Concurso SOMOS de ilustración e historieta 

Convocatoria de la Casa Nacional del Bicentenario 

convocatoriabanner

Inscripción online abierta del 21 de julio al 22 de septiembre de 2020 en casadelbicentenario.cultura.gob.ar


La Casa Nacional del Bicentenario lanza la convocatoria al concurso Somos, destinada a ilustradorxs e historietistas mayores de 18 años, de todo el país, que quieran visibilizar, a través de sus trabajos, el tema de la diversidad sexual y las identidades de géneros. Acompaña esta iniciativa el Suplemento Soy de Página/12.

En virtud de las políticas culturales impulsadas por el Ministerio de Cultura de la Nación en articulación con el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, y entendiendo que recuperar la memoria sobre la propia historia se convierte en una tarea fundamental para construir el presente y el futuro, esta convocatoria está enmarcada dentro de la conmemoración del décimo aniversario de la Ley 26.618 de Matrimonio Igualitario, sancionada el 15 y reglamentada el 21 de julio de 2010, y como un homenaje a la revista Somos, órgano de prensa y difusión del Frente de Liberación Homosexual, que se publicó entre 1973 y 1976. 

Sobre la inscripción
Lxs postulantes pueden presentar en forma individual o grupal ilustraciones, historietas o collages e inscribirse online en www.casadelbicentenario.cutura.gob.ar.

convocatoria-05
Sobre los premios
El jurado, compuesto por Federico Baeza, Director del Palais de Glace —en representación del Ministerio de Cultura de la Nación–; Liliana Viola, Editora del Suplemento Soy y Ese Montenegro, Lisa Kerner y Luciano Vecchio —referentes del ámbito artístico y especialistas en ilustración e historieta– seleccionará  tres trabajos que recibirán idéntica compensación de $20.000 cada uno, la publicación (total o parcial) en el Suplemento Soy de Página/12 (con los honorarios vigentes a la fecha de publicación), en el sitio web de la Casa Nacional del Bicentenario y en sus redes sociales.

Las obras premiadas serán anunciadas a partir del 14 de octubre de 2020 en el sitio web y en las redes sociales de la Casa Nacional del Bicentenario.

Informes/consultas: convocatoriascnb@casadelbicentenario.gob.ar.

Ilustradorxs, historietistas, lxs esperamos.

Área de Comunicación Casa Nacional del Bicentenario Contacto: arianaponzo4@gmail com | aponzo@cultura.gob.ar | whatsap 1161638088

Que Puto Miedo ser Puto de Azul Piccone

Que Puto Miedo ser Puto

de Azul Piccone

#QuePutoMiedoSerPuto

queputomiedo

Texto, Arte, dirección y voz: Azul Piccone

Video y edición: Alfredo Cordero “Rey Calavera”

 

Música original: Macarena Palazuelos. Raindrops Album: Memoirs of a Sleepless Night smarturl.it/MacarenaPalazu

CDMX México 2020 Youtube: youtube.com/watch?v=R-RYjO

Presentado por primera vez en Tomarte Micrófono Abierto en 2019. Autoría: Azul Piccone. #PutamenteFuertes #PutamenteUnidos

La ruta del VIH. La gota del agua que esconde una tormenta.

vhichile

Por @psicologodiaz

Hoy las pandemias  sanitarias y las crisis social y economica que vive nuestro pais , han tirado por la borda la frase: “tiene el chiste” o “tener VIH es una raya en el agua” e incluso la tómbola sexual del VIH hoy se ha visto en una importante afectada, ya sea por el confinamiento o el miedo al covid19 por sobre el VIH.

Para quienes no conocen la tómbola del VIH, se las enseñó.  Encuentro de un grupo de hombres que tienen sexo con otros hombres, y con un invitado sexual, el invitado debe ser positivo al VIH, el juego consiste en tener sexo grupal y no ser transmitido. Si este juego te sorprende, te darás cuenta de que es más común de lo que pensamos y así lo vimos con el covid19.

