto Montt, Valdivia. En las regiones centrales hay mayor inclusión y menos discriminación pero tampoco significa que las cosas estén bien. En cambio en otras regiones más alejadas, es un tema que tampoco se habla mucho y es muy común que te queden mirando en la calle, que te griten cosas o incluso que seas objeto de golpizas e intentos de asesinato. No por nada, por ejemplo, en la V región se estima que es la localidad con mayor aumento de delitos violentos en contra de la comunidad LGBTIQ. Cuando se implemente la ley de identidad de género, vamos a ver esta brecha. Los registros civiles de zonas más rurales y alejadas de Santiago van a ser los más problemáticos. Hace un año, conocí a una chica trans de Temuco y me preguntaba como organizarse con sus compañeras trans para prevenir la violencia, la discriminación y conseguir el respeto de la identidad. En este sentido, primero, creo que lo más importante es armar redes de apoyo, con más personas trans, de la comunidad LGBTIQ y de ahí formar alianzas estratégicas con algunos organismos públicos clave, como por ejemplo el Instituto Nacional de Derechos Humanos. Segundo, es muy importante en este sentido conocer como accionar en caso de un caso de discriminación, de violencia o como exigir el respeto de tu identidad ante el Servicio de Salud, en el trabajo, colegio, Universidad o Instituto Profesional por ejemplo. Tercero, ofrecer esta información y ayuda a otras personas de la comunidad sirve como una herramienta muy útil para poder llegar a todas aquellas personas que no saben como exigir el respeto de su identidad por ejemplo, o que están pasando por malos momentos. En el mismo sentido, tenemos que reconocer que todas las localidades son muy distintas entre si, y entender también los contextos y la forma de enfrentar los conflictos de acuerdo con esto.

¿Cony, para terminar, cual son los lideres que admiras y cuales rechazas en nuestro de nuestro país?

Partiendo por quienes rechazo, en primera línea esta Jose Antonio Kast, representante actual de la ultraderecha de nuestro país, abiertamente lgbtifobico y que incluso estuvo muy presente en la última etapa de la tramitación de la ley de identidad de género. En segunda, los diputados abiertamente evangélicos que se encuentran en la Cámara de Diputados, Eduardo Durán, Leonidas Romero, y Francesca Muñoz. En tercera, agrupo a todos los hombres machistas, tanto de izquierda o derecha, que actualmente lideran partidos, movimientos o espacios y que se creen “revolucionarios”. Respecto a las liderezas, admiro mucho a Erika Montecinos, fundadora de Rompiendo El Silencio y Camila Maturana, abogada defensora de los derechos humanos, con quienes he tenido la suerte de compartir mucho en estos años.

¿Que le dirías e las nuevas generaciones LGTB para sumarlos a la política?

Yo creo que las personas LGBTIQ históricamente han tenido rechazo a los partidos políticos por como estos han actuado y han excluido a la comunidad tanto en sus espacios como decisiones. Todavía sigue sucediendo de hecho, en todos los partidos políticos de distintos sectores políticos. La única forma de que esto cambie es que nosotres lo hagamos, no exista otra opción. El mundo heterosexual no va a cambiar las cosas ni tampoco va a entender a cabalidad nuestras luchas, eso lo hemos visto. La única forma es que nos sumemos a estos espacios, luchemos por transformarlos y disputemos el poder en cada uno de los espacios. Se que es complejo y que mucha gente es reticente a estos espacios, y por eso también es importante la unión entre nosotres en estos espacios, luchar en conjunto para transformar las cosas. No solo tenemos que disputar los espacios políticos partidistas sino que también en las mismas instituciones y en los cargos de elección popular. Actualmente existen muy pocas personas LGBTIQ en cargos de representación popular y necesitamos que sigan siendo más, para que las decisiones no las sigan tomando sin nosotres. Por eso, y varias razones, estoy en la política, porque el día de mañana no quiero que en el Congreso se sigan tomando decisiones sin nosotres ni menos discutiendo sobre temas que nos afectan personas que no comprenden a cabalidad del tema. Es muy doloroso y desgastante escuchar y ver diariamente como nos excluyen y no nos toman en cuenta.

