Bolivia. Discriminación a mujeres indígenas

Una activista boliviana pone de manifiesto cómo las mujeres indígenas que se identifican como lesbianas o bisexuales sufren una triple discriminación que les obliga a migrar de sus comunidades y alejarse de sus familias, de su cultura y hasta de su propia identidad.

Producción: Laura Quiñones

Silene

Silene Salazar, cofundadora de la Red Nacional de Mujeres Indígenas y Bisexuales en Bolivia.

Para muchas familias indígenas la homosexualidad simplemente “no existe”, cuenta Silene Salazar, una mujer quechua quien a sus dieciséis años se aceptó como lesbiana.

Bolivia es un país muy machista, entonces ser mujer es complicado. Mi familia es muy machista y existe la heterosexualidad obligatoria. De cierta manera la mujer está con la función de reproducirse, tener hijos y casarse. Identificarse como lesbiana es muy fuerte por la discriminación”, dice.

A Silene la discriminación de género y por orientación sexual, y el racismo por ser indígena, no la detuvieron, sino que la inspiraron para convertirse en una defensora de los derechos humanos y activista LGTB apasionada por la justicia social.

De cierta manera la mujer está con la función de reproducirse, tener hijos y casarse. Identificarse como lesbiana es muy fuerte por la discriminación.

A mis dieciséis años me acepté como lesbiana, pero a mis veintitrés fue cuando viendo la situación, me puse a enterarme un poco más del movimiento LGTBI que existía, de los derechos que existían, de la Declaración de los Derechos Humanos y de todos estos instrumentos internacionales que existen, y vi que había muy pocas voces de mujeres dentro del movimiento LGTB, que era más liderado por hombres gay. Entonces unas compañeras y yo fundamos la red de lesbianas y bisexuales para empoderar mujeres y para que hubiera más liderazgo”, cuenta.

Silene fundó la Red Nacional de Mujeres Lesbianas y Bisexuales, un grupo de apoyo para mujeres de todo el país y el primero de su tipo en Bolivia que además busca visibilizar las identidades LGTBI dentro de las comunidades rurales indígenas.

Una vida normal en una sociedad discriminante        

La activista se mudó de La Paz a Santacruz, en el centro-sur del país. “Una ciudad mucho más conservadora, pues porque en La Paz hay más avances sobre derechos humanos, inclusive la alcaldía apoya de alguna manera. En Santacruz para mí era un reto declararme como mujer lesbiana y pensar que podía tener una vida normal o una vida feliz en una ciudad tan discriminante” dice.

En Santacruz el trabajo de la Red no fue fácil, Silene dice que al comienzo sólo eran dos personas que intentaban reunirse y ofrecer ayuda. “Incluso en al lugar donde nos reuníamos la mayoría no quería ir ni nada, por miedo a la discriminación”, cuenta. Sin embargo, casi 10 años después, se han logrado muchos avances en esta ciudad.

Cuando empezamos en 2009, la única mujer que marchaba en la marcha LGTBI era la psicóloga de una ONG y el año pasado nosotras fuimos el bloque más grande de mujeres lesbianas y bisexuales en la marcha”, dice con orgullo.

Para mí era un reto declararme como mujer lesbiana y pensar que podía tener una vida normal o una vida feliz en una ciudad tan discriminante.

En Bolivia, las victorias legislativas por los derechos LGTBI han sido muy reñidas. Al vivir en un país tradicionalmente católico, las personas LGTBI lucharon durante décadas para que se reconociera su existencia. Si bien Bolivia tiene leyes contra la discriminación basada en la orientación sexual y la identidad de género, Silene señala que rara vez se hacen cumplir.

El año pasado, se aprobó una ley que permite a las personas cambiar el género en sus tarjetas de identificación, pero se enfrentó a numerosas protestas de grupos religiosos.

A pesar de esto Silene nota que ha habido algunas mejoras en los últimos 10 años. Ha resultado más fácil para las mujeres acercarse a sus familias, especialmente en las ciudades, y como la red nacional ha crecido, también lo ha hecho la conciencia de los recursos disponibles para los miembros de la comunidad LGBTI.

“Ellos saben que existimos y que estaremos allí no solo para obtener información, sino para estar con ellos si enfrentan algún tipo de discriminación”, dice.