La garantía ges, bien conocido como programas de salud auge, ha generado que la mínima respuesta preventiva que ha ejercido el Estado sea reducida a una simbólica expresión, generando la falsa ilusión de una vida “normal” después de la notificación de ser VIH positivo.

Lamentablemente está idea se aleja de la realidad, la serofibia, es decir, el odio o discriminación que viven las personas es alarmante y preocupante, acción que se produce y reproduce en distintas esferas de la sociedad afectiva de la persona notificada.

Serofobia: prejuicio, miedo, rechazo y discriminación hacia personas seropositivas.

Las personas que viven con VIH pueden enfrentarse a desigualdad de trato, tanto social como institucionalmente. El abandono político es uno de los principales.

Importante trabajo a cargo de la Diputada Claudia Mix pareciera reproducir la misma situación que la presentada por la pandemia llamada “cáncer rosa”, es decir, un brutal y perverso trabajo de invisibilidad y negación de una realidad.

Nota: https://www.camara.cl/prensa/sala_de_prensa_detalle.aspx?prmid=138092

Lo anterior muestra que el olvido selectivo del VIH pasa sin importancia, al igual que las muertes de las 600 personas que pierde Chile cada año. El ámbito laboral se hace complejo, limitando muchas veces la posibilidad de desarrollo del mismo sujeto, la gran mayoría de las personas viviendo con VIH no informan ser seropositivo en sus fuemtes laborales, esto se debe a la muerte social que esto implica.

La situación de las personas viviendo con VIH o recién notificadas, demanda controles y exámenes periódicos que requiere él notificado, lo cual implica permisos laborales reiterados, tiempo que no es cubierto por sus horas extras, días administrativos, u otros permisos, lo que genera faltas reiteradas y con ellos despidos laborales o cambio de los mismos cada un tiempo determinado. Para los más jóvenes puede resultar algo simple y hasta comprensible, sin embargo para quienes superan los 35 años de edad, cambiar de trabajo no es lo esperado.

Uno de los principales obstáculos, a poco resolver, lo presenta el sistema público de atención ya que coinciden los horarios laborales con los horarios de las personas viviendo con VIH.

 

victorhugoradio

Victor Hugo Robles

A través del programa radial Siempre Viva en vivo, que aborda semana a semana la situación del VIH en Chile y conducido por el periodista y activista, Víctor Hugo Robles, nos enteramos del caso de Sebastián y la parcelación de su tratamiento retrovirales, quien señaló su reiterado retorno por los medicamentos (en 30 días, 3 ocasiones) si esta realidad nos hace pensar que se puede llevar una vida normal, me parece que invita a revisar la normalidad obligada de una política pública inadecuada.

https://kaosenlared.net/chile-victor-hugo-robles-el-covid-viene-a-profundizar-la-crisis-del-vih-y-lo-que-es-peor-viene-a-invisibilizarla/