Gracias, nos volveremos a encontrar.

Chile. Las nuevas generaciones en la bandera de colores.

Entrevista a Felipe Parada

Activista y político gay

Por José Luis Díaz

@psicologodiaz

_MG_1363.jpg

Felipe, te has perfilado como un líder reconocido dentro del ambiente LGTB, imagino que ese camino no ha sido fácil, cuéntanos como fue llegar a posicionarte donde estas ahora. Desde ser el candidato más joven a ocupar una posición importante en el actual partido que militas? 

R // Antes de comenzar a responder estas interesantes preguntas, muchas gracias por la entrevista José Luis.   

Efectivamente este ha sido un camino complejo y difícil, pues en la política chilena los sectores conservadores tienen mucho poder, y es importante clarificar que estos sectores que discriminan y violentan a los sectores LGTB no solo los encontramos  en la derecha, también están en los  sectores progresistas y de izquierda.

Estar en política es doblemente difícil cuando además se es joven, cuando el 2012 decidimos impulsar una candidato a concejal por Recoleta muchos me decían que era una locura ser candidato con 18 años. Desde ese entonces y hasta ahora sin duda muchas cosas han cambiado pero sigue siendo una deuda pendiente la plena participación de los jóvenes en espacios donde se toman las decisiones.

Eso es lo que me ha motivado para dar esta pelea y en comunes he encontrado un espacio en donde he sentido que el proyecto político que estamos construyendo es colectivo y pone las demandas del siglo XXI en el centro, y eso incluye la lucha y la demandas feministas o LGTB. Esta construcción es reflejo del Chile que soñamos

Felipe, tu paso por los partidos ha sido bien criticado, más allá de los ojos con lo que se te mirado, cual es la explicación que tu entregas a eso.

R // Cuando uno decide enfrentar a los poderosos y asumir la responsabilidad política de construir una sociedad distinta, está expuesto políticamente, se te apunta con el dedo y se te critica siempre. Yo tomé la decisión desde hace mucho tiempo de construir desde espacios colectivos y efectivamente milite en el Partido Socialista pues creía que era un espacio importante para ese proceso de construcción, siempre desde un espacio crítico, y no me arrepiento pues conocí gente muy valiosa, particularmente esos militantes de base que le dan fuerza a un partido que lamentablemente hoy está a la deriva desde sus cúpulas.   

Lo importante es actuar en consecuencia a tus principios y en línea con el país el que sueñas y eso no he claudicado por eso estuve en el gobierno anterior y por eso estoy en el Frente Amplio y en comunes porque creo que desde este espacio político están las condiciones de generar una mayoría popular, democrática y feminista  que ayude  para cambiarle la vida a la gente.

Felipe, sientes que la juventud está lo suficientemente politizada.

R// Tiendo a ser muy positivo, pero creo que efectivamente existe una politización importante.  Los jóvenes han decididos militar en causas y eso es profundamente político. Ahora eso no es lo mismo que militar en un partido, y los entiendo, pues tal como te señalaba anteriormente, los partidos políticos tradicionales no avanzan al ritmo de la sociedad pues tienen miedo de perder sus privilegios. Yo milito en comunes pues creo que son necesarias las construcciones colectivas y por tanto le militó a las causas y al proyecto, no creo en esa dicotomía entre lo social y lo político, al contrario no me imagino la una sin la otra, pero soy capaz de entender que para la mayoría de las y los chilenos, esas demandas y esas causas no las ven reflejadas en los partidos políticos, ese es un tremendo desafío del que me hago también cargo y espero que quienes estamos en partidos emergentes aportemos para retornar a lo político.  

Felipe, hace muy poco se entregó el informe de VIH de la comisión investigadora sobre VIH liderada por Claudia mix

Cuál es tu observación de esa instancia única en Chile y  tu opinión de los resultados.