En el futuro, la red también espera expandir sus esfuerzos en los problemas de salud que impactan a la comunidad lésbica y bisexual así como alcanzar a las comunidades más rurales de Bolivia, donde a menudo es más difícil para las mujeres aceptarse como lo que son.

No existen datos sobre las mujeres indígenas lesbianas y bisexuales en Bolivia.

Las mujeres indígenas tienen que migrar por su orientación sexual

“Estamos intentando llegar a otras comunidades porque especialmente sabemos que las ONG están centradas en ciudades que son capitales. Santacruz es una ciudad que hay una ONG, hay también en La Paz, pero en las comunidades pequeñas no existe acceso a la información, entonces estamos intentando trabajar en esa temática y en una investigación sobre diversidades sexuales y diversidades indígenas”, relata Silene.

La defensora denuncia que existe mucha escasez de información de la existencia de las mujeres lesbianas y bisexuales dentro de las comunidades rurales e indígenas.

“En todos los informes que han salido, incluso de Naciones Unidas, no se toca este eje.  Se habla del acceso a la salud, al trabajo, a la situación política de las mujeres, pero no se toca lo que están viviendo estas mujeres dentro de las comunidades indígenas”, dice.

No hay manera que las acepten entonces lo que tienen que hacer es migrar a las ciudades y también pierden un poco el contacto con su propia identidad, dejan de identificarse como mujeres indígenas.

Las indígenas que se identifican como lesbianas o bisexuales son sometidas a violencia física, psicológica y muchas terminan llevando una vida heterosexual por obligación, revela Silene, quien además de haber vivido una situación similar, ha escuchado las historias de estas mujeres a través de la red y su investigación.

¿El factor común de esto es la migración, salir de las comunidades no? Porque no hay manera que las acepten entonces lo que tienen que hacer es migrar a las ciudades y también pierden un poco el contacto con su propia identidad, dejan de identificarse como mujeres indígenas. La migración es la mayor solución que ellas han encontrado a este problema”, explica.

En su caso, su familia ya había migrado a una zona urbana cuando ella alcanzó su adolescencia, “pero aun así era la misma mentalidad, de qué eso no puede existir, y no puede ser. En esta clase de familias indígenas con estos principios de que “no existe” se sufre mucho la invisibilización porque hay muchas comunidades indígenas que todavía niegan la existencia de cualquier persona LGTBI”, lamenta.

Para Silene lo más importante ahora de su trabajo como activista y quechua, es precisamente eso, visibilizar la existencia de las mujeres indígenas con una orientación sexual diferente a la heterosexual, darle la información que necesitan y hacer valer sus derechos.

“Existimos, estamos aquí, estamos en todas partes, somos mujeres somos lesbianas, somos indígenas y somos humanas, ante todo”.

Silene fue una de las participantes del 62º periodo de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, organizado por ONU Mujeres a comienzos de marzo de 2018 en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York.

fuente: NoticiasONU

 

Anuncios

1r Encuentro Internacional de Observatorios Contra la LGBTIfobia

EncuentroLgbtfobia1

1r Encuentro Internacional de Observatorios Contra la LGBTIfobia. Este encuentro nace como iniciativa del Observatorio Contra la Homofobia de Cataluña (OCH) y cuenta con la colaboración del Observatorio Madrileño contra la LGBTfobia – Arcópoli y Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB). Surge con la voluntad de reunir aquellos agentes y entidades dedicadas a la prevención, recopilación, denuncia y actuación frente a los casos de LGBTIfobia y todas aquellas expresiones de rechazo hacia las personas que componen el colectivo LGBTI o que no siguen los patrones hegemónicos en relación con la sexualidad. Está pensado como un espacio de encuentro, intercambio de realidades e información y fomento de debate para conocer las diferentes organizaciones e iniciativas en torno a la LGBTIfobia que existen en el mundo.

El objetivo para este primer encuentro es el propio conocimiento entre observatorios y las buenas prácticas de las diferentes organizaciones. Por ello el tema central es: Observatorios contra la LGBTIfobia: nuevos espacios de conquista de derechos humanos.

PROGRAMA  Triptico_encuentro_obs_3

Contacto: https://observatorieslgbtinternationalmeeting.com/en/contact/

Buenos Aires tendrá su primera plaza de la diversidad sexual.

