Uruguay. Ataque homofóbico a un joven en transporte público.


Iván1

“Hoy conocí el odio…” Así comienza la carta de Iván Viana (árbitro de voleibol). Un post que subió a su cuenta personal de Facebook, e hizo pública en la búsqueda de crear conciencia sobre lo que le sucedió en un transporte público de mi ciudad Montevideo, Uruguay.

La carta continúa… “Por primera vez vi al odio frente a frente, cara a cara. Pensé que lo conocía, que no me era algo ajeno. Pero me equivoqué.

Recién llego a mi casa de practicar, cansado, directo a bañarme. Pensé que esa iba a ser mi única preocupación. Pero en el camino, ya arriba del ómnibus y luego de despedir a mi novio Lucas, un individuo se me acercó. Me empezó  a increpar  y golpeándome en el brazo con su mano me empezó a decir: – LA PROXIMA VEZ QUE TE VEA HACIENDO ESO TE ROMPO LA CABEZA ENFERMO. NO TE DAS CUENTA QUE HAY MUJERES Y NIÑOS EN EL ÓMNIBUS ENFERMO. TE VOY A ROMPER TODO.

Todo esto a escasos 10 cm de mi.

Quiero que se entienda que este sujeto vino directamente hacia mí, con toda la intención de molerme a golpes; se veían sus puños cerrados, prontos para el combate y su mirada repleta de furia. Estaba esperando una mínima reacción de mi parte para lanzarse.

Pero no terminó ahí, eso no le fue suficiente. Me dijo: -MIRAME, GIL, MIRAME LA CARA. A lo que yo me lo quedé mirándolo fijo, a los ojos. Increíblemente esto tampoco le alcanzó: -QUE ME MIRAS, EHH?? QUE NO TE VUELVAS A VER HACIEDOLO, me siguió repitiendo.

La mezcla de sentimientos es muy compleja: rabia, tristeza, indignación, miedo, terror, nervios…

Pero a su vez también siento tranquilidad, calma. Aquella que sienten los que tratan de ser fieles a sus principios. No dudé ni un segundo que el equivocado era él y no yo. Que jamás se ofende a nadie cuando lo único que hice fue dar amor. Que la violencia no se resuelve con más violencia. No le dí lo que vino a buscar.

Pero ojo, soy un afortunado. Queda como una terrible anécdota, pero queda ahí. Para otros, las amenazas de este tipo se transforman en acciones, y las personas sufren directamente la violencia física.

Solamente una última cosa. La violencia y la intolerancia está a la vuelta de la esquina. Hoy fui yo por dar un beso. Antes, una mujer fue asesinada por no obedecer a su marido. Mañana serán otros…

No seamos indiferentes.”

1424557_10202157446247915_1954170066_n

Realmente ante hechos arcaicos e increíblemente antiguados es imposible mantener mis principios periodísticos, porque un ciudadano de mi país decidió, o tal vez ni lo pensó y actúo por un impulso debido a su crianza. Eso no es lo importante, sino que en un lugar público que todos los uruguayos usamos todos los días, un joven fue atacado por demostrar amor, me recuerda a la cita de John Lennon “Vivimos en un mundo donde debemos escondernos para hacer el amor, mientras que la violencia es practicada en la plena luz del día.”

Los pasajeros que fueron testigos de este horrible y traumatizante incidente no hicieron nada, por lo que también son culpables, de lo que llamamos el “No te metas”  porque si lo haces corres el peligro de que la persona agresiva quiera continuar la pelea contigo, esa frase está prácticamente impresa en nuestra frente, una forma de protección paternal, pero ¿quién cuidaba a Iván cuando todo esto paso?

Ya no somos una sociedad, somos individuos que viven en el mismo espacio geográfico, porque somos incapaces de ver al otro complejamente y eso es algo preocupante.

Está más que claro que mi país no es el más “gay friendly” de toda Latinoamerica  si lo fuese estas cosas no estarían pasando.

Fuente: Sinetiquetas.org

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s