R //  Me parece importante el trabajo que hizo la comisión, antes de entrar a los detalles me gustaría reconocer el trabajo de la diputada Claudia Mix por hablar de un debate escondido durante mucho tiempo y que hoy nos tiene en una alerta roja con el aumento de las cifras del VIH/SIDA en Chile.

Somos el país con mas alto % de aumento de la transmisión del VIH/SIDA en América latina, eso tiene responsables claro: La iglesia y su influencia en los medios, el 2003, 2005 y el 2007 UCV, Mega y CANAL 13 se negaron a mostrar en sus pantalla la campaña nacional de prevención del VIH/SIDA, los sectores conservador del país y la UDI en específico, me gustaría dar algunos ejemplo de esto para mostrar de forma específica, el 2005 cuando Ricardo Lagos lanzó una campaña que promovía el uso del condón la actual ministra de educación Marcela Cubillo dijo que la campaña era “mala” y usaba “lenguaje vulgar”, el 2010 año del terremoto bajo la orden de la intendenta y actual presidenta de la UDI Jacqueline van Rysselberghe se retiraron los preservativos de los Kit de emergencias enviados por la ONU. Estos 2 ejemplos son muchos de los que podría dar para demorar que la hipocresía de estos sectores son también culpables de los números que hoy conocemos y de la alerta en que nos encontramos.

Tenemos una oportunidad y la obligación de hacernos cargo con un gran pacto social y político sin hipocresías donde en el centro este la educación sexual,  el uso del preservativo y el diagnóstico temprano. Esto no avanzará sin el empuje de nuestra comunidad que es la más afectada con estas cifras

Cómo llamarías a tu partido a involucrarse en la temática LGTBi y sobre todo VIH.

R // El partido que estamos construyendo es reflejo del Chile que soñamos, es por eso que la agenda de las diversidades es parte de nuestro actuar y quehacer diario.

Particularmente seguir impulsando que sea considerado como un tema de alerta nacional y en eso tenemos camino adelantado luego de que nuestra diputada Claudia Mix presidiera la comisión investigadora, ese capital político construido al alero de la comisión debe ser la fuerza para seguir avanzando.

Qué le dirías a las viejas generaciones, a las actuales y a las nuevas.

R // Que la militancia es el proyecto de vida que puede ayudar a cambiar la realidad de nuestra sociedad, que no vamos a descansar por los que no están y los que vienen de luchar, militar y construir, siempre con alegría una sociedad para todos, todas y todes.

Felipe, que nota le pones a tu machismo-

R // Es un proceso de deconstrucción permanente, sin duda soy muchísimo menos machista que hace algunos años, negarlo sería mentirnos, todxs tenemos conductas cargadas de patrones culturales y sociales que hemos venido arrastrando y responde a la formación que cada uno recibimos y de dónde venimos. De lo que sí estoy seguro que este año de militancia en un proyecto político feminista, de la tarea que realizan mis compañeras las poderosas ha sido fundamental para este proceso.

Chile. El transitar de un género.

El transitar de un género.

Palomas transexuales que el viento quiere levantar.

por Jose Luis Diaz

FB_IMG_1556595190988.jpg

La población transexual es la letra más violentada de nuestro “lgtbiq+”, no solo se exponen a la violencia constante, sino también a una serie de obstáculos que son complejos de enfrentar. Salir adelante desde el espacio TRANS hoy en día es un verdadero desafío personal, político y cultural en donde el romanticismo no llega a jugar ningún rol.
En una sociedad, machista, patriarcal, binaria, basada en la desigualdad que se construye desde la genitalidad, las personas Trans se encuentra en la cadena de mayor rechazo y no me refiero al rechazo social de las implicancias de ser trans- sino también colocan en conflicto a una sociedad basado en el corazón y razón de lo que tenemos entre las piernas.
El machismo no está alejado de la vivencia trans, y si bien los gays logramos levantar las migas que arroja el hombre heterosexual, normado y patriarcal, los trans masculinos siguen recogiendo las migas que nosotros no alcanzamos a tomar, y acá la pregunta, quien tira migas a estas palomas transfemeninas que no llegan a la plaza, dejo las respuestas abierta.
Según la investigación de Derecho, Politica, Violencia y Diversidad Sexual (1), las personas trans son las primeras “valientes” los primeros rostros en sufrir la diseminación y no por amar diferente como intenta levantar el romántico homosexual de centro comercial, sino por pensar en ser diferente a lo que se tenía establecido para elles. 1 – de J.L. Díaz, J. Barrientos y otros