La plaza Roberto Arlt está ubicada en las calles Esmeralda y Rivadavia. Tendrá un sector de gastronomía atendido por personas trans y exposiciones de fotos.

SyDEZ_Bqf_930x525__1

Gracias a una iniciativa de la Federación Argentina LGBT (FALGBT), en la Ciudad de Buenos Aires se reinaugurará la plaza Roberto Arlt. Un espacio que va a contribuir a la visibilización de la diversidad, pero también implicará una fuente de trabajo y de inclusión.

Nos sentimos orgullosxs de ver plasmados nuestros proyectos en realidades concretas que aporten a la construcción del cambio cultural necesario para nuestra Ciudad.

Está encerrada entre medianeras en pleno centro porteño, y sin embargo guarda su encanto. Fue un cementerio de pobres y ajusticiados durante la época colonial, un colegio y asilo de huérfanas en el siglo XVIII y también un hospital de mujeres. En el predio funcionó el edificio de Asistencia Pública durante siete décadas hasta que cerró en 1969. Dos años después se construyó la plaza Roberto Arlt, en Esmeralda y Rivadavia. Fue canción del dúo Vivencia en los inicios del rock nacional y en los últimos años quedó deteriorada y vandalizada. Ahora se convertirá en la primera plaza de la diversidad sexual.

Los colores del arcoiris darán el distintivo a la remodelación del predio, porque la idea es que sea un “homenaje y reivindicación de la lucha” del colectivo de lesbianas, gays, bisexuales y trans. “Fomentar la diversidad en el espacio público, que es el lugar donde se produce el sentimiento de pertenencia ciudadana, era algo que queríamos hacer hace tiempo. Y qué mejor que hacerlo en un lugar tan transitado como la plaza Roberto Arlt”, remarcó el vicejefe de gobierno porteño, Diego Santilli.

Así es el proyecto para la plaza Roberto Arlt.

Así es el proyecto para la plaza Roberto Arlt.

Y la secretaria general de la Federación Argentina LGBT, María Rachid, subrayó a este diario: “Nos parece importante que Buenos Aires tenga un espacio de visibilidad de la diversidad como muchas ciudades del mundo, que también contemple espacios de inclusión laboral para personas trans, por eso le acercamos esta iniciativa del Jefe de Gobierno. Esta plaza será un espacio de visibilidad, de expresión de la cultura LGBT y de oportunidad laboral para un grupo de compañeras y compañeros trans”.

La remodelación de la plaza, que se prevé inaugurar a fines de mayo, plantea un espacio gastronómico teniendo en cuenta su ubicación dentro del circuito turístico de la Ciudad y la existencia de muchas oficinas alrededor. Se reservará un sector para food trucks que serán atendido por personas trans y, además de las gradas de cemento que ya posee la plaza, se colocarán mesas y sillas para los comensales, siempre con los colores emblemáticos del movimiento gay.

Otra de las novedades será un circuito peatonal con el arcoiris LGBT donde instalarán veinte paneles exhibidores para las muestras itinerantes relativas a la diversidad sexual y de género y que unirá la entrada de Rivadavia con el ingreso de Esmeralda.

Leer nota completa

Fuente: Clarin.com

Adam Rippon y su genial discurso

El patinador ganador de la medalla de bronce olímpico Adam Rippon se convirtió en el novio de Estados Unidos de la noche a la mañana cuando capturó las mentes de los corazones con sus impecables actuaciones en los Juegos Olímpicos de Invierno en Pyeongchang en febrero mientras enfrentaba al homofóbico Mike Pence.

adam

La Campaña por los Derechos Humanos otorgó a Rippon su Premio a la Visibilidad en una cena de gala en Los Ángeles, donde su compañero olímpico, el esquiador Gus Kenworthy, presentó al patinador fabulosamente encantador e inspirador.

adam_rippon_gus_kenworthy_hrc

“Fue un placer y un honor tan increíble estar a su lado como dos atletas gay orgullosos que representan a Estados Unidos”, dijo Kenworthy en su presentación.

Al recibir el premio, Rippon pronunció un discurso de esperanza lleno de humor para enfrentar sus miedos, ser fiel a uno mismo y ser un modelo a seguir para todos.

