Chile. Golpe o juramento. Una bandera de sangre.

Por @psicologodiaz

FB_IMG_1576739099800

Posiblemente gran parte de los chilenos y quienes viven en nuestra patria han escuchado hablar del juramento a la bandera, acto realizado por el ejército, la armada, la marina, carabineros y gendarmería de Chile
Este juramento actúa como un cierre de la preparación al interior de las instituciones antes señaladas.
Este acto nace de una de las supuestas batallas ganadas por el ejercito de Chile, digo supuestas, ya que la gran mayoría de las batallas en las que Chile ha participado solo ha triunfado gracias a la participación y organización del pueblo, civiles defendiendo el país. Sin embargo, nuestro ejercito para blanquear su imagen frente a las matanzas de compatriotas, se ha asignado a si mismo un triunfo alejado de la realidad. La única guerra que el ejercito ha tenido fue contra su propio pueblo.
El juramento a la bandera se realiza después del primer año de la guerra de Chacabuco, un 12 de febrero en que se proclamo la independencia de Chile, en ese momento se juro sostener la bandera y defender los valores que en ella representaba. Cuando en 1817, Francisco Borja Fontecilla pregunta al pueblo. ¿juráis a Dios y prometéis a la patria bajo la garantía de vuestro honor, vida y fortuna, sostener la presente independencia absoluta del estado de Chile, de Fernando VII, sus sucesores y de cualquiera otra nación extraña?
Han pasado 203 años y al parecer el juramento a la Bandera hoy es un simple gesto que no tiene mas relevancia y tampoco importancia.
Hoy en día solo juegan los soldados, institución cómplice de la violación a los derechos humanos por parte de este gobierno a través de la fuerza publica, es decir carabineros.
La Bandera o las banderas de Chile hoy han sido fuertemente golpeadas por la misma institución que juro defenderla. Carabineros ha violado la bandera, la ha dejado tuerta, la ha penetrado, la ha torturado, y la ha criminalizado sin ninguna piedad.
Me refiero a esos jóvenes, ellos son hoy nuestras banderas, los que inician y terminan las luchas, los que enfrentan una crueldad extrema por parte de las fuerzas especiales, los que reciben amenazas por parte del gobierno de Chile, bajo la presidencia de Sebastián Piñera.
Mientras esto sucede los políticos se desgastan en comunicados y llamados al orden, haciendo ver cada vez mas la enorme distancia al momento de defender la patria.
Y es bueno dejar claro esto, tanto para militares, carabineros y políticos, hoy en día quienes comenzaron con la defensa de la patria fueron los cientos de estudiantes que evadieron el pago en metro, los cientos de estudiantes que tiempos antes luchaban contra la furia de Felipe Alessandri, alcalde de la Ilustre municipalidad de Santiago en el Instituto Nacional, en el Internado Nacional Barros Aranas, los mismo que defendieron el emblemático liceo Amunategui, los que fueron golpeados una y mil veces, cuerpos marcados por el dolor de la violencia social que se vivía y también la propia.
Señor carabinero o gobierno de Chile si ustedes pensaban que eran los defensores de la patria, déjeme decirle que están muy equivocados, ustedes lo que hacen es vender la patria y otros comer de la misma.