Dentro de los espacios laborales, los cuales siempre en su mayoría mantienen sus puertas cerradas para las personas trans, se identificó que en su gran mayoría la población trans trabaja en forma independiente y muchas en trabajos informales.
El desafío de inclusión y no segregación que debemos dar en esta materia es amplio y lamentablemente no contamos con la voluntad política y social de facilitárseles ese complejo camino.
En esta ocasión, compartiré con ustedes el relato de una persona trans, un relato anónimo y cuenta con la debida autorización del autor para su difusión

“Libertad, independencia, emancipación, liberación, dicha, satisfacción, bienestar, existir, ser, son las palabras que me definen ahora.
Soy hombre de 61 años, en un cuerpo de mujer, trans, y me gustan los hombres, soy pasivo, como dicen ahora, o sea gay.
Me siento vivo, libre, nunca más tendré que fingir lo que soy, ya no tengo miedo, camino erguido, no me escondo, mirada al frente, no agacho la mirada como antes.
No ha sido fácil la transición, pero tampoco tan difícil, me acostumbre a ser hombre pronto, porque es lo que soy.
No puedo decir, que en un comienzo si lo fue, cuando recordé, cuando salido el pasado, el recuerdo, como sale ese payaso de una caja de repente, inesperadamente, de improviso y da miedo.
Recordé el dolor, las torturas, las terapias de conversión, los exorcismos, las tinas heladas, mi cabeza hundida en el agua, sin poder respirar, el encierro, los golpes, las patadas, las hipnosis(cosa que nunca lograron)el amarrarme a mi cama, a una silla, los azotes, las violaciones permitidas por mi torturador, mi mengele, o sea mi madre.
Los electroencefalogramas a montones, esa mesa helada donde me colocaban y miles de chupones en la cabeza, según yo, y dolor, mucho dolor.
Recordé tantas cosas más, que mi cabeza daba vuelta, cuando llegue a la consulta de mi psicólogo, repetía una y otras vez, que me hicieron¡¡ que me hicieron!!, con la cabeza apoyada en el escritorio
Poco antes de ir con él, fui a ver a mi torturadora (mi madre) y le pregunte
– Mamá: era muy ahombrado cuando niño?
Contesto: si y eras tan cochino, me costó tanto trabajo educarte, pero naciste mujer, tuviste hijos y te vas a morir como mujer.
Me dieron ganas de vomitar, como antes, Ahí estaba ella mirándome con esos ojos sin sentimientos y con una sonrisa en la cara me dijo:
– y lo logré¡¡
La odie con toda mi alma, en ese momento estaba paralizado mirándola, no sé de dónde saque fuerza, me levante y me fui.
No podía creerlo como alguien puede hacerle todo lo que me hicieron a un niño.
Sé que era otra época, 50 años atrás aproximadamente, pero no hay justificación alguna para hacer lo que me hizo.
Pero ahora me siento bien, a pesar de todo, el pasado lo debo dejar atrás, si no nunca saldré adelante, por supuesto que tengo estrictamente prohibido verla.
Me siento bien, tranquilo, nunca más me dirán lo que no debo ser, porque soy un hombre en un cuerpo de mujer todavía, pero un hombre al fin, gay, lo que soy, lo que fui y seré.
Estoy viviendo solo, cosa que siempre quise hacer, y se siente tan también¡¡
Como lo tomaron mis hijos, me sorprendieron, en especial mi hijo mayor, un gran apoyo, Mi yerno y mi nuera me dicen Tío.
Mis amigos me aceptan tal como soy, y me dicen eres valiente.
A mi hija le costó un poco más, porque un día me pregunto: Y donde queda mi mamá?
Y le conteste: A pesar de lo que soy, siempre seré tu mamá, eso no va a cambiar, no estoy arrepentido de haberlos tenido, cuando los tuve asumí el papel de mamá, sin cuestionarmelo
Sé que tengo un largo camino todavía, pero se hará de a poco, a pesar que quisiera que fuera ya¡¡ soy apresurado y acelerado.
Pero estoy contento, miro hacia el futuro con ánimo, optimismo y esperanza de que todo saldrá bien, se también que habrá dificultades que atravesar, pero no me asustan, ya no, ya salí del encierro, de la prisión, de la jaula, y mis alas vuelan en libertad
Lo lograré¡¡¡¡.
Mayo de 2019