“Me gusta hablar sobre mi salida porque salir ha sido la experiencia más liberadora de mi vida. Espero que todos, independientemente de su orientación sexual, tengan su propia experiencia de presentación”, dijo Rippon a la multitud de unas 1.000 personas en el J.W. Marriott. “Cuando puedes compartir quién eres con el mundo, encontrarás un gran poder”

Este es el discurso que brindó en agradecimiento por su reconocimiento

 

Eitan Ginzburg es el primer alcalde gay de Israel

25073151_10155894815254054_1058897153171398259_o

Eitan Ginzburg, alcalde de Israel

Eitan Ginzburg, es el primer alcalde gay de Israel. Israel ha dado un paso adelante más en su apertura al colectivo LGBT. El pasado domingo este hombre homosexual tomaba posesión de su puesto en Ra’anana, a las afueras de Tel Aviv, tras más de 15 años dedicado a la política. Eitan había estado 15 años trabajando en el ayuntamiento y tiene ahora 41 años. Ha sido elegido después de que su predecesor, Ze’ev Bielski, dejara su puesto para irse a trabajar a otro lugar.

Resultado de imagen para eitan ginzberg gay

Eitan y Yotam junto a sus gemelos.

En The Jerusalem Post Eitan cuenta que su designación como alcalde es como “romper otra barrera enseñando en progreso de la sociedad israelí”. Dice que fue un honor porque en el ayuntamiento hay personas ortodoxas: “fui elegido por mi trabajo. Estoy feliz de que el hecho de ser gay no me haya impedido ser elegido”.

Resultado de imagen para eitan ginzberg gay

Eitan es el alcalde más joven de Israel y lleva 15 años de relación con el hombre que ves en la foto, Yotam. Los dos han tenido gemelos hace poco. Aunque ha habido algunos miembros gays en el parlamento de Israel, Eitan dice que no está buscando aún saltar al panorama nacional: “mi única aspiración es ganar las elecciones y servir a los residentes de Ra’anana. Pero veo la necesidad de pasar a la siguiente generación. El mundo está avanzando muy rápido”.

Fuente: gayperu.pe

Francesco Mangiacapra. El escort que ventiló a 40 sacerdotes homosexuales del Vaticano quiere aclarar todo

Francesco Mangiacapra quiere aclarar todo.

mangiacpra-735x400.jpg

Francesco Mangiacapra

La iglesia católica sigue en enredos; por un lado, en Colombia con una “fresca”investigación periodística sobre 17 sacerdotes que abusaron de menores de edad, y en Italia con la ventilación de los 40 sacerdotes homosexuales que pagaron por servicios sexuales y demás a un acompañante masculino.

En este último caso, del cual habíamos presentado: Francisco ya está informado acerca del escándalo homosexual de los sacerdotes en Italia, el escort que habló de las fechorías de los sacerdotes, decidió hablar para aclarar por qué hace pública toda esta información.

Omosessuali: confessioni senza scandalo ex aspirante legale

Francesco Mangiacapra prestaba sus servicios sexuales a sacerdotes y abogados reconocidos de la región de Nápoles en Italia. El acompañante dijo en un inicio que estaba cansado de todo lo que pasaba dentro con los sacerdotes que lo contrataban, por ello decidió poner todo en evidencia.

En entrevista con South Florida Gay News, Mangiacapra afirma:

mangiacpra2“Envié ese dossier porque quería exponer las ‘manzanas podridas’, no para arrojar barro a la Iglesia Católica, sino para ayudarla a deshacerse de la podredumbre que contamina la parte sana”.

“El comportamiento de estos sacerdotes es, en muchos casos, el fruto del mal liderazgo en el que se permite a los sacerdotes hacer lo contrario de lo que predican”.

“Debido a que se conocen, se ayudan mutuamente y se apoyan mutuamente con su amplio círculo de amigos comprensivos, yo no juzgo a los sacerdotes porque ellos son homosexuales. Me gusta pensar que los sacerdotes que tienen sexo conmigo no son almas para salvarse, sino solo corazones y mentes para liberarse de su hipocresía”.

“Básicamente, mi trabajo sexual es un ministerio similar al de los sacerdotes, pero más escrupuloso”.

Si desea leer más sobre la entrevista con Francesco Mangiacapra, vea el artículo original aquí.

 

Fuente: menmagazinegay.com