Argentina da refugio a una pareja gay jamaiquina


Mientras que en Jamaica la homosexualidad masculina es ilegal, Argentina se convirtió en refugio para estas parejas. John y Richard se mudaron a Buenos Aires hace ocho meses para huir de las persecuciones en Kingston.

Texto por Ana Vainman

gays

En Jamaica, el código penal prohible el sexo entre hombres. El artículo 76 de la Ley de Delitos contra la Persona, bajo el título de “Ofensas antinaturales”, estipula penas que ascienden hasta los diez años en prisión y equipara la relación entre dos hombres con la de un hombre y un animal.

La Carta Magna además estipula condenas de hasta siete años de cárcel por “intento de sodomía” en el artículo 77 y prohibe actos “de escándalo público” entre hombres. Si bien el “escándalo público” no está definido, se interpreta como cualquier conducta homosexual entre adultos varones en privado, incluso simplemente tomarse de la mano.

Richard dice que en Jamaica “ver a dos hombres de la mano o besándose es una abominación” mientras que ver a dos chicas es completamente aceptable.

John sufrió agresiones verbales y asegura que toda su vida en Jamaica vivió atemorizado, ya que conoció a personas que fueron golpeadas e incluso asesinadas por su condición sexual. Para él, la persecución empezó en la escuela: un compañero lo acusó y el abuso lo obligó a abandonar la secundaria.

En septiembre de 2017, el diseñador Dexter Pottinger, conocido por reflejar con su estilo la lucha por los derechos LGBT, fue asesinado con un arma blanca en su propia casa y para muchos, la muerte podía guardar relación con su activismo en favor de los derechos de los homosexuales.

Ni siquiera la “posible” orientación sexual no está protegida en Jamaica

Según el informe de Amnistía Internacional 2016/2017, durante este período, en Jamaica, continuaron la violencia y la discriminación contra lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales (LGBTI).

De acuerdo con el reporte, no existe ningún tipo de protección jurídica frente a la discriminación basada en la orientación sexual mientras que quienes hacen parte de esta comunidad enfrentaban la intimidación y el hostigamiento debido a la falta de protección legal ya que las relaciones sexuales consentidas entre hombres siguieron estando penalizadas.

La J-FLAG (una ONG de defensa de los derechos de las personas LGBTI) recibió decenas de denuncias de personas que habían sufrido agresiones por su orientación sexual o identidad de género o inlcuso por su presunta orientación sexual o identidad de género.

Además, la J-FLAG elaboró una encuesta en la que concluyó que en la sociedad jamaiquina había actitudes homofóbicas firmemente arraigadas. Por ejemplo, sólo el 36% de la población encuestada afirmó que permitiría a un hijo gay seguir viviendo en casa. Casi el 60% de las personas encuestadas dijeron que harían daño a una persona LGBTI si se les acercara.

Y es que se trata de un país en el que incluso, la fiscal general de Jamaica, Marlene Malahoo, criticó en redes sociales que la embajada estadounidense izara la bandera del Orgullo Gay tras la masacre en una discoteca gay de Orlando, Estados Unidos, en junio de 2016.

Argentina: refugio para la comunidad LGBTI

Argentina se convirtió en 2010 en el primer país de América Latina en reconocer el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo. Fue el décimo país en legalizar este tipo de unión a nivel mundial.

Gracias a este respaldo legal, Argentina es un país considerado “gay friendly”, en el que es común ver personas del mismo sexo caminando de la mano por la calle y hasta hay publicidades en las que aparecen parejas homosexuales.

A medida que su relación avanzaba, John y Richard comenzaron a pensar en la posibilidad de emigrar y allí fue cuando una organización canadiense les sugirió elegir Argentina para hacer una nueva vida.

El Estado Argentino, a través de la Comisión Nacional para los Refugiados, se encarga de analizar y otorgar el reconocimiento del estatus de refugiado a personas como John y Richard. EL organismo les ortorgó el asilo.

Además del refugio, John y Richard recibien ayuda económica mientras encuentran empleo y beneficios para el estudio del castellano. También apoyo y asesoramiento de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans (FALGBT), donde encuentran un espacio de pertenencia y pueden socializar con otras personas en su misma condición.

Leer nota completa

Fuente: france24

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s