Un camping discrimina a parejas gay en Oliveros, Santa Fé.


estebanpaulon

Esteban Paulón. Subsecretario de Políticas de Diversidad Sexual

Luciana Mangó para El Ciudadano

El sábado pasado un grupo de nueve chicas fue a pasar el fin de semana a un camping en Oliveros, a 27 kilómetros de Rosario. En el grupo había tres parejas que el domingo charlaban abrazadas en la pileta cuando el guardavida se les paró detrás y las miró. Un rato después, la encargada se acercó y les dijo que había recibido quejas de parte de algunas personas a quienes les molestaba los besos y abrazos entre las chicas. “Dijo que el lugar era familiar y no correspondía que haya mujeres besándose porque había que respetar a la gente”, explicó Macarena, una de las chicas involucradas, a El Ciudadano.

El comentario les molestó. Empezaron a debatir cómo reaccionar. No se pusieron de acuerdo. El grupo se dividió. Unas se fueron y otras se quedaron. Si bien se asesoraron con las áreas de Diversidad no hicieron la denuncia en el Instituto Nacional contra la Discriminación, Xenofobia y el Racismo (Inadi). Algunas no se animan porque aún no compartieron su decisión sexual y de género con sus familias.

En diálogo con El Ciudadano, las chicas dijeron que se sintieron discriminadas y, si bien entendieron que la encargada cumplía con su tarea, nadie se había acercado antes a decirles nada.

“Fue muy injusto. Tenemos el mismo derecho que cualquier otra persona. Había parejas heterosexuales besándose y no les dijeron nada. Los adultos escuchan música misógina y no le tapan los oídos a su hijo. Si es amor, es amor”, opinó Macarena y consideró que desde el camping le deben una disculpa.

Las chicas se comunicaron con personal de la Subsecretaría Provincial de Políticas de Diversidad Sexual del gobierno provincial que, según confirmaron a El Ciudadano, evalúan hacer una denuncia al Inadi, que el año pasado inauguró su primera oficina en Rosario. “Queremos que se sepa lo que pasó. No fue algo superficial. Si bien están en vigencia leyes que protegen nuestros derechos aún hay cabezas cerradas. No entienden que el amor no entiende de género”, dijo Alejandra, otras de las chicas.

Vergüenza

“No admitimos la discriminación hacia ninguna forma de expresión de sexualidad y afectividad de ninguna persona en un espacio público. El amor vale lo mismo para todas las parejas. Tenemos leyes que garantizan protección por parte del Estado”, dijo el subsecretario de Diversidad Sexual de la provincia, Esteban Paulón. Desde la repartición prometieron que se van a comunicar con el personal del camping para ofrecerles participar de un taller de sensibilización.

“La diversidad es tan poco visible que genera sorpresa, polémicas y reacciones que no deberían ocurrir si en la sociedad fuera algo habitual”, opinó Paulón y agregó que habitualmente no reciben denuncias por discriminación porque las víctimas sienten vergüenza o culpa.

“No tenemos una ley nacional o provincial contra la discriminación que sea clara y sancionatoria. Las personas ven poco efectivo hacer la denuncia. Tenemos que acompañarlas para buscar un resultado concreto: que los hechos no ocurran más”, explicó el subsecretario. “Queremos que las personas puedan volver al lugar sin miedo ni vergüenza y comportarse como cualquier otra pareja”, concluyó Paulón.

Leer nota completa

Fuente: El Ciudadano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s