Yasmín: “Pensé que era gay, hasta que descubrí que era una chica, una chica trans.”


Comenzó el jardín y la primaria como Javier, pero adentro suyo la sexualidad desafiaba los tiempos de una sociedad. Tiene 19 años y nació en General Pico. Días atrás, en su baile de egresado, bajó como Yasmín.

Este año, mientras cursaba sexto en el Colegio Secundario Provincial Don Eduardo de Chapeaurouge de la ciudad de General Pico y se acercaba la fiesta de egresados, el sueño de Yasmín comenzó a dar sus primeros pasos cuando recibió su nuevo DNI. Su documento, esta vez, ya no decía Javier Ávalo ni sexo masculino. Yasmín, para el Estado, era Yasmín Ávalo, sexo femenino.
multimedia.normal.a7e5bff38711ed56.616c6c5f6e6f726d616c2e6a7067

“De chica me gustaban los chicos y pensé que era gay, hasta que descubrí que era una chica, una chica trans”, cuenta a InfoHuella.

Yasmín comenzó la secundaria en un colegio con orientación técnica, pero allí sufrió discriminación. Por ello, los últimos tres años de la secundaria, cambió de institución educativa. “En mi otra escuela la pasé mal. Estaba condenada a callarme. A no ser yo. Me quedaron pendientes tres materias, lo que menos me importaba era el estudio en ese momento. Por eso decidí pasarme a otra escuela. Y allí todo cambió. Creo que ahora soy la primer alumna que cumplió su sueño de egresar mujer”, cuenta.

El boletín y el diploma de Yasmín también cambió. Claudia Blasco, directora del Colegio Secundario de General Pico, contó que ante la llegada del nuevo DNI el alumno Javier pasó a ser la alumna Yasmín. “Luego de resuelto el tema burocrático, pudimos cambiar su nombre para su diploma. Es una alumna que dentro de la escuela tuvo su sexualidad definida. No ha tenido situación de conflictos de ningún tipo dentro la institución y en su desempeño escolar logró los conocimientos propuestos con muy buenas notas. En el acto de graduación, pidió decir unas palabras y todo fue agradecimientos. Sus palabras fueron tan emotivas que emocionó a toda la comunidad educativa y público presente”, contó la Directora.

LA ESCUELA, UN LUGAR SEGURO

Yasmín tomó la palabra ante sus compañeros egresados, el resto de la comunidad educativa y el público presente. Esta vez, quería hablarles de su historia de vida, renglón a parte de las palabras emotivas que tienen las despedidas de los alumnos cuando terminan un ciclo escolar y buscan calzar sinónimos para describir esa partida del compañero de grado: “cuando ingresé tuve miedo de que me volviera a suceder lo mismo que me sucedió en el anterior colegio, pero con ayuda de docentes pude marcar un precedente, un antes y un después con respecto a mi identidad sexual en el ámbito escolar. Ahora, esta escuela también puede marcar a cada generación que ingresen en él. Puedo decir que la escuela juega un rol fundamental en la construcción de la identidad, de la que el género y la sexualidad son unos de sus pilares. Que esté preparada para acompañar a sus alumnos cuando se plantean casos de diversidad sexual y de género resulta totalmente necesario. Porque fuera de ésta institución el mundo no está listo, no es un lugar seguro”, sostuvo.

LEER NOTA COMPLETA

Fuente: infohuella.com.ar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s