Dedicado a Matías.

IMG_20190513_160813_243

Chile. El medidor eléctrico, un juego en dictadura

La alegría del corte de luz.

por Jose Luis Cano

Posiblemente muchas personas no entiendan el cariño y apego que se tiene a un aparato muchas veces mal cuidado y criticado.

20190315_125202

El medidor eléctrico en Chile y sobre todo en las poblaciones representa más que un simple aparato que implica problemas y costos, para muchos en su infancia,  el medidor eléctrico fue uno de los juegos en dictadura más recurrente y compartido entre los niños y  jóvenes de las poblaciones de nuestro País.

Para otros era la trampa al sistema explotador, un buen soldador sabia como engañar al  medidor y así proteger a la familia del costo de su trabajo, consiguiendo que este no figurara en los registros mensuales de electricidad, más de alguna vez fue parte de las conversaciones familiares para lograr detener el avance de su incansable cálculo de consumo. Creo importante mencionar al “imán” que siempre acompañaba al medidor para frenar el avance de reloj,  ni hablar de la quema de tapones o cuando nos pasábamos del gasto permitido y el medidor automáticamente cortaba el ingreso de electricidad al domicilio, evitando que un posible incendio nos eliminara la memoria, ya era suficiente la quema de libros realizada por militares.

Hoy esta historia la quieren cambiar, borrar de nuestra memoria, reemplazarlo bajo el rotulo de la inteligencia. Posiblemente nadie pensó que se podía escribir desde los afectos a un aparato, creo que yo era uno de esos. Sin embargo cuando ese aparato te ayudaba a sonreír pasa a ser algo más allá que un ser sin vida y sin historia. Pasa a ser parte de los cuentos que relatas en una fiesta de amigos, improvisando cuentos para tus hijos, recordando las complicidades de las infancias  en dictadura.

Cuando niño recuerdo que un simple juego nos convocaba a todos, en ese momento la dictadura era implacable en su actuar, asesinando niños, jóvenes y adultos, torturando ancianos y haciendo desaparecer a miles de chilenos. La bestialidad del dictador se hacía presente en todas las poblaciones de Chile a través de sus brazos militares que ejecutaban sus órdenes asesinas.

Las infancias y sus fantasías era difíciles de sostener, era un desafío abrigar tan inocente pensamiento entre muertos, balas y lacrimógenas.

Cada padre jugando a la mejor interpretación de Roberto Benigni, para suavizar el golpe en nuestras vidas, recuerdo que mi padre, entre lagrimones y limones, cada noche nos contaba un cuento de su autoría, un cuento a decir verdad “macabro”, que nos hacía llorar junto a mi hermano cada vez que lo escuchábamos. Hoy nos reímos y analizándolo bien,  el cuento era horrible para que nuestra vida fuera bella.

Los medidores de nuestro juego. Nos juntábamos; Carlos, Nelson, Manuel, Marcelo, yo y otros amigos a buscar nuestra felicidad de infancia, la cual  no dejaríamos que la dictadura nos arrebatara, éramos parte de la resistencia y no del sometimiento, veíamos y vivíamos la lucha de igual forma que los adultos, compartíamos los dolores,  mirábamos llegar las flores cuando perdíamos a uno de los nuestros. Era el único momento en que la seca y gris población, sin arboles ni plazas se dejaba sorprender por una caravana de colores y aromas que seguían al difunto guerrillero.