Este estallido puede tener muchos héroes, pero todos van detrás de ese grupo de jóvenes secundarios que comenzaron con el despertar.
Carabineros, sin embargo, se ha preocupado de vaciar su juramento y dejarlo en un completo limbo sin significado. Carabineros ha demostrado ser una policía que representa un verdadero peligro para la sociedad y llama la atención que ningún juez de la república se haga parte en conocer estos hechos y se pronuncie sobre el tema. Lo cual vuelve al pueblo a depositar toda la esperanza de justicia en un juez español, conocido previamente por hacer respetar los Derechos Humanos y la valentía de dos mujeres que intentan llevar a la corte del mundo al cabecilla de este terrorismo de estado, hablo de la diputada Karol Cariola y Camila Vallejos, las únicas que se han visto marchando tranquilamente junto al pueblo.
Retomando la realidad que hoy representa Carabineros, la solución es una, debe desaparecer, no es posible que sigamos sosteniendo una institución manchada, que enloda nuestra democracia, daña nuestra convivencia cívica y se ha trasformado en vergüenza mundial. Una organización que arrastra crimines, robos, y asociaciones ilícitas desde sus altos mandos, hasta las bases. Carabineros no puede seguir operando bajo una supuesta autonomía” y sin control directo del gobierno de turno.
Le digo señor Mario Rosas, después del estallido ustedes no serán la organización que recupere la confianza y el respeto, ustedes no representan está patria y menos los valores de igualdad que el pueblo busca reencontrar.
Carabineros ha torturado, violado, desaparecido y mutilado a parte importante de la población que se ha manifestado pacíficamente y que la logrado dicha manifestación gracias a quienes logran detener la violencia institucional de fuerza especiales, me refiero aquellos que hoy están en la primera línea y que dieron un verdadero sentido a sus vidas y a las nuestras, desde este espacio hago un fuerte rechazo a esa estadística que intenta academizarlos y esperar que bajo la consigna conciencia de clase” tengan el reconocimiento que se han ganado poniendo sus cuerpos, esa encuesta clasista jamas debió ser presentada.
Por otra parte, el gobierno de turno es impresentable a nivel nacional como internacional, un gobierno que no solo envía a reprimir a través de las fuerzas especiales, sino que también se levanta cada día para justificar los cientos de crímenes y violaciones a los Derechos Humanos.
Piñera ha recibido 4 informes de prestigiosas organizaciones en donde se establece claramente que en Chile se violan los derechos humanos, frente a su gobierno, en tanto poder ejecutivo, frente al poder legislativo, frente a poder judicial, esto los hace tan cómplices de la violencia y por lo mismo deberían recibir igual sanción.
Las banderas de Chile, esos jóvenes que hacen patria, que luchan por la nacionalización de nuestras riquezas, por la mejora en la educación, por la dignidad en los últimos años de nuestros ancianos, son el eslabón de esperanza de un pueblo cansado y sometido.
Esos jóvenes hoy tiene la fuerza para romper las cadenas de la opresión de la clase privilegiada. Jóvenes que debemos defender y seguir.
El pueblo tiene un horizonte, el cual esta siendo dibujado por aquellos que aun tienen la capacidad de soñar y deseamos soñar con ellos.

