Italia reconoce las uniones civiles entre personas del mismo sexo.


“Ha vencido la esperanza contra el miedo.

El coraje contra la discriminación. Ha vencido el amor”

946-tribunal-italiano-reconoce-por-primera-vez-un-matrimonio-gay

El Senado italiano aprobó este jueves el proyecto de ley que reconoce las uniones civiles entre personas del mismo sexo, después de que el Partido Democrático del primer ministro, Matteo Renzi, diera su brazo a torcer y aceptara modificar el texto inicial para conseguir el apoyo de su socio en el ejecutivo, la formación conservadora Nuevo Centroderecha. De lo contrario, el texto legislativo no habría seguido adelante.

El proyecto de ley se aprobó por 173 votos a favor y 71 en contra, y ahora deberá ser ratificado por la Cámara de los Diputados para que entre en vigor. Es decir, aún falta un paso más, pero el que se ha dado este jueves es de gigante, teniendo en cuenta que el proyecto llevaba semanas bloqueado y parecía condenado al fracaso debido a la polémica y gran división social que ha suscitado.

“La jornada de hoy quedará para la crónica de esta legislatura y para la historia de nuestro país”, declaró el primer ministro Renzi. Y añadió: “Ha vencido la esperanza contra el miedo. El coraje contra la discriminación. Ha vencido el amor”.

A partir de la nueva ley, las parejas homosexuales contarán con derechos similares a las heterosexuales para la herencia, derechos de vivienda y jubilaciones y visitas hospitalarias. La llamada cláusula de adopción de hijastros garantiza que un homosexual pueda adoptar a los hijos de su pareja.

ita2.jpg

El Partido Democrático realizó una macro enmienda al proyecto de ley en el último momento y el texto aprobado es una versión descafeinada del inicial. Por ejemplo, no reconoce el derecho de adopción de los hijos naturales del otro miembro de la pareja, que era uno de los puntos más polémicos, ya que los sectores críticos consideraban que esto podía incentivar la gestación subrogada.

Asimismo grupos católicos y conservadores insistían en que “un niño debe tener un papá y una mamá”. Si un pareja del mismo sexo desea adoptar una criatura, ahora no le quedará otro remedio que recurrir a los tribunales. Tal vez allí encontrará alguna puerta abierta.

El proyecto de ley aprobado tampoco hace mención al compromiso de los miembros de la pareja del mismo sexo a mantenerse fieles, una modificación que se ha incluido a última hora para evitar que se produzcan confusiones entre estas uniones y el matrimonio entre un hombre y una mujer. De hecho, ésa era una de las obsesiones de los contrarios a la ley: que se equiparara matrimonio gay con matrimonio heterosexual.

Único país de Europa Occidental

Pero sea como sea, la aprobación del proyecto de ley supone todo un hito. Es la primera vez que se instituye en Italia “la unión civil entre personas del mismo sexo” y que se extiende a estas parejas buena parte de los derechos previstos en el matrimonio civil. Italia es el único país de la Europa Occidental que se encuentra en esta situación.

El documento de ley lleva el nombre de la senadora del Partido Democrático que lo impulsó, Monica Cirinnà. El proyecto ha contado con los votos de esta formación, y con la de su socio en el Gobierno, el Nuevo Centroderecha, después de que el Movimiento 5 Estrellas se negara a votar a favor, aunque inicialmente aseguró que lo haría.

De hecho, las modificaciones introducidas en el proyecto de ley han tenido como principal objetivo hacer el texto digerible para la formación conservadora Nuevo Centroderecha, liderada por el ministro de Interior, Angelino Alfano. Éste aclaró que su partido “no rechaza los derechos de los homosexuales, aunque sí es contrario a las adopciones y a la equiparación de sus uniones con el matrimonio”.

Otras formaciones conservadoras como Forza Italia o Liga Norte votaron en contra.

Lo peor es que el texto aprobado no satisface ni a detractores de la ley, ni a defensores. Massimo Gandolfini, organizador de la manifestación en Roma a favor de la familia tradicional el pasado 30 de enero, lamentó que Italia apruebe una ley que implica “peligrosas comparaciones con el matrimonio católico”. Por su parte, los defensores de los derechos de gays y lesbianas consideran que la ley ha quedado totalmente amputada tras las modificaciones y que resulta insuficiente.

Vía: El Universal y El Mundo.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s