El periodista y activista, Víctor Hugo Robles, señala: Vivir con VIH en Chile es un problema, es una preocupación, s una inquietud. Un problema, una preocupación, una inquietud porque no se trata de una diabetes o hipertensión como lo han querido hacer parecer algunos médicos, algunos infectólogos, algunos profesionales de la salud que señalan que es mucho mejor tener VIH que tener diabetes. La verdad abría que vivir con VIH para saber todas las dificultades que se enfrenta, esta enfermedad crónica que a diferencia de las señaladas, esta enfermedad conlleva la muerte social, no solo las dificultades físicas, las dificultades de salud que tienen y que contiene sino también el estigma y la discriminación. Se ha señalado también que se puede vivir con VIH y tener una vida completamente normal y no es normal, no es normal vivir con VIH porque implica saltear una serie de dificultades médicas, desarrollar enfermedades aledañas que se van sumando al VIH, porque además hay que saltear otras complicaciones de tipo sociales, culturales y de atención médica. Si bien chile ha mejorado la atención, ha mejorado el estigma y discriminación de se vivía en los años 80 en el sistema publico para atenderse, de todos modos en el 2020 siguen habiendo muchas dificultades en la atención, y que se dan básicamente en el traslado, en las horas que se invierten para ir al hospital, buscar tus terapias, las horas de espera, la angustia que significan esas horas de espera, lo que significa para personas que tiene que trasladarse entre muchos kilómetros e inclusos de ciudades, hay personas que por el miedo al estigma y la discriminación, se atiende en ciudades distintas, por ejemplo, conozco casos, personas mas que casos, personas que viven en Chiloé, que viven en Talca, Concepción o Valparaiso que se atienden en santiago, para evitar que alguien los vea en el hospital, que los descubran y que tengan que hacerles preguntas incomodas. Entonces, si es un problema vivir con VIH, es un problema retirar la medicación, particularmente ahora, en tiempos de pandemia, esas preocupaciones han ido en aumento, pese a que existen recomendaciones de la OMS y de ONUSIDA, en torno e entregar terapias anticipadas por 2 meses por tres meses, hasta por 6 meses que dice ONUSIDA que es el ideal, e incluso existen normativas sanitarias de salud que señalan y que ordenan que pide a los sistemas de salud la entrega anticipada de retrovirales, eso no se esta cumpliendo, entonces las personas, tienen que trasladarse pese a las cuarentenas, las restricciones de movilización, tienen que trasladarse cada mes a los hospitales a buscar su terapia, con el riesgo inminente de contraer el covid19, y en este tiempo también han existido otras dificultades, hay personas que se atienen en el sistema privado de salud, que también han tenido dificultades en sus propios trabajos, por ejemplo conozco a una persona, que se hace llamar Pablo en redes sociales que trabajaba en el ámbito de las comunicaciones, y el para enviar el contagio del covid19, prefirió hacer teletrabajo, que era una de las opciones para seguir haciendo su trabajo, pero para hacer teletrabajo y demostrar que era una persona crónica, tuvo que presentar ante su empleador mediante certificación medica su situación de salud, ahí el empleador descubrió que el es una persona viviendo con VIH porque se vio la obligación de demostrar esto a su empleador, bueno, que significo esto, no significo que le dieran trabajo para la casa y sino que significo en el despido de la persona viviendo con VIH que buscaba mejorar su condición de protección entorno al covid19. Entonces en chile si es un problema vivir en VIH, si es un problema ir a buscar la terapia, en chile si es un problema de enfrentar la discriminación y el estigma. El VIH en chile si es un problema.

vhisida

Seguimos con la raya en el agua, el propio activista y emblemático luchador por la prevención y atención digna para personas viviendo con VIH, se vio obligado a colocar un recurso de protección que garantizara la entrega de sus medicamentos en tiempos de pandemia y así evitar su propia exposición al coronavirus. La acción de protección fue replicada posteriormente por distintas personas a lo largo de nuestro país, recursos que contesto un tímido pronunciamiento del gobierno de turno y el cuestionable actuar de la fuerza de infectólogos chilenos.

https://www.eldesconcierto.cl/2020/06/04/vih-en-tiempos-de-covid-19-interponen-recurso-de-proteccion-por-riesgosa-negligencia-en-la-entrega-de-medicamentos/