Chile al cuidado de una policía enferma.

La deuda de la salud mental de HOSCAR

FB_IMG_1577134397345

Por @psicologodiaz

Desde el 18 de octubre y a raíz del estallido social, no solo la desigualdad y la ambición de poder por parte de un mínimo sector de la población ha quedado al descubierto. También la policía chilena ha evidenciado importante falencia en su formación, lo que sumado a las evidentes alteraciones mentales que presenta no ha dejado la sensación que el “enemigo implacable del que habla Piñera no es nada menos que los amigos en el camino.
A diferencia del uniforme verde de las educadoras de párvulos, estamos frente a un uniforme represor, posiblemente nostálgico de lo enseñado en dictadura. Esto último lo señalo porque vi su actuar en los tiempos oscuros de la tiranía dictatorial de Pinochet y conocí de cerca sus desapariciones, torturas y el quiebre irreparable al pueblo chileno. Hoy entre las cifras que entrega el INDH en donde se refiere en fuertes términos a la represión del Estado a través de Carabineros de Chile.

La institución fundada en el 27 de abril de 1927, bajo Carlos Ibáñez del Campo. Desde 1927, la formación de la institución se fue tergiversando, el cuidado del pueblo paso la represión del pueblo y posteriormente en la matanza sistemática como lo vimos en la dictadura que se impuso por 17 años. Hoy carabinero debe ser completamente reorganizado e intervenido. No puede existir una organización en pleno sigo XX, a las puertas de una nueva constitución que mantenga tal nivel de clasismo entre sus filas, en donde la llegada a ser general depende de su poder adquisitivo sin considerar los méritos y capacidades, ya que tenemos una escuela para los privilegiados y otra para quienes desean salir de pobreza. Desde ahí se puede identificar el primer cambio urgente, nos hemos preocupado de la educación, pero no en revisar la educación que recibe quienes tienen en su mandato el orden y sobre todo la seguridad.
Desde el estallido social hemos sido testigos de las violaciones más grave que un Estado ha podido cometer utilizando las fuerzas de carabineros y en su actuar alteraciones mentales que cualquier libro de psiquiatría o psicología no es capaz de sostener. Agresiones desmedidas contra toda la población, niños, mujeres, hombres y ancianos. Carabineros acusados de tortura, violaciones a hombres y mujeres e incluso violentando las infancias. Todo esto avalado por un gobierno indolente, capaz de justificar todo abuso bajo la consigna “debemos recuperar el orden”.

Carabinero de Chile ha actuado como una institución con evidentes problemas mentales y no puede ser distinto, la cifra de la salud mental en Chile nos ubica dentro de los países más preocupantes en esta materia. Puede alguien justificar la violencia policial sobre un niño de 6 años y pensar que ese niño volverá a jugar en la plaza como si nada pasara, puede ese padre sentirse seguro cuando sale de su casa, alguien se hace cargo de los fantasmas de esa madre.
Carabineros ha violado en todo lo que implica esta palabra, así lo informa el INDH.
En que mente puede ocurrir esa intención, salvo sea la mente de un verdadero psicópata. Puede carabineros disparar directamente a los ojos, atacar la prensa, usar perros y caballo para arrebatar el legítimo derecho a la manifestación de un pueblo cansado de años de abuso. A continuación, el relato de un padre, hoy sin apoyo por parte del gobierno para reparar el daño causado.

FB_IMG_1577104315647.jpg
“Soy padre de M. S. A., el niño de 6 años que fue apuntado, con una escopeta de lacrimógenas en la cara. La verdad que no es fácil describirlo, en estos momentos yo ando con crisis de pánico con respecto a lo sucedido. En una concentración feminista donde las compañeras hicieron el cántico de; El macho violador, frente a la comisaría de la Yungay, comuna La Granja, la que está al lado del MIM Yo y mi ex participamos de la manifestación, estuvimos como dos horas manifestándonos y luego empezó la represión, muy violenta, perdigones y lacrimógenas a destajo, se llevaron a una profesora amiga en común, llamaron a abogados y D.D. H.H, tomando en cuenta que en ese momento el joven herido, ya había recibido los perdigones, Emilia la mamá de M. se quedó esperando a los de D.D. H.H, porque ella tenía el contacto, y se quedó cerca de la comisaría en la esquina, y yo me fui a mi casa a, demasiado violenta, muy violenta, llegaron dos zorrillos y tres piquetes seguramente de San Joaquín o San Ramón. Bueno, mi hijo estaba en casa con mi ex suegro. Y fueron a buscar a la mamá de mi hijo en auto. Voy llegando a mi casa y a eso de 10 min la mamá de mi hijo me llama y me dice que le habían apuntado a M. con la escopeta, el mateo vio como le pegaron a un amigo un combo en la cara, vio como arrastraron a la niña del pelo por el piso, el niño que grita es mi hijo en el video, me cuentan eso, a mi hijo ya se lo habían llevado a casa. Y lo voy a ver, estaba llorando desgarrado, tiritando con mucho miedo, solo lo abrazo mucho rato, dejó de llorar y quedó en silencio como 20 minutos, luego me dice, papá, porque existe la policía, porque son tan malos, porque me apunto a mí el paco si yo soy un niño, fue horrible todo lo que me dijo. Aún estoy mal con lo sucedido”

FB_IMG_1577104308567

Relato autorizado para su publicación.
Carabineros no puede seguir violentando mientras por televisión nos enteramos de sus atropellos, sin la toma de conciencia y con frases “corran pájaros tuertos” Hoy la deuda histórica supera al daño, las confianzas no serán recuperadas, se han transformado en un peligro social impredecible. Bajo una ilegitima autonomía. La restructuración de carabineros es una necesidad País, que hoy implica la vida o la muerte, o la ceguera frente a un pueblo que no está dispuesto a detenerse, hasta encontrar justicia e igualdad.