La reunión con los amigos no era improvisada. Amigos cercanos, cómplices y aliados, en busca de la entretención, ahí aparece uno de los juegos más emblemáticos de toda buena infancia, se apostaban las lealtades y complicidades, se trabajaba el compañerismo. Crecimos con el lema “si pillan a uno los pillan a todos” por lo tanto los códigos de infancia  estaban incorporados; jamás hablar, jamás delatar, y siempre callar pase lo que pase. Siempre callar, si alguien nos sorprendía y lograba alcanzarnos no podíamos dar nombres, en esos casos la respuesta era;  “estoy jugando solo”.

El juego era simple y mucho más entretenido que los actuales, entrar entre los callejones de casas y departamento,  “cortar la luz desde el medidor” y luego salir arrancando, era un triunfo que ameritaba dar vuelta  la cancha seca que compartíamos, nuestro escenario poblacional de peñas, discursos de dirigentes sociales y aveces improvisados festivales que nos alegraban la vida en tiempos de un chille temeroso y oscuro. Había que celebrar el apagón local que organizábamos.

Luego en el punto de encuentro con los amigos, contábamos cuantos medidores cortábamos y quienes salían es búsqueda de estos pequeños malandrines, un encuentro de carcajadas explotaba en cada uno de nosotros hasta transformarse en una sola. Un momento de infancia, alejados de lacrimógenas, vidrios quebrados, padres y familiares desaparecidos, caravanas florales y muertos, todo se transformaba frente a esos improvisados juegos que nos alegraban las infancias en la dictadura sangrienta de Pinochet.

Hoy los medidores, cómplices de aquel momento pretender ser arrebatados, borrados de la historia de cada uno o por lo menos de aquellos que vamos rescatando esas pequeñas instancias que nos hicieron felices en la sangrienta época, en donde le toque de queda, los allanamientos y la violencia de estado estaban naturalizados.

Hoy no solo se cambia un aparato, hoy se remueve la felicidad en tiempo donde la infancia era fracturada por la política de un estado impuesto a través de la traición de las armas.

Por todos los medidores de Chile, sus recuerdos y anécdotas.

Y por los recuerdos de trajo esta breve nota que dibujo una sonrisa y saco más de una carcajada.

Chile. Infancias con SIDA, los hijos de Rosa.