El colegio del gremio tuvo su pronunciamiento en la materia y se valora la valentía. La pandemia del VIH se mantiene y al parecer en nuestro país con total desamparo, no se puede dejar de pensar que esto puede estar relacionado con la población más afectada, hombres que tienen sexo con hombres y que para nuestro conservador país en materia sexual, la educación y las campañas son algo alejado. Vivir con VIH es complejo y alejado de la frase “puedes hacer una vida normal” se pierde entre trámites, controles médicos, despidos laborales, cambios de trabajo por ausentismo, horas de espera de atención, faltas de especialistas y en algunos casos más complejos, la no existencia de centros de distribución retrovirales en el Puerto de San Antonio, afectando a toda la zona, Cartagena, Santo Domingo y las otras localidades. Esto implica el viaje reiterado por controles al puerto de Valparaíso, debiendo invertir hasta 24 horas para la atención adecuada. Normalizar esto y no considerar su impacto psicosocial y en la subjetividad del recién notificado es reproducir la misma negación que repiten algunas autoridades. En tiempos de pandemia de covid19 la pandemia del VIH queda asombrada frente al despliegue mediático de la prevención. Dejando un importante interrogante, no se trata de competir con los muertos y tampoco improvisar un matinal de médicos sobre actuados hablando del tema y aterrorizando a las personas. Acá lo que se requiere es seriedad, conciencia y prevención. Lo cual no se puede esperar de un gremio que vive de la notificación y no de la prevención.

carlosfaras

Carlos Faras

Carlos Faras, activista y cientista político, señala; todas las curvas epidemiológicas de incidencia y prevalencia del VIH han venido aumentando en Chile hace por lo menos una década sin parar. Mientras en el mundo los nuevos casos caen, en Chile vienen aumentando dramáticamente y las campañas comunicacionales, las políticas públicas no han tenido ningún efecto en la reducción de nuevos casos. La salud sexual sin duda alguna es el mayor fracaso de las políticas públicas en la historia reciente de Chile. A pesar de que el gobierno comenzó con la implementación de la estrategia PrEP el año 2009 con la propuesta de llegar a 5000 usuarios en un año, hasta antes de la crisis por coronavirus ello no supera los 300 usuarios, principalmente debido a la debilidad de la red clínica pública, la falta de preparación del capital humano y el déficit del enfoque de derechos. Sino supimos controlar la epidemia del VIH a tiempo ¿Cómo vamos a saber controlar la actual epidemia por coronavirus?

Hacer conciencia preventiva del VIH es una urgencia como país, nuestra sociedad con sus distintos eslabones no puede seguir volcando la mirada frente al VIH/SIDA. En esta materia la población más afectada no puede seguir naturalizado algo que indiscutiblemente afecta el diario vivir, transformando el “chiste” en un cuento amargo que no tiene final. La pandemia del covid19 les recordó a las personas viviendo con VIH, es una poblacion vulnerada y vulnerable.

Jose Luis Diaz

Psicologo clinico  en VIH.

Santiago 22/020

 

Carceles de Chile. El destrozo de cuerpos en democracia.

carcelchile

La situación que viven las personas privadas de libertad se encuentra al limite de lo éticamente permitido, moralmente aceptado y por sobre todo, alejado del derecho y dignidad.

Las cárceles de Chile se han transformado en verdaderos “centros de tortura”, muchas veces valiéndose de la invisibilidad en la política pública, las comunicaciones y el fuerte desprecio social que recae en estos recintos y sus reclusos, variables que han transformado los espacios penitenciarios en lugares de atropellos de los derechos Humanos en plena democracia.

Es fuertemente preocupante, como jóvenes ilusionados en un desarrollo laboral y académico se transformen con el pasar de los tiempos en torturadores, verdugos y seres perverso alimentados de la violencia.

Lo anterior nos hace pensar en el daño país que tenemos como sociedad y a la vez, en la miseria que esconde la pobreza y desprotección. Vulnerada por los distintos poderes del Estado. Hoy en donde la necesidad de hambre te puede transformar en una persona privada de libertad, mirar esta realidad, resulta un deber social.

Pensar que en un escenario como las cárceles Chilena se puede dar la bien llamada reinserción es una simple utopía, está idea es obsoleta en un sistema colapsado y del cual nadie quiere hacerse responsable. Dejando en un péndulo la vida y la integridad, no solo de todos los que cohabitan el mucho carcelario, sino también, a la familia de reclusos, gendarmes, profesionales y técnicos que se desempeñan en este recientos  de opresión y experimento social.