Chile. La Homofobia militar del Puerto de San Antonio.

Se apagan las luces de una ciudad.

Por @psicologodiaz

multimedia.normal.9f6f2329f16c291a.61726d6164612d64652d6368696c652d3330303631352d373330783335305f6e6f726d616c2e6a7067

El puerto de San Antonio ha resistido las catástrofes naturales como el epicentro del terremoto de 1985, momento en queda al completo abandono del gobierno dictador. El puerto sabía que a pocos kilómetros de ahí se levantaba la casa del asesino de miles de chilenos. Hoy en el año 2019, la tregua a la tolerancia y respeto entre los hijos del puerto se fracturó. Un grupo de militares decidieron que volverían a instalar su moral sangrienta aquella noche porteña, esta vez arremetiendo contra Gabriel Cerda Troncoso y su pareja, quienes tuvieron la desafortunada experiencia de cruzarse en el camino de este grupo de militares, ebrios ya reconocidos por aquel bar, disparar toda su artillería de violencia y discriminación.
A continuación, lo relatado por la propia víctima de la violencia que esconde el ejército de Chile.

“El día de ayer por la noche y en instancias de un nuevo aniversario fui con mi novio a celebrar al nuevo restaurante de Llolleo, San Antonio Fuego Austral, el mismo había sido recomendado por amigos y familiares por su propuesta gastronómica. Al ingresar nos percatamos que en la terraza había un grupo de amigos y conocidos celebrando el cumpleaños de una amiga, saludamos y seguimos con dirección la que sería nuestra mesa en el interior del local, al lado de esta mesa existía una mesa con 4 hombres que se encontraban en alto grado de ebriedad y al percatarse de nuestro ingreso comenzaron a efectuar agresiones verbales por nuestra orientación sexual, dentro de los insultos emitieron “Oye en este restaurante aceptan a maracos” … “Como dejan entrar maricones a este lugar”… Mi novio se percató y para no indisponer la que sería nuestra cena romántica no me comentó. Los insultos en la terraza siguieron, percatándose dos de mis amigas que estaban en la celebración del cumpleaños y frente a la incomodidad que generaba la forma y el trato despectivo y denigrante con que se referían a nosotros, además de que uno de los “clientes” comenzó a vomitar en la terraza al lado de la mesa en la que se encontraban, finalmente optaron por llamar a uno de los dueños llamado Alberto Lazo para reclamar. La sorpresa fue mayor, los clientes eran amigos de la casa y dentro de lo expresado “eran un alto rango de la Marina y eran clientes y no los podían sacar”. Los agresores se referían al dueño como “Guatón trae otro copete” trato muy familiar entre ellos. La noche ya la habían arruinado, la comida se había enfriado y no existían ganas de seguir ahí. Me armé de valor, llamé al dueño para expresarle lo ocurrido, mi incomodidad y molestia por el ataque homofóbico del cual habíamos sido víctimas, frente a lo cual ofreció compensar con “una copa de vino”. La situación siguió dando vueltas en mi cabeza y hoy luego de hablar y asesorarme con abogados me dirigí al restaurante para que me entregaran la identidad de los agresores y tratar de tener una explicación. No conseguí ninguna atención personal solamente telefónica donde hablé con el administrador quien me contacto con “Alberto Lazo”. Finalmente, la tortura no había terminado dado que dentro de su discurso comenzó a cambiar la versión “ya no eran amigos sino unos clientes”, me trató “que me estaba aprovechando de mi condición sexual” y que era un enfermo, además de amenazarme y quitar todo tipo de credibilidad por el hecho de haber consumido alcohol. Minutos después tuve una llamada de Carola Maturana, dueña del restaurante quien había dimensionado las reales características del ataque homofóbico y comenzó a pedir las disculpas y ayudar a buscar solución. Hoy a las 13:40 minutos apareció en el Centro de Formación Técnica en el cual me desempeño como profesor con los 4 agresores quienes finalmente son OFICIALES de la ARMADA de CHILE y se desempeñan en la Gobernación Marítima de San Antonio. Hoy decidí Querellarme contra el o los que resulten responsables y seguiré todas las acciones y reclamos oficiales para apartar a este tipo de energúmenos de sus funciones además que
respondan judicialmente por su agresión. Ellos NO representan ni las políticas inclusivas del Estado de Chile ni de las Fuerzas Armadas. Este tipo de personas NO pueden andar abusando ni de sus grados ni de su condición de uniformados. Lo hago por todos los niños, jóvenes y adultos que sufren día a día bullyng, violencia, agresiones y asesinatos de manos de enfermos. No aceptaremos ningún amedrentamiento y llegaremos hasta las últimas consecuencias Los nombres de los agresores son:
1.- Erwin Kopp Duhart
2.- Cristian Martis Ibaceta
3.- Cristian León Zabala
El cuarto integrante no se quiso identificar. Adjunto fotografía de dos primeros los ilustres oficiales de la Armada Chilena. Las cuales fueron tomadas de sus propias publicaciones, Agradezco Compartir para que actos como lo de estos energúmenos NO queden Impune”