Por Jose Luis Diaz

img_20190102_223627_738

Posiblemente ya estemos enterados que el VIH/SIDA ha ganado las batallas a las inexistentes campañas de prevención, digo campaña por mencionar un nombre a la pobreza creativa del gobierno de Chile. Sin embargo la realidad demuestra que estas nunca existieron, la situación latinoamericana al momento de hablar de sexualidad y VIH pareciera entrar en una verdadera crisis moral.
Una campaña va mas allá de un par de segundos llamando a la prevención, campaña va más allá de un cuadro mal colgado que dice ¡¡cuídate , usa Condón¡¡. Campaña es aquella acción que logra, sensibilizar, educar y concientizar a la población sobre algo que está sucediendo y como sociedad involucrando a todos sus conformantes, podemos prevenir, sin embargo hoy vemos que en Chile y el resto de los países de la zona la productividad y el muro norteamericano fuera la única noticias, a esto se suma el silencio de artistas, científicos, músicos, etc, ya que muy pocos han entendido su rol social frente a estos temas y claro esta es mas linda la foto con el niño accidentado que la foto con el niño fracturado en su interior.
Campaña se ven para dejar de fumar, para no conducir bajo la influencia del licor, para prevenir el cáncer, campañas que podemos llamar ; de “buena formación” no tocan lo íntimo, como lo hizo el clero católico y evangélico, no rozan lo privado, abordan lo que se habla, fluye en ellas el flujo del gobiernos paternalistas, censuradores, la operación cóndor articulada a la cabeza de Bolsonaro.
De sexualidad nada, porque hasta en la muerte del sidoso hay que decir que “murió de cáncer”, la que aborta “fue perdida espontánea”, la violada “solo la toco” y así mantenemos la comodidad silenciosa de quienes nos castran desde la fluidez natural del cuerpo, limitan el deseo, le colocan nombres, le asignan colores y formas para poder moldearlo a la necesidad de la producción.
El Sida se ha gritado a los cuatro vientos y su derrota también, pocos han sido los valientes. El ministro actual no ha logrado callar a esa loca revolucionaria que lucha por ella y por sus compañeras, la tachada de rara, personaje, irreverente. Esa misma loca que desafío la dictadura desde la calle Catalina de los Ríos, loca de boina y pañuelo irreverente que resistió el SIDA en los 80 y 90, poniendo su cuerpo y su genio. La única viuda de Manuel Rodríguez, del que heredo sus pastillas para poder vivir, gritando con su incomoda presencia que el SIDA existe y se quedo en Chile.
En algunas calles de Santiago, miles dirán por mí y mis compañeras como lo hace Víctor Hugo Robles, el Che de los gays, en honor y conmemoración a los más de 500 muertos que el SIDA arrebata cada año.
Muchos hablan del VIH/SIDA como una enfermedad de adultos, dejando las infancias sidosas sumergidas en la total ignorancia, se transforman en el dato que cuelga de las políticas públicas, pareciera mejor no hablar ya que ahí están los violados por las religiones, las victimas del cura cariñoso, ese señor de buena fe, o del pastor rehabilitado de la droga y el alcohol, y que hoy vive de la pobreza que llega a la catedral de la Alameda, ahí están los huachos que el SENAME no pudo vender y que hoy se venden por unos pesos en las plazas de las principales capitales para matar el hambre y el frio.
Tanto miedo le tiene Chile a la sexualidad que en la comuna de Independencia en pleno 2018 un profesor fue perseguido y despedido por mostrarles otra realidad a sus alumnos, les hablaría de un marica que habla de sexo, la censura previa nos vuelve a recordar que la democracia no ha llegado y que los bastiones de Pinochet están dispuestos a levantarse cuando sea necesario, sin importar el color político. Vienen las elecciones en Independencia, hoy los cargos no tienen valores sino precios y el roto nunca amo la pobreza.
Chile lleno de paradojas, mientras los niños con VIH siguen en la sombra, escondiendo su mal aroma, mal vestir. Recorren las poblaciones con cara de pasta base y la verdad no es así, el sida los está matando lentamente, cruzando sus cuerpos débiles y mortales, sin que exista foto que los registre.
Chile, lleno de invisibilización y burlesco, víctima de un periodismo mediocre, que busca la nota simple, hoy un periodista es un estudiante que ahorra pasaje. Buscan a MOVILH e Iguales para hablar sobre VIH, me parece que lo más cercano de Iguales al VIH fue la declaración de su entonces Presidente, Pablo Simonetti, cuando le susurraron sidoso en una aristocrática clínica… “pobres personas” dijo el célebre escritor, y bueno del presidente de MOVILH, aquel luchador contra la dictadura ni hablar, siempre se ha preocupado de limpiar la imagen de la cola bonita.
Y los niños siguen ahí esperando la muerte, como lo hace cualquier niño que está en las casas de SENAME, invisibilidades de una sociedad de adultos, sin temas de adultos, una sociedad que juega a la democracia, en donde un delicado diputado se molesta y emociona frente a la frase: “bien muerto esta Guzmán”. Olvidándose de las muertas que el homosexual senador dejo. Señor diputado, oféndase con lo que hemos construido en la infancia. Y nuevamente pregunto ¿donde están los niños Sidosos, sedientos, quien los esconde, quien los protege?
Hoy solo fueron un punto en la tabla estadística, un punto que comenzará a crecer con la
misma fuerza de un prejuicio.

Donde llegan a morir los niños y niñas del SIDA.