La tortura en las cárceles ha sido demostrado en más de una ocasión: ejemplo de ello, fue la información levantada por el Instituto de Derechos Humanos realizada en los centros penitenciarios de valdivia, el 23 de junio del 2017;

    “tortura hacia mujeres de la cárcel de Valdivia, luego de que Gendarmería violara los derechos humanos de las reclusas al haber lanzado gas pimienta en los genitales de una interna”

    “Si toda esta realidad ya resulta compleja, la etnia supone una nueva carga para las reclusas; tal fue el caso de Lorenza Cayuhan, quien fue obligada a parir engrillada en octubre del año pasado”.

Mientras que la Defensoría Popular calificó esta situación como un acto de tortura, distintas organizaciones sociales acusaron doble discriminación solo por el hecho de ser mujer y mapuche”

fuente: https://radiojgm.uchile.cl/tortura-al-interior-de-las-carceles-de-mujeres-en-chile-la-violacion-a-los-derechos-humanos-por-ser-mujer-privada-de-libertad/La

La violencia no se ha detenido y tampoco ha disminuido, quedando en evidencia toda su perversión durante la crisis social que cruza nuestro país, en la cual lamentablemente, desde un enfoque punitivo, vemos como el gobierno actual del Presidente Piñera y su gabinete, intenta resolver los problemas sociales y la deficiencia del manejo de la pandemia en penas de cárcel y castigo.

Hoy resulta importante revisar la crisis  penitenciario, ya que el sentido común, que nos hace pensar que en las cárceles están los antisociales de este país, se rompe cuando acá no solo se encarcela la pobreza sino también el hambre.

Otro, ejemplo de la tortura que se presenta al interior de gendarmería es la vivida por el ex recluso y hoy activista en derechos humanos penitenciarios, Carlos Espinola Robles: previamente a su libertad condicional, quien señala;

“antes de salir estuve, 7 meses encerrado en una cárcel bajo el sonido incansable de una gotera” el daño físico que dejo esta situación me acompañara toda la vida, a su vez el impacto en mi familia fue mayor”

Para Espinola, la cárcel no distingue entre etnia, religión, orientación sexual, ahí simplemente las personas se transforman en elementos de experimentación. “sin embargo debo reconocer que la población homosexual se lleva la peor parte”, señala Espinola.

La corte de apelaciones de Santiago ordeno el cierre a gendarmería al Modulo Alfa, Colina dos, al constatar la vulneración a la constitución y al reglamento interno de de la institucion, caso llevado en ese entonces por el actual diputado Hugo Gutierrez y Boris Paredes, en representación de Carlos Espinola Robles y otros a otros internos

Cita: El Mercurio, 1/02/02

Los antecedentes de violacion a derechos humanos parte desde la creacion de las carceles en chile y son históricos, entregando material suficiente para un centro de memoria carcelaria en donde se cuente los atropellos humanos al interior de los recintos de reinserción social, sin embargo llama la atención el desconocimiento de las otros poderes del Estado en torno a esta materia, el poder judicial, es uno de ellos.

Frente a esto, en consulta a un alto representante del Instituto Nacional de Derechos Humanos, el cual comenta que;  levantan la información, realizan la denuncia y fiscalía en un gesto casi recurrente y deportivo hace escaso seguimiento a las miles de causas, presentadas por el organizamos , priorizando al parecer, el cierre de la carpeta investigativa, dando cuenta de la existencia de vicios en el sistema que deben ser erradicados, ya que ningún país democrático puede avanzar con torturas y más aún cuando se habla de crímenes que pueden ser sancionados en cualquier corte internacional.

Si bien, los cientistas sociales podemos afirmar que nadie soñó con ser parte de la cárcel, no podemos ignorar que vivimos en una sociedad que establece el camino para que ello se cumpla, la marginación, segregación, violencia y olvido de los sectores más vulnerados de nuestro país han pavimentado el camino para la concreción del delito, restarle responsabilidad a la sociedad de los presos de Chile, sería una mirada miope para la solución.