Al finalizar esta nota, tomo contacto con Gabriel, quien me señala que ninguna ONG de Diversidad sexual se ha puesto en contacto con él directamente, solo través de redes sociales. El día viernes 13 de diciembre de 2019, Gabriel y su novio, se reunieron con el Gobernador Provincial de San Antonio, para concretar una cita privada con el jefe de Puerto, quien da a entender que los militares estaban fuera de servicio por lo tanto no era responsabilidad de la Institución y a la vez que seguirán las acciones legales en la fiscalía. Esta situación no solo instala una barrera de protección contra todos los crímenes homofóbicos que existe a interior de Fuerzas Armadas, sino también muestra como la ignorancia, prejuicios y discriminación también se observa en quienes las lideran.

96mt47lF_400x400.jpg

Gabriel Cerda

Chile. Las casitas del Barrio Alto. Protesta que incomoda

por @psicologodiaz

IMG-20191122-WA0059

Las casitas del barrio alto. Esas que desde un punto geográfico pareciera entregar una distinguida clase social, que los hace diferente a aquellos que habitan las secas y desoladas villas dormitorios que abundan en la región metropolitana. Un sector privilegiado, en donde por años han contado con mas dotación policial que la necesaria, personas que parecieran tener un salvoconducto a la impunidad. Te invita a codearte con otros de tu misma “estirpe” “linaje” frases tan bien utilizadas para hacer la distinción del “roto” hoy llamado lumpen, y que muchas veces son el punto de aglutinamiento de empresarios y gente de “bien”, entiéndase por gente de bien, aquellos que no pagan impuesto, están colgados de luz, maltratan a sus empleados, en ocasiones les prohíben el uso de piscina y en otras mas extremo invitan al personal de servicio a la playa para sujetar su quitasol y todo esto con uniforme.

Durante este estallido social se vieron completamente amenazadas y algo parecido a la escena que nos muestra la película Machuca, escrita por Andrés Wood, estrenada en el año 2004, nos regresa a ese tiempo y nos vuelve a mostrar la cara de la desigualdad y no me refiero a cualquier desigualdad, pues esta es una desigualdad de humanidad, una pobreza de alma. Deja en evidencia una injusticia social y por sobre todo la falta de sensibilidad y humanidad que existe en el país que hemos construido y que pretendemos reconstruir.

