Argentina. Ilse Fuskova, el ícono del feminismo lésbico


Después de estar 30 años casada con un hombre, Ilse Fuskova se enamoró de una mujer. Fue a mediados de los ’80. Desde entonces, se transformó en una figura ineludible en la historia del activismo lésbico. “Cuando tenés orgullo de algo, es difícil que te llegue el insulto de otra persona”, dijo a Infojus Noticias. Hace dos semanas fue nombrada ciudadana ilustre de la Ciudad de Buenos Aires. Hoy tiene 86 años y sigue militando.
ilse

Ilse Fuskova, ciudadana ilustra de la ciudad de Buenos Aires. (Foto: Juan Ignacio Calcagno)

Mirtha Legrand dijo: voy a contarles una anécdota. Y relató que mientras miraba un partido de tenis en los Estados Unidos una pareja de mujeres se dio un beso, cerca de ella. “Una falta de respeto”, agregó. La escena pasó en 1991, en un almuerzo temático sobre “la homosexualidad”, y entre los invitados estaba Ilse Fuskova, que se había presentado como lesbiana militante. Con elegancia, Ilse le contestó a la conductora: “Falta de respeto es otra cosa, por ejemplo escupir”. Y después, ante las risas, le dijo que no era gracioso burlarse de que en la Argentina las mujeres tuvieran que vivir escondidas para quererse. Porque –concluyó- “es un gran dolor no poder decirlo abiertamente, porque es como tener una vida dividida: una para afuera, y otra para la intimidad”. Desde entonces Ilse es una figura ineludible en la historia del feminismo lésbico de la Argentina. Y por ello hace dos semanas fue nombrada ciudadana ilustre de la ciudad de Buenos Aires.

Ilse es una lesbiana ilustre y orgullosa que a los 86 años contagia su libertad. Dice que prefiere el silencio, para pensar. Y puede vestirse como una rocker: combinar campera de jean con camisa entallada y corbata ancha. Mientras estuvo casada vivía con su familia en La Lucila, y recibía todos los días el diario Buenos Aires Herald. Una mañana de 1978 leyó en la contratapa el anuncio de la revista “Persona”. Llamó al número que estaba junto a la nota y la atendió la periodista María Elena Oddone, que lideraba la Organización Feminista Argentina (OFA). Esa misma tarde se juntaron en un bar en Corrientes y Callao y charlaron durante horas. Fue un primer chispazo de feminismo, al que le siguieron varios acercamientos a espacios de reflexión.

Leer nota completa

Fuente: Infojus Noticias

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s