Hoy al parecer todo espacio de reclutamiento social se ha transformado en el nuevo negocio de los empresarios, un negocio inescrupuloso, donde la vida pasa a segundo plano y el valor por el dinero su eje principal, esto nos puede abrir una puerta a una vulnerabilidad mayor.

CarcelesChile

La privatización requiere más presos para justificar sus cárceles, desde ahi los constantes mensajes de criminalización del gobierno de turno tienen, el sentido empresarial de abastecer las cárceles obtiene buenos dividendos económicos.

Lo privatizado que tiene nuestra sociedad, ha dejado el valor de la vida por debajo del valor del dinero, las cárceles de chile.  Los atropellos son variados y al parecer la responsabilidad social que tenemos como país, queda encerrada al mismo momento que se entrega la sentencia, dejando en total desprotección social a reclusos, gendarmes, profesionales y técnicos que viven en bajo el mismo techo.

La pandemia que azota nuestra región y sobre todo a nuestro país, ha dejado al descubierto las falencias que se instala con la (in)justicia social y la falta de oportunidades que enfrentamos como sociedad, dejando a una parte mínima de la población colmada de privilegios y otra parte más bien observadores de los mismos, obligándolos a estos últimos a ser futura población penal.

En la actualidad la población recluida en sus distintas modalidades, llega a un total de 38834 personas, de las cuales 24264 se encuentran en cárceles tradicionales y 14570 en recintos concesionario, cifras entregadas en gendarmería de Chile en su página oficial. Si a esta población sumamos las personas que trabajan directa o indirectamente con la población recluida, finalmente superamos las 50 mil personas, es decir más de 50 mil familias relacionadas directamente con la situación que se vive en las cárceles de Chile. Dato no menor para hacernos responsable no solo de la víctima y su necesidad de justicia, sino también del victimario.

Esto nos coloca frente a un nuevo desafío, podemos seguir avanzando en una sociedad que todo lo resuelve con la sanción penal y la privación de derechos y libertades, sin reconocer que llenando las cárceles no se han solucionado el problema principal para lo que fueron diseñadas.

Es posible que sigamos aumentando la población penal, sin hacer las distinciones correspondientes para asegurar que el delito cometido sea realmente sancionado según lo que establece la ley penal y no la “ley sin límites” que se vive en los recintos penitenciarios, lo cual muchas veces transforma a los mismos funcionarios en víctimas y victimarios en el ejercicio de la profesión.

Hoy en tiempos de pandemia, resulta vital hacer un alto, detenernos en esta población penal y revisar las vulnerabilidades que se enfrentan a diario en los recintos.Las cárceles de chile hoy tienen presos y vulnerados a gendarmes, profesionales, población penal y familia de los antes mencionados.

Al final la nota damos a conocer la mesa de Derechos humanos y cárceles impulsadas por Claudia Dides en representación de la Senadora Adriana Muñoz y Carlos Espínola en representación de la red por la Libertad y dignidad, en la cual también trabaja su agrupación, Libertad sin cadenas.

Santiago 15 de julio del 2020

Por Ps. Jose Luis Diaz.

Montgomery Clift, joven gay sensible y malhumorado.

Montgomery Clift

montgomery4

Edward Montgomery Clift (17 de octubre de 1920 – 23 de julio de 1966), conocido como Montgomery Clift, fue un actor estadounidense candidato a los premios Óscar, Globos de Oro y BAFTA. Fue conocido por sus interpretaciones de “hombres jóvenes malhumorados y sensibles”