Los señores poderosos y sueltos senos, se vieron sobrepasados con la llegada de cientos de rotos” a su verdadero Oasis, posiblemente este es el oasis al cual se refería el presidente sin ejercicio Sebastian Piñera, el mismo que ha demostrado su incompetencia para gobernar y la falta de toda la sensibilidad social, al no escuchar las voces de millones que desde las calles a través de cantos, intervenciones artísticas, marchas y otras manifestaciones dicen fuera Piñera, el mismo grito que nos saca cada tarde a las calles, sin violencia sino con arte, sin pistolas sino instrumentos musicales, sin asesinos sino héroes de primera fila y otros que alegran la jornada.

Todo comenzó con una “guerra” de dimes y diretes en el apacible Mall del la Dehesa, donde un grupo de manifestantes comenzaron a pedir por mas derecho y dignidad, esto fue un bofetada para quienes asisten a esos concurridos lugar mas bien conocido por ser un importante punto encuentro social. Ver que la servidumbre de sus casas se levante contra ellos no lo podían permitir, y es ahí uno del principal punto de quiebre, que sin lugar genero una herida narcisista en los que observaban el acto, pues la molestia ciudadana no iba dirigida a ellos, sino mas bien al sistema que ahí existía, sin embargo el levantamiento de las clases no podía esperar.

Los hombres de senos pronunciados debían ser protagonista de esta historia y atribuirse una parte del estallido social, que mejor parte que la del afectado, del dolido, ahí donde se esconde el resentimiento bajo una clase social, competían con quienes habían estado dispuesto a perderlo todo contra gente que tenían miedo perder lo que con el mínimo sacrificio habían heredado o ganado.

Las casitas del barrio alto esconden muchas cosas. Disfrazan algunas y maquillan otras o simplemente se van del país, cuando la situación ya los supera.

Los hombres de senos pronunciados en su gran mayoría, no pertenecen al 1% mas rico del país, ese que es dueño de tierras, ríos y mar, mas bien son empleados asalariados de los verdaderos dueños que muchas veces viven fuera de nuestro territorio. A pocos se les ocurriría vivir en Chile, un país que esta colgando del mundo y con cientos de catástrofes naturales que lo hace completamente impredecible, por lo tanto dejan a su mayordomo de confianza administrando sus bienes.

En las casitas del barrio alto, esas mismas en donde sus dueños señalaban con fuerza “andate roto” se ocultan realidades que muchas veces no se sospechan.  Recordemos que los mismos que gritaban “roto”, eran los que llenaban mas de un carro de supermercado para encontrarse con una amiga del sector y luego los dejaban tirados, llevándose a casa el pan con mantequilla y a veces una mermelada para la semana.

Los dueños de las casitas del barrio alto, muchas veces para aparentar su calidad de vida, manejaron con celulares, los que terminaron en un bochornoso descubrimiento, que esos aparatos eran de madera y no hablamos de raulí u otro, sino que celulares de simple pino.

En las casitas del barrio alto, se come en la medida de lo posible, no por dieta, simplemente es que sus bolsillos no les alcanza a cubrir una alimentación adecuada, viven gracias a la ropa americana, si bien hablan de grande e importantes giras de estudios para sus hijos, están siempre son pagadas por la tarjeta de turno, la que no aguanta las varices de tanta explotación.

En las casitas del barrio altos, la violencia intrafamiliar es grave, y digo grave porque en su afán de enseñar normalidad y buen vivir, ocultan las lamentables situaciones de agresión y así ahorrarse el que dirán.

Esos hombres de senos pronunciados, fueron los mismo que prefirieron defender sus barrios de los rotos antes que defender la violación sistemática que hacia la iglesia católica sobre sus hijos y peor aun como gesto de completa deshumanización siguen visitando esos mismos templos de libre ejercicio sodomita.

Es bueno decirle a lo señores que esta lucha es también por ellos, para terminar su esclavitud de apariencias, terminar con sus enemigos inventados por el sistema, también recordarles que su cuna no es de oro y como señala la doctora Maria Luisa Cordero, son simples hijos o nietos de recolectores de papas.

Antes de sus dichos e insultos recuerden que son esos rotos de población los mantienen donde están, y que el trabajo no se agradece, se gana como lo ha ganado cada uno de los cientos de Chilenos que esta vez se han levantado en este estallido social, por justicia y equidad.

