Puto


el aura de los desangelados

Puto 012 Ezequiel Barrios Ph: Café Azar

Puto. La palabra. La sonoridad cruda, tajante de la p y la t. Puesta la boca como para escupir. No hay forma de decir puto sin cortar el aire, la tenue suspensión del silencio. Un antes y un después, aunque se repita una y otra vez. Desgarro en el sentido, y en el sonido. “Quiero dedicar esta función a todos aquellos putos que siguen rebotando en los armarios” dijo Ezequiel Barrios al final de la función en el escenario Ismael Fernández, de la Sala Horacio Quiroga del Centro Cultural Vicente Cidade.

Un cuerpo que grita. Y dice. Cuenta. Denuncia. Testimonia. Goza. Sufre. Como capas que lo atrapan y lo liberan en el mismo movimiento. Hay un trabajo físico que sincretiza lenguajes, técnicas, tradiciones expresivas y movimientos de referencia cotidiana. Un ready-made coreográfico, sorprendente y preciso. Destreza y sensibilidad que resignifican el cuerpo, el ritmo, el…

Ver la entrada original 285 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s