Era hijo de Ethel Fogg (adoptada por los Fogg) y de William Brooks Clift, un banquero proveniente del Sur. Tenía una hermana melliza, llamada primero Roberta pero a la que después le cambiaron el nombre para llamarse Ethel, y un hermano mayor, Brooks, que se casaría con Eleanor Roeloffs. La historia de su madre, a la que llamaban “Sunny”, marcó su infancia. Sunny había sido adoptada por los Fogg y supo a los 18 años por el doctor Edward E. Montgomery que sus verdaderos padres eran Woodbury Blair y María Anderson. Los Blair y los Anderson eran acaudaladas familias entre los que se encontraban políticos y generales de la guerra de Secesión. Sunny luchó toda su vida para que la reconocieran y educó a sus hijos para que fueran reconocidos. En 1928, Monty, como era conocido, embarcó con sus hermanos y su madre en viajes a Europa

Con su aparición en Broadway a los trece años, Clift obtuvo éxito en los escenarios y actuó allí durante diez años antes de viajar a Hollywood, debutando en Río Rojo (1948), con John Wayne.

Fotograma del tráiler de la película de 1953 I Confes

También en 1948, Clift fue candidato a un premio Óscar al mejor actor por su interpretación en Los ángeles perdidos. Desde entonces, asentaría un nuevo modelo de actor protagonista, sensible, emocional y con una belleza melancólica, «el tipo de hombre que una mujer querría cuidar». Su carrera estuvo repleta de éxitos, interpretando muchos papeles nominados al Óscar y convirtiéndose en un ídolo por su presencia y atractivo. Sus escenas de amor con Elizabeth Taylor en Un lugar en el sol (1951) establecieron un nuevo estándar para el romance en el cine. Sus papeles en De aquí a la eternidad (1953), donde interpreta al soldado de infantería Robert E. Lee Prewitt, y en El baile de los malditos (1958) son considerados los más característicos de su carrera. Según parece, Clift rechazó los papeles protagonistas en Sunset Boulevard (1950) y East of Eden (1955). Clift y su rival en la pantalla, Marlon Brando, que nació en la misma ciudad —Omaha, Nebraska— fueron conocidos popularmente en Hollywood como «los gemelos de oro», por su rápido ascenso al estrellato.

montgomery5

El 12 de mayo de 1956, mientras filmaba El árbol de la vida, su coche se empotró contra un poste de teléfono tras salir de una fiesta en casa de Elizabeth Taylor, coprotagonista de la película y una de sus mejores amigas desde que rodaron juntos Un lugar en el sol. Avisada por su amigo Kevin McCarthy, que había presenciado el accidente, Taylor corrió hasta el lugar y salvó a Clift de morir ahogado extrayéndole dos dientes que se le habían clavado en la garganta. Clift fue sometido a cirugía plástica y fue Elizabeth Taylor quien evitó que la prensa molestara al actor durante su estancia en el hospital y que se lo fotografiase hasta que su cara fue correctamente tratada y reconstruida. Volvió tras unas semanas para terminar la película. Ambas caras de Clift, antes y después, aparecen claramente en la película. Desde antes del accidente, Clift abusaba del alcohol y los calmantes. Después del accidente siguió en una espiral de autodestrucción que se considera el «suicidio más largo vivido en Hollywood». Él y Liz Taylor, a quien llamaba Bessie Mae, fueron grandes amigos hasta su muerte.

montgomery2

El accidente de coche aceleró el camino hacia su autodestrucción con el abuso de sustancias ilegales. En su primera película desde el accidente, Clift protagonizó Río salvaje (1960) junto con Lee Remick, un film incluido por su importancia en el Registro Nacional de los Estados Unidos. También coprotagonizaría Vidas rebeldes en 1961, que resultaría ser la última película de Marilyn Monroe y también la de Clark Gable. Su estilo de vida autodestructivo estaba arruinando su salud. Universal lo demandó en 1962 durante la grabación de Freud, pasión secreta por sus frecuentes ausencias. El caso se resolvió fuera de los juzgados; el éxito de taquilla de la película resultó beneficioso para ambas partes.