Posiblemente, en una de las peticiones pidamos que los hombres que vivan en las casitas del barrio alto, puedan acceder a la reducción de mamas que tanto lo requieren y así sigan aprovechando los privilegios que han logrado gracias a los rotos de Chile.

En Honor a todos esos dueños de casitas del barrio alto que han sido alimentados por los rotos patipelados de nuestro país.

La batalla de Chile. Un estallido social

Por @psicologodiaz

IMG-20191025-WA0101

El 18 de octubre del 2019, la gente despierta distinta, posiblemente la contaminación de sus aguas o la falta de la misma en otros sectores los levanta de su cama con sed de justicia.
Todos a la calle, todos gritando justicia, bajo el eslogan #chiledesperto. Nuestro país se preparaba para hacer frente a las desigualdades y abusos mas inverosímiles que el gobierno y el Estado habían articulado para nuestra clase trabajadoras.
Quienes dieron el punta pie inicial a esta revuelta, fue el jardín de las alegrías, esos pequeños pingüinos que mañana y tarde saben como luchar, después de una fuerte criminalizacion a sus necesidades, de la incansable violación a los derechos humanos de estos NNA. Ningún ministro salio en su defensa si no mas bien para remarcar la criminalizacion de los actos.
Por nuestra parte ya estábamos acostumbrado a la violencia, al borde de naturalizarla, eramos un pueblo errático, dubitativo, y porque no decirlo, muchas veces cobarde.
Los estudiantes dieron el paso inicial de esta posta de justicia e igualdad, el resto de la sociedad sin necesidad de inscribirse en esta carrera estudiantil tomo el desafió, sumándose a las demandas. El pueblo había despertado de años de injusticia.
Las villas dormitorios creadas en democracia ya no serian el receptáculo de cuerpo inerte, Chile había despertado. En santiago ese 18 de octubre comenzó con fuerza, la misma que se transmitió al resto de las regiones. Las demandas se unieron y decidieron esta vez salir en bloque de estallido social.
Todo el sistema de este paradisiaco país estaba en crisis, las jubilaciones por medio de las
AFP, la salud por medio de las ISAPRES y el sistema publico, la movilización encaraba las
licitadas a empresas de la electricidad, agua, gas… Todo y todo parecía entraba al saco que lleva el pueblo en su espalda, seria esparcido en las calles para iluminar las noches de fuerte batalla.
El gobierno acuso recibo y lanzo todo su poderío militar y policial contra pueblo, y no para detenerlo. PIÑERA MANDO A MATAR AL PUEBLO, si no lo mataba el sistema con sus nuevas políticas, lo haria el Estado a través de sus armas, alguna vez el ejercito de Chile contara otras historias.
Ojos caían por las calles de Chile, otros aparecían en medio de incendios, mujeres violadas, hombres violados y las desaparecidas de la guerra civil que Chile se había declarado. Estamos en guerra dice el mandatario electo con la menor representatividad de Chile, solo un latifundista podía llamar guerra al avance de un pueblo auto convocado, ahí no había cabezas que cortar, pues el pueblo se levanto sin partido y sin políticos. Una responsabilidad cae como pregunta para quienes dicen ser nuestros representantes, ya que esta acción ciudadana no los requería, clara señal que los representantes en su gran mayoría solo se representan así mismo y no a quienes vivimos el día a día en el chile de desigualdad e injusticia, del cual ellos muchas veces son simples observadores. Los caídos fueron apareciendo, el Instituto Nacional de Derecho Humanos comienza a dar las cifras que ellos registraban. Al 19/del 10 2019, un boletín del instituto declara, Total acciones judiciales, 138, las que se dividen en 13 recursos de amparo, 5 querellas por homicidio, 18 querellas por violencia sexual, 92 querellas por torturas y 10 de otras querellas. Un total de 3712 personas detenidas, 1233 personas heridas en hospitales, si bien las cifras nunca serian las ultimas, estas si serian el comienzo de lo que posteriormente muchos definen como un infierno. A su vez el colegio medico, junto con sumarse a las movilizaciones en conjunto con otros gremios, hace un llamado a sus pares a trasparentar las cifras, ya que los heridos eran muchos mas de lo que señalaba dicho Instituto de Derechos Humanos.
En esto días, el tiempo de los ojos caídos y la unión social sigue, el país no se va a detener y como la mejor novela de Baradit; el ejercito contra su pueblo, que al parecer son las únicas tristes veces que se ha levantado.
Lo que el ejercito y policía no recuerda es que todas las luchas de chile la ha ganado el pueblo, hombres y mujeres que habitaban en esta tierra, hombre y mujeres con sangre de pueblo originario, hombres y mujeres que han resistido la impotencia de la desigualdad. Han sobrevivido como patipelados, frente a un gobierno displicente.
Las luchas deben seguir, en memoria de los que no están, deben seguir por los de hoy y por el futuro de los que vendrán, para poder entregarles una tierra libre, soberana, digna. Para que la pobreza se quede en algún libro de historia y que sea siempre leída para no volver a ella.

Chile. Un ojo por un banco de plaza.

@psicologodiaz

20191025_182709

Los datos de Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile y el colegio de oftalmólogos han sido lapidarios al momento de señalar y condenar los daños al cuerpo que ha dejado la desmedida represión de las fuerzas de Estado. Los cuales saltándose cada protocolo para enfrentar la crisis, han estado haciendo una verdadera guerra con el pueblo de Chile.
En ocasiones es imposible no imaginar la existencia de un campo de concentración en donde se encuentran todos los desaparecidos de la sangrienta dictadura de Piñera.
Los medios de comunicación y sus distintos interlocutores, hacen lo suyo para criminalizar y dividir a la ciudadanía, para suerte nuestra Chile despertó y quienes en el día de ayer gozaban y vivían de la credibilidad del pueblo, hoy han quedado al descubierto como simples monigotes de la derecha chilena. Verdaderas marionetas de quienes han sumergido al pueblo en esta molestia, y que al parecer no se acerca un pronto final.
Hoy 29 de octubre, después de un fuerte actuar por parte de los jóvenes mas violentos de las marchas, pero no descolgados, sino parte de nuestras marchas, dichos medios evacuaron toda su molestia en ellos.
Quiero dejar claro “no estoy por la violencia” sin embargo que yo no este contra la violencia no detiene la violencia que el Estado ha ejercido contra el pueblo, secuestros a media noche, violaciones, y cientos de víctimas que han perdido un ojo y en algunos casos mas que eso.
La sociedad de oftalmología ha manifestado su cansancio frente a esta situación, levantando su grito de alerta, los médicos hoy se movilizan para manifestar su molestia, si los servicios de salud estaban colapsadas, las victimas de esta dictadura los han colapsado aun mas, no tan solo con sus heridas sino también con el dolor de ver sus caras de jóvenes, niños que han puesto el rostro, el cuerpo y sus ojos.
Mientras la prensa derechista y bien pagada, esa misma que dijo “sabíamos que había desigualdad pero no que les molestaba tanto” hoy se centra en los destrozos en el centro de Santiago y mantiene su incansable practica de criminalizar la manifestación ciudadana, así como lo hacen con todo lo que les molesta a la derecha que entretienen, poco hablan de los cientos de niños que han perdido un ojo y de las secuelas que tendrán toda su vida, poco hablan de los atropellos e incluso muchas veces preguntan en tono de duda. señores periodista los invito atrabajar con ética, dignidad y verdad. Suelten la mano que les da de comer para que puedan volar en el ejercicio de la profesión libremente.
No hay nada que pueda pagar un ojo de un adolescente que podía ver el mundo desde la ingenuidad de su propia utopía, si para ustedes un mueble de AFP vale mas que la vida,
entonces son otra corrosión que debemos extirpar.

Aca no ha sido ojo por ojo diente por diente.
Un pueblo armado con olla lucha contra un fusil