montgomery6

Clift recibiría una última nominación a los Óscar como mejor actor de reparto en ¿Vencedores o vencidos? (1961), en un papel de siete minutos. También participaron Spencer Tracy, Marlene Dietrich, Maximilian Schell, Burt Lancaster y Judy Garland. El director Stanley Kramer escribiría en sus memorias que Clift no conseguía recordar sus líneas, a pesar de que sólo salía en una escena:

Al final le dije “Mira, Monty, olvídate de las líneas. Tú estás en el estrado. El fiscal te dice algo y luego el abogado de la defensa te ataca con dureza, y tú echas un vistazo al guion y sueltas una palabra. Eso estará bien. Di lo que sea, en realidad no importa. Simplemente vuélvete hacia Tracy cuando quieras e improvisa algo. Estará bien porque eso mostrará la confusión de tu personaje”. Él pareció calmarse. Nunca seguía el guion al pie de la letra, lo que dijera siempre encajaba perfectamente, y finalmente lo hizo tan bien como yo esperaba.

montgomery3

Montgomery Clift murió a los 45 años por complicaciones de salud debidas a su adicción al alcohol y a las drogas. Se encontraba en su apartamento de la calle 61, situado en el Upper East Side neoyorquino (conocido como el Brownstone). Supuestamente, su asistente le oyó decir sus últimas palabras cuando lo llamó para que saliese de su habitación, preguntándole si quizá le gustaría ver Vidas Rebeldes en la televisión, a lo que Clift contestó con rotundidad: «No, en absoluto». Fue enterrado en el Cementerio Quaker, Prospect Park, Brooklyn.

En el Paseo de la Fama de Hollywood Clift tiene una estrella en el 6104 de Hollywood Blvd.

Filmografía.

Manuel Puig a 30 años de su muerte

Juan Manuel Puig Delledonne (28 de diciembre de 1932, 22 de julio de 1990) fue un escritor argentino de relevancia mundial por sus novelas Boquitas pintadas, El beso de la mujer araña y Pubis angelical.

Manuel Puig

Pasó su infancia en su pequeño pueblo natal y emigró a la capital argentina para llevar a cabo sus estudios secundarios. Después de iniciar diferentes estudios superiores, optó por formarse en la cinematografía, para lo cual se trasladó a Italia. No concretó su formación y terminó realizándose como escritor. Vivió en Roma, París, Londres, Estocolmo, México, Nueva York, Río de Janeiro y Cuernavaca. Es autor de ocho novelas y cuatro obras de teatro, además de relatos breves y guiones cinematográficos. Es muy reconocido por su uso de la polifonía literaria y el monólogo interior.

manuelpuig2

Aunque desde la pubertad se asumió como homosexual, escribió y militó respecto a este tema, llegando a declarar que algo tan «banal» como la sexualidad no puede definir la identidad de una persona y, por otro lado, opinó que la actividad de las agrupaciones homosexuales tendían a incurrir en el error de separar la cuestión homosexual de otras agrupaciones, comunidades o sectores sociales.​ Con todo, fue miembro fundador del Frente de Liberación Homosexual en 1971 junto al sociólogo e historiador Juan José Sebreli, el abogado y escritor Blas Matamoro y el poeta y escritor Néstor Perlongher

Manuel Puig atravesó su niñez en un contexto global signado por la guerra. Las noticias llegaban a través del periódico que su madre le leía a su padre en voz alta cada noche. La situación mundial contrastaba altamente con la calma de General Villegas. Durante su adolescencia comenzó a percibir un paralelo semejante en la relación entre las personas: estaban quienes eran violentas y mandaban, y quienes eran considerados débiles y eran despreciados por los primeros.4​ El paralelo activo/pasivo (tradicionalmente correspondido con los roles masculino/femenino) sería una cuestión problemática durante toda su vida. Ya maduro, acaba opinando que la sexualidad es demasiado banal como para definir (incluso parte de) la identidad de una persona

Aqui Mas informacion